Lunes, Diciembre 10, 2018
   
Texto

Qué hemos hecho para merecer esto

Podría ser el título de una película de los años 60 subida de tono en la Manga del Mar Menor, tipo “bingueros”…, y poca variación tendría con la actual pedanía cartagenera, vamos que si viniera Julio Iglesias no encontraría mucha diferencia más que el ladrillo, en una Manga del Mar Menor abandonada a los espurios intereses municipales y su incompetencia de gestión, es la antítesis de la razón decente municipal, del desarrollo noble y legal y la expresión más firme de la demagogia populista anterior del PP reciente de MC, la  socialista y tardo-comunista por un interés casi lascivo  de vivir fingiendo en este ayuntamiento, sí, el cartagenero, gobernado entre la corrupción que implica mantener ineptos y fraudes políticos sustentados con nuestros impuestos, “fueraraparte”, la chabacana estrategia del agua y de Hidrogena con el ayuntamiento del PP primero, nepotico y de asqueroso colegueo.

 

Luego, del fraudulento MC, que llora por los pasillos lo que no supo o quiso hacer en dos años de fraudulenta, engañosa y fracasada gestión municipal, eso sí, espectáculo lamentable han dado sin vergüenza ni congojo, y los colegas y los intereses de los colegas han sido su bandera marítima disfrazada de tonterías provincianas más que provinciales –hemeroteca-, gracias a una manifiesta falta de cultura, educación y ética, cualidad y aptitud que no la hay en las sectas pueblerinas…,  y ahora, la del cantamañanas y corrupto PSOE, lo de Aznar es de vergüenza típica de un pueblo de una república bananera tercermundista, el señorito del cortijo, al que le falta el sombrero y la canana, que hace lo que le da la gana con el beneplácito de la alcaldesa por casualidad, gracias a la soberbia de los perdedores y a una servilleta, a promesas y proyectos incumplidos y a frustraciones a flor de piel por incompetencia, la mediocridad debe pasar justica, moralmente es inaceptable –pero de moralidad andan faltos en este PSOE cartagenero, murciano y sobre todo sánchista que no español-  y tengo dudas legales al respecto de Aznar, la piscina popular del pueblo…, la convocatoria a Policía Local adulterada y recusada, la tributación a los cargos con academias fantasmas conocida y permitida hasta la fecha, sin sanción ni investigación oficial y seria, el contrato de socorristas que sigue dejando propinas al ser cedido y no gestionado por el Ayuntamiento, el nepotismo sindical municipal sin parangón, tal que la soberbia imposición en la misma del concejal de psoelandia pasen factura judicial.

 

Para colmo, si ya estaba este partido defenestrado, el socialista, con esta alcaldesa desahuciada políticamente por inepta, aparece otro tonto en este montón de ineptos que componen la clase política española, pero además con carnet y certificado expedido por el pediatra al nacimiento, un personaje que vendiendo al partido sociata –no merece lo de socialista por respeto a los que sí lo fueron-, ha vendido España a sediciosos y asesinos etarras, a vividores del proletariado y a estafadores de ilusiones liberales, a putas poligoneras de la política vasca,  hoy, donde además, los ideólogos y varones socialistas callan y otorgan como canallas cobardes que han demostrado ser, el empecinamiento por atraer a estos personajes deplorable, menos queridos de lo que se piensan, quizás ciegos por la soberbia en la que limitan en este nuevo a la par que extraño PSOE y como en todo, según soplen las brisas. Así se postulan las ideas, los pactos y las confabulaciones, los complots y las licencias temerarias y temerosas basadas en actos de traición marrullera digno de estos gobiernos por casualidad y basado en los apoyos de la felonía y la infamia, Madrid y España me recuerdan los actos de la servilleta de Cartagena, ¿de que no son capaces? Y a todo esto, los socialistas de ideología en vena, los patriotas de la rosa, hoy del capullo y capullos, callados y arropados al querer fortuito, como sinvergüenzas escondidos en la cueva de Ali Baba, permiten que esta jauría haga de su capa un sayo, en Madrid, en Murcia y en Cartagena. Pero ojo, no descarten en meses ciertos éxitos electorales populistas, esto funciona así, acuérdense de Zapatero, pero no de sus zapatos, aunque duelan las sinapsis.

 

Pero no es Sánchez, ni lo fue Zapatero, son los poderes oscuros y los multimillonarios intereses que absorben a todas las ideologías y llenan de orín la dignidad de un pueblo como el español, por el puto dinero, por el puto poder, por la frustración, pero que siempre se levanta contra estos miserables, siempre, devolviéndolos, más tarde que pronto, gracias a las urnas a sus ratoneras, cuevas y demás madrigueras, así reza nuestra historia real y no la adulterada.

 

Nos acercamos a un festín da anacronismos vivientes que diría Steiner. Nadie en este país, ha entendido el menosprecio y la poca estima que nos profieren estos personajes de plastilina adulterada que componen la clase política o la vergüenza nacional, “quien a hierro mata a hierro muere”. Son estrellas mediáticas amparadas por la mafia de la comunicación, comprada y mantenida, nacionalmente, regionalmente y municipalmente,  que se les llena la boca hablando de humildad, la que no profesan, y libertad, la que cercenan cada vez que el poder les da la oportunidad,  y además, con alevosía, coartan las nuestra, nos roban y engañan, nos timan y prostituyen a los que no son de signo tardo-progresista de izquierdas, de una izquierda amordazada por la banalidad y la acritud de la indigencia intelectual que hoy limita en estas formaciones socialistas y tardo-comunistas, tanto las pueblerinas y catetas como la cartagenera o la de la Villa y Corte, algo que siempre ha demarcado a los concluyentes con la chabacana dictadura del proletariado, los mismos que, hasta se permiten de marcarnos la ideología, la moral, el pensamiento y nuestra espiritualidad, los que nos exigen cumplir con el islamismo, soportarlo, mantenerlo y acogerlo renunciando a nuestra identidad por cobardía o estupidez, no lo sé,  porque ellos no son cristianos y los que nos obligan a aceptar inmigrantes con vitola de refugiado como peleles de Europa  que somos, porque ellos los ven de lejos, no sufren el desplome de la civilización y de la cultura cristiana española, España siempre ha sido acogedora, pero con las limitaciones que la integridad cultural y nacional que impone cualquier Estado desarrollado, con la seguridad y el control de personas que un país necesita para asegurar su propia integridad, no la banalidad de un voto basura de fortuna manchado de sangre, de deslealtad, de traición y en síntesis, de mierda. ¿En que se ha convertido Cartagena, su malogrado casco histórico, sus extramuros como Los Dolores o San Antón, barrios castizos, o el propio campo y pueblo? Gracias a la explotación penosa y la temporalidad, en guetos de inmigración ilegal y descontrolada que imponen sus leyes y cultura, que invaden y conquistan, en extensiones sarracenas en tierra española, y todo con la tacita desprotección y la cobardía que supone un respeto solidario interesado.

 

Encima, estos indigentes de la moral pseudo-socialistas y acólitos abrazafarolas, tienen suerte, además de las estúpidas alianzas de incivilizaciones que los han arrojado a la bacanal política del gobierno y, gracias a las luchas internas y desmedidas de un partido popular huérfano de honestos líderes desde hace tiempo, lo de Cartagena y Murcia es de TBO, no coge un “tonto” más por metro cuadrado en este partido, pero que viven a costa neutra sin despeinarse y con gomina, un partido enfermo de corrupción con infección de déspotas protagonistas que hoy se pelean por liderar un partido oscuro y enfermo, a día de hoy, entre arpías, brujas, ausentes y omitidos, hundido el PP por ellas mismas y sus artimañas, por sus privilegios gubernamentales y nepotismos ilustrados, por su corrupción, infecto futuro adivino. Los otros tontos del montón somos nosotros, no ellos ni ellas, son listos y listas, avispados y avispadas, parásitos y parasitas que viven de nosotros, no tengáis dudas.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information