Domingo, Enero 21, 2018
   
Texto

El Rincón del Burladero

El Esperpento

El esperpento, según el mundo retórico, se conoce como el producto de un proceso de deformación que convierte a los héroes clásicos, perfectos, física y moralmente, en figuras grotescas al reflejarse en un espejo cóncavo. Ramón María del Valle Inclán denominó literariamente “esperpento” a la deformación de la realidad, presentándola como extravagante o ridícula. Fue hace casi cien años cuando ya comenzaron a redefinir a estos seres grotescos de circo que abundan en la política local, regional y nacional. Y me vienen a la mente y a la búsqueda electrónica, aquellas obras que estudiamos, aquellas “Luces de bohemia" que expresaba irónicamente una visión dramática del mundo, o aquel “Ruedo Ibérico”. Sin héroes ni ideales, con personajes convertidos en simples fantoches producto de su propia egolatría, sin dignidad ni moral, al igual que este mundo superficial en lo que se ha convertido la política en este país, caricaturas de sus propias vanidades.

 

Este es el nombre que dará Valle Inclán a su nueva visión de la realidad en el arte dramático, esperpento, y este es el nombre que les doy yo a las figuras de plastilina, por alusiones, que han ocupado y ocupan el consistorio cartagenero, el palacio de San Esteban, la Asamblea Regional el Congreso de los Diputados y ahora, por cansino protagonismo, al “parlamento catalán”, esperpentos. Grotescas figuras de tramoya vulgar y ordinaria.

 

Por donde queramos hay circo y en competición permanente. Hay circo en Cartagena, con saltimbanquis, tramoyistas, domadores y domadoras y sobre todo payasos. La dignidad perdida, si alguna vez la tuvo de un Movimiento Ciudadano acomplejado por la frustración y el ridículo más extremo ahogado en su propio fracaso, ganado a pulso por irreverente e incompetente, demostrando que ha sido un partido político que se ha clasificado como un grupo de amigotes, que no amiguetes que durante unos años viven de la política –de nosotros- los más, y otros, del bocadillo de rancho, estos que han desatendido una ciudad necesitada de dignidad, que han vapuleado las instituciones y a los funcionarios y han ahondado en la desidia y en el interés personal, y esto, además de opinión está argumentado y dan cuenta las hemerotecas. La dejadez de las calles cartageneras clama en lloro impotente cada madrugada, perdidos en lo profundo del nauseabundo vómito del fracaso, ahora consumado cual karma espiritual, a pesar de mendigar colaboración popular para recuperar el sustento que le ha sido negado por una cónyuge de oportunidad, un partido socialista venido a menos y sin más horizonte que el casual y viviendo la herencia de lo que fue, ahora célibe, un fraude disfrazado de rancia fotonovela sudamericana a golpe de fotograma, la carencia de las concejalías vacías por la nefasta contabilidad electoral les hace crear nuevos puestos de confianza y mantener los antiguos, carísimos, que hemos de pagar los cartageneros. El resto inoperante, PP sin regeneración y con divisas judiciales azules, herederos de Barreiro, Pedro Antonio Sánchez y Valcárcel, tanto en Murcia como Miras, presidente por accidente a la cabeza, no son precisamente ejemplos de regeneración ni de frescura ni de liderazgo, solo rancio y vetusto, si bien, Arroyo la de cada vez más generosa ostentación… y Segado, ahí es nada, sin más pasado que el trivial, sin más  presente que la duda y la sumisa incompetencia y sigue buscando el futuro dentro de una familia política afín, no son nada más que producto del mas oscuro y clientelar partido popular.

 

El circo catalán suma y sigue, la puesta en escena del nuevo parlamento roza con lo pueril de los representantes catalanes, a modo de infantil teatro de guiñol que ya aburre, una ciudad como Barcelona y una comunidad como Cataluña gobernada por indocumentados semi-analfabetos como la Colau y el Puigdemont, sin más experiencia que la protesta caricaturesca de la primera o el robo consensuado institucional del partido de Pujol y Más, el “hazmerreír” de Europa, en tonto vividor a costa de una ciudadanía que vive del humo y la mentira, robados y condenados a la pobreza gracias al éxodo masivo del capital empresarial, y  acentuado con la ironía de Boadella y su Tabarnia de juguete, subrayando la ingenua “republica de Cataluña”, como en “Viva mi dueño” de Valle Inclán en su obra el “Ruedo Ibérico”, y no el de Jabugo, en la que Valle-Inclán aborda la agitada situación española de la época, condicionada por la cambiante influencia de los palaciegos en compleja trama, que complican las ambiciones de los partidos donde desfilan personajes grotescos y acciones esperpénticas.

 

“Proclamada la Ley Marcial por hacer inexorable el castigo de los conspiradores, aquellos más comprometidos se apañaron escondite a las esperas de ocasión y disfraz para fugarse de España. El Coronel Lagunero, con patillas de boca de jacha, catite y zorongo, salió tocando la guitarra por el Puente de Segovia. Fernández Vallín abandonó el halago de una prójima para hacer el gato en los desvanes de las Madres Trinitarias…”

 

La regeneración política debe ser total para recuperar la confianza en la verdadera clase política y no los fantoches de fortuna que se dedican a la política por moda o frustración, cualquier reminiscencia de los actuales partidos, incluido el oportunista de Podemos, sin más intención que quebrantar el sistema democrático establecido es una rémora a salvar.

 

Mientras con una Moncloa atascada y sumida en un año judicial comprometido, con devenires de sorpresas angostas que, sin duda, ponen al partido gobernante en una perspectiva distanciada, siendo blanco de ironía e indiferencia mediática, la misma que en su día uso Valle Inclán en sus esperpénticos relatos, Cervantes en el Quijote, Quevedo en sus sátiras, Larra en sus artículos satíricos y especialmente, e incluso Goya en el campo pictórico con sus Caprichos. Los aspirantes a “escribidores de fortuna”, tontos contemporáneos que tenemos Fe y Esperanza en que la lógica y la clase vuelva a nuestras instituciones, seguiremos malversando lo grotesco para convertirlo en más esperpéntico, si cabe, ya que, como decía el maestro Valle-Inclán; “La imagen más bella es absurda en un espejo cóncavo: la deformación deja de serlo cuando está sujeta a una matemática perfecta. La verdad yace bajo estas formas esperpénticas de lo incongruente y lo grotesco, es una redefinición del sentido trágico de la vida y ...”  Parece que estos protagonistas de la farándula política española que son muy puntuales se miran poco al espejo…, pero como decía Groucho “Hay personas que a pesar de ser puntuales se les nota el retraso".

 

La reforma de la Constitución

Decía Mark Twain que es más fácil engañar a la gente que convencerlos de que han sido engañados. Por otro lado, el sin par Henry Kissinger nos desvelaba en una sentencia lapidaria que no todos los políticos eran corruptos, solo lo eran el 90%..., si a estos datos le ponemos música de pandereta, unas plumas y plumones y algunas cintas de colores, llegamos en bici, claro, por la Carrera de San Jerónimo a nuestro Congreso de Diputados y a su franca y notoria representación ciudadana, donde hasta el imbécil más insignificante de este país está representado por un gran imbécil con certificado académico. El tonto más sublime, lo está con su locuaz homologo, así, con el analfabeto, el corrupto y el ladrón de guante blanco y mordida ostensible, e incluso, borrachos, delincuentes, y drogadictos, algún soplagaitas con puñetas y otros, los menos, gentes que mi madre, nuestras madres dirían normales, pero estos duran poco y son el 10% del conjunto. ¿Quién dice que no son la franca representación de nuestro país?

 

Visto el exacerbado teatro de lo absurdo representado en Cataluña, con grotescos y ridículos seres de ficción hechos realidad, con la caja de Pandora abierta gracias a la cobardía por la salvaguarda del Estado Español del gobierno venido a feos menos de Rajoy y, otros tontos soberanos acomplejados por su onanismo mental permanente en pos de ese idílico país de las maravillas donde hacer lo que les sale de las narices…, a consta de esta ya, maltrecha e histórica tierra española, y de fondo, aparecen los patriotas de colorado y gualda, aunque, gracias a este mal intencionado y permitido populismo comunista de pancarta y eslogan son catalogados por los mamporreros tiranos de la extrema izquierda de fascistas. Y para estos iluminados de la nueva casta, les dejo una frase de su ideólogo de cabecera Leon Trotsky; “No se puede obtener el Poder por medio de reformas ni se puede, por medio de una presión forzar a la burguesía a cambiar su política en una cuestión de la que depende su suerte.” Con este desconsuelo y, haciendo uso de esa verdad prohibida, adulterada y diría que hasta ultrajada con la que nos ensartan el alma este crisol de representares populares, se impone una reforma profunda de la Constitución, es cierto y necesario. No voy a aburrirlos con una batería argumentada de parámetros extraordinarios de sus artículos más significativos ni tan siquiera hacer referencia al Título X, tampoco para sentenciar a esta nueva orden de ignorantes o reata de desvergonzados que gozan de inmerecidos salarios. Seré más escueto.

 

Hace falta realmente reformar la Constitución y hacer al pueblo y su bienestar el objetivo de esta reforma, no a los intereses particulares y partidarios de esta horda. Y realmente, hacer manifiesta la máxima donde “todos somos iguales”, que no lo somos. Para ello, los sueldos de los políticos deben de ser paralelos al resto, los beneficios y aforamientos han de desaparecer, el pago de impuestos y las retribuciones vitalicias por jubilación, la misma en tiempo y cantidad, y no el estado de sinvergonzonería permanente en la que viven a nuestra costa.

 

Todos iguales ante la ley, al igual que los delincuentes van a la cárcel o deben ir…, los sediciosos, golpistas y demás facinerosos que usan sus actas políticas para enriquecerse y jugar con la Unidad Nacional, aquellos que reniegan de una España libre donde hace siglos no se ponía el sol, estos de la nación de naciones y las identidades autócratas, sectarios y fanáticos han de pagar peaje, y la Constitución ha de ser tajante y exigente.

 

En esta reforma, hay que blindar las pensiones, y no malgastar la caja en tapar agujeros corruptos y de incompetencia, ineptitud e incapacidad que como alimañas malditas han realizado Zapatero y Rajoy y que han hundido, ambos dos y sus gobiernos de meretrices de la política a este país y traicionando al conjunto de españoles que han dado su esfuerzo por esta nación, la pobreza de los pensionistas en contra de la riqueza financiera bancaria y política a la que Rajoy nos ha abocado, ha de pasar una dura factura electoral al PP, pues esta ha sido a costa de la vileza económica del estado y sus representantes ocasionales, un 0.25% de subida anual y perdiendo el tren no es justo, y no les da vergüenza mientras chupen de la teta financiera estatal, ningún signo de dignidad en mermar los numerosos sueldos millonarios anuales.

 

No hay que tocar la esencia de la Constitución y si me apuran, no jugar a “la oca” electoral con eso que llaman presidente de la república algunos iluminados, a pesar de mi contrariedad a la monarquía, entiendo que sería difícil en décadas, encontrar un mejor Jefe de Estado que el actual, además con diferencia, los demás…, solo protagonistas de oportunidad.

 

Deberíamos de saber si realmente el pueblo español, salvaguardándonos de los imbéciles con titulación académica y de los parásitos aglutinados en partidos progresistas carentes de más solidez que su propia necedad y miseria, si queremos 17 reinos de taifas con sus presidentillos, ministrillos y demás sanguijuelas económicas y políticas que sangran el país. Si queremos seguir quebrantado nuestros idearios sociales y culturales, nuestras tradiciones y nuestra identidad como nación, nuestra identidad religiosa que nos ha hecho tan solidarios como quijotes a pesar del laicismo referenciado. Si queremos blindarnos ante la inmigración invasora, desleal, ilegal y nociva que daña la esencia de nuestro país y de nuestro continente tanto social como económicamente por un falso y miserable por mediático sentimiento de progresismo depravado. Tenemos que plantear si la Justicia, Educación y Sanidad pueden descentralizarse a las taifas pasándose por el “arco del triunfo” el principio de igualdad otra vez, evitando regiones de primera como las vascas y catalanas, de segunda como la de Madrid y las de tercera como el resto, la de Murcia junto a Ceuta y Melilla, de quinta o sexta.

 

Reformar la Constitución sí, para hacer desaparecer las Asambleas y Diputaciones. Bajar a la mitad los representantes políticos en todos los estamentos, incluidos los ayuntamientos y, sobre todo, establecer un mínimo de intelecto para que estos parásitos criados en la LOGSE y los frustrados con carnet de partido, no nos dirijan basados en su más profunda ignorancia e ineptitud, donde remarco, en un caso claro y determinante, el de esta región y de esta ciudad donde, nunca tanto ignorante ha llegado a tanto y una ciudad y una región han caído tan bajo, a pesar de Cataluña…. , y además, basándonos en la premisa de George Bernard en la que, “A los políticos y a los pañales hay que cambiarlos cada poco… y por las mismas razones”, establecer un límite de tiempo máximo de dos legislaturas para evitar negocios y corruptelas de décadas.

 

No tengan duda de que, con la mitad de cargos electos seguiremos ostentando una franca y notoria representación ciudadana, donde hasta el imbécil más insignificante de este país seguirá representado por un gran imbécil con certificado académico. El tonto más sublime, lo estará con su locuaz homologo, y así, con el analfabeto, el corrupto y el ladrón de guante blanco y el de la mordida ostensible, el del 3%, 4% 10%..., e incluso, borrachos, delincuentes, y drogadictos, más algún soplagaitas con puñetas, pajarita, corbata y sucias greñas, y otros…, los menos, gentes que mi madre, que nuestras madres dirían normales, pero estos que duran poco, solo serían el mismo 10% del conjunto. ¿Quién dice que no son la franca representación de nuestro país de pandereta? En este primer artículo de 2018, citando a Adolfo Suarez en su discurso de Navidad de 1981, yo también; "Brindo por el pueblo español, esperando que tenga unos dirigentes mejores que los que actualmente posee".

 

Reformemos la Constitución, la verdad es que, con tanto sinvergüenza y delincuente en las instituciones, hace cada vez más falta, sobre todo, por nuestra moral y valores en desuso.

 

La gaviota, un mosaico de cuentos

Podría pedirle algo a los Reyes Magos, pero seguro que sería papel mojado, de hecho, los nuevos imbéciles progresistas, y digo imbéciles con propiedad de palabra, por esto de joder las tradiciones cristianas, tan odiadas por los promiscuos de alcoba de burdel barato, tanto en Granada, Valencia como en Madrid van a crear las reinas magas, en la capital, además con mamarrachada incluida, claro, todo sea por la igualdad de género y no discriminar…, aunque el aforo sean niños ilusionados, y uso el masculino como siempre, en pocos años y si por estos descerebrados fuera, no lo descarto, habrán charlas en los colegios donde se recriminará la heterosexualidad y hacerse “artista” en todas sus derivadas será un plus en el CV.

 

Además, está claro el movimiento promiscuo de esta horda de horteras de la dignidad, hacer una cabalgata del orgullo gay en Reyes, en 5 de enero para reclamar la lucha ante la represión y al azote social…, habrá que sacar a los reyes el día del “orgullo” para reivindicar nuestra diversidad,  lo dicho, “Imbéciles”, pero con “H”, puestos a decir tonterías…, pero todo esto no es producto de la casualidad, es producto de una permisividad incontestable de los partidos hegemónicos que han propiciado la aparición de partidos oportunistas y mensajes absurdos, de su traición al pueblo español y de su cobardía, aderezada la ensalada con brotes de corrupción y avinagrada con falta de dignidad, y por esto de la globalidad, tanto en las 17 taifas, en Génova y en Ferraz asoman los culpables del desasosiego español del siglo XXI, y la “Gaviota” se lleva la palma y no la del Paraíso de San Juan, o lo que es lo mismo, Rajoy, ese hombre oscuro y torpe que ha arruinado este país, y digo bien, su “calma chicha” permanente ha propiciado que los quijotes con mayúsculas ocupen las direcciones socialistas en la última década, Zapatero o príncipe de las tinieblas, y el Gargamel de Ferraz, el Sánchez ególatra, además de esta reata de los comuneros del siglo XXI. Gobiernos y oposición en el ostracismo de Fernán Caballero y su mosaico de cuentos.

 

Y claro, derivado de su torpeza e hipotecas tomó cuerpo la corrupción que ha arruinado este país, donde los pobres pensionistas y sus viudas pierden poder adquisitivo a pasos agigantados sobre una pensión cada vez más ridícula, mientras, los políticos se llenan los bolsillos con sueldos escandalosos y, producto de su equivocada praxis social de escaparate, los emigrantes sin trabajar viven con el triple de esa pensión, y además, con más derechos, ¿política social o imbéciles de guardia?, ¿a alguien le sorprende que se esté girando en Europa tras EEUU a políticas de contención y protección socioeconómicas y culturales?

 

Además, estos cínic@s de banquillo azul y rojo, cobran sueldos desmedidos, y cuanto más nos acercamos a las taifas y a los feudos municipales, más déspotas aún. La regeneración de la política que sustentaban los rojos de turno, los soplagaitas y perroflautas de la rancia nueva izquierda, antisistemas y fraudulentos, los que solamente han aprendido a chupar del erario como la casta que critican, se han convertido en regeneración, sí, pero de la “casta”, la casta sigue siendo casta, pero estos sin casta –clase-.

Así han aparecido por doquier, partidos populistas y provincianos que pretendían ser populares y provinciales pero, de casta le viene al galgo y el inútil e inepto, por mucho que se disfrace, sigue siéndolo diversificando el reparto de sueldos, nada más, a la sazón, el PP caerá en beneficio de Ciudadanos, pero por inanición y cobardía, no por la iluminación de los abrazafarolas de la cuenta naranja, solo un discurso descarado y románticamente veraz aunque aséptico y fracasado le ha dado la victoria en Cataluña, una victoria amarga pero determinante, eso sí, a pesar de las zancadillas envidiosas y peregrinas del Partido Popular ahogado en su amargo vomito electoral, y así, de poca ayuda sirve su fracaso sonado y sonoro en Cataluña, que es y será, exponencialmente trasladado al resto de España en futras consultas electorales por el acoso al que somete a la andaluza con barretina, la misma que ha chuleado a la rancia e incauta nobleza catalana.

 

En esta región de cerebros políticos apolillados, donde la mentira y la mediocridad se ha instalado desde hace décadas, tanto en los municipios como en la taifa o virreinato del exiguo noble del brócoli, hoy sustentado por un pueril alevín que “mira y no ve”, del que fuera huésped de los juzgados, otro Sánchez de supina egolatría y soberbia, Pedro Antonio, no muy alejado del mosaico de tunantes que han ocupado y ocupan el consistorio cartagenero, con una Barreiro en capilla, a pique de pisar el portal y no el de Belén precisamente. Un López en el confesionario y con medio cuerpo en el pesebre judicial con record de imputaciones o investigaciones en cantidad, plazo y calidad y una Castejón, que debería de pasar por el juzgado por inútil e incompetente, pero de momento, estas carencias esenciales de la dignidad no son faltas punibles, y así está el saco lleno de polillas, una ciudad sucia y olvidada, desangelada y destartalada, anodina y olvidada excepto por los particulares y mediáticos saraos de turno. Un centro histórico más cercano a las ruinas de Melilla del siglo pasado que a una Cartagena histórica. Un puerto que hace aguas en su gestión y en su roído desarrollo, un Gorgel aún indigente de acciones y unos cruceros sin amparo…, pisos pateras con marchamo municipal, funcionarios mermados por los “colocados” …. En el horizonte asoma una última esperanza de difícil factura, que se llama Garre y su apuesta política, “un honrado desahuciado” que, al menos, a la Región y a las principales ciudades les va a dar un meneo, una sacudida electoral y el que se caiga del árbol de la vida política se queda en el paro…, y la verdad, hay mucha dejación intelectual en nuestros consistorios y en nuestra Asamblea.

 

La metáfora de la Gaviota, ya adornándose de cara a las elecciones del año próximo con la sombra negra de los excesos por bandera, a la que le puso voz Fernán Caballero, “matriarca” del folclore español hecho literatura allá por el XIX, sí, era una mujer bajo el pseudónimo masculino, que sufrió el verdadero acoso de la No diversidad, de la No aceptación y del No respeto, del rechazo vanidoso de la sociedad arcaica, al contrario que estos piojosos de serrallo, que citara Machado. Relataba la autora a la Gaviota, como un mosaico de cuentos, chascarrillos, coplas, tradiciones, juegos, bailes, anécdotas, chistes, cuentecillos, cuchufletas, chilindrinas, refranes que adornaron la obra, algo parecido a nuestro entorno político-social siglo y medio después.

 

El realismo de la génesis literaria de la joven Gaviota, egoísta, caprichosa y altanera como el PP, choca, con su traslado al cenit electoral, donde es víctima de su ciega soberbia, Marisalada, llamada La Gaviota por su vivacidad y su carácter instintivo e inquieto, pero de huraña y brusca cultura protagoniza el alma del partido y de la obra. Luego, la Gaviota, se revela como una “niña” egoísta y fría que solo mira su propio interés y no entiende de responsabilidades electorales. Da cobijo a la nobleza y los poderosos, vinculados a las viejas glorias, pura en sus costumbres y fiel a medias a la religión y al estado, según la veleta. La Gaviota desvela su verdadera alma con el paso del tiempo y con los contratiempos, que a lo largo de la obra y en prefecto paralelismo entre el partido gobernante y la protagonista, la Gaviota, proporcionando a modo de moraleja la posibilidad de terminar sus días en un amargo desengaño, en un fin miserable. Sufre una calamidad tras otra por no haberse resignado al modo de vida sencillo, humilde e ingenuo al que parecía estar destinada por su naturaleza, el proceso de degradación se acentúa cuando aparecen los peligrosos favores, pero mayores son las tentaciones y perversidades, donde la acción deja de ser costumbrista.

 

Fernán Caballero, exalta la vida humilde con los valores humanos representados que corren el peligro de desaparecer desplazados por el falso progreso político. Concede, al igual que este humilde y sencillo inventor de historias, un destacado lugar en la galería de pretendientes defraudados por la “Gaviota”, por ella desfilan el platonismo de unos, la exigua honradez de otros y también, la vulgaridad y la ordinariez del “bocadillo de mortadela” de la mayoría. La novela no tiene parangón, el realismo, adornado de elementos costumbristas y de folletín como el protagonismo de sus personajes en buenos y virtuosos y en malos y viciosos se hace notar, ¿les suena? Perdón si me he remitido a 1849 y a Cecilia Böhl de Faber y Ruiz de Larrea, ante la que si me descubro. "Gustóme ese nombre por su sabor antiguo y caballeresco, y sin titubear un momento lo envié a Madrid, trocando para el público, modestas faldas de Cecilia por los castizos calzones de Fernán Caballero." Felices Reyes Magos, reinas y, sobre todo, reinonas…

   

Vaya Belén…

Sí, vaya Belén el montado esta Navidad del 2017, no me extrañaría que hasta los Reyes Magos y el mismísimo Santa Claus pasaran de largo por esta España de tontos con certificado de calidad y además, auditados.

Me dirijo a quien pueda poner orden y lógica en esta mundana España, que ni la de Machado, o lo que es lo mismo, un grito en el desierto castellano, que diría el poeta, acompañado de un brindis al sol.  No sé si llegaran los dadores de ilusión a tiempo, o no, este año –Santa y Reyes Magos-, los de la desilusión y la frustración están anclados en esta España de trepas y oportunistas, en Madrid, en Barcelona, en Zaragoza, cadis, Sevilla…, en Murcia y sobre todo en Cartagena, quizás estén los milagrosos protagonistas en la cola de alguna oficina de desempleo o buscando el “portal” perdido, ya que este año ha sufrido más cambios de lo normal, dicen los ocurrentes teológicos de la izquierda contemporánea, por no decir los progres tardo-burgueses sociatas que, ni el buey ni la mula formaron parte de la historia del nacimiento del Mesías, llega algún tonto o tonta, y mira que los hay a espuertas, no cogen más…,  y después de cientos de años, los quita y punto. Yo los he dejado y, además, los he arropado pensando en Puigdemont y Junqueras, en Aznar y Calderón, Miras  y Jodas, en Carmona y Soto y en la Colau para todo, quizás porque me recuerdan permanentemente a nuestra clase política, tan liviana y mediocre, tan tosca y ordinaria, los mismos que ya quisieran estar a la altura del pollino y la res mística, algunos en la cárcel o huidos, cual vulgares delincuentes como los pollinos gerundenses, otros, en los banquillos, como en Andalucía por los EREs sociatas  y otros, con el bocadillo de mortadela por montera como los de MC y PSOE en Cartagena, elijan raza que no casta y ubicación, sobran aspirantes al título, inútiles e incompetentes con divisa grana y oro de la ganadería Sotomayor los hay por doquier.

‘Asínque’, observando al árbol navideño y con la mirada perdida en el Belén, dejo volar mi imaginación en un crisol de caraduras, impresentables y catedráticos de la mentira, la farsa y la estupidez, que llenan los espacios políticos, así, tal como bajamos en el escalón, son más mediocres, los ayuntamientos se llevan la palma del santo imberbe, y cualquiera, tomando como ejemplo el cartagenero puede ser el exponente de un mal endémico nacional, mirar el vuestro y comparad…, el amiguismo, el clientelismo y la mediocridad están servidas sin contingencia de color o partido político.

En esta nación de naciones, como dice el tonto Simón de Radio Futura y otros tontos más, hemos sucumbido a la incompetencia y al engaño de nuestro sin par rey de bastos gallego, Rajoy y de su sequito de pajes y pajas que nos han ahogado en la más pura de las miserias, se han cargado el fondo de pensiones, han ahogado al pensionista demostrándolo, se han cargado el estado de derecho dando dadivas a los delincuentes sediciosos y a los perroflautas de la extrema izquierda en su más profunda radicalización, a los delincuentes confesos que hasta asesinan a patriotas y embisten sin moral y sin decencia, simplemente por la promiscuidad nomotética que le facilita este pútrido sistema, éstos, como vulgares ni-nis que viven de las instituciones pagadas por el sufrido trabajador se permiten el lujo de, además de asesinar, de ser parásitos indigentes de la política y como el caso de Zaragoza, amparado el asesino por Podemos con el Iglesias a la cabeza  y la Colau, muestra evidente de nuestras más profundas carencias y putrefacción social, y además, tristemente amparados por los indigentes de la gnosis del PSOE y demás sucedáneos menesterosos de la izquierda residual española, mira que hay vagos y caraduras pero estos se llevan la palma.

No cabe duda de que el gobierno de Zapatero, aquél príncipe de las tinieblas que hundió este país y sus cómplices, incluidos los que no renuncian a la poltrona socialista, hacen su demagógico diciembre. Por otro lado, esto al PP le viene a huevo, sin esfuerzo, gobiernan o lo que quiera Dios que hagan, y nos pasan por la piedra a todos, demostrando sus carencias, eso sí, TODOS siguen malgastando el erario con sueldazos y cargos de amiguetes o de “confianza” sin pudor ni vergüenza.

Si en Cartagena tenemos directores generales puestos a dedo en el Ayto., sin oposición y emergiendo del amiguismo político, doblegados por la justicia ante la libertad de expresión, ¿que no habrá en Madrid?, en el portal de la Carmena, esencia de sándalo…, en Barcelona ya hemos visto como la delincuencia, el saqueo y el robo institucional y el libertinaje acampan por sus respetos amparados en el denigrante “proces”, y eso conlleva el empobrecimiento al que están condenados por tontos e ignorantes. Huelga hablar de los payeses acharnegados catalanes, estos que han sido un triste condado perteneciente al Reino de Aragón y que pretenden hacernos ver que tienen una historia parecida a la cartagenera, mira que son imbéciles y nosotros más por permitírselo. Lo cierto es que Cataluña se juega su futuro, no el de España, y su futuro pasa por seguir poniendo la cama y el prostíbulo ante sus araneros saqueadores independentistas o expulsarlos de palacio, y el resultado no es relevante mientras los sediciosos paguen su pena.

El belén está servido bajo una amalgama de curiosidades y despropósitos, y las muñecas y muñecos también. Iceta parece más un tentetieso –por su baile…-  que un líder político, eso sí, no desentona con el mediocre nivel político catalán. El PP en caída libre por inútiles con un zángano como Albiol en la colmena, tenemos a caganets huidos y otros cagados por perder el subsidio, la “pasta” … catalana del 3%, no se nos puede olvidar a la “cabis paskis” okupa del ayuntamiento catalán que lo mismo le da carne que pescado o incluso el pollino gerundense…, mientras puedan comer.  la muñeca chocona arrugada de Madrid más chochona que muñeca reorganizando el tráfico peatonal y sobre todo nuestra Bratz de Pozo Estrecho o la Rosaura cartagenera del PP, sin desperdicio ninguna. Y todo ello adornado por unos pastores sin rebaño, reyes de plastilina sin reinos, castillos de Herodes a modos de lenocinios sociales, y traidores, traidores a sus votantes, a sus preceptos y a sus moralidades, si alguna vez las tuvieron. Este es el belén.

En el palacio murciano del Herodes el Grande de turno se mantiene el virreinato de Valcárcel –sigue siéndolo-, Archiduque y Virrey de este territorio que llaman Región de Murcia, territorio donde lo mediocre tiene derecho de metafórica pernada, es como un virus, falto de asepsia democrática con los intereses políticos de presidentes de plastilina o peleles del PP murciano -al que esperemos que Bernabé ponga sentido- como es Miras, así como las desastradas trepas alcaldables cartageneras –Castejón y ahora Arroyo-, con la Barreiro tuvimos bastante, si con López esto ha sido un caos de miseria y abandono con la Castejón hemos tocado el trivial fondo y la Arroyo sobra en eta partida de póker barata que se empieza a jugar en la trimilenaria. Hay muchos intereses de por medio y mucho sinvergüenza viviendo de la política, mucha hipoteca que pagar y mucha comida de postín que realizar, siempre nos quedará Garre y sus acólitos en Murcia, pero la nada y la desesperanza en Cartagena, la expectativa es Bernabé a pesar de las zancadillas de algún pájaro de cuentas…

Hasta que los súper-políticos panocheros regionales, los aladroques cartageneros y los eruditos de la capital pasando por las 17 taifas no sean mileuristas no se ganará la dignidad en política y el desarrollo efectivo del país, tal que, estos que no tienen donde caerse muertos, se ganen las pensiones como todos, a los 20 o 30 años y dejen de vivir como parásitos del resto de los ciudadanos, en pocos años los Rufianes, Tardas, Iglesias y demás conclaves…, tienen el canuto asegurado o el vino de tetrabrik a costa del currante para el calimocho progre.

Cerrar los asépticos parlamentos regionales que solo valen para aumentar el malgasto del erario y cobijar reatas de negados y negadas, y sí, una reforma de la Constitución se impone, ¿Una votación popular?, sería la ostia para ver lo que piensan los ciudadanos de esta horda de sinvergüenzas y empezar a mandar indigentes de la política al paro.

El tema local es de nota, y éstos del bipartito de la “servilleta de tasca” y cagavinos políticos por sorpresa, que han hundido a Cartagena más de lo que estaba, que han hecho buenos a los mediocres del PP incluido el desarrollo recesivo del puerto y su liderazgo fatuo en manos de un adalid de lo mezquino, aséptico y trivial, estos que no conocen la palabra dignidad y vergüenza, palabras que no están en su diccionario, ¿todavía no se han dado cuenta de que tocan los cojones y ovarios de la población cada vez que van de dadivosos reyes de cuento en sus fastuosas carrozas el 5 de enero? En una Cabalgata de mentiras y deslealtades con la población, aderezada con insultante música festera de plaza de pueblo que disimula su incompetencia.

Al final y al principio, es la gestión independiente y privada empresarial la que genera la gasolina para motorizar la sociedad española, a pesar del “artista” de guardia que asuma el protagonismo público en su favor, como en las contrataciones municipales, más demagogia, clientelismo y amiguismo que nunca. y me atrevo, y estoy en posesión de afirmar, sin ser osado ni temerario que, no valida la transparencia que se cita como cenit o clímax, por no decir orgasmo en la gestión pública, es mentira como se ha demostrado con la gestión gubernamental, sus intereses y despropósitos, los trapicheos regionalistas, de la soberbia catalana ya ni hablar. Es complicado mantener la confianza y así, todos contentos, claro que uno duda de porqué pasa esto, parece que se esconde algo en las entrañas oscuras del alma humana que ni el belén sosiega.

Que la estrella de Oriente nos guíe. “Hasta que uno no sienta la verdadera alegría de Navidad, no existe. Todo lo demás es apariencia - muchos adornos. Porque no son los adornos, no es la nieve. No es el árbol, ni la chimenea. La Navidad es el calor que vuelve al corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante. Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año”. Charles Dickens

A los que la habéis encontrado muy Feliz Navidad y al resto también.

Andrés Hernández Martínez

 

'El miserere de los fracasados'

Quizás sea un discurso demasiado místico para las mentes obtusas que curiosamente tienen el poder político pero quizás hoy, haya que aferrarse irónicamente a  la piedad de lo sobrenatural, lo terrenal ha tocado fondo, la miseria humana, la traición, la conspiración, la venganza, producto de la frustración, la herencia de meretrices abocada al causado político e institucional se ha hecho fuerte en nuestra rutina, lo ruin, ordinario y mediocre nos ha inundado las venas de la sensatez y la templanza, acampa a sus anchas por un metafórico campo de envidias, rivalidades y rencores y así, con pensamientos litúrgicos embadurnados de finos y suaves bálsamos sicalípticos  por deshonestos e indecentes, me lleva el abismo del folio vacío pero irritado a citar al Miserere, a ese binomio pecaminoso y redentor, al propio pecado y al cada día más lejano perdón, al locuaz e ininteligible Salmo 51 para los ineptos y legos como éste, el que hoy golpea las teclas.

Decía Juan Pablo II del Miserere que era; “El más intenso y repetido salmo penitencial, señor ten piedad, el canto del pecado y del perdón, la más profunda meditación sobre la culpa y sobre la gracia.” Parece que, a estos mercaderes del templo ruin de la política, el comadreo y la traición por rencor, se le ha pasado por alto.

“Tenme piedad, oh Dios, según tu amor, // por tu inmensa ternura borra mi delito, // lávame a fondo de mi culpa, // y de mi pecado purifícame.” A través de esta pequeña porción del Salmo me acerco al escenario actual, tanto nacional, como regional y por supuesto, al local, ya muy esperado de mis contertulios de pasillo, copa y puro y de los discrepantes o semi encontrados a la par que ignorados por mediocres y vulgares adictos al bocadillo de mortadela, y esto, sin mencionar a la familia de nadie…, que uno es educado y respetuoso.
“Asinque”, el termino complot se usa para denominar a la conspiración, el secretismo entre personas o grupos con finalidad irreverente. El complot ha sido una acción muy recurrente en el ámbito político con la intención de destruir, derrocar o deslegitimar la legalidad vigente, muestra de ello es el contubernio del TBO catalán, o más cercano el “bypass” político en la región de Murcia con Miras, heredado por complots e intereses particulares de cortijo cicatero de Valcárcel, que es en lo que se ha convertido el PP en la región.

Nadie puede evitar la crítica contra el desatino político heredado de la era Valcárcel en la Región, un paseo de albañiles de la política municipal aupados a la regional y nacional con vistas al aforamiento y la exculpación, así, todos y cada uno de los partidos con representación nacional tienen sus propios virus corruptos adosados a su ADN, unos tratados con vancomicina –antibiótico de amplio espectro-, pero otros, con la penicilina casi inocua por su continuo uso de cara a la justificación, ejemplos contrarios son los de Ciudadanos, y en el polo opuesto el PP y Podemos,  sin alejarse el PSOE que fue el que inició la deriva judicial con la excusa del progresismo ilustrado de escaparte y canuto.

Ese miseree conspirativo de pecado y perdón es lo que ha causado la deriva catalana, la sensación de impunidad y ligereza gubernamental y como en la novela de Estullin, “Conspiración Octpus”, aquí más bien jibia o triste calamar, no aleja esa ficción de nuestra realidad en un universo paralelo de humo y espejos. Y si entre los objetivos del complot se establece derrocar un gobierno o a un gobernante, quitar el poder a algún grupo o en este caso partido político, y en su defecto y a lo que me agarro, realizar algo con la misión de perjudicar a otro que ostenta un lugar de privilegio, tenemos la radiografía permanente de este país, de esta región, la de Murcia y de esta noble y trimilenaria ciudad de Cartagena que no se merece esta lacra política impuesta por los partidos en las urnas, siempre con un denominador común, la mediocridad y la vulgaridad de sus protagonistas merced a esa filosofía de falsos progresismos al que todos se suman, sin contingencia de ideario ni color, como en un mercadillo.

Abandonando las falsas, pero lógicas promesas del Gobierno en torno a una reyerta constitucional más que reforma o adaptación, realmente innecesaria, pero ávida para los tardo-nacionalistas y los neo-anarquistas de tiña parasitaria, me centro en Murcia, otro contubernio disparatado sobre una herencia política nefasta y humillante, mantener encausados y personajes de dudosa ralea como presidentes de fortuna de una comunidad como ha pasado, con lo que ello supone, y objetivamente siembra la duda sobre el resto, y consecuentemente, que el menos caracterizado ocupe puestos impensables para la más pueril mente humana, como es el caso del señor Miras, sin duda es contraproducente para el desarrollo de una región, y así nos va. O quizás, la rubia de moda en el PP, a la sazón portavoz y consejera y sabe Dios qué más, se postulará trepando como heredera de la Barreiro para Cartagena sería otro desengaño anunciado. Otra sí, ¿será el nuevo delegado del gobierno el verdadero antibiótico?, un puesto complicado para hábiles mercaderes del liderazgo, ¿será esta la opción en año y medio contra Garre, principal enemigo del partido por su honestidad?, no me extrañaría nada en este mundo de perfidias donde los mentores, son sometidos como en la antigua Roma por sus seminaristas en profundas laudes matutinas.

Y arropados al Mediterráneo me centro en la permanente confabulación cartagenera, años sin aliento político, con ansiedad permanente gubernamental, aunque esto joda a algún dios de plastilina protagonista de algún comic de Jan. No es una opinión, sino un hecho el fracaso de MC y PSOE en sus 28 meses de gobierno, sin querer y producto de su propia prepotencia e incompetencia basada en la ignorancia más profunda, supina que diría algún cartagenerista que no cartagenero, han conseguido hacer buenos a los inhábiles gobiernos anteriores del PP y de la Barreiro, que ya hay que ser inútil, ésta, la Barreiro, una permanente “presunta” que acompañada por la “suerte” de los recovecos novelescos de conspiraciones y traiciones, cruza las fronteras del “escapismo judicial” con una habilidad digna de protagonizar alguna novela de Kent Follet.

Lo cierto es que, Cartagena ha sucumbido al bocadillo de Mortadela ya descrito en otras misivas, ora por falta de dignidad, ora por demencia locuaz, ora por frustración, el consistorio es como una casa de divorciados donde la falta de sustento ególatra aflora las rivalidades e inquinas manifiestas que les obliga a compartir cama política, donde aburre el permanente discurso de mercadillo de una alcaldesa en funciones, -está supeditada a un sorpresivo arrebato u ocurrencia y a la amenaza de una moción de censura, que se acercará tal como acabe la legislatura, no lo duden-. Y luego la suerte de varas, “la pica”, se manifiesta en perfecto acoso mediático a los intereses opuestos, no importa la mierda que anida en esta ciudad, la dejadez y la ignominia turística demostrada de este verano, el tráfico de colegas o el desfile judicial del ex alcalde por el Palacio de Justicia, tampoco el asalto a mano armada del parking del hospital donde se trafica salvajemente con la salud y así, un eterno etc. de promesas pendientes. No importa lo pueril de la incompetencia demostrada del nuevo segundo o Tte. a 58.000 leuros el kilo anual, referencias; dos años con un éxito total en el deporte, el futbol claro, bueno el Efesé, el resto desatendido, y bajo injerencia del director general y su feudo, nunca cuestionado, de hecho, el Pabellón Central ennegrecido por la duda en la gestión y sin mantenimiento se cae a trozos, el Palacete usado como naipe en una partida de Mus pero muriéndose en la indiferencia, “alguien chupará del bote”, además, un nombramiento consentido y rozando la infidelidad en contra del denostado ex alcalde caído al confín de la indiferencia…, en la página web del Ayto. al menos. No importa la desfachatez y la humillación al partido consorte por parte de la Castejón a MC, ambos siempre con el bocadillo de mortadela en la mente. Once figuras de basta porcelana situadas entre los de “la tribu” de Villoro y los de la pintura, “Los Once” del Louvre, aquellos once miembros del Comité de Salvación Pública en la Revolución francesa, que según se les mire, así se ven.

Estamos sufriendo la peor pesadilla con gestores que no saben ni gestionar su propio ridículo a nivel local, regional e incluso nacional. Mientras, en la acera de enfrente, en Madrid, en la Asamblea Regional y en el consistorio cartagenero el PP se relame ante tanta incompetencia, ellos solos se mutilan y no necesitan enemigos, los tiene en casa.

‘In peccatis concepit me mater mea’ (Salmo 51). Y en pecado me concibió mi madre. A pensar.

   

Pág. 1 de 35

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information