Jueves, Enero 23, 2020
   
Texto


'El urbanismo y la agricultura salvaje. ¿De aquellos polvos estos lodos?'

En los últimos veintitantos años, el PP apostó por potenciar la construcción de viviendas y la agricultura intensiva como motores económicos regionales. Ya explotó la burbuja inmobiliaria hace unos cuantos años y ahora, estas inundaciones certifican el error de la insostenibilidad agraria que tanto ha promocionado el PP.

Ambos factores han incidido de manera directa en la alteración que sufre el Mar Menor, por lo que se podría (en mi opinión se puede y se debe) deducir que existe una relación directa entre las políticas del PP y el estado desastroso en la que se haya la laguna salada más grande de Europa. Hay una relación fortísima entre ej hecho de que "a más construcción de viviendas y cada vez más agricultura intensiva en esta Comunidad Autónoma deficiente en recursos hídricos, peor para el Mar Menor". Y ya vemos la ruina que nos ha traído. Nos vendieron “pan para hoy y hambre para mañana”.

No todos los agricultores son malos ni tampoco todos los constructores también lo son. Pero muchas sus prácticas en muchos casos sí han sido lesivas, y se ha comprobado estos años, con viviendas construidas en lugares inapropiados, en muchos casos con materiales de baja calidad o con la potenciación de la agricultura intensiva.

Muchos de los problemas (también a mi parecer) causados por las inundaciones son debidos a malas planificaciones urbanísticas de los Ayuntamientos, la agricultura intensiva se ha comprobado que también ha influido en ellas, pero no hay que olvidar la dejación de funciones o mala praxis de la Comunidad Autónoma, de Ayuntamientos y de la Confederación Hidrográfica en sus cometidos de control y seguimiento de sus infraestructuras y responsabilidades.

Lo “bueno” de la burocracia (por buscarle algo positivo a la redundancia de las cosas) es que “se supone que tanta gestión y papeleo implica que cada parcela de responsabilidad debe de estar más controlada” y por lo tanto, ha de ser más efectiva, por ello, el “salvajismo urbanístico” cometido en los últimos 70 años en este país, acentuado en los últimos 40 años en la costa mediterránea y especialmente en los últimos 25 años en las zonas costeras y aledañas de éstas en la Región de Murcia, ha de ser investigado, y los responsables de que no se hayan cumplido ni las normas más elementales ni el sentido común, han de responder por sus acciones, aunque en este caso, habrían de responder más por sus inacciones u omisiones. Los distintos organismos han de identificar y dar a conocer a la ciudadanía el nombre de tales responsables, los puestos que ocupaban y ocupan, pues los hechos son lo suficientemente graves como para que sepamos la ciudadanía “quienes nos han gestionado y cómo lo han hecho”, pues lo hacían como servidores públicos.

Ya han pasado dos semanas desde las riadas e inundaciones del día 12 de Septiembre y viendo las cosas con perspectiva, me animo a decir que los responsables de esos desastres tienen nombres y apellidos. “No propongo una caza de brujas”, ni un ejercicio de “transparencia made in Vox” para perseguir a determinadas personas que realizan unas funciones que ellos desprecian, sino que propongo un ejercicio de responsabilidad cívica, para que estos hechos no se vuelva a dar jamás y también para que quien la haya hecho, que la pague. ¡¡Ya está bien de “irse de rositas” tras hacer “cagadas”!!. Alguien algún día le ha de poner el cascabel al gato, y ya es la hora, porque o se hace ya, o estos dramáticos sucesos seguirán ocurriendo en un futuro próximo.

Para ser político, lo mínimo que se le ha de pedir a cualquier persona es honradez y honestidad. Tener estudios superiores, lo único que refleja en algunos casos es que supuestamente, esa persona ha adquirido determinados conocimientos sobre temas concretos, pero no es un indicativo válido de valoración efectiva de la gestión pública o de capacidad de gobernanza.

El urbanismo asalvajado que se ha venido practicando en esta Comunidad Autónoma es un reflejo fiel del modelo de sociedad egoísta y cortoplacista en la que vivimos. Se obviaron informes de geólogos, de arquitectos o de ingenieros en pos del “desarrollo” de los planes urbanísticos y del humano. Se han modificado leyes para hacerlas “ad hoc” al interés del gobernante de turno, o del empresario afín a tal o cual partido político para que “hiciera su agosto”…, y de esos polvos, ahora, estos lodos.

¿Cómo es posible que en el medievo y en la antigüedad, con las carencias técnicas y mecánicas de entonces se mantengan en pie gran cantidad de edificios y estos no sufran daños por riadas?

Voy a meter el dedo en la llaga.
¿Es oportuno solicitar la declaración de zona catastrófica cuando sucede una catástrofe provocada en un tanto por ciento muy elevado por malas decisiones de gobernantes actuales o recientes? Y lo que más me irrita…, ¿tiene capacidad moral el PP para pedir al Gobierno de España que cargue con el 100% de las ayudas cuando en 2.016 no lo hicieron (recordemos que gobernaba M. Rajoy) y lo ocurrido ahora tiene mucho que ver con no haber paliado el gobierno del PP en su momento los problemas que ahora han ocasionado estos desastres.

 

'La Palma, engañada en los presupuestos participativos 2018 de Cartagena'

Los palmesanos estamos siendo víctimas de un engaño por parte del Ayuntamiento de Cartagena con respecto a la ejecución de los presupuestos participativos. Acusamos al Ayuntamiento de no cumplir con la ejecución de las obras aprobadas, por eliminar una obra injustificadamente habiendo dinero para ejecutarla y por falta de transparencia en todo el proceso. Pasemos a demostrar dicho engaño.



En el DISTRITO 6 ( La Palma, La Aparecida, La Puebla y Los Médicos ) hay un claro desajuste entre el dinero asignado al distrito de los presupuestos participativos del 2018 ( 180.104 € ) y las 2 obras aprobadas que son la remodelación de la plaza de las Peñas y el huerto de Cándido por un importe entre ambas de 135.000 €.Y la pregunta obvia que se deduce de estos datos sería
¿ dónde están los 45.000€ restantes hasta completar los 180.104 € asignados ? Lo lógico es que esos 45.000 ,más algún dinero procedente de las bajas, se hubieran invertido en la 3a obra más votada por los vecinos y que se trata de la remodelación de la plaza Trovero Marin, pero no ha sido así , pues esa obra no se ha llegado a aprobar y el dinero simplemente no parece por ningún lado .Veamos por separado en qué situación se encuentran cada una de estas obras:

- LA REMODELACIÓN DE LA PLAZA DE LAS PEÑAS adjudicada finalmente en 93.000€ es la
única de las obras que se está ejecutando pero lleva un retraso importante y aunque el Ayuntamiento dice que está ejecutada en un 95% ya hace algún tiempo, no es cierto, ya que la obra ha sufrido parones importantes desde el comienzo de las obras. En varias ocasiones han prometido que la van a terminar próximamente y hasta la fecha siempre han incumplido los plazos que habían dado.

- EL ACONDICIONAMIENTO DEL HUERTO DE CÁNDIDO presupuestado en 70.000 no se ha realizado. Este acondicionamiento consiste en poner una valla y una puerta al huerto, pero lo único que ha hecho hasta la fecha ha sido derribar una construcción que existía en el interior del huerto. EL Ayuntamiento dice que está ejecutada en un 35 % pero la realidad es que las obras no se han iniciado aún y lo que es peor , el huerto no ha recibido un riego en condiciones para evitar que se sequen los árboles.

- LA REMODELACIÓN DE LA PLAZA TROVERO MARÍN fue la tercera obra más votada por los vecinos de los presupuestos participativos pero que no se llegó a aprobar por contar solo con 45.000 sobrantes de los presupuestos participativos de nuestro distrito. El Ayuntamiento en estas casos actúa dejando obras como ésta en una especie de limbo para aprobarlas posteriormente añadiéndole un dinero procedente de las bajas al dinero que hubiera quedado sin asignar. Es por ello que el propio Ayuntamiento afirmara en su página web, antes de que se supiera nada sobre las bajas que “ hay dinero suficiente” para realizarla, pero ese dinero no aparece por ningún lado . Entendemos que esos 45.000 € han sido simple y llanamente desviados a otras obras. Insistimos en que si estamos equivocados que nos demuestren que estamos en un error y lo aceptaremos. Cuando más tarde el Ayuntamiento en darnos una explicación, más nos reafirmaremos en nuestra idea de que ha habido un desvío de ese dinero, que solo lo saben los que manejan esa información. Por si hay alguna duda de que los palmesanos estamos siendo engañados y discriminados, vamos a demostrar que en otros distritos si se han ejecutado obras que inicialmente no estaban aprobadas y que en cambio la plaza Trovero Marín ni se ha aprobado ni ejecutado, estando en una situación similar.Además el dato definitivo de este trato discriminatorio que estamos recibiendo por parte del
Ayuntamiento lo aporta la siguiente comparación que vamos a hacer entre nuestro distrito 6 ( La Palma, La Puebla, La Aparecida y Los Médicos) y otros distritos.
- En el distrito 1 ( Zona Oeste )inicialmente solo estaban aprobadas 3 obras, pero al final se
incluyó una 4a obra ( el talud de entrada a Tallante).
- En el distrito 3 ( El Plan - San Félix)fueron aprobadas inicialmente 3 obras, pero fue incluida
una 4a obra( juegos infantiles en el polígono de Santa Ana).
- En el distrito 7 ( El Algar, El Beal, Rincón San Ginés )también ocurrió algo similar ya que solo
fueron aprobadas 3 obras, pero la 4a obra que en el mapa aparece con el nombre pintoresco de xxxx y con una asignación de 63.189 € ( Mejora y acondicionamiento de camino exterior de la Cueva Victoria ), que no fue aprobada inicialmente, ha terminado ejecutándose. Que conste que nos parece muy bien que se hayan incluido estas obras que inicialmente no estaban aprobadas de otros distritos, pero entendemos que por la misma regla de tres , también se tenía que haber ejecutado la remodelación de la plaza Trovero Marin.

En conclusión queda demostrado que tenemos bastantes motivos para sentirnos engañados por parte del Ayuntamiento: obras que han sido eliminadas injustamente , retrasos injustificados en la ejecución de las obras aprobadas, alteración de los porcentajes en la ejecución de las obras, agravios comparativos con otros distritos, falta de información y de transparencia en general que nos han llevado a pensar que el sistema de presupuestos participativos instaurado por el Ayuntamiento no funciona bien y que tiene que ser profundamente revisado para evitar que pueblos como el de La Palma sean discriminados y engañados.


* Texto remitido en el que se respeta el contenido íntegro, la redacción y la ortografía

 

Pág. 9 de 176

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information