PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

La conjura de los necios

Así, a '“vola pluma', tras repasar la prensa estival y las necedades que se escriben, reflujo de lo que pasa, o no,  me viene a la cabeza aquella novela de John Kennedy, el escritor, de segundo Toole,  y su 'conjura de los necios'. ¿Qué es un necio?, según la RAE –para los necios es la Real Academia de la Lengua-, aquella que da brillo y esplendor y que no es una legía ni un limpiasuelos…,  dice que es un “Ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber”, coño llegamos a nuestra inmensa clase política, que conjuntamente y amedrentándonos a todos se alían en una conjura, y de ahí la similitud con nuestro protagonista de fortuna, Ignatius…, el ser desarraigado, incongruente e inadaptado que sueña en su mundo feudal, como ahora, en la pleitesía y en la necedad del espíritu. Todo directamente proporcional a sus moralidades, anacrónicas e inadaptadas…,  y así, si a Ignatus le envuelve la diosa fortuna y lo atrae a un mundo capitalista, que lo somete, lo embauca, establezco la fútil e inane metáfora de aquél necio que no sabe lo que debería y asume un cargo político con arrojo y sin temeridad, otra vez neciamente, en algunos casos aparecen aquellos de las nuevas comparsas o generaciones, de aquellas juventudes adictas al régimen de la holgazanería y del buen talante,  de apellido acomodado en el tiempo, no en la realidad,  ya que lo único seguro es que si algún día hubo rancio abolengo con esta estirpe se convertirá simplemente en rancio, sólo.

En otros casos parten del anonimato, pero siempre con un cariz indiscutiblemente servil, y así, conformamos gobiernos, congresos, diputaciones florales y no florales, aforos y consistorios, y así nos va. Nos vemos sin querer envueltos, que no “envolvidos" en un complot, en una conjura, salpicada de delitos de apropiación indebida, de favores irreverentes, de corrupción, de listas interminables de imputad@s, de sospechas continuas, de inquietud y permanente estado de rebelión, pero cobarde, no hacemos nada, y los que lo hacen como los nuevos adalides emanados de las urnas europeas, a la antigua usanza como los nuevos ricos, enseguida sucumben a la conjura, a la mediocridad y a la prepotencia desmedida, eso sí, con su poder o riqueza.  Pero tenemos a los necios que destacan sobre todo por el delito de ineptitud, en la gestión política debería de ser un delito que nos gestionara un necio, ese que pasa desapercibido y se vende por una fotografía en un rastro de fortuna, o por una invitación VIP en casa de aquel o aquella protagonista social de moda.

Estamos en la sintonía de la juventud preparada, insto,  preparada para afrontar nuevos retos, un Rey que sin duda, bien podría ser uno de los líderes políticos con más tirón del panorama, dícese demócrata, republicano o progresista. De momento un líder en la oposición, que podría gobernar en breve, en consonancia con la experiencia y la sabiduría, pero faltan todavía muchos por subirse al carro y en ese carro no entran los mediocres y así, en cascada ir cambiando la síntesis del político actual, donde no deben de entrar a jugar nombres sin mas pasado que la génesis del partido al que pertenecen, y así quizás, como en la conjura de los necios a pesar de las carcajadas que puede generar, se evite el halo de tristeza y tragedia, la similitud de la obra con la actual sociedad, una crítica llena de egoísmo y crueldad a pesar de las salpicaduras de amargura y piedad por la situación que relatara Walker Percy.

Amargura y tristeza por el circo montado en Cataluña y con la hipocresía y el cinismo por bandera a modo de barra roja y gualda, y no muy lejos el vasco, que ya empezara a asomar y más pronto que tarde. En el Levante aparece el desconsuelo –no el mío- y el tormento por los infortunios que causa y causará para la región y para la ciudad el caso Novo Carthago y mientras, solidarizarse y comprender a personas de la farándula política, no ya imputadas, sino sentenciadas, no es síntoma de buena salud…, “cuando veas las barbas…”

Lo dicho comendador, toda esta nueva generación de políticos amamantados en las sedes políticas y sin pasado empírico que le sustente, no merecen un futuro, en nuestro entramado político, simplemente por respeto al que está sufriendo la dificultades y los duros trances por las gestiones dudosas y dadivosas. A lo peor nuestros múltiples protagonistas en un ataque de histeria actúan como el autor, y políticamente se suicidan, algun@s ya lo han hecho, otr@s están en ello y otr@s en  capilla.

Pensar es peligroso; razonar, inútil; creer es mucho más fácil (André Chénier)

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.