Sospechan de que un argelino fugado robó el móvil y la cartera a un vecino

Escrito por Carlos Illán Ruiz - 21DEhoy agenCYA. 4 de agosto de 2020, martes.

Un residente de Cartagena, de origen marroquí, ha presentado en Comisaría una denuncia tras ser objeto de un doble hurto. El suceso tuvo lugar el sábado en el Sector Estación, cuando un joven le pidió el favor de que le dejase su teléfono para efectuar una llamada a un familiar de Barcelona. Accedió y mientras hablaba echó mano de su cartera y salió corriendo, siendo captado por cámaras de seguridad de la zona, pero no localizado. La víctima afirma que, por su habla, era de Argelia y se sospecha que pudiese ser alguno de los inmigrantes fugados del pabellón del Cabezo Beaza.



El suceso se ubica en el aparcamiento del aparcamiento del supermercado Lidl de la avenida América, de Cartagena, sobre las doce horas del día. El vecino tuvo la gentileza de acceder a dejarle el teléfono móvil, pero se encontró con la desagradable sorpresa de que instantes después le era arrebatada la cartera (llevaba algo más de cuatrocientos euros) y el ladrón, tras dar un empujón a la otra persona, se daba a la fuga. La víctima salió corriendo detrás, pero se trata de una persona de mayor edad, por lo que que no pudo alcanzarlo. Acudieron otras personas de la zona y se avisó a la Policía Nacional, cuyos agentes trataron de localizarlo sin éxito.

La víctima, quien ha sufrido un enorme disgusto, ha presentado denuncia en la Comisaría de Cartagena, donde comentó su convencimiento de que era una persona argelina por su habla, y existen sospechas de que pudiera ser uno de los inmigrantes que estaban en cuarentena en el pabellón de Cabezo Beaza y que se fugaron el pasado viernes. Algunos de los residentes de la zona comentan que, al margen de que se trate o no de inmigrantes ilegales, "da mucha rabia que se robe a la persona que te ha hecho el favor de dejarte su teléfono. No es cuestión de razas, sino de cómo es cada persona", indicaron a esta redacción.

Etiquetas: Cartagena

Imprimir