Lunes, Enero 21, 2019
   
Texto

El presidente de la AVV Alumbres prolonga su mandato el tiempo que quiere

Antes que nada quiero decir que mi opinión no está mediatizada por nada ni por nadie, no estoy afiliado a ningún sindicato, ni a ningún partido político, y desde hace muchos años ni siquiera participo en los procesos electorales.

Vivimos unos tiempos cutres en los que la ciudadanía está sometida al arbitrario poder de las castas político sindicales que nos gobiernan, una etapa histórica mezquina, obscena, indecente, impropia de un sistema político democrático. A los profesionales de la política y el sindicalismo sólo les interesa su sueldo y el sillón, y si para ello tienen que recurrir a alguna argucia de corte autoritario, lo hacen sin el más mínimo reparo, dejando a la sociedad indefensa y desamparada ante los abusos de poder que cada día estamos sufriendo. La razón de mi escrito está ahí, en el abuso de poder que se está manifestando en Alumbres y la indefensión de los ciudadanos ante tal aberración antidemocrática.

Todo empezó cuando hace unos meses se recogieron varios folios de firmas de alumbreños exigiendo una reunión y elecciones al presidente de la Asociación de Vecinos de Alumbres, pues su publicación en la prensa tuvo la virtud de forzar su convocatoria. El pasado 28 de noviembre se llevó a cabo la Asamblea General, pero el presidente la suspendió sin fecha porque no pudo conseguir que los vecinos que se habían afiliado en 2013 se marcharan de la reunión, pues entienden y con justicia que los Estatutos no dicen nada respecto a la antigüedad que haya de tener un socio para disfrutar de todos los derechos. Sin embargo sí dicen y claramente, que el período de mandato es de 3 años, y estos parece que se le cumplieron en 2010 al presidente, al menos, así lo publicó un diario de la región en su momento, y además lo pone de manifiesto el Estado de Cuentas.

Desde el año 2010 hasta aquí, lo único que se conoce son dos folios que él mismo entregó a algunos de los que asistieron a la reunión, a los que se les llamó Estado de Cuentas desde 2010 hasta 2013, cuatro años, sin que nadie haya controlado la actividad de la mencionada Asociación de Vecinos, y ni la Federación de Asociaciones de Vecinos quiere saber nada, ni la concejalía correspondiente del ayuntamiento de Cartagena tampoco.

Es sorprendente que los que tienen la obligación de saber en qué se gastan las AAVV las subvenciones que reciben no quieran saber nada de esto, y que se abonen a organizaciones que no consta que se hayan reunido en tanto tiempo. Pero además causa un poco de rubor a quienes nos sentimos demócratas que alguien que ha vulnerado todas las normas recogidas en los Estatutos, entre los que destaca notablemente la antidemocrática prolongación indefinida de su mandato, se atreva a imponer normas inexistentes. Hasta ahora yo creía que una de las normas de la democracia es que para continuar en un cargo hay que volver a ser votado, pero por lo visto estaba equivocado.

Sin embargo, abochorna también que ese tipo de comportamientos tenga como protagonista a una persona que es secretario comarcal de la UGT, además de otros cargos deportivos y sociales, pues un dirigente tiene la obligación de ser modelo en comportamiento democrático, y abochorna también que siga teniendo el respaldo de organizaciones políticas del pueblo que se llaman democráticas y de izquierdas.

 

Mis vivencias con Juan Sevilla Álvarez

Conocí a Juan Sevilla en su vida militar, luego le perdí la pista por algún tiempo, pero con el paso de los años nos encontramos en nuestra agrupación titular. Para mí, el amigo Juan era un cofrade de los pies a la cabeza, volcado totalmente y sin reservas en nuestra agrupación y, por lo tanto, un estrecho colaborador de nuestro presidente, Andrés Mendoza, muy a pesar de los problemas generados por su quebrantada salud y los propios de la enfermedad de su querida hija, ya fallecida.

Pero estas circunstancias personales no las manifestaba, siempre cargado de optimismo y dinamismo a tope aunque la procesión fuera por dentro. Era digno de ver tu alegría el día de la chocolatada a nuestro tercio juvenil al entregar las distinciones. No me da vergüenza decir que, gracias a él, aprendí a valerme con el ordenador, ha hacer las cuadriculas etc.

Era enemigo de comentarios cofrades o de otro tipo, fiel a tu línea de trabajo cofrade que te marcaste en su día.

Amigo mío he de pedirte perdón a ti y a los tuyos por no acudir a darte el  último adiós, pero cometí un error que consistió en no comunicar a la cofradía que se me había averiado el ordenador, pues pensaba que podía tratarse de una reparación leve, pero diez días esto ha durado. Cuando pude acceder a mi e-mail en casa de un familiar me encontré con la noticia de tu fallecimiento, por otro lado, cuando nuestro compañero el bueno de Felipe Giménez, como siempre atento a todo, dio conmigo ya era tarde. Pero nunca es tarde para expresar mi profunda condolencia a tu esposa e hijos.

 

Te deseo que, tras la lucha sin cuartel y el trabajo de toda tu vida, encuentres el gozo eterno en la paz de Cristo Resucitado y en el regazo de nuestra querida Madre la Virgen del Amor Hermoso, junto con nuestros compañeros cofrades que te han precedido y que disfrutan de la compañía de Cristo Resucitado. Descansa en paz.

 

Pág. 136 de 147

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information