Martes, Noviembre 20, 2018
   
Texto

El Rincón del Burladero

La cena de los idiotas en bucle

Estamos bajo la dictadura de los idiotas en este país, se habla de pensiones cutres y ruines y no de los desbocados sueldos de  políticos y la cantidad de cargos electos y amigotes que sobran en Madrid y que aumentan el despilfarro en autonomías y ayuntamientos, idiotas en un estado abyecto de sinvergonzonería permanente con divisa identitaria, que nos someten lujuriosamente a la dictadura de sus nombramientos y listados electorales sin méritos ni virtudes, y así, me remozo en el teatro, en “La cena de los idiotas”, que está en bucle en este país de tontos contemporáneos.

Se trata de una comedia que establece el inteligente humor y su tácita moraleja que inspira algún que otro artículo de crítica, sana, respetuosa y constructiva, máxime cuando la corrupción y los despilfarros políticos siguen siendo el principal problema de las preocupaciones españolas, y es que no es para menos, ¡vaya tropa!

Decía Ramón y Cajal que; “Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia”, y Dios sabe que ignorantes con sueldazos en política los hay a espuertas. Así determinaría la prepotente actitud de nuestro equipo de desgobierno municipal, como en la obra de Veber, nos traen todos los lunes un idiota a cenar y a resultas que, el concurso y el premio al más idiota lo ganamos los ciudadanos de Cartagena, en el caso que nos ocupa. Claro que, cuando es un personaje de rancio abolengo, pues todavía nos puede importar menos que nos choteen, pero cuando nos toman por idiotas personajes de la anodina farándula política municipal, mediocres y oportunistas, pues esto cabrea y más, y cuando, por castigo a Barreiro y su sequito, los hemos votado y nos han defraudado y obtenemos el derecho a crítica.

Espero y deseo que, durante estos meses tomemos buena cuenta los votantes y ciudadanos de la aquiescencia de nuestra actual regidora y sobre todo del partido derrotado y humillado en el consistorio y medalla de bronce en las elecciones, MC que, cuanto menos, ha dado muestras de ostensible compadreo y ha juagado a lo que ha criticado, al tráfico de influencias y a la incompetencia supina, como en Marbella en épocas de “cachulines y tonadilleras”, ¡quítate tú que me pongo yo!, ¡mis deshonras son legales y las del otros no!... MC o la semblanza de un partido fracasado que ha certificado su fraude electoral con aspavientos más propios de aspirantes a payasos circenses que de elegantes espadas del ruedo político, no es nueva la caída en mediocridad de este consistorio, y veremos más.

A pesar de que, el del “legal peor amoral” affaire de Cala Flores, y que detrás del Espejo no hay nadie y, aumentando si cabe, el desprestigio político popular, por absurdos, estúpidos e inoperantes, además de tocar la fanfarria, eso lo hacen bien, aunque ahora el PP solo acuse y denuncie, ellos, los populares, no se escapan de la quema del Judas en Semana Santa, bueno, en cartera y en estas fechas “los judas” aparecen por doquier, la traición en su estado puro, ¡esto es Cartagena!

La llegada de la princesa descalza de Pozo Estrecho –en la vida la ha visto más gorda-, decía y dice el refrán que, aunque la mona se vista de seda, mona se queda…, solo ha traído más desvergüenza y venganza contra los cartageneristas de oportunidad de MC, no sé si cartageneros… Ha sido un denominador común gastar dinero a “pajera abierta” para dar de comer de la “olla gorda” a amigotes y amiguetes como el prófugo socialista Juan Luís Martínez por los sociatas o la ¡murciana! Ángeles López -no hay cartageneros-, entre otros y otras, luego, el cajón de sastre de Comunicación o la ADLE y claro, los palmeros como asesores en el Ayuntamiento, Aunque de eso también han dado buena cuenta MC con Tarifa, Gallo, Abellán y un sinfín de intentos como aquél Toledo en Protección Civil, que solo sirvió para destruir un ente importante y determinante que al menos funcionaba, otro fue el descabezar a la ya descabezada policía local con el ataque a Asensio porque al exalcalde no le caía bien…, y bien que lo estamos pagando todos, y así en personal, intervención y demás áreas donde cualquier colega tenga cabida, “fueraparte”, los sueldazos de ministros con los que han jugado al monoply y que pagamos los cartageneros, incluido mirar para otro lado como con la cárcel o facilitar expropiaciones a medio millón, legales, sin duda, o no, (temporalmente en el congelador, temporalmente…) pero del todo amorales para los que se llamaban adalides de la integridad política y azotes de la corrupción y han caído en su propia red, ahogados por el vómito de su enmascarado fracaso, estos de MC y PSOE viven en el pozo de la trivialidad y la escasez moral más profunda.

Basándonos en espectáculos de circo, los mismos que no merece esta ciudad, donde el ridículo implícito se toma vacaciones arropado por la farsa del agua donde todos critican, pero donde todos “abrevan”, sin distinción de color o siglas, donde la mierda adorna nuestras calles siendo parte ya del paisaje urbano y rutinario, donde la profilaxis funcionarial de políticos con plaza de funcionarios “a dedo” es catalogada como vacuna laboral por la incompetencia supina que ostentan. Y donde, se ha convertido el Pleno Municipal en un espacio para peleas de patio de colegio, de tontos conceptuales armados de amenazas mafiosas, de caducos chulos de playa con el “turbo y el paquete de Winston en la riñonera”, de peleas de billares y demás decrepitas acciones indignas para una ciudad como Cartagena.

De la chulería de playa hemos pasado al más profundo de los ridículos, de la corrupción y manipulación del PP en dos décadas, hoy en los juzgados de toda España y con mala pinta, hemos pasado o hemos continuado con la no menos corrupción de amiguismos y favores, además de la incompetencia demostrada, supeditada a los designios del poder económico, ya lo decía Molliere; “Las personas no están jamás tan cerca de la estupidez como cuando se creen sabias”.

¿Por qué pagamos los cartageneros millones de euros en sueldos a cargos de confianza en la legislatura?, ¿o se les debe algo más que no sabemos?, estos no los ha votado nadie, son producto de la magia política tercermundista de repúblicas bananeras. No levantamos cabeza y habrá que hacer un ejercicio persistente de información pedagógica en las próximas elecciones para publicar las miserias de estos partidos de pacotilla y su gestión que adornan el consistorio cartagenero, porque desvergonzadamente, pretenderán y ya pretenden engañarnos obviando la memoria, no tan histórica de sus actos deprimentes, unos por ineptos, cínicos e impresentables, como los recientes divorciados, desplumándose y peleándose hoy por la metafórica “casa de la playa…”. Otros, por inútiles con certificado de calidad y con gorjeos matinales, como los podemitas de fortuna en permanente penitencia o los de la naranja mecánica y otros, los más descarados, por irresponsables y vividores, con una tilde de sinvergonzonería tendida y extendida por una política de dejación, el PP.

El PSOE siempre ha sido un partido manipulado desde dentro y manipulador hacia fuera, un partido de sociatas abyectos y secuaces de una epistemología social de interés y de intereses, un pueblo socialista de pitufos con su “Pitufina” y demás elenco al completo, con un Gargamel situado en la figura de un Aznar que más que amargura respira venganza y oscura maquinación en él partido y en el consistorio, tras su fracaso en Seguridad, da pena, me pregunto a qué espera para optimizar los recursos de salvamento en playas de cara a la cercanía de la temporada –con o sin chiringuitos, ya veremos-, restituyendo al antiguo Coordinador y sobre todo al Jefe de la Policía Local, maltratado por él y el exalcalde, y pidiéndoles perdón por su fracaso como gestor en seguridad, pero eso sería grandeza y eso…, a este individuo le falta, le viene grande, ni la conoce, a no ser que sea bordear la ley que ahora debe salvaguardar haciéndose una piscina ilegal o a saber que más…., o ¿es para algún colega el puesto?, estos personajes ocupan puestos de responsabilidad solamente en este país de TBO donde los idiotas vienen a cenar todas las noches y cobran de nosotros a través del tocomocho.

Y seguimos…, el Pitufo tontín, la Gruñona, la Vanidosa, el Actor, el Cochinón, el Torpe…, a elegir…, aunque cuando empieza un pleno, podría ser la cueva de los Fraggle... Todo aderezado con “Rimas y Leyendas”, que no las de Bécquer, sino las de este gobierno, las grandes obras previstas…, y no finalizadas por culpa de alguien…, las que no se terminan y sabe Dios cuando se terminarán…, y lo que costarán…, y las que se quieren empezar, apuesten quienes o quién las va a realizar y seguro que no se equivocan. Lo dicho, Pierre Brochant y sus amigos tienen donde elegir para cenar el próximo lunes, martes, miércoles, jueves, y….

Esto, o muy parecido, lo publiqué en enero de 2014, cuatro años después no hemos avanzado, si bien, nos hemos terminado de ir a la mierda, o no, todavía puede ser peor.

 

La sumersión linguística

“Aquellos que pueden hacerte creer absurdidades, pueden hacerte cometer atrocidades”. Voltaire.

Injerencia nacionalista, injerencia constitucionalista, violación de los derechos estructurales regionales en unas provincias que se llaman nación subvencionadas por el resto de los españoles, incluidos los propios catalanes, vascos e isleños y así, un sinfín de incógnitas a desarrollar o pensamientos que nos corroen de frustración el ánimo. Curioso es que, no escuchemos ni se hable nada sobre el método opuesto a la inmersión lingüística, tan popular en la Cataluña pueblerina de burros con barretina y cada vez más arraigándose en las Islas Baleares, y además, royendo cual ratón el reino valenciano, en las vascongadas lo mantienen en secreto ya que  no son tontos y saben de la perdida que les supone obviar el castellano, y los gallegos…, intentan no alterar el binomio lingüístico y esto no es otro que, el significado real, sin mentiras edulcorantes de la  “sumersión lingüística”, esto es un método muy estructurado por interés que recurre a “programas vehiculados a través de la lengua y  de la cultura dominante de una zona, y sin obviando  la primera lengua del estudiante, lo destierra al ostracismo lingüístico”, un sólo objetivo es manifiesto en el estudiado método independentista; «la asimilación de la lengua particular, y la pérdida de la propia lengua nacional y de su cultura», o, lo que es lo mismo, adoctrinar y a la sazón, chabacanamente al individuo anulando sus ancestros y a ser posible los vestigios etimológicos de su persona, la verdad es conseguir anular y disipar la historia y la génesis, consiguiendo hacer marionetas en un mundo nacionalista de tahúres y mientras, durante cuatro décadas, los gobiernos de turno han estado mirando para otro lado y, como verdaderas prostitutas de burdel barato haciendo la jugada a los  consecuentes y muy “honorables “presidents” a la par que ladrones”, las hemerotecas dan evidencia de este hecho.

De aquellos lodos hoy tenemos estos barros, pero, además, no aprendemos. En plena intervención del Estado a través del aplastamiento del enésimo conato de asonada, sedición o rebelión catalanista, en lugar de destripar el enfermo y hacer la autopsia socio económica y limpiar la basura y las corruptelas de estos independentistas de TBO, siguen mirando para otro lado, y de perfil el PP sigue obcecado mirando a los abrazafarolas de Ciudadanos y a las encuestas, ¿se puede ser más imbécil? No quieren plasmar toda la crítica y sediciosa atención al principal programa del aparato propagandístico del régimen republicano catalán, la Educación.

No es nuevo que, a pesar de la gran formación que reciben los alumnos españoles, han proliferado los asépticos al programa educativo, la ley del mínimo esfuerzo y máximas consideraciones, olvidando por el gobierno estatal lo peligroso de favorecer el absentismo socio cultural, el mismo gobierno que más pronto que tarde ha de recuperar por referéndum, si es necesario, las competencias en Educación, Sanidad y Economía cedida a las 17 taifas, única manera para acabar con esta reata de perros cobardes que huyen cuando los apedrean legalmente, como estos actuales independentistas que se cagan literalmente ante un juez y serían tan ruines de cantar incluso el Cara  al Sol, que tampoco estaría de más, son la máxima expresión del fraude político. La condición principal para ganar esta lucha a estos cobardes sediciosos huidos es que, esta condición de sumersión entre la lengua y la cultura no precisa el respeto hacia otra lengua que no sea vehicular pues, de hecho, no reconoce otra lengua del estudiante. Y así estamos dando vueltas. C´s haciendo caja electoral sin despeinarse, como en Cartagena y Murcia. Rajoy, como siempre, esperando que se arreglen las cosas solas y sin arrestos para gobernar con contundencia amparándose en la Constitución solo mirando el nicho de votantes perdidos, como en Cartagena y Murcia. El triste y absurdo PSOE, sin norte político ni filosófico, hipócritas de pancarta, hablando de la cooficialidad de lenguas, ¿se puede ser más estúpido y lerdo?, como en Cartagena y Murcia. Tenemos la gracia de poseer la segunda lengua más hablada en el mundo, exonerando la demografía china y quizás, la más importante y rica intelectualmente. Donde no tienen cabida Podemos y sus intelectuales de comuna de aprovechados y aprovechadas, que no merecen ni “mentarlos”, ahora en Cuaresma, es tiempo de reivindicaciones progresista contras la Semana Santa y defender el islam, estos de Podemos son ¿descerebrados anárquicos o pro-intelectuales interesados?, otro fraude, como en Cartagena y Murcia. A modo de chascarrillo, no descarto a la de Pozo Estrecho aliándose con López Miras para la sumersión lingüística del panocho, hay algo que los une además de la fotografía.

Históricamente Europa nos ha detestado, por envidia supina todo lo que huele a España, no esperemos que nos den tregua, en Bélgica y Suiza ente otros, se han refugiado históricamente asesinos etarras y delincuentes comunes como os que nos ocupan al amparo de sus desordenadas leyes, censurando cínicamente lo que practican en su interior, además del claro absentismo comunicativo de los diplomáticos españoles por rebatir las sandeces y majaderías de la propaganda independentista y del terrorismo de ETA durante décadas.

El patio está aderezado cada día que avanza con más estupideces y deméritos intelectuales como, los del Tarda y el Rufián, “Dos tontos muy tontos” en Madrid. En Baleares es más importante hablar catalán que las pericias y habilidades médicas, dos dedos de frente para votarlos no debe haber. Prófugos, los listos del corral con manutención incluida y sin justificantes de pago, esto ya es de tontos de matrícula de honor, y mientras, Cataluña está a medio camino entre aquel entrañable Circo Price y al Teatro Argentino codeándose con el Molino en el Paralelo, verdadera seña de identidad.

"Cuánto más corrupto es el estado, más leyes tiene." Tácito

 

La vergüenza. Letrillas

Es curioso como vemos hacer pusilánime deleite en mítines y declaraciones a las señorías de la política española amparándose en la vergüenza o, el sentimiento de pérdida de dignidad causado por una falta cometida o por una humillación o insulto recibidos, estos y estas que no la tienen ni la han conocido. También haba la REA del sentimiento de incomodidad producido por el temor a hacer el ridículo ante alguien, o a que alguien lo haga, y creo que en este sentido del ridículo es donde se establecen estas señorías de tres al cuarto que, travestidas de inteligentes y producto de nuestra mediocre democracia hacen gala de protagonismo inmerecido, la misma mediocridad democrática que permite que, insultantes personajes de la farándula circense ocupen escaños en el Congreso, estas concubinas de la política podemita, esos nuevos patricios de la república tardo romana española del siglo XXI donde no hay discriminación de clase, rezo y conjura, donde se adaptan al capullo y al vuelo de la gaviota sin recato, al morado del sacrifico cuaresmal por interés o, al naranja mecánico basado en los resultados electorales catalanes, estos y estas, voceros y voceras, membrillos y membrillas de la política, sienten vergüenza. ¡Vergüenza!, sentimiento que no han conocido en su  vida y en el que se amparan, ¿hablamos de vergüenza?

 

Vergüenza, es la situación actual de esta España de prostitutas y prostitutos políticos que se venden por un puñado de votos en un sustento desorbitado, manipulando fácilmente al pueblo con discursos erráticos y ambiguos a la par que groseros e insultantes, disfrazando la corrupción organizada y cuasi mafiosa de los partidos y sus traperías, el descalabro social y la discriminación laboral, el caos vergonzoso de las pensiones y la puta, con perdón, ruina de los pensionistas. Los desiguales y bajos salarios discriminando el esfuerzo y la preparación laboral, sobre todo en los hemiciclos y contextos políticos. El descarado enriquecimiento brutal de una minoría casi exenta de impuestos, pero de riqueza impoluta. El deterioro de la clase media sustentadora del avance económico o, mirar para otro lado ante los actos de sublevación y la traición a un pueblo históricamente rico y maltratado, el español, esquilmado y saqueado por una clase política sin alma ni vergüenza.

 

A mí me da vergüenza ver a los podemitas y sus estúpidas “portavozas” hacer apología del feminismo amparada en su propia y vomitiva ignorancia y en su sometimiento al harén político de partido, producto directo de su concubinato con el mesías de plástico, el mismo que sentía envidia de Venezuela, paraíso de la democracia, tócatelos y que cobran sueldos estatales descomunales, estúpidas a la par que cobardes, son capaces de desnudarse en una iglesia, pero no se atreven en una mezquita, o ¿es que para ellos hay diferencias religiosas en su discurso y el laicismo va por barrios en un acto grandilocuente de cinismo? …

 

Me avergüenza el desprecio a un símbolo, a algo más que una identidad de país. Una bandera, que, elegida por Carlos III para la marina allá en la lejanía del tiempo, no ha logrado ser aceptada por una buena parte de la sociedad, quizás por el demerito de algún partido o por el desamparo de otros, aunque probablemente sea por el capricho de venganza de la vetusta izquierda y de la nueva política española que se han empecinado en seguir quebrando España, Machado es eterno; “Ya hay un español que quiere //  vivir y a vivir empieza, // entre una España que muere // y otra España que bosteza. Españolito que vienes // al mundo te guarde Dios. // una de las dos Españas // ha de helarte el corazón”.

 

Yo si siento vergüenza por haber permitido que estos 40 años los presidentes de este país hayan permitido por intereses partidarios que algunos catalanes y vascos se crean el culo del mundo cuando no son más que parásitos sociales en busca del parnaso social, pero a costa del resto de los españoles. Pero más vergüenza me produce el que no hayamos aprendido nada de nuestra rica historia y la desmenucemos e inventemos como si fuera un juego de construcción. Y más vergüenza es perimir que el idioma de Cervantes de disuelva en un vaso de bicarbonato independentista sin acción alguna por parte de los gobiernos, prostituido por un puñado de votos y la complicidad esporádica de estos socios de fortuna.

 

Me avergüenza la cara dura con la que nos roban nuestros políticos, no hay color, azul, morados, rojo y naranja, todos aprenden rápido el menudeo caciquista y mafioso, las hemerotecas hacen de notarios y los telediarios manipulados por las cadenas hegemónicas dan muestra diaria. Luego, líderes de barro como la marioneta del presidente de Murcia, las caricaturas de los protagonistas consistoriales cartageneros, la estupidez gallega de Rajoy y sus aláteres, solo visionando la poltrona, con su demagogia populista que ha sabido jugar y ganar con el comodín del populismo. Los chapuceros de la oposición como el mediocre y trivial Sánchez, absurdo como un belga por soleares que diría Sabina. Un Podemita con coleta perdido como una monja en un burdel, rememorando al cantautor y, un Rivera borracho de inventiva e ímpetu, pero corto de miras, solo y vacío , como el corazón del rico, como el bolsillo del mendigo o como los putos besos de alquiler…

 

Me avergüenza sentir en  mi corazón las injerencias costumbristas de un Tribunal Europeo de Derechos Humanos …, agasajando a delincuentes y criminales como los terroristas de ETA, asesinos con derecho a amparo bananero y la mezquina condena  a los verdaderos héroes de esta sociedad incivil en la que nos hemos precipitado, Policía Nacional, éstos, en un 194 aniversario tórrido por inanición gubernativa y, a la Guardia Civil, ejemplos de Sacrifico y Honestidad en desuso en nuestra sociedad,  demostrado día a día con su exposición a la peligro su dignidad.

 

Cuando escucho y veo a estos perroflautas de la sociedad del siglo XXI española sentirse avergonzados, tacándose las narices y otras cosas, con discurso absurdos y triviales dignos de patio de colegio, haciendo de su ignorancia una ofensiva social y, con miles de euros a las costillas a costa del pensionista y del verdadero currante…, no sé si llorar, vomitar o micionar…

 

Tejió de piernas de araña //su barba un Colegial, // pensando con ella el tal // gobernar a toda España. // Cuando el impulso le engaña // de las partes que no tiene, // pisándose a Madrid viene // la barba desde Sigüenza: // ¡tenga vergüenza!...

 

El marido de la bella // que nos vende por fiel, // vistiéndose aquello él // que gana desnuda ella, // paciente sus labios sella, // buscándole ella por eso // entre dos plumas de hueso // una de oro en rica trenza: // ¡tenga vergüenza!

 

La mayor legalidad, // si el preso tiene dinero, //salvadera hace el tintero, // salvando su libertad; // que mentira es la verdad // del que es litigante pobre; // gato, aun con tripas de cobre, //no habrá gato que no venza; // ¡tenga vergüenza!, de Luis de Góngora por el Parnaso.

   

La monserga de los histriónicos

“La mayor parte de los problemas del mundo se deben a gente que quiere llamar la atención”. Thomas Stearns Eliot.

Decía la dama de la política Eva Perón que “con las cenizas de los traidores construiremos la patria de los humildes”, pues continuando con la “monserga” que diría Carlos Herrera, que ya se hace pesada, en este país de traidores por intereses particulares, dícese el dinero, de hecho, hay una reata de chorizos en este país pendiente de pasar por capilla judicial de imputados e imputadas, caprichoso juego de palabras… Otro es el protagonismo patológico del egocentrismo exacerbado donde me aventuraría a calificarlos de “histriónicos” o, seres que están obsesionados con llamar la atención y se desmoralizan si no consiguen atraer el interés de los demás. Éstos, que se las saben arreglar para provocar y conseguir sus objetivos, se muestran exagerados en sus maneras y en sus historias.  Expertos en la teatralidad, en la manera de convertir un hecho trivial en un acontecimiento enormemente relevante con sus tergiversaciones. "Inflan" las historias para así ganarse la atención de los demás, sobre todo, con entonaciones teatrales, como Godot y lo absurdo de su teatro. El histriónico se ve obligado a distorsionar las cosas, bien en su contenido o bien en la forma de relatarlas para su beneficio y protagonismo.

En este país, e imagino que, en el resto de países civilizados, habrá monigotes de feria que se identifiquen con el histriónico, sin duda, mirar Trump, aquí, dando un repaso liviano por ingrávido, que diría Machado, a la cabeza y distanciado del resto, está este personaje llamado Carlos y de apellido Monte….., un asno gerundense con barretina que ha conseguido liderar a otra reata de asnos que se creen el ombligo del mundo desde las provincias catalanas, éste, al contrario que sus progenitores políticos como Claris, Lostau, Maciá o Companys, en el ideario independentista a Dios gracias ya que de algo sirve estar en el siglo XXI en algunos aspectos, no tiene delitos de sangre pero, sí es convicto de otros muy graves por los que pagará barrotes, y otros, como la imbecilidad supina menos graves, no tengo dudas de que una temporada en la cárcel le quitará la tontería, la risa y la peluca. Lo que no termino de entender es, como, degradando a una región como la catalana al más mísero de los herrumbres económicos y sociales, siga el pollino teniendo tontos por adeptos.

Pero hay más excéntricos del protagonismo, un Iglesias sin campana, pero de estridente sonido, supera de largo los límites de la vanidad y el patológico protagonismo histriónico, también, acompañado de un coro de bufones y concubinas de la política que a modo de líder egipcio o triste sectario de telefilme de domingo es admirado e idolatrado, curiosa corte de concubinas que alardean de la identidad femenina y de la trashumante igualdad de género pero, no tienen ovarios de criticar al misógamo circo de la decadencia femenina  islámica, cobardía de pancarta progresista.. Le sigue a la zaga el barón rojo y su “resistiré”, el líder de la vetusta izquierda que no de la banda de rock duro, el heredero del fracaso de las políticas zapateristas y del rancio liberalismo en constante pelea con la mediocridad de la nueva izquierda representada a golpe de camisa de mercadillo, pero perfumada con Dior o Chanel, cosas de la tramoya.

De vanidosos cansinos esta este mundo lleno, de histriónicos picarescos anaranjados también, otro que disimula, el quiero, pero no, el abrazafarolas de discurso fácil y “quedabien”, que al final se lleva el gato al agua visto el bajo nivel de inteligencia de los contrarios, el más listo de la clase. Un Rivera que, sin montera ni capote de paseo, mueve la muleta con cierto desdén y desaire, adornándose en cada suerte, ha toreado a Rajoy con el capote y la muleta, ha banderilleado a Sánchez con banderillas negras y se ha ensañado con la pica gualda y roja en Podemos, ahora, tras una estacada fallida en Cataluña, pero haciendo herida al morlaco, se prepara para cortar alguna oreja y sobre todo algún rabo en el ruedo político nacional, con algún descabello rojillo de por medio en otra variante más espabilada del histrionismo.

Y de esto y de estos, en Cartagena tenemos de sobra y de rabiosa y permanente actualidad, en la figura de un exalcalde, archivado provisionalmente, por ejemplo…, por la gracia e interés de la Castejón y decepción y fraude de sus votantes entre los que me incluyo, despreciado y humillado por la de Pozo Estrecho, nos ha brindado innumerables tramoyas caricaturescas y hasta groseras en demasía, insultos, agravios y desprecios  cayendo en el pozo del ridículo político más acervado, personajes que, gracias a su indicativo de “SP” en el cuarto trasero, nos infiere un derecho impenetrable para censurarlos y criticarles en su actuación, acertada subjetivamente, o no… Y a ella misma, a la alcaldesa, que tiene muchos huevos la ironía sufrida en esta ciudad por populacho ideario del proletariado sociata, ejemplos significativos del egocentrismo y la patología psicológica del centro de atención más estruendoso, le gusta que la fotografíen, como sea y donde sea, cual patricia romana en sus más furtivas fantasías, se cree una diva de las pasarelas, y de excelentísima, por lógica, tiene poco, sobre todo adornada con su carnavalesco sequito de oportunistas, y la verdad, sandeces y monsergas en su estúpido discurso le sobran “a esta alcaldesa”, como le gusta de llamarse.

La mediocridad socialista en estado puro que hacen que, una ciudad como Cartagena no haya podido caer más  bajo, y mira que ser más mediocre que la nómina cartagenera y murciana del PP es difícil, indigentes intelectuales cobrando del erario desde hace dos décadas y siguen, o lo que es lo mismo, de nosotros,  pues a todo hay quien gane, y ojo, temerariamente pueden venir elementos nuevos que haga a este ex matrimonio mal avenido, hasta buenos, cosas de la mediocridad política de este país donde cualquiera se cree válido. Me quedo con la fina ironía de un verdadero fenómeno histriónico, el de Tabarnia, de cómo lo absurdo puede hacer a lo ridículo más grotesco y risible con dulce protagonismo encolerizante, los independentistas catalanes, estos mamarrachos donde incluso en Tabarnia tiene cavidad. Habrá que ir creando “cartamurnia” para dar cobijo a tanto tonto con certificado de Calidad que mora en estas latitudes. Necesitamos, efectivamente, construir esa patria de los humildes a costa de todos estos traidores, a pesar de pecar todos un poco de histrionismo y yo también en demasía.

 

'Dignidad periodística'

Decía Martin Luther King que “nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda”, pues esa es la visión y la misión de los periódicos independientes sin subvenciones ni extensión política, diarios arrebatadores, con contenidos argumentados y metódicos pero contundentes en su oficio noble de denuncia e información, diarios que se han hecho fuerte, no solo en Cartagena, donde no hay parangón, sino en el resto de España, ora por el bocadillo de mortadela del resto de prensa contemplativa, lo que más, ora por las subvenciones comprometidas del hipócrita sustento, ora por la inanición periodística a golpe de salmo y epístola en la que se amparan comediando y transgiversando la información. Plazas fáciles, al cabo, para un periodismo arriesgado, veraz y contundente ya añorado y al que Ortega puso tilde, pero como en todos los derivados sociales, víctima del costumbrismo político, tan engañoso como nocivo, y sobre todo, víctima de los iracundos ataques de la progresía mediocre mal entendida y perfectamente manipulada con derecho feudal, por su recesión epistemología, un derecho de pernada que está débil democracia ha contemplado como parte inherente a los estadios constitucionales que hoy sufren la cobardía de sus dirigentes y, por extensión, la debilidad manifiesta de sus acciones, ataques impunes y consentidos por la negación institucional de las evidencias, como los facinerosos ataques a sedes periodísticas y periodistas contrarias al argumento de la absurda y manipulada revolución de fortuna. “Que nadie se les monte encima y para ello no se dobla la espalda”, como Luther.

No cabe duda que, como decía el escritor Argentino Ernesto Sábato sobre la dignidad y la globalización, razonamiento que yo extiendo a la vida periodística, más allá de la humana por la vinculación profesional del periodismo a la aventura y la honradez,  por su génesis de honestidad y nobleza, por su propia revolución interna en la búsqueda de la verdad y no la de las izquierdas retrogradas y ancladas en el propio feudalismo de su espíritu que, solamente usan la violencia gratuita como altavoz de sus reivindicaciones, antes, ahora y siempre, con argumentos desargumentados por sus triviales filosofías decrepitas y fracasadas pero cultivo de su decadencia humana.

Todos tenemos entendido que el periodismo es investigación y búsqueda de la verdad, más allá de la permisiva  y falsa herencia mercantil, pero ya hace décadas, se ha convertido en una espina en la dignidad de su alma reivindicativa, siempre en sentido angosto a los tristes intereses estandarizados, un bocadillo de mortadela por el que se venden, con una subvención que asegure el sustento o, en el peor de los casos y muy denominador común a los imperios económicos comunicativos como una extensión o arma política del progresista de turno, o estos personajes de tenebrosa moda que quieren alcanzar el cielo con las armas o, amparando a los que defienden la simbología del atentado cobarde, y eso ha dado con la mediocridad y el sensacionalismo amarillo periodístico de este mundo globalizado.

El ataque deleznable a un periódico de provincias con corazón y empaque nacional o a los propios de entidad nacional, con ente soberano, merecen la máxima condena, de colaboradores, de desconocidos, de legisladores y de regidores, pero, sobre todo, de compañeros de ¿profesión?, ya no los hay ante la violencia y la desfachatez no hay competencia ni competitividad, que nadie, ni ningún medio se equivoque, lo contrario es eso, doblar la espalada ante el poder manido, algo muy de moda, los ataques violentos a la libertad de prensa y la comunicación son torpedos a la línea de flotación de la estabilidad institucional y sobre todo constitucional, a la libertad propia del ser humano, al sistema, además, del ataque en paralelo a los derechos fundamentales a los ciudadanos en su derecho a la información.

No tengo dudas de que reponerse sin lamentos es algo que los viejos perros de la guerra saben hacer, y digo perros como sabuesos incólumes ante las verdaderas contingencias, y de eso estos diarios comprometidos con la verdad, comprometidos con su código deontológico, humildes pero contundentes, han recabado sobrada experiencia. “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”. George Owell. Suerte y al toro.

   

Pág. 6 de 41

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information