Viernes, Octubre 18, 2019
   
Texto

Crimen de Canteras: la intención y el perdón son los 'caballos de batalla'

Adrián Sánchez fue el autor de la muerte de Rosa María. En este hecho no hay dudas, pero el juicio que ha comenzado hoy en Murcia debe aclarar más aspectos antes del veredicto. Tras la exposición de las partes y la declaración del encausado, parece claro que el debate estará en aclarar si hubo o no premeditación en la criminal acción del joven, si era consciente o no de lo que hacía y si su perdón es sincero o no, pues de estas cuestiones dependerá que se sumen o resten años de prisión a la condena.

  • "Estoy súper arrepentido, no era yo", ha indicado Adrián
  • La víctima llegó a recibir unas cincuenta heridas de cuchillo
  • Hay otra causa abierta contra el chico en Cartagena por las heridas que ocasionó a la abuela

Imagen de la televisión autonómica 7RM que recoge cuando le muestran a Adrián los cuchillos que utilizó


Esta mañana ha comenzado en la sede de la sección tercera de la Audiencia Provincial, en Murcia, el juicio contra Adrián Sánchez, un joven malagueño de 22 años que está procesado por la violenta muerte de Rosa María en su domicilio de Canteras (Cartagena). Tras configurarse con diligencia el jurado popular, la vista oral ha comenzado con la exposición de las acusaciones y de la defensa sobre lo que pretenden demostrar durante las cinco sesiones del juicio y sus peticiones al tribunal.

La Fiscalía de Área de Cartagena, que ha estado representada por Orencio Cerezuela, solicita penas que suman treinta años y nueve meses de prisión, pues considera que Adrián es autor de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento, por el que pide 25 años de cárcel y una orden de alejamiento hacia la familia directa de la familia de 10 años más al tiempo que esté en prisión. Por el delito de allanamiento de morada con violencia e intimidación solicita 3 años y 3 meses más una multa de 10 meses y 15 días a razón de 6 euros diarios (1.890 euros), además de 5 años de alejamiento. Y dos años y medio es el tiempo de encierro que se pide por el delito de amenazas condiciones por teléfono con continuidad. En estas conclusiones se contemplan las agravantes de afectividad y violencia de género. En cuanto a la responsabilidad civil, se solicitan 180.000 euros para los padres y 90.000 euros para la hermana.

La acusación particular que representa a la familia de la víctima es llevada por el abogado Emilio Cerezuela, quien eleva el total de años de cárcel solicitados a treinta y dos y medio. Por el delito de asesinato también reclama 25 años y una orden de alejamiento de diez años superior al tiempo de encierro. Respecto al delito de allanamiento de morada con violencia o intimidación, solicita una condena de tres años y medio de prisión más el pago de una multa de 2.190 euros, que corresponde a un año a razón de 6 euros diarios. El tercer delito es el de amenazas continuadas. Ahí, la familia demanda lo máximo, que son cuatro años de cárcel. Respecto a la responsabilidad civil, la petición alcanza para los padres y la hermana un total de 450.000 euros.

En sus conclusiones, las acusaciones coinciden en exponer que en una fecha anterior al crimen ya estuvo Adrián en casa de Rosa María con ánimo de verla, teniendo que llamar sus padres a la policía, y que a través de redes sociales le enviaba mensaje como "sólo eres para mí" o "si no estás conmigo, no estará con nadie", entre otros. También consideran que tuvo intención de matar a Rosa María, por lo que el 21 de septiembre de 2017 reservó billetes hacia Cartagena y también encargó en una ferretería de Canteras una escalera de dos tramos "para acceder a su domicilio". La recogió el día 25 y con ella accedió al balcón del primer pido, donde rompió un cristal y accedió al interior. Allí cogió dos cuchillos (uno de ellos jamonero y otro con mango naranja) y esperó fumando hasta que llegase la chica acompañadas por sus abuelos, según exponen las acusaciones. Los asaltó de forma sorpresiva, agarrando del pelo a la joven causándoles diversas lesiones en las manos y en el antebrazo. Ella quedó sangrando en el sofá pidiendo que la llevasen al hospital y Adrián "entregó los cuchillos, pero después los volvió a coger y empujó a la abuela hacia el exterior mientras que repetía que la iba a matar. Mientras los abuelos pedían auxilio, el ahora encausado clavó los cuchillos de forma reiterada en muchas zonas del cuerpo, causando la muerte de Rosa María. Fueron unas cincuenta las heridas que ocasionó en el cuerpo de la víctima cuando aún estaba viva. Todo esto, reiteramos, es la versión de las acusaciones. "Con una mochila con cuchillos y un martillo parece evidente que no iba con la intención de merendar con ella", ha manifestado Emilio Cerezuela.

Por cierto, se ha conocido que hay otra causa abierta contra Adrián en el juzgado de Instrucción número 4 de Cartagena en un procedimiento por lesiones por las heridas que ocasionó a la abuela, quien prestó sobre este asunto declaración hace unas fechas.

La defensa, por su parte, solicita la absolución, en base a que su cliente sufrió “un grave trastorno que le llevó a cometer el homicidio sin tener constancia de ello”, por lo que pedirá una eximente completa de su responsabilidad y que sea absuelto penalmente. También ha expuesto que Adrián sufrió durante su relación con Rosa María, “varios episodios de ansiedad elevada, así como fuerte impulsividad, a la vez que cierto trastorno de la personalidad”, motivo por el que acudio a centros médicos de Málaga y de Cartagena. También refleja que sufría trastornos similares desde la infancia.

Adrián ha querido expresar, durante su declaración, su perdón a la familia por lo sucedido, lo que ha reiterado varias veces, añadiendo que en prisión ha intentado en diversas ocasiones quitarse la vida por este motivo. "Estoy súperarrepentido para toda la vida", ha afirmado. También ha asegurado que sólo recuerda haber clavado el cuchillo en una ocasión. "No era yo, no era consciente de lo que hacía", ha afirmado, lo que se corresponde con el planteamiento de su defensa sobre que sufre un trastorno mental. Adrián aseguró que no cogió los cuchillos hasta que se sintió amenazado por los abuelos y el abogado de la familia, Emilio Cerezuela, le ha planteado que si fue así, tuvo que salir del comedor, dirigirse a un pasillo y llegar a la cocina, lo que hubiera dado tiempo a las otras personas a huir. El joven también ha reconocido que huyó, saltando desde el primer piso, al llegar la Policía Local. Por su parte, el fiscal ha remarcado que existen contradicciones entre lo manifestado esta mañana y la primera declaración que llevó a cabo cuando fue detenido. La defensa ha hecho hincapié en sus problemas mentales, apuntando que ha llegado a sufrir brotes sicóticos. Adrián ha manifestado no recordar si su expareja estaba fallecida cuando se marchó.

Las posturas han quedado claras y que el 'caballo de batalla' de unos y otros será demostrar si existió no la alevosía (es un agravante), si existía o no trastorno mental (una eximente) y si ahora es sincero o no el arrepentimiento (una atenuante). En el asunto del trastorno mental también abarca al ensañamiento sobre si era consciente o no de que continuó clavando el cuchillo más de una vez, que es la que ha reconocido.

Un apunte más de la sesión de hoy es que el encausado ha recibido algunos improperios a la llegada y cuando era nuevamente trasladado a prisión. Este martes declaran los testigos, principalmente familiares y vecinos de la víctima, en sesión que comenzará a las 10 horas en Murcia.


 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner


Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information