Sábado, Abril 21, 2018
   
Texto

Y ahora, a festear’

Tras la sentencia de unas elecciones hay que saber ganar y perder, y más cuando hablamos de fiestas. Todo lo que no sea así es minar pilares.

Reconozco que tengo debilidad por las elecciones, quizás porque mi etapa de madurez se desarrolló a la par que se instauraba en nuestro país la democracia. Siempre seré partidario de varios candidatos a sólo uno, pues pienso que el espíritu demócrata premia las tormentas de ideas sobre un único pensamiento. Lo primero motiva y lo segundo invita a sestear.

Anoche dos mujeres se presentaron con el respaldo de buenos ejércitos en los comicios carthagineses. Lola superó a Merche por la mínima. ¿Eso es bueno o es malo?

Hace unas fechas, la ahora desaparecida (lamentablemente) revista ‘Tiempo’ titulaba ‘Cataluña contra Cataluña’ tras el resultado de las elecciones autonómicas y el equilibro entre los votos nacionalistas e independentistas. No me gustaría nunca titular ‘Carthagineses contra Carthagineses’, en absoluto. Para empezar, los festeros no son políticos y ahí radica la pureza de su espíritu. En segundo lugar, los que han perdido tienen que saber perder respetando el resultado de la mayoría (por simple que sea) y siendo conscientes que todos siguen en el mismo barco. En tercero, los que han ganado tienen que saber ganar reconociendo que casi la mitad no los votaron, pero que también hay que gobernar para ellos si se quiere que todos los remos del barco vayan al unísono.

Ahora se abre una nueva etapa que a priori nadie puede decir que será mejor o peor que las anteriores. Hay que dejar hacer antes de valorar. Hay retos por afrontar, como fácilmente se puede deducir leyendo los programas de las dos candidaturas. Hay que hacer mucho dentro y fuera. Valga otro ejemplo: ¿Por qué en los últimos tiempos se alistan más ciudadanos a los romanos que a los carthagineses? Otra pregunta para analizar. 

El buen festero no tiene intereses económicos en hacer fiestas, pues la realidad es que le cuesta dinero, tiempo y casi la salud. Por ello, hay que ‘festear’ unidos y como un ejército, pues así surgieron y crecieron ‘Carthagineses y Romanos’ y así ganaran batallas futuras. Gracias Merche. Bienvenida Lola. Así todo está ‘ferpecto’.

 

De calvo a lucir tres pelucas

No son buenos los extremos. Es mejor un término medio. ‘Ni calvo ni tres pelucas’, como nos educa el refranero popular. Cartagena vive un fin de semana de locos después de una semana de ‘puentes’ casi en vacío y antes de la semana de Nochebuena. En una el ’desierto’ se justificaba porque muchos viajarían fuera del municipio y en la otra se aduce que ya está la Navidad. La cuestión es que la gran mayoría de actos se han condensado esta semana, especialmente en el fin de semana.

Es imposible acudir a todos, pues muchos se solapan. Apunten. Hoy hay concierto de música de la agrupación Virgen de la Soledad, exposición cofrade en el Palacio Molina, gala solidaria de la Hospitalidad de Santa Teresa, cita de cuadrillas en Hispanoamérica, Auto de Reyes Magos en Los Dolores, exposición en ISEN, concierto ‘Dama, dama’ en el Teatro Circo, actividades del programa navideño de la concejalía de Festejos…

Si pasamos al sábado, ya es el ‘acabose’. Concurso de dibujo en Salesianos, concierto rotary en el paraninfo, mercadillo solidario y musical en el Carlos III, ‘matanza’ en Santa Lucía, recogida marraja de alimentos, fiesta del cerdo en Los Urrutias, Teatro que tenderá una mano a Ápices en El Batel y otra cita teatral también en Hispanomérica, misa con cuadrilla en San Ginés, actividades navideñas de Perín… El domingo es más tranquilo, pero no se queda ‘manco’. Estreno de Belén de La Aparecida, romería de El Cañar, recogida de juguetes con espectáculos de la Fundación SOI en la ciudad, festival de bandas en la plaza de San Francisco, conciertos de Son de Mar y Coral Cartagonova, etc.

Cartagena tiene una oferta inmensa de ocio, cultura y solidaridad gracias, en gran parte, a la labor desintesada de muchos vecinos. Es imposible coordinar a todos y es maravilloso que con tanta actividad se invite a los cartageneros a vivir la calle, pero es una pena que tal acumulación (dudo que existan otras similares tan abundantes en otros lares) evite un disfrute mayor de tanta propuesta.

 

Pág. 4 de 26

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information