Domingo, Febrero 23, 2020
   
Texto


Bienvenidos al Año I de la LOMCE

El pasado jueves 11 de septiembre, en La Unión, el presidente y el consejero de Educación de nuestra Comunidad inauguraban el nuevo curso escolar 2014-2015 como si de cortar la cinta del Parque temático de la Paramount se tratase. Es decir, más de lo de siempre: vivimos en el país de las maravillas solo que, somos tan tontos nosotros y tan listos ellos, que no acabamos de darnos cuenta.

Ellos, que son tan listos, ven desde sus mullidos despachos y nos cuentan un paisaje educativo regional donde la calidad de la enseñanza mejora día a día (y eso que la LOMCE del desaparecido Wert no ha hecho más que empezar) donde el fracaso y el abandono escolar disminuyen y en el que la Consejería no cesa de extender a sus centros programas educativos tan vanguardistas como el bilingüismo y el digital XXI.

Por el contrario, nosotros, que trabajamos a diario a pie de pizarra y en estrecho contacto con padres y alumnos, pero que somos tan cortos de vista, chocamos de frente con otra realidad:

1) Desde el año 2009 al 2014, el gasto público del Estado en educación se ha reducido del 5,07 al 4,37 del PIB. Y el recorte continúa.

2) Los cambios normativos para reducir gasto educativo comenzaron por una subida generalizada de la ratio en los grupos que nos ha conducido a aulas en las que se hacinan los alumnos sin respetar las condiciones legales de temperatura, espacio por alumno, etc.

3) Al tiempo, los pedagogos de la calculadora decidieron que el alumnado con necesidades educativas especiales resultaba caro de atender, por lo que comenzaron las “curaciones” milagrosas masivas, se les empezó a considerar alumnado ordinario de cara a la ratio de los grupos, los programas de atención a la diversidad empezaron a cuestionarse, etc.

4) Esos mismos cambios incrementaron el número de horas lectivas y la carga docente del profesorado, expulsando al paro a miles de compañeros interinos, hasta extremos que hacen imposible atender como requiere a un alumnado tan diverso y masificado como el que nos encontramos día a día.

5) Un dramático porcentaje de padres, los más golpeados por la crisis, ante la desaparición del bonolibro y la marcada reducción de becas (que se acentúa curso tras curso, 75 millones menos este año), pusieron pronto de manifiesto su impotencia para comprar el material escolar necesario para sus hijos.

Y fue el profesorado el que se vio forzado a articular medidas de emergencia como los bancos de libros en los centros (que posibilitan el que muchos de nuestros alumnos puedan estudiar con materiales de tercera y cuarta mano reutilizados curso tras curso) o la aportación de materiales propios (elaborados por un profesorado saturado de trabajo en sus cada vez más escaso tiempo libre) para evitar a los padres el gasto en libros de texto.

6) La precarización del profesorado interino ha sido atroz. Multitud de ellos se ven forzados a aceptar contratos inferiores a la media jornada, en municipios muy alejados del suyo. Al tiempo, se va generalizando una situación que, desde hace décadas, habíamos desterrado de la escuela pública: a fin de completar horario, muchos docentes se ven forzados a impartir materias “afines” que no estudiaron en sus carreras; encontramos así a profesores de música impartiendo historia, a profesores de latín enseñando geografía, etc.

7) Y todo este escenario (el del recorte generalizado en una enseñanza que entendíamos como servicio público estratégico) está ya aquí. Bastaría con que los políticos de nuestra región abandonasen por un rato sus sillones y descendiesen a los centros educativos para que se diesen de frente con una realidad que convierte sus discursos en cínicas muestras de despotismo e insensibilidad social. Es imposible mentir más.

8) Eso sí, nada sucede por azar. Tras este acoso empecinado a la enseñanza pública hay objetivos e intereses claros. La LOMCE (qué sarcasmo, hablar de la “calidad” de la cosecha después de arrasar el campo) avanza curso a curso en la implantación de un modelo educativo de guetos que potencia la enseñanza concertada arrinconando a la pública.

¿Hasta cuándo la paciencia del profesorado?

¿Hasta cuándo la paciencia de los padres?

 

¿Hasta cuándo la paciencia del alumnado?

 

En el 25 aniversario de las fiestas

Eurípides afirmó que una de las causas de la felicidad del hombre era haber nacido en una ciudad famosa. Y nuestro maestro, Don Antonio Beltrán, apostillaba “que los cartageneros tenemos mucho andado para alcanzar la dicha si no despreciamos lo que el decurso de los siglos nos ha regalado”. Desde Carthagineses y Romanos añadimos “que para lograr este objetivo debemos enterarnos de ello”.

Es decir, para que la vieja sentencia griega se cumpla es preciso que las gentes no vuelvan la espalda a la Historia y perciban la trascendencia de apoyar sus pies y dejar latir su corazón sobre la misma tierra que ha sido asiento de siglos y siglos de cultura, de generaciones y generaciones de antepasados, que han conseguido que la ciudad sea única, distinta a otras por ser distintos los acontecimientos que configuraron su modo de vivir.

Y con este compromiso continuamos, 25 años después. Las Fiestas nacieron en esta ciudad y a ella deben todo lo que son. Hoy es oportuno reflexionar sobre ¿qué han hecho las Fiestas por Cartagena? Te ruego que me permitas -amable lector- unos breves apuntes:

 

- Celebramos la Historia a la vez que reivindicamos el patrimonio cultural.

- Reinterpretamos estudios arqueológicos acercándolos a la ciudadanía a través de actos y publicaciones festeras.

- Obsequiamos un plano arqueológico de la ciudad a cada  uno de los 600 asistentes al XXIV Congreso Nacional de Arqueología -año 1997-.

- Almacenamos, instalamos, desmontamos y guardamos anualmente una infraestructura festera extraordinaria y la ofrecemos por entero, con acceso libre y gratuito, a la ciudad y a sus visitantes.

- Concebimos y desarrollamos actos y desfiles en el centro histórico de Cartagena.

- Conseguimos patrocinio/colaboración de empresas en la financiación de las Fiestas.

- Somos motivo  cauce para la organización de conciertos populares.

- Dinamizamos la vida social y cultural de la ciudad.

- Colaboramos en la organización de muestras, exposiciones,  jornadas y seminarios.

- Durante todo el año somos una fuente de información positiva para Cartagena y para su promoción turística nacional e internacional.

- Preparamos una oferta gastronómica popular.

- En nuestro tiempo de ocio hemos viajado por España, entablando nuevas relaciones de amistad y conectando la ciudad y las Fiestas con otras tantas localidades históricas de Galicia, Asturias, Cantabria, Extremadura, Andalucía, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Región de Murcia.

- Somos fundadores de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas -año 2000-.

- Mantenemos lazos de amistad y colaboración con autoridades de Túnez y Roma.

- Generamos innovadores trabajos de aplicación educativa: Aprende, diviértete, crea y revive tu Historia (E. Primaria, ESO y Bachillerato);  Tu ciudad y sus historias (ESO);  Arqueólogos por un día (E. Infantil y Primaria).

- Con la colaboración del profesorado, entramos en las aulas a explicar la historia antigua del Mediterráneo Occidental. “Las Fiestas de Carthagineses y Romanos tienen un valor educacional inconmensurable” (Pedro Antonio Sánchez-Consejero de Educación, Cultura y Universidades, CARM).

- Participamos activamente en el día internacional de los Museos.

- Convocamos la conmemoración popular del 2.222 Aniversario de la Conquista de la ciudad.

- …

 

Se dice que la fuente de la felicidad está en el mundo que uno crea. El mundo que han creado las cincuenta asociaciones ciudadanas sin ánimo de lucro que constituimos Carthagineses y Romanos nos hace estar orgullosos de él. Resulta grato pensar que nos queda mucha tarea por realizar.

 

Pág. 143 de 178

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information