Jueves, Octubre 24, 2019
   
Texto


Un abogado pide que no se archiven las acusaciones contra su cliente

Se ha levantado el secreto de sumario de la causa abierta en los juzgados de Molina de Segura tras el hallazgo en Cartagena del cadáver de un hombre en el maletero de un turismo. El fiscal imputará al hijastro por un delito de Asesinato, mientras pide el archivo para su hermano, su novia y su madre como encubridores por tratarse de familiares. Los abogados defensores son cartageneros y el que representan al hermano se opone a ese archivo, porque quiere que sea juzgado para quedar totalmente 'limpio'.


El cadáver de un hombre, de 76 años de edad, fue descubierto por cuatro agentes de la Policía Nacional el 10 de marzo de 2009 en el maletero de un coche que llevaba una semana abandonado en la explanada de la antigua empresa Potasas y Derivados, ubicada en la carretera de Cartagena a La Unión, cerca de la estación de FEVE. Se trataba de un vecino de Molina de Segura que llevaba un mes desaparecido y que, al parecer, había sido apaleado, según descubrieron los forenses del Instituto de Medicina Legal.

Siete meses más tarde, agentes del Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Murcia arrestaron a la mujer del anciano y a los dos hijos que ésta tenía de un matrimonio anterior, así como la novia de uno de los primogénitos. Todos son vecinos de Molina de Segura. Los dos hijastros del fallecido declararon los juzgados de Orihuela, donde fueron sorprendidos en el momento de la detención, mientras que las dos mujeres prestaron declaración en los juzgados de Molina de Segura y Murcia.

El juzgado de Instrucción número 3 de Murcia y el de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Molina acordaron la libertad de ambas mujeres, con la obligación de comparecer cada quince días en el juzgado. También quedó libre con cargos el menor de los hermanos. La Policía Nacional señaló desde un primer momento que uno de los hijos de la pareja del fallecido, de 47 años, era sospechoso de ser el autor material del homicidio. Incluso, al parecer, confesó ante la Policía, ordenando un juez de Orihuela su ingreso en prisión. El juzgado de Instrucción número 4 de Cartagena inició la instrucción, declarando secretados las diligencias. Después el asunto se centralizó en Molina de Segura, que ahora ha levantado esa situación.

El fiscal coincide con los investigadores policiales en que J. C. M. A. es el autor y los demás familiares colaboraron de alguna manera y ayer, en los juzgados de Molina de Segura, desveló su escrito de imputación. Acusa al principal sospechoso del delito de Asesinato, mientras que pide el sobreseimiento parcial del resto debido a que, pese a considerarlos de encubridores, se trata de familiares que no están obligados a testificar en la causa.

Los abogados de la defensa son los cartageneros Matías Lafuente, César Delicado y Alberto Miralles Duelo, junto a un letrado de Murcia que actúa de oficio. El primero es el encargado de preparar la defensa del supuesto autor, mientras que César Delicado sorprendió al solicitar al fiscal que también impute al hermano. El motivo que alega en esa sorprendente decisión es que considera que es completamente inocente y quiere que quede totalmente 'limpio' en este asunto.

 

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Banner
Banner


Banner
Banner
Banner

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information