Viernes, Abril 19, 2019
   
Texto

Desidia y abandono en el Anfiteatro Romano

El Foro Cultural Taurino de Cartagena se siente muy molesto con el Ayuntamiento como consecuencia de ver la jugada que han hecho lavándole la cara al ruedo del Anfiteatro Romano (quitando algunos matorrales), dado que se acerca un año más la reivindicación de los ciudadanos de Cartagena pidiendo responsabilidades a los responsables de la desidia del estado en el que se encuentra esta 'joya' que a estas alturas ya debería estar puesto en valor formando parte del circuito histórico romano de nuestra Cartagena actual, de esta forma se nos informó por la persona que estaba comandando la quita de malas hierbas que parece ser que hay un dinero para sacar a flote los restos del Anfiteatro.

Una vez más… ¡mienten a los cartageneros!, porque puestos al habla con los arqueólogos responsables, nos dicen no tener ningún conocimiento al respecto, como también mienten cuando por algún colectivo que se interesa por el estado en que se encuentra, se les ha indicado que el Foro Cultural Taurino de Cartagena es el responsable de que las obras estén paralizadas.

Tomen buena nota a quien corresponda, no nos carguen responsabilidades al Foro cuando es de ustedes, sobre todo faltando a la verdad. El Foro Cultural Taurino de Cartagena, desde el año 2002,  en el despacho de doña Pilar, dejamos claro que, con los argumentos que nos dio la alcaldesa, entendimos que no se podía rescatar como se hizo en Francia con Arles o Nimes, cosa que asumimos y por eso nos fuimos al proyecto 'Multiusos' con capital privado, pero siempre dejando claro nuestro interés y colaboración para sacar el Anfiteatro Romano a flote.

Pero nos vuelven a mentir. En la prensa de papel hay una declaración de la alcaldesa diciendo que se habían comprado los andamios para evitar la sangría del pago de 28.757 euros mensuales, los mismos que desde hace algunos años se le deben a Azuche y lo que es peor, además de deber las mensualidades, los andamios a día de hoy siguen siendo propiedad de Azuche.

Lo menos que se le puede pedir a los responsables que hemos puesto nosotros para gobernar nuestra ciudad de Cartagena es que no nos engañen y que hay números claros hechos por profesionales de la arqueología que con 200.000 euros se pone en valor esta joya que tenemos bajo la mutilada plaza de toros y que los aficionados taurinos estamos con y por la labor de sacar a flote este enquistado proyecto que se llama Anfiteatro Romano.

Todo esto mientras estamos dilapidando millones de euros anuales en pérdidas que asumimos todos los cartageneros para paliar el déficit (según el concesionario) de una empresa privada que explota el Palacio de Congresos del Batel ('vaya contrato') así lo querría cualquier empresario de Cartagena aunque sea torpe.

 

Y por otra parte se pagó un proyecto fantástico del Anfiteatro Romano, centro de interpretación y museo de arte moderno con nuestros dinero, el mismo que ha pasado a dormir el sueño eterno, que forma de administrar nuestro dinero, mientras tanto nos 'cosen' a impuestos.

 

Un nuevo mandato a la vista en la Cofradía del Resucitado

A modo de introducción sobre esta crónica, he de plasmar una frase dicha en el Siglo XIII: "No pienses en el futuro si en el presente no estás seguro".

Con vistas a las elecciones para hermano mayor de nuestra cofradía, y de acuerdo con nuestros estatutos recientemente aprobados, poco hay que añadir, pues dejan bien claro el tema de la elección. El cofrade blanco que salga  elegido de las urnas tras el riguroso escrutinio, efectuado por nuestro secretario general, y el correspondiente aval de nuestro capellán. Tendrá que tener muy presente que ha sido elegido por mayoría de votos de todos los cofrades que hemos puesto nuestra confianza en él votándolo en secreto por 'nuestra conciencia y honor'.

Eso lleva implícito saber mantener la altura del listón del prestigio de la cofradía alcanzado en estos últimos años. Teniendo muy presente la labor de los  anteriores hermanos mayores, que es digna de todo elogio, y mucho más de los que empezaron desde el seno de nuestra cofradía, que con su paciente lucha y renovación constante en su gestión siempre estando   supeditada a las circunstancias que han envuelto a nuestra trimilenaria  en función de los apoyos institucionales recibidos, pudiendo servirnos como ejemplo el nuevo almacén para la guardia y custodia de nuestro patrimonio cofrade, la deseada capilla en nuestra sede canoníca de la iglesia de Santa María de Gracia, el acto del Resurrexit.

Y una cosa  muy simple  para tener presente los candidatos presentados, el magisterio que nos dejó en legado nuestro querido y siempre recordado Francisco Sarabia Albaladejo, una piedra angular en los cimientos de nuestra cofradía.

Pero centrándome en los últimos tiempos, el tema que en un principio era el más preocupante fue el de nuestra prestigiosa Cruz de Mayo ,la cual en su segunda etapa tiene un padre, si señor, y por cierto un gran aficionado taurino y un gran impulsor de la fiesta y con esto me estoy refiriendo a la persona de Tomás Martínez Pagán, que ha recuperado este ansiado evento anual con gran éxito; dicho sea de paso, este año salió en los medios de comunicación nacionales. Todo consiste en saberla mantener  a la altura que se merece, y en un golpe de acierto sin saltarse las  competencias del mayordomo de Relaciones Institucionales, se les confió en estos dos últimos años a la Agrupación de Escoltas y Honores su gestión con todo acierto.

Y por aquello que una cosa lleva la otra la creación de la Unidad de Escoltas y Honores, bajo la tutela de un  prestigioso infante de Marina, un verdadero profesional, como es el que los prepara y qué decir del que la manda en los desfiles. La forma de actuación de ellos es muy simple: Sin prisas pero sin pausas.

En cuanto al futuro cofrade, se prevé que será bueno, puesto que la situación económica en relación con las últimas cuentas presentadas no es preocupante, ya que nuestra cofradía está asentada sobre unas sólidas raíces. Consiguiendo como meta que nuestra Semana Santa tenga un broche de oro y que podamos decir con orgullo: 'Hasta el año que viene, si Dios lo quiere'.

 

Pues en el caso que me ocupa, es simplemente una vacante que se ha producido por la terminación de mandato, que no tiene mayor trascendencia. A nivel personal he de decir que nuestro hermano mayor hasta hace poco, a todos nos ha dado participación en función de nuestras aptitudes personales, cosa que le honra.

 

Pág. 118 de 155

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information