Martes, Julio 16, 2019
   
Texto

Con retraso pero sin engaño

La sección quinta de la Audiencia Provincial absuelve de un delito penal a dos investigados que fueron llevados a los tribunales por la empresa que les contrató para la fabricación de una máquina, considerando el tribunal que no existió voluntad de engaño y que se ha demostrado que estaban efectuando el trabajo, aunque con retrasos, y que tenían intención de seguir con los compromisos del acuerdo firmado.

El tribunal, los dos investigados y el abogado defensor



La cuestión era resolver si detrás del contrato firmado en noviembre de 2011 para la fabricación y entrega de una máquina existía o no voluntad de engaño, pues ahí radica la base de la estafa. La acusación particular, que representaba a la empresa contratante con el letrado Juan Luis Villanueva, consideraba que sí y solicitaba una pena de dos años y medio de cárcel, mientras que la Fiscalía pedía dos años, además del pago, como responsabilidad civil, de los 13.542 euros entregados a cuenta de un trabajo valorado entonces en 43.542 euros. La defensa, por su parte, representada por el abogado José Carrillo Romero, pidió la absolución de sus dos clientes, que eran los que llevaban la empresa contratada para esa fabricación.


En la sentencia del magistrado José Francisco López se indica, entre otras cuestiones, indica que en este caso "no puede entenderse mínimamente acreditado que existiera engaño antecedente a la celebración del contrato", como exige la jurisprudencia, es decir, que supieran "de antemano que no iban a cumplirlo". Entre las pruebas que respaldan esa conclusión, señala que la empresa demandada suscribió por las mismas fechas, al menos, otros tres contratos similares con los que cumplió ("con retraso") entregando las máquinas. Hace hincapié el ponente en que la defensa aportó "abundante documentación que acredita, no sólo las ventas realizadas a las citadas empresas, sino a otras distintas por las mismas fechas, e inclusos facturas y albaranes relativos a la compra de material antes y después de la última comunicación entre las partes (diciembre de 2012) que acredita que la empresa seguía teniendo actividad (...) y su intención de cumplir con el contrato (aún con retraso..) y que la máquina objeto del mismo se encontraba en proceso de fabricación", señala la sentencia, a la que ha tenido acceso Cartagena de Ley.

Finalmente, los encausados son absueltos del delito penal siendo declaradas de oficio las costas.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information