Lunes, Julio 16, 2018
   
Texto

Miserables

Adjetivo miserable, del lat. miserab?lis 'digno de compasión', 'lamentable'.  A) Ruin o canalla. Aplicado a personas, y donde me quedo, también hace mención a personas extremadamente tacañas. Que, en Cataluña, de casta le viene al galgo, solo los ladrones de guante blanco como Pujol, Mas, Puigdemot y demás integrantes del partido del 3%, sinvergüenzas y rufianes de apellido y de calaña o simplemente, delincuentes y casta de baja ralea. Otra es, el que es extremadamente pobre, que gracias al estúpido “proceso” son cada día más los catalanes jodidos y ciegos o tontos, pero quizás por miedo o cobardía, tragan con esta horda de cuatreros analfabetos de canuto y laca. La cuarta acepción es relativo a una cosa insignificante o sin importancia que es donde se quedará el fatuo protagonismo de estos retrasados, patroneados por la familia Pujol y el Pdcat o la Convergencia y ácidamente adulterados con los impresentables podemitas en todas sus vertientes, el Iglesias, la Colau, los de la CUP, Esquerra y demás parásitos sociales catalanes, y la quinta, dícese del resultado de esta farsa de córrala catalana, otra más…, Desdichado, abatido o infeliz, resultado de las miserables incompetencias políticas y policiales que han sesgado 15 vidas y han diseminado el terror en pleno corazón de la segunda ciudad más importante de ESPAÑA, un condado nacido en el Reino de Aragón y llamado Barcelona, pero que estos se han pasado por el forro a cuanta del proceso independentista, calificarlos de ratas sería una amabilidad inmerecida.

 

Son miserables, unos desgraciados miserables estos asesinos de fortuna que solo buscan la destrucción, el terror y el caos, como perfectos traidores y cobardes, algo inherente a su ADN, la cobardía, y sobre todo, la ingratitud o desafección con Occidente, con la LIBERTAD y los derechos naturales de las personas, no de los animales que es en lo que se han convertido si alguna vez no lo fueron.

 

Son miserables los que han procurado con engaños, odio y patrañas hacer de las provincias catalanas una región plenamente islamizada y a su vez, junto a Molenbeek embrión de terroristas y radicales islámicos en Europa, si de alguna manera podemos establecer una frontera entre la moderación y la radicalización, y todo gracias a los miserables que mal gobiernan Cataluña. Estos miserables con nombre y apellidos, Puigdemot, Junqueras, Colau y demás parásitos políticos con flequillo y coleta, se olvidan que los pactos posibles para salvaguardar a Cataluña, ya estamos recordando con las mismas bajezas y cobardías de ETA, no valen para la Ciudad Condal, es España, y ante el Ministerio del Interior, la Presidencia del Gobierno, este trío de discapacitados intelectuales sin espejos en casa, que denotan un ridículo espantoso, no son nada, un grupo de marionetas.

 

Son miserables los dirigentes de la policía catalana que con su incompetencia y su politización de la seguridad de los catalanes son directamente culpables de la situación creada, incompetencia demostrada por asentimiento con el gobiernito catalán, ridículo europeo y solamente han demostrado, a pesar de sus esfuerzo por disimular, las enormes carencias profesionales, policía política que tendrán que replantearse en un futuro su profesionalidad, hasta ahora mermada por sentencias de abusos policiales e incompetencias manifiestas, la única que ha demostrado un agente, casualmente formado en la LEGION ESPAÑOLA, que me temo, algún miserable de la CUP o demás payasos del “parlamento catalán o feria de enanos” hagan yagas y heridas, y más miserables son los que han despreciado la profesionalidad de la Guardia Civil y la Policía Nacional en su gran experiencia para atajar actos de terror y evitar muertes, jugar con los muertos es de carroñeros y de carroñeros miserables en Cataluña vamos servidos.

 

Es de miserables aceptar emigrantes y refugiados sin control ninguno y mantenerlos por encima de los propios ciudadanos, ilimitando sus derechos por miedo y cobardía, por falsa convivencia, por falsa justificación, y presionado el éxodo de los ciudadanos autóctonos de centenares de pueblos y barrios haciendo guetos incontrolados que solamente fomenta el recelo y la sospecha ante la inseguridad y la discriminación recesiva, con motivos manifiestos para ellos, es miserable hablar de falsa integración, en un pueblo solidario como el español, el recelo está servido y no es evitable. Y este recelo es a lo largo de toda la nación española.

 

Es de miserables dirigir una ciudad con la creencia de que el acercamiento al Islam por conveniencia, entre otras, como el buen sueldo mensual, el sustento corrupto de familiares y amigos, como la Colau, su alcaldesa le vale de crédito para salvaguardar la ciudad, usar los muertos de un cruel atentado para hacer política de barrio radical y asociación de vecinos desestructurada, es miserable, y esta individua como la Carmena, que todavía hace reflexiones por terrorismo, es una miserable desgracia democrática para Barcelona y Madrid.

 

Es de miserables justificar a los terroristas y culpar solamente al imán, encima socorrido por los gansos del lugar, argumentando la radicalización de los terroristas y asesinos y cuasi disculpándolos, dando encima, recursos a las familias de los asesinos anteponiéndolas a las propias víctimas de este terrífico atentado dónde hasta niños han perecido, parece de chiste. ¿Quién vela por las verdaderas víctimas? Como siempre, en este gran y enorme país al que Don Pelayo puso orden y el CID temor. Al que su Patrón Santiago dio carácter y valentía, donde sigue habiendo quijotes que nos hacen sentir vergüenza, al paso que llevamos, gracias a la quita de algún indeseable de la radical izquierda, de algún miserable de la CUP, Junts, Podemos o del nuevo PSOE, que a nadie le extrañe, quitarán estatuas, calles y bustos de Don Pelayo, de Rodrigo Díaz de Vivar y de Fernando el Católico, o del mismo Patrón, Santiago en la batalla de Clavijo para no ofender a nadie. ¡Seremos imbéciles! ¿Todavía se pregunta la gente como peonajes como Trump son presidentes de la mayor democracia del mundo? Con gobierno regionales como el catalán se justifican.

 

Son miserables nuestros gobernantes, Rajoy, el PP y demás socios de gobierno por permitir que nuestra seguridad, nuestra Constitución y nuestra democracia sean constantemente violada y mancillada por asesinos, terroristas y por este atajo de impresentables que de ridículo, deberían de estar en un sanatorio por enfermos metales unos y en “proyecto hombre” otr@s, acompañados de los líderes de plastilina de dudosa moral y vergüenza, usar la Constitución y las leyes serían suficientes para impedir que miserables como estos agoten los recursos democráticos de nuestro Estado de Derecho. La obligación del Gobierno es cuidar, sobre todas las cosas a los ciudadanos y a la Nación y no justificar buenismos que solo esconden miserables cobardías, de cobardes, esta Nación está llena. Buscar responsables colaterales sobre estos atentados en Barcelona por imprudencia e incompetencia debe ser una labor inmediata de la Audiencia Nacional, ¿o no son culpables estos miserables de la alcaldía barcelonesa, la consejería de interior y los mandos policiales? La sangre de las víctimas, a una persona con dignidad le hubiera mermado el alma y encogido el corazón, a estos miserables del tonto y despilfarrador “process” con total discapacitación moral, solo les ahonda su enorme y prostituida miseria humana, y lo demuestran día a día.

 

Ha sido Miserable, el acto demoledoramente sumiso de una nación representada en Barcelona, donde la unidad es mentira, de plástico fino. Dónde la farsa se ha establecido en un teatro de lo absurdo propio de esas latitudes y esos politicuchos. Dónde cada uno ha desarrollado su protagonismo vacuo, el líder de la alianza de civilizaciones, Zapatero con su cara de tonto se ha dado un baño de egolatría en una manifestación carnavalesca en lugar de luctuoso y reivindicativa, y es el principal culpable del descontrol legalizado de la emigración ilegal y sobrepasada. Un Iglesias queriendo estar en la foto con todos, pero sobre todo con sus colegas anarquistas y antisistemas, un personaje que no duda, cual carroñero, en sumarse a la CUP y demás radicales que hacen de las victimas su particular guiñol y de Cataluña su nefato teatro aprovechando, miserablemente su memoria y a esta explosión de rechazo al terror cuando en su alma solo hay miseria emanada de la sangre opresora de sus patrocinadores venezolanos e iraníes. De todo esto hay un claro mensaje, Zoilo puede trasladar a Cataluña a todos los ilegales y refugiados dese Ceuta y Melilla y olvidarse de Cartagena, la Colau que ahora está de ocupa en el Ayuntamiento barcelonés los acoge junto a la Carmena en su casa de Madrid y el resto de radicales, CUP, Esquerra, Junts, PdCat…, “Un refugiado, un hogar en Cataluña con derecho a roce…”.

 

En breve presenciaremos la puesta en escena de la mediocre obra de teatro del victimismo catalán, algún imbécil haciéndoles el juego se llevará alguna ostia, para así hacer ver el victimismo, es algo inherente al ADN del independentismo catalán, el victimismo y sobre todo la cobardía. Pero en esta España de pandereta esto no es ningún problema, dos sentencias y cuatro ostias acaban con los tontos renacentistas de la república independiente de la pasión de catalanes…, catalanes, pan de Viena madrileño tostado, tomate de mazarrón rayado y jamos de Huelva, identidad de esta Cataluña de pata negra, ¿se puede ser más imbécil?

 

“…Cuando ya era evidente que ninguna reforma en el gobierno o en la economía haría a la gente menos miserable, la religión se convirtió en el único instrumento de la esperanza. El enemigo del pueblo era la verdad, porque la verdad era algo horrible, de modo que Bokonon se asignó la tarea de proporcionarle al pueblo mentiras cada vez mejores.” Cuna de gato, Kurt Vonnegut.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information