Jueves, Noviembre 23, 2017
   
Texto

Acosar al acosador

Es evidente que la violencia machista es una trágica lacra que no parece tener un antídoto eficaz. Este ‘terrorismo machista’ (lleva más víctimas acumuladas de las que generó la banda ETA) está presente de forma muy habitual, como refleja una estadística en la que siempre son más las muertes que semanas tiene cada año. Cómo se le hace frente. Difícil cuestión. De cara al futuro, sin duda, el mejor remedio está en la educación de las nuevas generaciones, tanto en casa como en los centros docentes, pero hay un presente que parece ‘pasar’ de las medidas que se van adoptando. Mientras, ser mujer se ha convertido en una cuestión de alto riesgo. Esto no es concebible.

‘Doctores tiene la iglesia’ para estudiar y aplicar leyes contra los que acaban con las vidas ajenas y destrozan a las familias de las víctimas. También para actuar contra los maltratadores, pero, por lo que muestran las cifras, sus efectos se notan pero no lo suficiente. 71 mujeres asesinadas en 2007 y 53 en 2016, pero con un repunte en el presente, pues ya van 43. También hay lagunas en el protocolo de actuación policial tras las denuncias, como se ha comprobado, ya sea por falta de efectivos o por un poco previsible factor sorpresa. Conclusión: 

Hay un aspecto que quizás sería para plantearse. Me refiero a la condena social. En su día lucían carteles de ‘los terroristas más buscados’ por el riesgo que suponían para la sociedad. Me atrevo a plantear algo similar, como sería sacar del ocultismo a aquellas personas que son reincidentes en el maltrato. Es decir, no a aquellos que son denunciados por vez primera (sabemos que en ocasiones se presentan denuncias falsas), sino a los que han reincidido en condenas (con sentencia, vamos). El sistema judicial español es excesivamente protector hacia el delincuente y, en muchas ocasiones, supera este concepto al dolor de las víctimas. Que un maltratador sepa que sus acciones en este terreno lo puedan convertir en un ‘apestado’ no me parece exagerado. Es más, pregunto: ¿les gustaría saber si su vecino o una persona de su entorno está ‘matriculado’ en el maltrato femenino? Habrá quien dirá que también se daña a la familia de estos delincuentes, pero pienso que pasaría lo mismo con aquellos etarras más buscados, pero todos entendíamos que una ‘cosa’ era el terrorista y otra sus allegados.

Soy consciente de que prevenir actuaciones individuales es altamente complicado, al igual que sucede con el terrorismo yihadista, pero hay que elevar el listón porque todavía quedan terroristas machistas que se lo saltan. Es cuestión de restar víctima sumando actuaciones: judicial, policial, social… Acosar a los acosadores. ¿por qué no? También es posible que esté equivocado y que todo esté 'ferpecto'.

 

Un campamento más despejado de gente

Cuatro días de fiestas de Carthagineses y Romanos se han superado, habiéndose generado ya un ramillete de asuntos suceptibles de ser comentados. Uno de ellos es que en la gran aldea festera ha acudido menos visitantes que otros años, a diferencia de la expectación (muy elevada) que acompaña a los actos oficiales en el casco urbano.

¿Qué pasa en el campamento? La pregunta está en el aire, después de ver una desangelada noche del domingo y cómo la mejor afluencia fue el sábado, sin llegar a ser agobiante. Quiero aclarar que un servidor prefiere que no exista masificación, pues el festero está más a gusto como refleja que tiene más espacio para ‘jugar’ con asaltos, raptos, novatadas, etc. En los días que llevamos hemos visto muchas más escenas de este tipo que el año anterior. Sin embargo, reconocemos que los que llevan las barras se resiente y ésto afecta a tropas y legiones. No es tan grave, pero sí merece su análisis ya que estamos en una época en la que está de moda que todo sea superlativo y hay algo que choca entre la cifra de 400 altas de festeros con esa inesperada situación.

Motivos por los que ha bajado en el campamento la afluencia de público hemos escuchado varios. Desde que la Declaración de Interés Turístico Internacional “es mucho ruído y pocas nueces a nivel local”, desde que en barrios y diputaciones son “fiestas alejadas” porque nunca se ha llevado a cabo una auténtica promoción en estas zonas, desde que todavía queda “crisis” (?)… Este plumilla, como es evidente, también tiene su opinión.

Tres factores considero que han tenido relación directa. Una, los (muchas veces erróneos) pronósticos climáticos de lluvia para viernes y sábado. En esta tierra ya sabemos que cae una gota y los cartageneros se atrincheran bajo techo. Otro, coincido en que misiones auténticas de conquista que abarquen a todo el municipio (y la comarca) todavía no se han desplegado.

El tercero son las fiestas populares de barrios y diputaciones. No todo es Carthagineses y Romanos, hay otras de segunda fila con arraigo. En Cartagena hay más de un centenar de festejos populares y algunos de ellos han tenido lugar en este inicio de mes, solapándose algunas actividades con el tempranero inicio este año de Carthagineses y Romanos, como ha sucedido en Los Dolores, El Algar, Molinos Marfagones, etc. Las fiestas más domésticas también se viven con intensidad y entre fiestas hace falta descansar, pues los cuerpos tienen un límite. Considero que este factor que ha influido en este inicio festero dentro de su gran campamento, pues estas personas han decidido recuperarse y coger fuerzas para el tramo fuerte, el que abarca de jueves a domingo. El próximo año Carthagineses y Romanos comienza el 21 de septiembre. Estoy convencido de que será otra historia.

 

Pág. 3 de 21

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information