Domingo, Febrero 17, 2019
   
Texto

Recordando a Juan Montiel Barrancos

El próximo día 27 se cumple un año de tu fallecimiento y parece que fue ayer cuando nos dejaste para marchar junto a tu hija María José hacia la casa del 'padre eterno'.

Viene a mi memoria mi ingreso en el cuerpo de Tropas de Socorro de la Cruz Roja, un año después que mandases el piquete en la procesión marraja del Encuentro, cuando nuestro teniente-coronel Juan Cadenas Usea nos asignó a cargo del teniente Montiel y el teniente Nieto a los dos aspirantes Luis Peralta Catalá y el que esto dice. Cuando el jefe, como le llamábamos los oficiales, se refirió a tu persona, como un hombre de empresa y en función de la actividad de ella tenías que ser muy enérgico y por supuesto acostumbrado a organizar y a dirigir, a la vez que nos indicaba que eras  amante de la filatelia y de las colecciones. En mi caso no me supuso trabajo adaptarme a tu persona y carácter, durante el periodo de prácticas, y eso se debía sencillamente a mi condición de  funcionario; y de todos es sabido que estamos hechos para adaptarnos a las circunstancias del momento.

Siguiendo la línea de recuerdos felices, los vividos contigo en los servicios y con Paco Montiel, sobre todo el día de nuestra Patrona, toda una institución, persona muy querida y respetada en nuestra patria chica y especialmente en 'La Isla', los desaparecidos Teatro Principal (con sus espectáculos y atracciones), El Copo Cartagena Parque (con sus veladas de lucha libre americana) y por no entrar a trapo con nuestra recordada plaza de toros.

Pero amigo Juan, estos son tiempos que no volverán, como los vividos en tu compañía en los puestos de socorro de San Ginés de la Jara y El Sabinar, que con pocos medios muchas canículas veraniegas con nuestra gorra ropa de campaña y correaje allí estábamos fieles a nuestra cita sin faltar domingo tras domingo. Pero ahí, amigo Juan, teníamos ese motor impulsor que era nuestro amor por la Cruz Roja, donde estuviste dedicado en cuerpo y alma, lo que te llevó a la concesión de nuestra máxima distinción, la Medalla de Oro, que te fue impuesta en nuestro Palacio Municipal, y luego, con el devenir de los tiempos, llegaste a ser presidente de nuestra asamblea local. No me queda que desearte que goces de un buen lugar que bien  tienes merecido en la 'patria celestial'.

 

* Oficial II (Teniente) en el desaparecido Cuerpo de Socorro de la Cruz Roja Española

 

A los señores gerentes del Área II

Nos parece maravilloso que expresen su sentir respecto a la acción ciudadana de ayer en el hospital Santa Lucía. En democracia, de eso se trata. Ahora, que no consideren interlocutores válidos a unos pocos ciudadanos que, simplemente, comunican al resto su sentir y parecer respecto a la penosa situación que estamos viviendo muchisimos de nosotros, debido, entre otras cosas, a su pésima gestión de las necesidades sanitarias de esta zona, me parece, cuando menos, cínica.

¿Quieren que los dejen tranquilos? Déjemos vivir en paz. ¿Quieren que hayan un correcto funcionamiento en sus hospitales y centros de salud? Permitan que funcione como Dios manda. No desmantelen ni recorten servicios tan necesarios.

¿No quieren oir algún insulto que otro? Pués no nos insulten con su prepotencia, frialdad y pésima gestión. Su grave irresponsabilidad los desautoriza automáticamente como interlocutores válidos ante una ciudadanía cansada y agarrotada por la presión y el miedo. Y si no, observen a trabajadores, usuarios, a gente que sufre, cada día, las consecuencias de sus decisiones, tomadas en despachos, a sus espaldas.

Si son incapaces de ver este tipo de acciones ciudadanas de protesta en un contexto más amplio, como el drama que viven miles de familias sin casa y pasando hambre, por ejemplo, es que ustedes o no son de este planeta o simplemente prefieren mirar a otro lado, para no incomodarse.

Pues bien, su comodidad y su tren de vida salen de nuestros impuestos, de nuestro esfuerzo. De muchisimos médicos de esta ciudad y algunos más de esta región, de ahí para arriba (jefes de servicio, de área, del SMS, etc.) no vemos solidaridad, ni apoyo en las calles, ni en sus centros de trabajo, por los derechos básicos de los usuarios. No veo a toda esta gente defender la calidad asistencial de sus pacientes como algo prioritario.

Setenta mil firmas, dos multitudinarias manifestaciones, ciento ocho días de acampada ciudadana en la misma entrada del Rosell, 18 dias de huelga de hambre, encadenamientos, encierros,  concentraciones, saturaciones en Santa Lucía, entre otros, demuestran nuestro parecer a la parte que les toca en la administración de este desastre.

Asi que, entérense que, como ciudadanos responsables que somos, tenemos el derecho y el deber de garantizar el buen funcionamiento de nuestra sanidad, que para eso la pagamos, y muy caro últimamente, entre todos.

Ustedes han demostrado con su indiferencia y su intencionada sordera no estar capacitados para ser interlocutores válidos ante esta ciudadanía afectada por su irresponsabilidad. En otras palabras, esto no va con ustedes, no se enfaden, no es personal, su inutilidad funcional los desacredita y desautoriza por completo.

Queremos hablar con la señora Catalina Lorenzo y el señor Garre, que, como máximos responsables de este caos sanitario que sufrimos muchos ciudadanos y usuarios de éste SMS. Tenemos el derecho y, repito, el deber de pedir explicaciones claras, sencillas, y con datos contrastables en la mano. En otras palabras, les invitamos a que hagan su trabajo.

Sin otro menester que aclarar este asunto comunicativo, les saluda Ciudadano Qué.

 

Pág. 118 de 148

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information