PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

'Y si no pasa, ¿qué pasa?'

Llegó el 'bicho' y nos dijeron que nos escondiéramos. Lo hicimos. Sin embargo, pasa el tiempo y la vacuna no llega. Encima, además de hablar de un posible rebrote para otoño-invierno, escuchamos que en nuestra Región somos especialmente vulnerables al contagio al tener pocos casos y, por tanto, menos inmunizados que en otras tierras. Quizás debamos plantearnos aprender a hacer vida con el coronavirus, pues como la solución sea seguir como 'topos' ya no valdrán ayudas económicas y lo que tendrán que hacer los que mandan es mantenernos, algo de lo que dudo de que tengan capacidad.

Estamos llevando a cabo un confinamiento ejemplar, pero... ¿hasta cuándo? ¿Qué ocurrirá si no pasa de largo y se queda una buena buena temporada el maldito Covid-19? Es obvio que la batalla no se ganará hasta que aparezca la vacuna y que, cuando lo haga, aún habrá que esperar un tiempo para su aplicación global. Podemos estar hablando de muchos meses, incluso años. Y mientras, ya escuchamos a las autoridades sanitarias decir que en otoño-invierno puede llegar un rebrote, además de que el consejero autonómico de Salud insiste en que las gentes de nuestra Región serán especialmente "vulnerables" al contagio al haber tenido pocos casos (vamos, que parece que malo es contagiarse y que no es bueno no hacerlo). ¿Seguimos atrincherados hasta entonces? Ni es bueno para la salud mental ni veo a nuestro gobierno con recursos económicos de alimentarnos.

Pienso que tenemos que empezar a plantearnos llevar nuestras vidas con el coronavirus presente, eso sí, con especial celo en cuidar las medidas de protección frente al contagio, como llevar mascarillas o guardar los dos metros de distancia con los demás, por citar unos ejemplos, y copiando un modelo como el que se desarrolla en Japón. Así, algunas actividades comerciales podrían reactivarse, como ferreterías, perfumerías y otras muchas con las mismas precauciones que ahora se llevan a cabo en los centros de venta de productos de alimentación, en las tiendas de informática o en los estancos. Además, los coches volverían a circular, se romperán, volverán los clientes a los talleres... y así otros ejemplos. Bien es cierto que en otras actividades comerciales será más complicada, pero será cuestión de estudiar soluciones. La situación no volverá a ser como la de antes, pero creo que se paliará algo el problemón que ya sufrimos. 

Visto lo visto, ¿por qué no? Es una idea más, como tantas que escuchamos, algunas encontradas. Dije hace unas fechas que en la Región de Murcia y Andalucía debíamos tener unas medidas menos severas que en el resto de España, especialmente donde se sitúan los focos, en Madrid y en Cataluña, pues estoy convencido de que si las cifras estuvieran cruzadas hubiesen aislado el sur español como en China hicieron con la Región donde surgió todo, mientras que el resto del país seguía su actividad y abastecía a ese área. También me hizo pensar esa posibilidad que en Portugal, dentro de la misma península que España y con 1.200 kilómetros fronterizos, las cifras son muy inferiores a las de nuestro país. Se lo planteé al consejero de Salud y mostró su oposición, defendiendo por una medida homogénea a todo el territorio nacional. Sin embargo, su 'jefe', Fernando López Miras, manifiesta en una entrevista a El Mundo que sería partidario de una desescalada del confinamiento proporcional a los territorios con menos contagios. Es decir, no era tan descabellado actuar en base a la incidencia territorial. Decidirán los de 'más arriba', que reconocen que sobre la mesa barajan diversas opciones, como también está aplicar una desescalada progresiva y por grupos de edades o establecer dos etapas, una estival y otra invernal.

El caso es que, aparcando el capítulo de responsabilidades de cómo hemos llegado a esta situación, ahora hay que plantearse el futuro inmediato, donde (y ojalá me equivoque) sólo tengo claro que tendremos que vivir con el Covid-19 cerca. ¿Nos escondemos de la amenaza o nos atrevemos a salir a esquivarlo a la calle? Cada uno tiene su opinión y la de un servidor queda clara, aunque, como siempre digo, es muy posible que esté equivocado y que resulta que todo está 'ferpecto'.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.