Lunes, Agosto 19, 2019
   
Texto

'La seguridad cartagenera sin liderazgo'

Otro éxito del pacto de la servilleta del señor López y la señora Castejón, con perdón, de los muchos caos que han ocasionado por incompetencia y prepotencia, tanto monta…, un crisol de intereses personales y protagonismos desmedidos que han dado al traste con la gestión de muchos departamentos municipales, con la deriva lógica a la ciudad, abandonada y llena de mierda en todos los sentidos, pero la palma se la lleva la Policía Local de Cartagena, y esto no es una opinión, son argumentos, son denuncias en el juzgado, son hechos y ya, nadie se esconde y menos en el propio cuerpo policial.

Cuando Manuel Asensio ganó en oposición legal y transparente la plaza de Jefe de la Policía Local de Cartagena ganamos todos, la institución y la ciudadanía, sin contingencia de la etapa anterior, Asensio, con un currículo envidiable y ganado con verdadero esfuerzo, no regalado ni manipulado, trabajó afianzando la profesionalidad del Cuerpo Policial y poco a poco, aquel retazo de mala imagen sobre los municipales al que los mentideros nos tenían acostumbrados, fue esfumándose como un mal humo provocado, los sindicatos fueron abandonando la demagogia y la falsa elocuencia, y la institución policial, ya con más luces que sombras emergía conjuntamente con la entonces Policía Nacional dirigida por el Comisario José María García,  se barruntaba y así fue, una gestión conjunta a la altura de una gran ciudad.

Pero esta gestión pereció gracias a los devaneos personales más que políticos del entonces MC cuando, producto de la casualidad y de la pereza del PP se aupó al gobierno municipal con cinco concejales y con unas ilusiones vivas y luego, fracasadas y frustradas compartiendo lecho político con un PSOE amargado por las traiciones internas, y sobre todo, por  la soberbia de su propio fracaso como partido, un personaje oscuro y tétrico como Aznar en perfecta coordinación con el entonces alcalde, se encargó de joder lo único que medio funcionaba, la Policía Local y lo intentó con los Bomberos, y lo consiguió con un triste y vergonzoso reality show con Protección Civil, intentaron politizarlo todo mediocremente, pero con una incompresible ignorancia hacia el funcionariado por los propios gestores y conjugando, marionetas de guiñol y el fraude nepotico en la asignación de cargos, amiguismo y colegueo, denominador común de este gobierno bicéfalo de alpargatas y cabalgatas que ya toca su fin. “Asinque” producto de la ley laboral y de la legislación funcionarial, el entonces Jefe de la Policía y hoy protagonista de esta misiva decidió, curiosamente, pasar a su otra plaza ganada por oposición, para quitarse el sombrero, dejando vacía la dirección del cuerpo por ser insostenible la situación de acoso político y sindical, demasiados frentes asediando, demasiados frentes minando, demasiados intereses en liza, situación que la hemeroteca puede dar clara sentencia. “Asinque”, la mencionada ignorancia de los entonces y actuales gobernantes salpimentada con estupidez y soberbia, dejaron la institución cada vez más perdida, perdida en la gestión, en la organización y en el desarrollo laboral y que, solamente a golpe de horas extras y un desconcierto que acaba en los juzgados en el cuerpo era limada. “Fueraparte”, el trabajo de los profesionales día a día, que a pesar del descabezamiento y el absentismo en la dirección han realizado y realizan su ardua labor operativa, con dimes y diretes que ni vienen al caso ni son recurrentes. Lo cierto es que, una vez roto el fracasado matrimonio de López y Castejón, lo lógico era que la princesa entaconada de Pozo Estrecho volviera a situar las piezas en el tablero, al menos las profesionales y criticas como es la jefatura de la Policía Local, pero no, seguía el caballero oscuro de Aznar y enemigo de la alcaldesa en liza. Más tarde, la salida del oscuro personaje del ente municipal con conspiración socialista de por medio, Aznar, artífice de las peores traiciones políticas municipales y de partido, hacia brotar un rayo de esperanza con Mora, arreglar el desaguisado y cubrir viejas y manipuladas gestiones como la de las oposiciones denunciadas y suprimidas por farsantes, ilegales y partidarias del colegueo, con academias fantasmas de fondo, pero no, descubierto como otra marioneta del sistema socialista, nadie se escapa en este partido, por esto de no sacar los pies del plato…, primero en al ADLE y luego en la concejalía, el caso es asegurar el sustento y así, hacen que en junio, esperemos…, todo vuelva a su cauce, aunque visto los aspirantes y las aspirantas a la alcaldía, incluidas las nuevas incorporaciones de los más rezagados, no salimos de la mediocridad integral, mucho me temo que esto se queda en un binomio  a la andaluza, que siempre será mejor que lo vivido estos últimos cuatro años. Ahora se merma el equipo directivo ya sesgado de la Policía Local, un segundo que se retira por la puerta trasera con mucha pena y sin ninguna gloria, un segundón que no gozaba de los aplauso y la confianza de nadie, y un tercero que en capilla de su retiro se le solicita que se mantenga activo y que no duden que lo hará, una cobarde solución de fortuna del gobierno municipal para mantener el encefalograma plano de su gestión, el abandono institucional de un cuerpo por refrescar y sobre todo, un cuerpo al que volver a liderar se hace determinante y devolverles la confianza en su profesión y su gestión, y hoy no hay líderes, solo muñecos de plastilina sin consistencia.

Me despido con unas palabras publicadas hace años y que hoy por hoy siguen siendo tan leales como eternas. Y de las cuales, dudo mucho que a nadie de estos jacobinos de la gestión municipal les dediquen…

“Así, don Manuel Asensio, inició un camino complicado en una carrera contra el tiempo y lo que no sabía es que también lo haría contra el sistema implantado, contra la política barata del siglo XXI y contra el chantaje corporativo al que se someten los altos cargos, pero esto va con el puesto y el sueldo…, a pesar de lo vivido en su génesis en aquellos años de la transición que no fueron fáciles para nadie. Gracias al esfuerzo y a la educación adquirida, Manuel Asensio fue culminando exitosas etapas amparadas en la constancia y el trabajo, envidiadas y golpeadas, nadie le regaló nada, a día de hoy, nadie le regala nada.

Producto del esfuerzo, cree en el desarrollo en una Policía más dinámica, cercana y humana, constatamos la colaboración con los demás cuerpos de seguridad y, sobre todo, la imagen ciudadana del Cuerpo, que se ha reforzado a pesar de las interferencias políticas. Con un carácter dialogante, compañerismo, nobleza y humildad, muchas veces mal interpretadas por los aprovechados de turno que descargan en él las responsabilidades y frustraciones de otros, así, su independencia de criterio, imprescindible para mantenerse airoso, y su defensa de una renovación interna con el proyecto de mejorar la especialización y la imagen pública de los agentes, lo cual ha conseguido y con nota, a pesar de las zancadillas, y estando al margen de la popularidad y el protagonismo..” Dignificando la Institución. Nov 2015.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information