Lunes, Agosto 20, 2018
   
Texto

'Sin perdón, sed de justicia'

Decía Al Pacino, por la analogía de sus papeles de mafioso con la banda de asesinos de ETA que; “le pidió a Dios una bicicleta, pero como Dios no funciona así, la robó y le pidió perdón”. Quiere esto decir y, basado en una muy humilde opinión, de alguien como una inmensa mayoría de españoles, que sufrió las decadentes y trágicas cuatro décadas de asesinatos y extorsiones de una banda de asesinos que bajo un repelente argumento político hizo de la muerte trágica, subversiva y violenta una forma de vida, malnacidos sin alma ni espíritu, los mismos que las propias prostitutas rechazarían en su seno abortando tal calaña de comediantes, y decía que, el perdón os lo podéis meter por el…, ya que no es, ni más ni menos que, una afrenta política con los ciudadanos del gobierno de turno para ser compasivos y buscar excusas y estrategias con los asesinos encarcelados,  muestra inherente de la cobardía que nos sustenta estos cuarenta años de democracia al gusto, una democracia edulcorada de corrupción y adulterada de hipocresía en su más profundo sentido, una democracia con un halo fascista limitando en una desenfrenada y totalitaria izquierda.

El perdón hay que ganárselo y los asesinos mafiosos que se amparan en el terror y la amenaza no lo merecen, pueden pedirlo o no, pero no lo merecen, hubo un tiempo dónde más de un españolito de a pie, con mesura, educado y alejado de la violencia, ante la salvaje estampa de un niño muerto, de un autobús reventado o de un cadáver abatido y ajusticiado por un malnacido asesino, hubiera cogido un fusil y hubiera acabado con cualquier etarra, del grapo o del frac y además, sin dolor ni remordimiento, eso es lo que se conseguía, sed de venganza, pero era todo la reacción humana en caliente y la controversia con la legislación en frio. A la sazón, somos humanos y quizás, solo quizás, seamos más vengativos que caritativos, son cosas del ser humano.

Humildemente pienso que podían coger a todos los etarras y mandarlos a Guantánamo y que sus familias tuvieran un calvario de dolor permanente, que nunca será el mismo que el de sus víctimas, ni por asomo, probablemente roce el contubernio cristiano, posiblemente, pero que un partido que se ha prostituido en permanente ambigüedad criminal como es el PNV, haga apología del perdón y de la caridad penitenciaria, que se haga eco de la farsa rendición de un banda de asesinos mafiosa, me parece un acto propio de gentuza, delincuentes de oficina y charlatanes de feria, además que encima los amparen partidos políticos como IU primero en su génesis del lado de los asesinos y haciendo apología de la libertad, -hemeroteca-, ahora su descendiente Podemos, claro exponente en el siglo XXI de la mayor decadencia comunista de la historia y de la autocracia de sus líderes, esbirros de la anarquía y prostituidos por el interés de corromper el sistema a lo bananero, ya, cada día más identificados como delincuentes de barrio y en el ocaso de su mensaje furtivo. Así hemos llegado a tragarnos a los herederos de los asesinos terroristas en las instituciones, o lo que es el verdadero y más radical fascismo sin edulcorantes en el siglo XXI, todos ellos, incluidos sus simpatizantes y partidarios, haciendo gala de su papel de comediante, embadurnados en su propio vómito y nauseabundo aliento siguen queriendo tomarnos el pelo, algo que los sediciosos fascistas catalanes han medido muy bien y este gobierno de alcahuetes permite, así escenifican en Francia con los titiriteros de fortuna un acto estúpido y absurdo, imagen directa de su fracaso, sometidos gracias al esfuerzo de la Policía y la Guardia Civil y de un pacto entre caballeros de los que hoy no queda ninguno.

Junto al desprecio de estos fascistas miserables, asesinos cobardes de tiro en la nuca y bomba lapa, de sus simpatizantes y partidarios, se encuentran los verdaderos protagonistas de esta sin razón de esta banda mafiosa, quienes merecen una y otra vez el reconocimiento y el recuerdo permanente de los españoles de buen corazón, las víctimas. Hoy, la juventud no sabe que fue ETA, ni quienes fueron estos perros sarnosos que sembraban el terror, quienes eran sus aliados de facto como los comunistas y antisistemas que los justificaban a media boca, quienes eran y son los nacionalistas vascos que intentaban ganar algo de carroña y ahora también pidiendo actos de buena voluntad…, y no les da vergüenza. No saben quiénes llevan a su espalda 855 asesinatos y les piden gestos…

Todo empezó un 7 de junio del 68, cuando en Villabona (Guipúzcoa) asesinaban a la primera víctima de esta banda de asesinos, un guardia civil llamado D. José Pardines. Dos meses después sería asesinado el policía D. Melitón Manzanas. Y así, tímidamente comenzó la trágica historia, ya en el 73 se contaron seis las víctimas. El año 74 fue especialmente trágico, veintiuno asesinatos y 13 de ellos en la Puerta del Sol en septiembre donde se les sesgo la vida a niñas, amas de casa y transeúntes, demostrando estas ratas su valentía por las que piden hoy gestos de buena voluntad…, Estas personas y además en su corta edad no presenciaron más cumpleaños familiares, no disfrutaron de las virtudes de su juventud, de su matrimonio ni de sus hijos, se les sesgo, de golpe. Otros perdieron la posibilidad de conocer a sus nietos e incluso las alegrías compartidas de sus hijos, familias en penumbra de por vida y, piden gestos…

Dieciséis fallecidos más en el 75. 18 caídos en el 76. 12 más el 77. El 78 fue más amargo aún si cabe, con 64 víctimas del terrorismo etarra hoy disculpados por impresentables y carroñeros políticos. 84 víctimas en el 79 en actos cobardes, hasta tres atentados en un día, un 29 de julio, caos y desesperación en la capital.  El año 80 se saldó con 93 víctimas, civiles y militares. El año 81 se cobró a 31 víctimas, siempre civiles, cuerpos de seguridad y militares, sin discriminación alguna. 42 almas asesinadas en el año 82, sí, el del mundial y 44 en el 83. Y así seguimos sumando…, como si de un abaco tétrico se tratara la sangrienta gesta de estos asesinos.

32 víctimas de la sinrazón cayeron bajo la cobardía etarra en el año 84, 38 asesinados en el 85 y, en el 86 fueron 41, desmedidamente triste a la par que humillante para una democracia como la que pretendía ser España. El año 87 con 41 víctimas contó en sus hazañas sangrientas etarras con dos aberrantes atentados que sembraron el terror, el de Hipercor en Barcelona con 21 fallecidos y 45 heridos incluidos niños y civiles y más tarde, el de la casa cuartel de Zaragoza, ocasionando 11 muertos (entre ellas cinco niñas a las que se les arrebató su futuro) y 88 heridos, la mayoría de ellos civiles, la cobardía y miseria humana han sido la religión de estos asesinos bastardos que nunca han merecido, ni el aire que respiran.

Pero no paraba el terror en esas décadas, Francia todavía no se decantaba por cooperar y de esa fractura la banda mafiosa de asesinos seguía haciéndose fuerte y acampando por sus respetos en territorio gabacho, el año 88 se zanjaba con 20 asesinados y el 89 con 18 víctimas más. La década de los 90 no dejo atrás el terror, el miedo y la tensión, comenzaba con esta década con 25 asesinados, entre coches bomba y disparos, con la suerte de cara en Cartagena al no haber en octubre víctimas mortales, pero sí 17 heridos. El trágico mayo del 91 sumó el máximo de la cobardía etarra en Vich, 10 muertos, cinco de ellos niños y 44 heridos engrosaban una relación que daría fin al año con un total de 46 víctimas del terrorismo mafioso etarra, y piden gestos… El año 1992 en el que España era la capital del mundo con la Exposición Universal de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona, los asesinos de la banda terrorista a los que hoy se les excusa y piden gestos de buena voluntad y perdones, asesinaron a 26 seres humanos, entre ellos en Santander a Julia Ríos, panadera, Eutimio Gómez, celador o al estudiante Antonio Redondo, cercenando su derecho a vivir, a disfrutar de sus familias, además de los sacrificados Cuerpos de Seguridad y Militares.

El año 93 se llevó, gracias a estos mafiosos de la sangre que hoy se sienten maltratados, mercaderes de la muerte, a 14 almas, siete de ellas en un coche bomba. 13 víctimas en el 94 y 15 más en el 95 seguían totalizando la masacre terrorista en nuestro país. La década iba terminando con atentados, pero singularmente menos víctimas, quizás la presión ya de las fuerzas de seguridad se hacía notar, aunque la serpiente es traidora y ataca desde cualquier escenario, así, el año 96 se produjeron 5 víctimas, 13 en el 97 con la vil ejecución de Miguel Ángel Blanco que sacó al pueblo a la calle, harta de tanta miseria humana y al año siguiente, 6 fallecidos en el 98. El 99 fue un año, a Dios gracias sin víctimas, pero, estaban reagrupándose y reorganizándose ya que, el año 2000 se produjo otra oleada de atentados con 23 víctimas, repartidas por toda España, Barcelona, Granada, Sevilla, Madrid, Huesca, Guipúzcoa…, y así nos acercamos al año 2001 incrementando la tétrica lista de víctimas donde hay que sumar 15 más.
La presión policial y el acorralamiento al que estaban siendo sometidos, además de las bestias detenidas y encarceladas, hace que, como las ratas se revuelvan en su propio pánico y el año 2002 se cierra con 5 víctimas, el 2003 se cobra 3 víctimas de estos asesinos y hasta la ruptura de una tregua trampa ofertada por la banda no se producen atentados hasta el cobarde y vil de la T4 en Madrid en diciembre del 2006, en plena Navidad, donde se lleva a 2 víctimas por delante. Otro envite se produce los años siguiente con 10 víctimas hasta el 2010 donde re relacionan las 855 almas mártires, siempre vivas en nuestro corazón y en nuestro recuerdo y siempre presentes.

Cuando estos asesinos y sus familiares solicitan prebendas, que ya están demasiado bien en las cárceles, de forma y manera inmerecida, no se entiende porque no están con los asesinos comunes, porqué siguen teniendo privilegios carcelarios para humillación de las víctimas, y así, a la persona honradas, integras y decentes de este país, se les encoje el estómago ante tanta farsa y comedia, estas gentes no merecen más que el vacío y la tristeza que han provocado entre sus víctimas, no merecen más que el hastió y la repulsa, el rechazo y el caos. ¿A quién le puede importar el destino y su final?

Cada vez que algún incoherente grito de respeto a los presos terroristas se hace eco, cada vez que el verdadero fascismo del siglo XXI reaparece en estos autócratas y totalitarios personajes, las víctimas vuelven a reforzarse, su presencia se hace presente y permanente entre nosotros y su azaroso y respetuoso sacrifico está por encima de su propia muerte, estos desgraciados con sus actos han provocado 855 héroes, como se canta en honor a los caídos con profundo sentimiento en el estamento militar, “La muerte no es el final”, para los verdaderos y únicos héroes de la democracia española, para los asesinados de esta tenebrosa banda mafiosa  de terroristas.

“Cuando la pena nos alcanza // por un compañero perdido // cuando el adiós dolorido // busca en la Fe su esperanza.”
“En Tu palabra confiamos // con la certeza que Tú // ya le has devuelto a la vida, // ya le has llevado a la luz. // Ya le has devuelto a la vida, // ya le has llevado a la luz”
“Sólo el crimen y el criminal, no confrontan con el verdadero demonio, pero solo el hipócrita está podrido hasta la médula”.  Filosofa alemana de origen judío. Hannah Arendt

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information