Jueves, Abril 18, 2019
   
Texto

'Queridos Reyes Magos: Año nuevo, viejas demandas'

Me molesta que los años transcurran cada vez más deprisa y que el tiempo se siga desperdiciando. Hagamos caso al clásico proverbio: mientras hay vida, hay esperanza (además, tampoco tenemos otro remedio…). Muchos de los anhelos y lamentos para el 2019 son los mismos que los del 2018 y el 2017, y aún podría rebobinar hacia atrás unos cuantos años más. Y aunque eso no deja en buen lugar a algunos, yo tengo que seguir con mi cantinela.

Por ejemplo, tengo que desear que todas las administraciones no gasten tanto tiempo en mirarse el ombligo, al y tu más, se preocupen de ejercer las funciones para las que han sido elegidos. Pero lo que realmente pido a nuestros mandatarios es que sean responsables y sepan gestionar de manera inteligente los presupuestos, todas las infraestructuras y espacios, que se acuerden de los barrios y diputaciones… de los excluidos. 

Mi carta a los reyes prosigue con otro clásico que todos los palmesanos nos sabemos de memoria: solucionar de una vez y para siempre los graves problemas que tenemos con los transportes (sean de competencia municipal, autonómico o estatal). Eso significa varias cosas: Mejores señalizaciones en carreteras y vías urbanas, desvío de trasporte de mercancías del centro del pueblo, blindar el bus urbano para que no pase que con el cambio de empresa nos quedemos en tierra de nadie, solucionar el tema del paso a nivel,… ¿Por qué no un carril-bici y/o senda peatonal?. 

Hay muchas otras cuestiones que me preocupan y debemos poner el dedo en la llaga, aunque escueza. Por citar algunas, pienso en las deficiencias en el terreno de la cultura, los problemas cada vez más graves para el pequeño comercio, basuras y limpieza urbana, la dignificación de los Caseríos, la degradación de algunas zonas verdes, los edificios y construcciones históricas que se están perdiendo: Molinos de Viento, norias y sistemas de riego, bodegas, Casones en mal estado… La promoción del folklore y tradiciones en centros educativos con un programa estable. 

La realización de un estudio sobre la influencia de productos fitosanitarios agrícolas. Estamos rodeados por terrenos de labor que dan mucha riqueza pero que no sabemos en que medida influyen en enfermedades de la piel, vías respiratorias, etc. (en caso de que realmente tenga consecuencias, que ojo, tampoco lo sabemos a ciencia cierta). No es un capricho, sino una necesidad. Es urgente la elaboración de un sistema de vigilancia ambiental. 

Y no podemos olvidar lo que para muchos es una utopía o una fantasía para ilusos, pero para mí es un proyecto muy complejo pero ni mucho menos irrealizable: un Ayuntamiento para La Palma. Si miramos los Ayuntamientos de reciente creación han creado riqueza para su territorio y el circundante. Llamadme loco si queréis, pero estoy convencido de que mis ojos lo verán algún día. 

Pero por encima de todos ellos hay un asunto que me quita el sueño y este año se tiene que empezar a solventar. Me refiero, por supuesto, la falta de ilusión de muchos ciudadanos que, cansados, han optado por tirar la toalla…  

¿Y ahora qué? La experiencia me ha demostrado en múltiples ocasiones que no existen recetas mágicas, así que seguiré confiando en la única pócima milagrosa que conozco: trabajo, participación ciudadana y más trabajo. El tiempo apremia, así que no pienso perderlo.  

Feliz Día de Reyes, y ojalá que vuestras ilusiones también se hagan realidad.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information