Domingo, Agosto 25, 2019
   
Texto

'La atención psicológica en situaciones estresantes'

Hace unos días una familia de La Unión vivió la desagradable situación de ver cómo parte del techo de su vivienda se desplomaba con ellos en el interior. Se trata de un chico joven y su abuela de 89 años, la cual sufrió una crisis de ansiedad a consecuencia del incidente. Ésta fue atendida por los servicios médicos al poco rato, le subministraron los fármacos correspondientes para atenuar la ansiedad y cuando se estabilizó, se fueron.

Ante una experiencia traumática y muy impactante el cuerpo responde con ansiedad, generando una sensación de falta de aire y de mareo provocada por uno mismo al respirar muy rápido e hiperventilarse, es decir, la ansiedad es psicológica, no es fruto de un fallo físico. Una crisis de ansiedad difícilmente se puede aliviar sin la ayuda de un profesional, un médico que aplique un ansiolítico o un psicólogo que trabaje desde la raíz de la ansiedad para erradicarla. 

Pude hablar con la familia y me comentó que en ningún momento les ofrecieron ayuda psicológica. Ambos vieron como sus recuerdos, físicos y emocionales, quedaban sepultados bajo escombros pero como salieron ilesos, se dio por supuesto que estaban “bien”. 

La atención psicológica en situaciones estresantes no sólo es necesaria en el momento de los hechos, sino también a posteriori, que es cuando pueden ir surgiendo síntomas intrusivos como pesadillas, síntomas evitativos o síntomas de hiperactivación como ansiedad, incapacidad para relajarse o insomnio. Pueden aparecer inmediatamente o hasta pasados unos meses, en función de la historia de vida de cada persona y la capacidad de resiliencia (capacidad para superar los problemas). Por ello es necesario trabajar con las personas implicadas la esfera afectiva, la sensación de desesperanza de cara al futuro y afrontar aquellos aspectos que resulten perturbadores y preocupantes y generen una alteración cognitiva. Así como proporcionarles herramientas para gestionar la nueva situación y más en casos como este en que el factor desencadenante del malestar sigue presente (la casa inhabitable). 

Una intervención psicológica a tiempo puede frenar la aparición de un posible Trastorno de Ansiedad y evitar que desencadene en Depresión. No obstante, la salud mental y la atención psicológica sigue siendo la gran olvidada de la Sanidad, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que una de cada cuatro personas sufrirá un problema de salud mental a lo largo de su vida. En nuestro país, apenas hay 2,16 psicólogos clínicos por cada 100.000 habitantes, según los datos de la Sociedad Española de Psiquiatría".

 

'No le perdonan el 'ascenso administrativo' al CD Algar'

"Medio año hace que dejé la secretaría del CD Algar (por un motivo poco importante que no viene a cuento ahora explicar) y, salvo contadas excepciones (para aclarar alguna mentira insidiosa o calumnia vertida de forma gratuita contra el club de mi pueblo en redes sociales) he guardado un escrupuloso silencio, atendiendo y cumpliendo con la petición que me hizo un directivo actual del CD Algar acerca de "que guardara silencio en redes sociales y que no nombrara a la Federación de Fútbol de la Región de Murcia en éstas y mucho menos en referencia al ascenso administrativo".


Pero, conociendo de primera mano lo ocurrido el pasado domingo en el Estadio Sánchez Luengo, he de decir a quien corresponda en la Federación de Fútbol de la Región de Murcia que ya está bien..., que el CD Algar se merece el mismo respeto que se pueda tener con cualquier otro club del mismo grupo.

Todo lo que estos meses he estado callando, tras ver el atropello deportivo vivido el domingo pasado, ya no puedo permanecer por más tiempo impasible y silenciado, por lo que voy a hacer público lo que sólo muy pocas personas conocen, la conversación entre el secretario de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia y yo (que en ese momento era
secretario del CD Algar en el mes de julio de 2018) referente a la posibilidad de que el CD Algar jugase esta actual temporada en Tercera División (como está haciendo ahora), y que cada cual, que saque la conclusión que quiera.

Antes de publicar la conversación, he de decir que la FFRM actuó de manera correcta al emitir el comunicado oficial en el que se informaba de los ascensos de Yeclano a Segunda B y del CD Algar a Tercera, pues era lo que por derecho correspondía a unos y otros.

Si no hubiera existido la deuda del Lorca con la RFEF, el Yeclano habría ocupado la plaza en Segunda B y el CD Algar, como tercer clasificado de Preferente, habría ascendido sin controversia alguna a Tercera (y -quizá- no se habría granjeado los enemigos que actualmente tiene en algún despacho de la sede de la FFRM). Dicho lo cual, he de decir "a quienes ya han decidido que el CD Algar descienda (o si es mejor, que desaparezca)" que ni la directiva actual y mucho menos los jugadores, son responsables de esa "ira federativa" que hay contra el CD Algar. Fui yo y sólo yo quien "avisó" que «o se atendía la petición hecha por el CD Algar en junio del año pasado (ser equipo de Tercera División si el Pinatar dejaba su plaza -que luego la FFRM acabaría concediendo a La Unión-), o el tema iría al juzgado», con la posibilidad más que probable que el juez estimara las alegaciones del CD Algar y condenara a abonar costas judiciales e indemnización millonaria al CD Algar.

Y por ese motivo está el CD Algar en Tercera (y sufriendo lo indecible para mantenerse en ésta, pese a los 22 puntos que tiene de menos merced a decisiones arbitrales que perjudican sobremanera al CD Algar).


 

 

Pág. 9 de 165

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information