Jueves, Febrero 27, 2020
   
Texto


El gallo y la resurrección de Jesús

El gallo proviene de la palabra latina 'gallus' y ha pasado a la historia a través de las negaciones de San Pedro, que dio lugar a que en siglo V el Papa Sixto III  estableciera la Misa de gallo.

¿Y qué podemos decir en Cartagena sobre esta ave?. Existía una  acreditada zapatería que se llamaba 'El Gallo', que un buen día desapareció de su emplazamiento habitual  y nada más se supo de esta figura tan popular para los viandantes. También del hermano marista Francisco Javier Gallo Armiño 'El Hermano Gallo', tan vinculado a nuestra querida ciudad. Sin embargo, nunca se nos ha ocurrido a los 'bordesicos retorsios' asociar a este animalito con la Resurrección de Jesús.

El gallo es la única ave de corral que sabe distinguir el final de la noche y el comienzo de un nuevo día. El autor del tercer libro de Baruch pensaba que era el fénix el que despertaba al gallo para que no faltase a su cita al surgir el sol. En las tradiciones judías y cristiana la expresión del canto del gallo significa muy temprano.

El libro de los proverbios contiene un juicio realista sobre el gallo, el cual dice que hay tres seres con un airoso andar y cuatro de hermoso caminar: el león (el más fuerte de los animales que antes de andar retrocede), el gallo (que marcha gallardo entre las gallinas), el macho cabrío (que va frente a la manada) y el rey frente a su pueblo. Por otra parte los textos rabínicos no vacilan en llamar al gallo 'geber', macho. Estos mismos textos hablan de la prohibición de criar gallos en Jerusalén.

Parece ser que esta ley estaba motivada por precauciones de la pureza legal: por otra parte sabemos que había gallos en Jerusalén, y nos puede muy bien servir para argumentar este punto la triple negación de San Pedro: 'Y en aquel momento cantó el gallo', según consta en el evangelio de San Juan.

En Cartagena estamos acostumbrados a configurar el gallo en la agrupación california de San Pedro. Desfila en el trono todo arrogante el Martes Santo a la salida del Arsenal Militar, tras solicitar el oportuno permiso del almirante del Arsenal,  recibiendo el apóstol la oportuna advertencia de comportarse bien y sin trastadas. Luego, está en el gran día californio del Miércoles Santo. Para mas abundamiento de detalles, ese día San Pedro, saltándose las órdenes recibidas a su salida, regresa a su destino todo contento y alegre. Será arrestado con un año sin salir, por desobediente y disipado.

Pero como cofrade de la Real e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado, yo veo sobre el gallo como símbolo de la vigilancia y en su canto encuentro el significado de muy temprano, que en nuestra tradición cristiana se convierte en el  símbolo de la resurrección, pues así como el gallo anuncia el nuevo día, de la misma manera los cristianos esperamos la venida de Cristo.

En la antigua Roma 'El ad galli cantus' se refería al momento que empieza el nuevo día y que según sus tradiciones comenzaba a media noche. Durante la Edad Medía, el gallo era el símbolo del predicador, que despierta a los adormecidos. De ahí que se vea presente en lo más alto de los campanarios y espadañas. Para los cristianos representa un recuerdo para permanecer siempre en vela, para no acomodarnos ya que las tentaciones están ahí al acecho.

Pero no debemos olvidar que para el arte no ha pasado desapercibido este evento y lo podemos comprobar en Jerusalén, en la preciosa iglesia ascensionista 'San Pedro Galli Cantu'.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information