Miércoles, Septiembre 18, 2019
   
Texto

Absuelto de violación

El tribunal de la sección quinta de la Audiencia Provincial, con sede en Cartagena, absuelve de una agresión sexual sobre una chica de veintiséis años a un hombre de setenta.


Tras el juicio, la Fiscalía solicitó, por el delito de agresión sexual, que el investigado fuese condenado a 14 años de cárcel y a una orden de alejamiento de 500 metros hacia la víctima durante dos décadas. También se pidió una multa de 480 euros por un delito leve de lesiones. La indemnización solicotada era de 10.320 euros. La defensa, representada por Antonio Casado, solicitó su absolución. No hubo acusación particular en el juicio.

El origen de esta causa se sitúa en el 9 de septiembre de 2016 en la plaza de la Cortina (Cartagena). El investigado, de 70 años de edad y sin antecedentes penales, acudió en su furgoneta para darse un baño y conoció a la demandante, de 26 años, quien le pidió que la llevara en su furgoneta a una residencia, indicando el conductor que lo hará hasta, al menos, la estación de autobuses. Sin embargo, antes se desplazaron hasta un descampado, donde mantuvieron relaciones sexuales con penetración. Hasta aquí no ha discusión, pero el debate surge en si fueron forzadas o no.

La sentencia recoge que la chica sufre un trastorno límite de personalidad y de un retraso mental leve (tiene declarada su incapacidad total en una sentencia de 2011), pero también que no está acreditado que, pese a ello, careciera por entonces de capacidad "para autodeterminarse en lo relacionado con la esfera de su sexualidad".

El investigado reconoció en todo momento que hubo tocamientos y diversos juegos sexuales, pero negó la existencia de penetración, lo que corrige el tribunal de la Audiencia en base al los informes forenses que reflejan que sí se llevó a cabo.

En el fallo judicial se considera que no hay pruebas concluyentes para desvirtuar la presunción de inocencia sobre si fue un acto con fuerza hacia la mujer o no. Se indica por parte del tribunal que en juicio ella dijo en un primer momento que no recordaba si fue cogida con fuerza de los brazos y las piernas, como sostenía la Fiscalía; también que es una chica corpulenta, por lo que para ser trasladada a la parte de atrás de la furgoneta y violada se precisaría una persona, al menos, similar; y que los moratones en los muslos, según los forenses, son compatibles con una relación sexual intensa. Otro factor que apuntan para su resolución son los testimonios de los policías locales que los sorprendieron y que no observaron signos de haber sido un acto violento. El tribunal también apunta que la chica pudo temer alguna reprimenda, pues se había escapado del grupo con el que había ido de excursión.

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information