Miércoles, Septiembre 18, 2019
   
Texto

A dos puyas no hay toro bravo

Decía Ernest Hemingway: “Es moral lo que hace que uno se sienta bien, inmoral lo que hace que uno se sienta mal. Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender, las corridas de toros son muy morales para mí”. Pues sí, los resultados de los comicios de ayer son muy morales para mí, hacen que me sienta bien.

Las banderillas negras se han hecho ver y se ha lidiado una corrida electoral que ya se echaba de menos en la región y sobre todo en el trimilenario municipio cartagenero.

Los diestros han hecho su faena, yo hubiera preferido también rejones de castigo, un par menos de concejales populares menos pero…, no vamos a entrar en humillaciones políticas y electorales. ¿O sí?

Difícil tiene que llevar los resultados de esta lidia el PP, la mitad de los votos y la mitad de los concejales perdidos, está claro que la exalcaldesa no ha medido la distancia al astado, ha intentado adornarse en la suerte de banderillas con retórica amenazante, está claro que subliminalmente ha enviado un mensaje de temor y chantaje y está claro que ha recibido nueve cornadas, los mismos concejales perdidos.

La faena del diestro de Cavite empezó hace cuatro años, y ha culminado con las dos orejas, empezó solo, sin cuadrilla, pero, ¿quién de los protagonistas del cartel ha llevado cuadrilla?, ninguno, quiero decir sin parábolas y requiebros que la esencia del cambio recae en el de Cavite, y él debe ser quién lidere la Corporación.

Los resultados pueden ser más o menos discutidos, más o menos  maquillados y más o menos justificados pero la realidad es que dos tercios, o lo que es lo mismo, dos de cada tres votantes no quiere a Pilar Barreiro y la ha rechazado de plano y de pleno, y curiosamente eran de los que la votaban. La izquierda no ha sorprendido a nadie, son modas y cambios de siglas, es el permanente fantasma que acompaña a la extrema izquierda en este país, el quiero y no puedo. Cayó el Partido Comunista y sus acólitos en resurgimiento de IU, y ahora caen en resurgimiento de Podemos, tres concejales que de bronce y morado harán su particular lidia. El PSOE no ha aportado nada en las anteriores legislaturas y tampoco en la campaña, por honradez y decencia que se mantenga al margen, de vicealcaldesa y tres concejalías como mujer, deporte y descentralización les vale como proemio, no hay más méritos. Como Cs, méritos pocos, la inercia de la frustración conservadora nacional reflejada a nivel local, poco más.

Son descontentos con el PP y sobre todo con sus protagonistas, la huida a Ciudadanos y el apuntalamiento de MC es significativo, insisto, emanado del trabajo de ajusticiamiento al que ha sometido el único conejal autóctono al poderío, a la prepotencia y a la vanidad de un engreído Partido Popular que no ha medido su ocaso. Ocaso que se materializará con la huida a Madrid de la ex alcaldesa en breves fechas y su caída de las listas al Congreso, ¿apuestas?

Ahora toca gobernar a los que ha elegido el pueblo, y éstos no son los populares, en pacto con tripartito o cuadripartito, pero en un Consistorio la pluralidad es la esencia, y si entre todos se reparten las responsabilidades de gobierno mejor y óptimo.

Ahora toca al PP respirar la esencia de la oposición, el perfume del fracaso y el aroma del error. Han elegido mal, quizás para mantener las alfombras tapadas, Valcárcel hizo de su “capa un sayo” en la región con el compromiso y la complicidad de sus vasallos y vasallas. Ahora les toca llorar lo que no han sabido defender, pero en la oposición y espero que esto sea la tónica en la Asamblea. Peor no se ha podido hacer por parte de la autocracia gobernante popular hasta ahora, así que, por muy mal que vaya, los aires frescos siempre serán mejores que los viciados.

Maestro, en capilla y vistiéndote de carmesí y otro decías por la ciudad; MI SUERTE SERÁ TU SUERTE…, no defraudéis. Tenéis cuatro años para demostrar que Cartagena no se ha equivocado y el Partido Popular para hacer acto de contrición y sanear la herida que es honda y está gangrenada. “El torero sigue siendo mítico y, cuando expresa la valentía el pueblo se enardece y los viejos entusiasmos reaparecen. Tierno Galván.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information