Lunes, Agosto 19, 2019
   
Texto

Política, corrupción y otros getas del montón

“La política es el campo de trabajo para ciertos cerebros mediocres”. Friedrich Nietzsche.

Que este país ha tomado tintes mediocres desde hace varias décadas no es nada nuevo, que se engorde el pozo de lo vulgar en los estamentos políticos, tampoco. La llegada a las representaciones políticas de la máxima, donde cualquiera vale, producto de una filosofía progresista de pancarta copiada por la conservadora, ha sido uno de los errores más grandes de esta, nuestra democracia, la huida en los estamentos de representación de las grandes figuras del toreo político y mediático, huyendo de lo ruin y ordinario, todo sea dicho, los han dejado entre sucias y harapientas colgaduras, no es lo mejor. La situación, sin duda alguna, preocupa, y mucho a todos los partidos políticos, o no…, y más a los ciudadanos, y no es para menos, en la calle las críticas se establecen por doquier, el ciudadano sufre lo peor que puede pasar en un estado democrático, la desconfianza franca hacia sus representantes, ¿errores del sistema?, puede ser pero, no todo ni todos valen, ni saben, prueba de ello lo tenemos en nuestros ayuntamientos más cercanos y en nuestros cargos comunitarios que no comuneros, si repasamos listas de altos cargos de la Comunidad de Murcia, como mínimo, nos acongojamos y avergonzamos y, si es de nuestro ayuntamiento cartagenero, sin duda, lloramos a lagrima viva. “Asínque”, sabedores del riesgo que entraña la corrupción para la salud sociopolítica de nuestra nación, y por corrupción a mí me vale también el ocupar puestos inmerecidos para callar bocas o para ganarse el rancho, al quebrantar toda la confianza de los ciudadanos que provocan ese anodino alejamiento de la sociedad de su clase gestora, que no dirigente, se impone depurar, pero, OHHHH, sorpresa, nos jodemos..., y no depuramos, al contrario, contaminamos, o mejor expresado, nos contaminan.

La corrupción se ha establecido en esta región desde hace décadas, -las colas de los juzgados a rebosar- no solo es robar, es corrupción de cortijo manipular los cargos designando por ley a los más afines y menos cualificados, y está claro que, a pesar de mucha transparencia demagoga, el ex presidente regional Pedro Antonio Sánchez, menos hábil, que Valcarcel está en capilla jurídica y como máximo exponente de este dislate, casos como dúplex, púnica, auditorio, pasarela y guarderías lo aúpan al protagonismo socio judicial, el finado político delega en un López Miras absurdamente mediocrizado, una marioneta que solo busca el amadrinamiento de los vasallos serviles y poder vivir y hacer vivir del cuento a sus congéneres políticos, un López Miras que no engaña a nadie y se ha establecido en la torticera política de cortijo medieval murciano sin más pasado que su pertenencia a esta banda del patio inanimada pseudo infantil, pero de más allá de La Cadena y para ello nos deleita con una Arroyo desaguada como alcaldable que es, una muy buena patricia del imperio tardo romano murciano capitalino, una servicial servidora a la metrópolis por interés y con serviciales servidores que le aspiran la alfombra, dícese otro fraude electoral presentado en Cartagena con tintes “varcalcelinos” por lo de la naftalina, con la promiscua complicidad del sectario PP cartagenero, otros que no evolucionan, un partido amancebado casi lascivamente desde su génesis con la capitalinidad, por imposición nos la colocan a los cartageneros que nos la tenemos que tragar políticamente, con la complicidad de los que “sufren” sueldazos como el del presidente del PP y a al sazón presidente de la Autoridad Portuaria –el que calla por interés- por decreto regional y los mantenidos como Ortega, Espejo y demás getas del montón permitan a la intrusa Arroyo, porque es una intrusa, hacer política bananera en Cartagena, que es lo que hace, vender humo coloreado de colorete y como Sánchez el breve, el Okupa de la Moncloa, usa su puesto de Consejera “virtual” para aparecer como si fuera ya la alcaldesa, y lo jodido es que es la única alternativa medio normal del paisaje electoral de mayo, -¡cómo será el resto!- una vergüenza de sufragio. A favor de la Arroyo y su vendimia electoral…, nada, no hay nada, ni garnacha tinta ni meseguera, solo el silencio. En contra, toda su herencia arrastrada, si no hay AVE es por culpa de ellos, por una política vergonzosa de sumisión del PP cartagenero como vasallos del murciano a los intereses de Madrid, son hechos tangibles que mientras vivan con sueldo…, les da igual, el resto de la nueva casta, podemitas, ciudadanos, partidos locales como MC son aficionados de comparsa que solamente mendigan un gramo de protagonismo. Si hay un aeropuerto carísimo y para nada, todavía menos vuelos que en San Javier, es por culpa de ellos, los peperos que, junto a la desaladora de escombreras, son los dos pelotazos corrompidos y despilfarrados más destacados de la era Varcarcel, y estos son hechos documentados y las hemerotecas son claro exponente de ello.

Pero más vergonzosamente ruborizante es aguantar a una alcaldesa sociata como la actual, la Castejón, rodeada de más getas del montón, getas de papel cuché que solo sabe flirtear con el protagonismo, con el ego mayúsculo de tan imperceptible ser, lo demás es oropel barato y cohetes al cielo tirados por Torralba, en prosa o en verso, Cartagena se hunde más, y más desde hace cuatro años tras una mascarada de Carnaval gracias al pacto de la servilleta, nunca tanto empeño en hacer algo bueno –suponemos- por la ciudad ha tenido tanto fracaso, solo se han beneficiado los amigos ajenos, los colegas de MC y PSOE, y por alusiones electorales, sin despeinarse también los del PP, el nepotismo ha sido el denominador común de los intereses sectarios de MC en su turno “tronista”, que ha defraudado a un muy contundente número de votantes entre los que me incluyo con una bisoñez disfrazada en sus actuaciones circenses, exabruptas y sin clase más que políticas, mucho ruido y pocas nueces, las misma que nos argumentan y dan derecho para la crítica, una secta más que un partido político que no representa más que a sus abducidos y a la contemplación inmobiliaria, una fonda con carcoma y una prisión como emblema de la más pura deslealtad profesional, y no la de un héroe sin batallar, por extensión municipal la desleal competencia o la competencia desleal de estos vasallos no atañe a empresas ni estamentos. “Deseguro” que el ex alcalde devolverá los sueldos cobrados bajo tinieblas corporativas para callar bocas y como reclamo electoral…, o los donará a una fundación necesitada…, de cara a las próximas elecciones y con todos estos traicioneros marquesados irreverentes pudiera haber sido y ser MC una acepción de Podemos en lugar del Cantonal y no nos daríamos ni cuenta. Ahora, demandando y criticando desde la acera de enfrente lo que no han hecho en otra descarada farsa hipócrita, a lo sociata…, que está de moda, o lo que es lo mismo, a lo Sánchez el breve, un juicio de los ERES callado, el más vergonzoso de la corrupción socialista en este país, como si no fuera con ellos ¿y el libro del ex alcalde, “la resistencia dialéctica”, ”pa cuando”?, el de la alcaldesa sustentado por un PSOE que soporta el mayor juicio por corrupción en España y hace campaña a golpe de talonario sin fondos…, ya está en las rotativas carnavalescas, un poemario…, “la tenaz resistencia a irse”, todos se resisten, ni con la salfumán que echaba mi madre en la puerta de casa para evitar plagas parasitarias se van, el epilogo de esta corporación de estimulante pandereta y botijo se puede sustentar en el fracaso por incompetentes de un matrimonio político gestado a la sombra de los intereses partidarios y partidistas del ego, todo un ensayo para Freud sobre el divorcio matrimoniado, un binomio de amor y odio con el fracaso como resultado, y quieren repetir...

Y el banquillo de exponentes, jodido. Detrás del partido cantamañanas de Ciudadanos, nada…, un partido abrazafarolas donde, solamente lo pusilánime ha marcado su protagonismo municipal, una manera mediocre de mantenerse vivo con un sueldo decente a modo de bocadillo de rancho y, de hecho, no hay más prostitución política que su apoyo al gobierno regional, el escaparate del local es simplemente impresentable por cortito y bisoño.

Los podemitas perdidos siguen buscando el cenit de los comunistas varando en su estela, en Cartagena como en el resto del país, atragantados por su propio vomito en descomposición mortuoria, tan nauseabundo como su efímero mensaje nostálgico de fracaso y de fracasados, alcanzar un solo representante en las mismas será tarea ardua, como se echa de menos a Molto. Y luego, los tambores de guerra, el partido de Garre sin socorrida garra cartagenera y con mucha beligerancia interna, mala cama tiene el perro, es lamentable pero cierto, quizás la mediocridad política actual que da sarpullidos le ha robado un buen líder, pero es triste que tan acicate personaje con demostrada reputación tenga pocos adeptos de protagonismo honesto destacado, y a peor vamos, si bien goza de las simpatías de la generalidad, es una simpatía unipersonal, estéril. Vox no se pronuncia y sin hacerlo, se ha convertido en la expectativa de una región y un municipio conservador anegado de un hartazgo de politicuchos irreverentes, empacho de incompetentes peor que el catalán, ¿Por qué no?, otro ex mando militar de los que se barajan por ahí para dirigir la región y la ciudad sería un gran revulsivo, al menos pondrían en su sito a esta reata de cantamañanas con el ego acentuado.

Con este panorama, hace años impensable, eso es cierto, la confianza ciudadana se queda en la cuneta, dicen que el peor delito de un político es la corrupción, enriquecerse a costa de la confianza de la ciudadanía, o dar a los amigos insanos pasajes de deslealtades, probablemente sea real. También existe descomposición política cuando se dan cargos y sueldos a incompetentes y de estos están las instituciones llenas, apesta, y de momento no hay lista, si la hubiera…

Miguel Delibes expresó; “Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad”, y el protagnismo es una mal patológico. miedo me dan las procesiones este año en Cartagena y también en Lorca, Mula o Totana…, lamentablemente habrá espacios entre los que no diferenciaremos entre el carnaval y el cortejo penitencial, a pesar de estar bien entrada la Cuaresma. Decía Chesterton que; “la mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta”, Yo no la encuentro..., la grandeza.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information