Martes, Noviembre 20, 2018
   
Texto

El juez considera "suficiente" la protección adoptada para salvaguardar la muralla de Carlos II

El juez de Instrucción número 5 de Cartagena considera que las obras del Monte Sacro pueden continuar porque está garantizada la protección del trozo de 33 metros de la muralla de Carlos II, del siglo XVII, y que no está clara, en base a los testimonios de los arqueólogos, la línea imaginaria por donde continuaría. "No puede protegerse lo que no existe", indica el magistrado en su auto para explicar su decisión.


El juez ha acordado, como ha avanzado este diario digital esta mañana, desestimar la medida cautelar solicitada por el Ministerio Fiscal de paralización de las obras llevadas a cabo por la promotora Portman Golf S.A., en la calle Muralla de Tierra de Cartagena. El Ministerio Público solicitó esta medida cautelar en el recurso contra el auto de sobreseimiento provisional de este procedimiento. El juzgado, mediante auto de 15 de marzo, estimó el recurso y acordó la práctica de una serie de diligencias para resolver sobre dicha medida cautelar.

En concreto, la comisión judicial realizó una inspección ocular y, a su vez, el Seprona elaboró un reportaje fotográfico y videográfico. Además, se acordó una prueba pericial relativa al informe preliminar de excavación arqueológica y la prueba testifical de un aparejador, un arquitecto y tres arqueólogos, uno de ellos de la dirección general de Cultura de la Comunidad Autónoma.

En los fundamentos jurídicos, a los que ha tenido acceso www.cartagenadeley.com, el juez fundamenta su auto de fecha 22 de marzo en los siguientes razonamientos:

La muralla de Carlos II, con unas dimensiones de 33 metros de longitud, alzado de 1,40 y anchura próxima  alos cuatro metros, está declarada bien de interés cultural por la Ley de Patrimonio. El juez, en la visita que efectuó a las obras, comprobó que "estaba protegida" e indica que dichas medidas eran "suficientes", según le indicaron ese día testigos y peritos, lo que evita perjuicios irreparables caso de no paralizar las obras. También indica que la aparición de esa muralla provocó con anterioridad que el proyecto de construcción de viviendas se modificara, pasando de 80 a 68 viviendas.

La línea imaginaria por donde continuaría la muralla no está clara, según el juez, quien se apoya en las declaraciones tomadas a los arqueólogos. López Rosique, Berrocal Caparrós y Henarejos Jiménez creen que debía continuar la muralla por esa línea imaginaria, pero los arueólogos de la promotora y de la dirección general de Cultura ponen en ducha esa huella. Para el juez no cabe duda que actualmente "no existe tal cimentación ni, por supuesto, tal muralla" y que no puede protegerse "lo que no existe, lo que no es tangible, visible ni palpable".

Respecto al entorno, que rodea al monumento, reseña que existen otras murallas de Murcia o Cartagena que no tienen delimitado ese entorno.

En base a esos razonamientos, desestima la medida cautelar de paralizar las obras que lleva Portmán Golf SA. Contra esa resolución cabe interponer recurso de reforma.


 

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner

Banner

Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information