Jueves, Noviembre 21, 2019
   
Texto


Dos de los acusados reconocen que participaron en el desembarco de droga en Calblanque

Dos de los tres acusados que esta mañana se han sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial, en Cartagena, han reconocido que estaban en la playa de Calblanque en la madrugada del 8 de mayo "desembarcando bultos", mientras que el tercero lo niega. La fiscal, Verónica Celdrán, mantuvo la petición de seis años de cárcel para dos imputados mientras que redujo la solicitud para Wilver a cuatro años y medio como autores de un delito de narcotráfico y que deparó la incautación de 4.260 kilos de hachís. El juicio quedó visto para sentencia.


La acción conjunta entre Vigilancia Aduanera y Guardia Civil llevada a cabo a las cinco de la madrugada del 8 de mayo de 2009, junto a las fotografías y calificacióndel ministerio Fiscal, pueden leerse en el artículo:

Piden 18 años de cárcel a tres 'narcos' por descargar 4.260 kilos de hachís en Calblanque


"Si me habéis pillado, me habéis pillado"
Esta mañana, en el juicio, los dos acusados de origen suramericano reconocieron su participación, explicaron que buscaban dinero para consumir droga y mostraron su arrepentimiento. El instructor del cuartel de la Guardia Civil de Cabo de Palos reafirmó aún más la autoría de estas personas, pues explicó que con la cámara de visión nocturna les vio bajando el monte, siendo arrestados uno escondido en la maleza y otro en el camino de salida de la playa. "Si me habéis pillado, me habéis pillado. Nos han traído aquí para descargar bultos y salimos corriendo cuando uno gritó que venía la Guardia Civil", le dijo el primero a los agentes.



La patrulla marítima de Aduanas que detectó en el rádar la presencia de la embarcación se puso en alerta "porque iba sin luces" y en un principio pensaron que se trataba de una patera, pero al darse cuenta de que transportaba droga movilizaron a los agentes disponibles en la zona para controlar la zona por tierra, mar y aire.

 

Debate en torno al 'pescador'
La duda está en la participación de Egidijus. El acusado negó su participación en el desembarco, no llevaba el vestuario mojados y dijo que había ido a pescar, como demostraba una caña que llevaba en su vehículo. Sin embargo, los agentes aseguraron que la caña estaba seca y tenía sin montar el anzuelo, además de que estaba a un kilómetro de la orilla. La fiscal le interrogó para conocer por qué, si vive en Roquetas de Mar, estaba de madrugada en ese lugar. El imputado dijo que había discutido con su mujer y que quedó con un amigo en Cartagena, sumándose después otra persona. 
Fiscal: ¿Fue a pescar a las cinco de la madrugada?
Acusado: Sí.
F: ¿Qué hacía en el coche?
A: Nada.
F: ¿Nada?
A: No puedo responder.
F: ¿Y los otros dos hombres?
A: Se fueron al oír el helicóptero, pues eran ilegales.
Su abogado también preguntó sobre esa circunstancia.
Letrado: ¿Sabía qué estaba ocurriendo en la playa?
A: No.
L: ¿Lo que hacía era ilegal?
A: No, tiene que ver con la personalidad, pero no era ilegal.

La fiscal mantuvo la acusación. "Falta credibilidad en sus testimonio, ofrece contradicciones y hay suficientes indicios para acusarle", dijo, mientras que Francisco Valverde expresó en sus conclusiones todo lo contrario, remarcando que no hay pruebas contra él y que su versión es creíble.

Respecto a los dos suramericanos, se produjo un principio de conformidad entre fiscalía y defensa sobre Wilver, mientras que las posturas son muy opuesto en lo referente a Fredy. Mientras para Verónica Celdrán "queda acreditada su participación", el letrado Joaquín María de Lacy sostiene que su cliente "es cómplice y no autor porque no es lo mismo trasladar la droga que disponer de ella" y pide que se le apliquen las atenuantes de colaborar con la Justicia ("Ha confesado"), dilaciones indebidas ("El proceso estuvo cinco meses paralizado") y drogadicción.

Verónica Celdrán también remarcó que la cantidad incautada, más de cuatro tonelaas, "excede los límites y se debe aplicar la extrema gravedad".

Juzgado: Sección quinta de la Audiencia Provincial, en Cartagena.


Delito: Contra la Salud Pública (el que, sin hallarse debidamente autorizado, elabore sustancias nocivas para la salud o productos químicos que puedan causar estragos, o los despache o suministre, o comercie con ellos) en los artículos 368 (sustancia que no causa grave daño a la salud) y 370.3 (extrema gravedad).


Acusados: Fredy A. G. H. (32 años, Ecuador), Egidijus B. (31 años, Lituania) y Wilver V. G. (36 años, Bolivia). No tienen antecedentes en este tipo de delitos. Los tres llegaron procedentes de prisión.


Petición de pena de la Fiscalía: Verónica Celdrán solicita seis años de cárcel para los dos primeros y cuatro años, seis meses y un día para Wilver, al aplicar la atenuante de drogadicción. También solicita que paguen 12 millones de euros.


Peticiones de la defensa: Joaquín María de Lacy solicita una pena de 9 meses para Fredy, Luis Antonio Santos acepta la pena que propone la Fiscalía para Wilver pero aplicando la atenuante de colaboración con la Justicia y Francisco Valverde reclama la absolución de Egidijus.

 

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 


Banner
Banner


Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information