Martes, Febrero 18, 2020
   
Texto


Dándole importancia al diputado Ayala

Somos generosos, le vamos a dar importancia a las palabras vertidas en algunos medios de comunicación por el diputado Ayala, ínclito político experto en licencias para locales de juegos de azar, y futuro alcaldable de una ciudad, que después de haber tenido y mimado por veinte años a Pilar Barreiros, le puede valer absolutamente todo.

Esta asociación de vecinos como conoce, porque es su obligación, cómo actúan y proceden los políticos de pito y tambor; los abundantes 'correveidiles', su caso señor Ayala, sabe que su señoría puede hoy muy bien defender la privatización del sistema ferroviario español; como, basado en lo mismo, mañana decir todo lo contrario, si alguien del estado mayor se lo demanda. Por lo tanto, sabiendo que nada de lo escrito lleva el marchamo de su creencia o reflexión, por ser un puro y duro impositivo gremial, le vamos a dar una importancia que no la tienen sus palabras, e iniciamos una repuesta a ellas.

En primer lugar, a esta altura de la película, lo que sí tenemos claro y a bien los españoles de buena voluntad, es una nostalgia tremenda por nuestra antigua Telefónica, nuestra eficiente Caja Postal, nuestras rentables compañías navieras y aéreas…y todo un largo y expoliado patrimonio español, ahora en manos de los amigos, por mor y causa de una legalidad que, cuando vire y se ponga legalmente en su sitio, diferente del “legal de ahora”, a lo mejor tenemos la suerte de ver en presidio a muchos que legalmente se han enriquecido aprovechándose de todo el patrimonio forjado con  sudor y esfuerzo por el pueblo español.

En segundo lugar, hagan ustedes, porque les ampara la legalidad vigente, lo que quieran con el patrimonio ferroviario español. Pero no pretendan que les aplaudamos unas medidas tan solo encaminadas a servir a unos amigos que, en modo alguno les guían otras intenciones que no sean aquellas encaminadas a que los bolsillos se les revienten a euros para depositarlos en los paraísos fiscales. Porque si otra cosa no, experiencia de sobra tenemos con todo lo que ha pasado y está pasando en este país de vuelta a índices de pobreza que creíamos honestamente haber superado; pero que, gracias a gentes como usted, han logrado consolidar por tiempo.

Suerte, señor Ayala; pero no nos eche el aliento en la nuca.

 

Hospital del Rosell: ¡Basta!

Desde la conciencia y la acción jamás hay derrota y/o perdida alguna... no somos victimas! Somos personas responsables y libres, capaces de llenar estadios de fútbol y, porque no?  de luchar por lo que somos. El miedo que intentan meternos, ya está empezando a volverse en su contra.

Tienen ya los días contados, los que no nos respetan; se les está acabando su tiempo a los que menosprecian el futuro de nuestros hijos. Es cuestión de tiempo y de hechos, el que ésta gente, que dice gobernar en 'Democracia', se vaya y nos deje vivir en paz .

Terminemos de despertar y acabemos con la pasividad, que ha hecho posible, que sus mediocres palabras y peores gestiones, nos hayan traído a esta situación. Ya hemos aprendido que juntos cambiamos esto. Ya no es tiempo de ladrones, sino de jueces. Ni es ocasión para mentirosos sin cultura ni dignidad alguna, sino de personas como tú y como yo, capaces de cualquier cosa, por no dejarse pisar más y vivir cómo merecemos.

Queremos un mundo mejor y no para caminar, que nos duelen los pies de tanto hacerlo. Si miramos para atrás, vemos que desde el principio de los tiempos se nos ha tratado así; nos preguntamos si, además de luchar, no hay alguna buena idea, para darle la vuelta a las tortilla, o moverla, para que no se queme siempre por nuestro lado. Sabemos que hay ideas, y sabemos que están entre nosotros, entre los que venimos sufriendo sus desmanes..: no podían venir de quien no las necesita!.

Unidos, no sólo vamos a dar vuelta a la tortilla, sino que vamos a cambiar la sartén y el fuego. Seremos nosotros los que marquemos el tiempo qué queremos vivir y cómo lo queremos vivir!.

Este hospital es un hito en nuestra lucha, no vamos a consentir que el Rosell nos sea robado, sería como robarnos el alma, la dignidad..: y llegados a este punto hemos dicho ¡Basta!

Nuestra salud está en juego, nuestros derechos; la justicia, si existe, nos tiene que dar la razón; porque la mentira no puede triunfar más. ¡Arriba ciudadan@s!"

 

* Integrantes de las personas que llevan cuatro meses acompados en el aparcamiento del hospital del Rosell

 

Pág. 150 de 178

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information