Miércoles, Noviembre 21, 2018
   
Texto

La casta, siempre por casualidad

La casualidad nos da casi siempre lo que nunca se nos hubiere ocurrido pedir. Alphonse de Lamartine, un escritor y político francés que no iba desencaminado ya en el siglo XVIII. Ese es el paradigma socialista español en este siglo XXI, “la casualidad socialista”, conseguir por casualidad lo que no le da la razón. Por casualidad y negra sorpresa llegó Zapatero o, “príncipe de las paradójicas tinieblas” al gobierno y llenó de oscuridad, de crisis, de deudas y de mediocridad su gestión y la nuestra, y de esos barros tenemos esos lodos.

Ahora, y por casualidad, mira que lo ha intentado, Pedro Sánchez se ha arrimado al ruedo político refugiándose en el burladero de la frustración a cada intento de suerte taurina, ha fallado con el capote, ha fallado con las banderillas y no sabe cómo entrar a matar sin pinchar en hueso, pero lo intenta a pesar de haber sido y ser, el líder más fracasado y mediocre del PSOE, y para ello, Narbona, como moza de espadas dirigiéndole el cotarro desde el burladero y su particular refugio, el burladero del fracasado al que se suma Margarita Robles en busca de trapío político, y no ha sido otro que, el mismo que copió Podemos, se ve que algo tienen en común, acercarse a los herederos de los terroristas cm Bildu y los ladrones con barretina catalanes para alcanzar las metas, ¿vender España?, eso no es nada para ellos, la mentira y la frustración del desengaño, así, buscando refugio en el populismo de película sociata de la transición, donde todo se reivindicaba, corren los naipes caprichosos del parasitario ideario de la falsa progresía donde los chalets de la nueva casta o, de los nuevos ricos como el de Iglesias y además, con seguridad privada pagada por Podemos, taifa o cortijo del tardo guerrillero social, y a pesar de haberlo travestido y corrompido autorizándolo con sufragio podemita. Otrosí, la explotación del servicio doméstico como la del Echenique a su cuidador cual déspota sanguijuela, como la farsa corrupta universitaria de Errejón o simplemente, el robo a Hacienda de emolumentos emanados de repúblicas bananeras de Monedero y del resto por cientos de miles de euros, son casualidades…, como los robos de los 800 millones establecidos en ERES socialistas andaluces y ayudas a la formación provocados por los altos cargos socialistas, en pleno juicio por gandules, vagos, ladrones y drogadictos, como disfrazaron cinematográficamente allá en el tiempo, de forma bohemia también, aquellas casualidades a las que Buñuel disimuló desde Méjico como esperpento lorquiano a la metáfora de estos indigentes morales, estos se lo pueden permitir, ¡son rojos!, pálidos, claros, rosados, según el interés, pero rojos.

Pues así nos baila el agua, ser presidente como sea, el bufón morado cual arlequín ríe la gracia a ver si así puede chupar algo más del bote, y el amigo Rivera, abrazafarolas de guardia, ciñéndose al viento, haciendo cintura con independientes aspirantes, si bien es cierto que faltan arrestos a un PP desvanecido por la putrefacción política, la corrupción ya sentenciada y las conspiraciones, internas y externas, incluidas las judiciales, que las hay en este país de pandereta donde no hay separación de poderes sino interés de fortuna, más claro, la prostitución política al venderse al PNV por 30 monedas de plata o la cobardía institucional ejercida en Cataluña con “Ñ”, donde ha defraudado a propios y extraños. Decía que, este Rajoy arruinado políticamente y su corte deberían de doblar el “pico esquina” y perderse en la niebla de la casualidad, -la Cospedal y la Santamaría con el resto de palmeros, principalmente-  un nuevo e ingente grupo de políticos se necesita como el comer, la indigencia en la que nos hemos establecido con el PP, como muestra pragmática los define claramente la mendiga de la moral Carmen Martínez de Castro a la sazón Secretaria de Estado de Comunicación contra los pensionistas, “Os Jodéis”, quizás denota una sustancial falta ella. Así, estos ejercicios espirituales populares ante la comunión del mesías Rajoy y su apostolado deben de tener su parangón notorio y leal con la ciudadanía, yéndose claro, ya no nos vale taparnos la nariz al votar y dar la confianza a los populares por ser los menos malos a pesar de apestar a corrupción y podredura, nos chulean y nos vacilan.

Y la extensión popular es directamente proporcionar al grado de servilismo e incompetencia en todos los partidos, como el talgo pesado y aburrido de Madrid a Cartagena pasando por Murcia, Iglesias-Uralburu-Marcos, Rivera-Sánchez-Padín, Pedro Sánchez-Rosique- la Castejón y como colofón, Rajoy-López Miras-Segado, a cuál “más peor”, marionetas de guiñol con sueldo de antiguo médico o ingeniero, todos rodeados de su agradecido y colocado coro de ángeles custodios y viviendo del cuento, pero esto ya es sabido y reiterado, Cartagena no se merece esta rémora, y son los que cuentan con la mayoría, los del PP, los culpables del desencanto político, por su culpa, hemos tenido regidores y regidoras fraudulentas de pancarta y TBO, y ahora…, la Castejón, despreciando a lo que fue el socialismo en Cartagena, lo que fue el Partido Socialista, hoy reducido a un farsa mediática donde por casualidad y gracias a la deslealtad y la traición, palabra principal en el decálogo socialista español, una alcaldesa de mentira hace aguas en continua nausea política, una muñeca de trapo sin dignidad política ninguna y gobernando con la confabulación mafiosa de un PP podrido políticamente, la cual, está al frente de una ejecutiva que maneja Aznar, el nigromante sociata de piscinas adulteradas y nepotismo ilustrado, que hace del Ayuntamiento y del partido su particular cortijo, de las oposiciones municipales hace su particular selección y de los cuadros de mando y técnicos su particular ejercito de menesterosos, todos al servicio del amo, el nepotismo en su más alta expresión populista de personajes públicos está establecido en el consistorio mantenidos con el erario público. ¿Hechos y argumentos? Cartagena llena de mierda, las playas y el campo abandonados a su suerte, en una región reducida a escombros mediocres en infraestructuras, miseria, podredumbre, herrumbre a pesar del dinero estéril despilfarrado en desaladoras, puertos y aeropuertos asépticos, eso sí, saraos y voceríos de pancarta no faltan, promesas de papel tampoco y quejas, muchas quejas de la propia incompetencia. ¿Paralelismos?, los hay, los partidos y las situaciones son directamente proporcionales en los pueblos y ciudades a la capital de España. Si un geta gobierna en Madrid otro lo hace por estos lares, si un abrazafarolas o más están en la oposición, otros tantos los hay aquí, si un farsante socialista quiere protagonismo tras su fracaso, aquí más de lo mismo. Efectivamente, el último socialista que hubo, y no es santo de mi devoción dijo que, España empieza a parecerse a Italia, pero sin italianos…, vaya casta.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information