Y así no hablamos del Rosell…

Escrito por María Rosa Mateo. Izquierda Plural. 20-04-2015.

Con todo este lío de ‘La Púnica’, ‘Novo Carthago’, los imputados e imputadas, etcétera, llevamos mucho tiempo que no hablamos del Rosell y, por consiguiente, de la sanidad en nuestra Área de Salud. Los que nos gobiernan prometieron que no se cerraba, después nos aseguraron que se habían equivocado y que no era necesario y como sigan gobernando tendremos que pedir perdón por exigir que se mantenga.

La sanidad pública en Cartagena y su comarca está atravesando momentos críticos, la situación sanitaria se encuentra en la UCI. Esa UCI que por cierto el PP decidió cerrar en el hospital del Rosell. El momento de deterioro que está sufriendo tanto la atención primaria como la especializada resulta evidente, los colapsos diarios en Urgencias, las decenas de personas enfermas en camas o sillones en los pasillos del Hospital Santa Lucía en espera de poder ser ingresados en planta, los recortes en personal, la sobrecarga de trabajo en los profesionales sanitarios que acaban desbordados, el aumento de las listas de espera tanto de la atención especializada como de las intervenciones quirúrgicas y un largo etcétera, son el resultado de las políticas de recortes llevadas a cabo por el PP, que prioriza los recursos económicos a las necesidades asistenciales.

Mientras tanto, el Rosell sigue cerrado. Una infraestructura sanitaria que hoy no es un hospital por más que nos quieran engañar, hoy es un centro de salud que costó más de 50 millones de euros de las arcas públicas.

La sanidad es un derecho de la ciudadanía y los que gobiernan tienen que trabajar y administrar con sabiduría la atención a los pacientes. Es su deber el proteger a la población y tratarla de la mejor manera posible. En la actual situación es todo lo contrario, según recoge  el Juramento Hipocrático del doctor en medicina ("Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad. La salud y la vida de mi enfermo será la primera de mis preocupaciones”).

Están obligando a los profesionales a incumplirlo. Los que gobiernan actualmente nos están llevando hacia la privatización de la sanidad, y toda la ciudadanía en su conjunto no debe olvidar que próximamente tenemos la opotunidad de expresar en las urnas que nos parece a la sociedad cartagenera como están dejando a la sanidad en nuestro municipio y en lo que han convertido el Rosell.

Imprimir