Sábado, Abril 04, 2020
   
Texto


El presidente de Nueva Cartagena denuncia que le pegó un vecino al que le molestaba un futbolín

El juzgado de Instrucción número 3 de Cartagena acogió el juicio por denuncias cruzadas por agresiones entre el presidente de la Asociación de Vecinos de Nueva Cartagena, Antonio Molina, y un vecino. El primero dice que fue 'apaleado' por el otro acusado, quien a su vez denuncia que sufrió daños al ser empujado por el primero.



La juez María Dolores Guillamón Pérez escuchó las versiones de las dos personas que se cruzaron las denuncias, pero tuvo que suspender el juicio antes de que testificasen los testigos en espera de que los forenses valoren las lesiones presentadas en un parte médico por el presidente vecinal.

Antonio Molina, quien acudió sin abogado pese a haberse dirigido a la Federación de Asociaciones de Vecinos, declaró que el pasado 2 de junio, sobre las 20.30 horas, cuando se dirigía al local social para abordar una reunión por la problemática de las viviendas sociales ubicadas en la barriada, pasó por delante de la vivienda del otro acusado, quien es vecino del centro social. "Me llamó y me dijo que le estaba amargando la vida y la existencia y que yo, como presidente de la asociación de vecinos, tenía la culpa de todo". Al ser preguntado por el motivo de ese malestar, Molina apuntó que debía ser por el ruido que produce un futbolín situado bajo el porche del local social. "Me dijo que ese futbolín no le dejaba descansar y le dije que era cuestión de sentarnos el señor de la cafetería, él y yo para buscar una solución".

Después, a preguntas de la fiscal, continuó diciendo que se dio la vuelta y entonces "sentí puñetazos y patadas, me agazapé y acabé cayendo junto a la puerta del local social. Me seguía pegando por detrás y yo sólo decía 'por favor, llamad a la policía' a las personas que estaban allí". Negó que él hubiese pegado al vecino y desveló que antes del juicio la otra parte le ofreció llegar a un acuerdo, que rechazó.

El abogado de la otra parte le preguntó si después de ese incidente siguió participando activamente en las actividades de la asociación vecinal, a lo que Molina respondió afirmativamente. 

El testimonio del vecino, quien estuvo asesorado por el abogado José Luis Petrel, rechazó el testimonio del presidente vecinal, aunque sí coincidió en el malestar por el futbolín: "He ido más de 50.000 veces a decirle qué pasa con el futbolín, cuyo ruido no me deja dormir y cada vez va a peor; y él me respondió que le había dicho a mi mujer que fuera a hablar con el dueño de la cafetería y que me tragara el futbolín". Después explicó que se acercó al presidente vecinal por detrás, "le puso la mano en el hombro y me empujón, causándome un esguince. No le dí puñetazos, como dice. Él se fue corriendo y llegó a la asociación de vecinos llorando... Allí sí reconozco que le dí un manotazo porque perdí los nervios". Su última frase fue que la asociación de vecinos "no está para fastidiar a los vecinos".

 

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 


Banner
Banner


Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information