Viernes, Octubre 18, 2019
   
Texto

Catálogo de fórmulas para tratar evadirse de un suceso

Los investigadores de la Guardia Civil, en la segunda jornada por el asesinato de una mujer en 2017 en San Pedro del Pinatar, han expuesto en sala cómo conectaron a los tres encausados con el robo, además de exponer que consideran que trataron de desvincularse mediante mentiras en las declaraciones, con la compra de calzado nuevo con huellas distintas, cambiando de números de teléfonos móviles y desplazándose a otras localidades alejadas de sus residencias.

  • La familia del autor confeso del crimen deposita 35.000 euros en el juzgado para la indemnización a la familia


Noticias relacionadas:

El lunes comienza el juicio por el asesinato de una mujer en San Pedro del Pinatar

Confiesa que asesinó a doña Isabel, pero responsabiliza de su acción a la droga


El asesinato de doña Isabel ha tenido el segundo capítulo de su desenlace, pues será el tribunal popular y el magistrado José Manuel Nicolás, de la sección de la Audiencia Provincial, los que determina la responsabilidad de los tres investigados y, en su caso, las penas o absoluciones.


El primer día se centró en los testimonios de los encausados. Ismael confesó ser el autor de la muerte de la abuela de su expareja y del robo en la vivienda, exponiendo que fue consecuencia de su adicción a las drogas, mientras que los otros dos involucrados por los investigadores en la apropiación de joyas y dinero de la vivienda, rechazaron ser conocedores de lo que hizo el otro joven con el que compartían ruta festera.

Este martes tocaba escuchar a los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, quienes han relatado como fueron hilvanando lo que pudo haber sucedido. "Sospechamos que el autor era conocedor de la persona fallecida y de que en la casa había un cartel indicando que existía una alarma, cuando no era así", han expuesto. Fue la familia de la víctima la que apuntó que podría estar implicado Ismael, sospecha que comenzó a cobrar fuerza al saber que había sido denunciado por otro robo por el socio de su padre en una empresa y porque en el muro de 1,80 metros del inmueble que fue saltado se encontró ADN de él, al igual que en dos colillas de cigarrillo encontradas en la zona. Conocieron que estuvo en un hotel de Los Narejos con otra persona, uno de los otros dos implicados, que en su declaración desveló la identidad del tercero, quien no se había registrado. Después, las ubicaciones de sus teléfonos móviles en la trágica madrugada amplió la luz de este caso.

Los agentes "creen" que una segunda persona también entró en la casa, pero no ha sido identificada, aunque descubrieron que llevaba una bota de trabajador de Carrefour. También "piensan" que fue "muy complicado" que Ismael 'El Rico', como era apodado, pudiera conducir tantos kilómetros si iba "tan cargado de drogas y alcohol". Otra opinión se centró en si los dos implicados sólo en el robo tuviesen miedo al restante, como dijeron: "No nos pareció creíble".

Expusieron en sala que en la investigación tuvieron que superar los obstáculos que pusieron los investigados. El primero fueron las mentiras en sus primeras declaraciones, "dijeron que Ismael los dejó en sus domicilios de Torre Pacheco y que volvió a recogerlos a las seis de la madrugada, es decir, cuando ya se había sido denunciado por un asunto de violencia de género y que su situación por este incidente no coincidía con lo que mostraban los repetidores de móviles. Han dicho que fue este último el que les dijo que habían vuelto una segunda vez a la vivienda, lo que ayer negaron los tres. "Por ese dato pensamos que los tres sabían lo sucedido, ya fuese antes o después de que se produjese", han apuntado.

Han confirmado que Ismael compró unas zapatillas en una tienda de Torre Pacheco a la mañana siguiente del suceso para sustituir las que llevaba. También que otro de ellos cambió ese día de teléfono móvil, lo que después hicieron los demás. Otra forma de tratar de desvincularse de lo sucedido pudo ser que fechas más tarde se desplazaron a otras poblaciones (Madrid, Toledo y Blanca).



Fermín Guerrero, abogado de Ismael ha centrado sus preguntas en que expusieran los agentes si los comentarios de las personas con las que hablaron entonces expresaron que su cliente sufre una alta adicción a las drogas. Fuencisla Martín de Oliva, de Ruipérez Abogados, quien representa de oficio, junto a Francisco Bernal, a los que están encausados sólo por el robo, ha insistido en que no existe prueba objetiva que relacione lo sucedido con sus defendidos: "Entonces, ¿las pruebas sólo identifican a Ismael?", ha preguntado. Recibiendo una prueba objetiva.

Hay que reseñar también que la hermana de Ismael ha consignado la cantidad de 35.000 euros para cubrir parcialmente la responsabilidad civil, "para lo que ha tenido que rehipotecar su casa", ha expuesto en sala el abogado Fermín Guerrero.

Hoy es la tercera y última sesión, según lo previsto. Es el turno de las pruebas periciales y de las conclusiones finales de acusadores y defensores. Después, el jurado comenzará a deliberar en la misma sala del Palacio de Justicia de Cartagena que en las últimas semanas ha sido sede de la junta electoral de zona. Allí deberán debatir y responder a las preguntas que les traslade el presidente de la sala.     


  • Debido a los problemas de sonoridad en la sala de vistas, existe el riesgo de que error en algún dato recogido por esta redacción

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner


Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information