Domingo, Agosto 18, 2019
   
Texto

¿Por qué en Los Urrutias no...?

Soy una vecina más de Los Urrutias dispuesta a comenzar el periodo estival en el domicilio de esta pequeña y familiar localidad del municipio de Cartagena y donde la mayoría de los habitantes pasamos unos tres meses al año pese a mantener estas viviendas, en todos los aspectos durante los 12 meses.

Pese a mi buena disposición a aceptar las, cada vez más frecuentes y numerosas, carencias del pueblo me es imposible no denunciar la lamentable situación de la playa donde es imposible acceder a la zona de baño debido a un metro de cieno en la orilla o las pequeñas lagunas de un  amarillo sospechoso que abundan en la orilla, esta situación, además de insalubre, es peligrosa sobre todo para las personas mayores y niños por su carácter resbaladizo; cuando logramos acceder salvando estos obstáculos nos encontramos con otro metro de lodo en la misma orilla pero dentro del agua (una pena porque salvado esto el agua está estupenda).

Me pregunto –como hacen la inmensa mayoría de los vecinos- cómo es posible que en otras zonas de la laguna estas condiciones tan desoladoras se soluciones, o al menos se palien, y aquí no; por qué aquí no contamos con arena limpia, con un paseo marítimo terminado de una vez – pese a que llevamos años oyendo que 'ya' está aprobada la obra-; con una cuadrilla de limpieza que no pare cada 10 minutos, con farolas sin oxido ni a falta de trozos en sus bases y que, por el contrario, sí disfrutemos  de un aroma pestilente a algas podridas fruto del abandono durante meses de las mismas en la orilla o de zonas por donde no se barre, etc.

En fin ahí les dejo mi rabia, mi frustración, mi impotencia y mi tristeza ante esta situación.

En términos muy similares me he dirigido al excelentísimo Ayuntamiento de Cartagena, pero no he obtenido respuesta.


 

'Desolación, tristeza... Indignación'

Me dirijo a ustedes como, imagino, tantos vecinos de Los Urrutias ya lo han hecho con anterioridad. Tal vez, un correo más sirva como granito de arena en este inmenso y desolador problema que sufrimos.

Primer día de vacaciones. Veo como una cuadrilla de limpieza realiza su trabajo. Tal vez ganen tan poco o sus condiciones de trabajo sean tan precarias que no merece la pena el esfuerzo. Tal vez cumplan ordenes para que se haga de esa manera y no de otra. Quien sabe las intenciones y prioridades reales en este asunto del Mar Menor.

Pero realmente es desolador pasear por lo que dicen que es un paseo marítimo, hecho de guijarros muy propios para desollar rodillas de niños y propiciar caídas de mayores. Realmente es desolador ver la arena y la orilla de la playa negra de cieno con ese olor tan pestilente. Que agradable playa para que jueguen los niños, verdad?

Es desolador ver las farolas comidas por el óxido, las baldosas rotas, ni un acceso a la playa en cientos de metros con tablones.

Es repugnante intentar entrar a bañarse, sorteando cieno, fango que te hundes, para llegar playa adentro donde el baño sea aceptable.

Me pregunto, dónde han quedado las propuestas, intenciones y promesas realizadas ya no sólo en el programa de Kike Calleja, sino en medios de comunicación y campañas políticas. Me pregunto si el premio debe ser muy gordo por dejar que esto se muera.

Mientras tanto, sólo me queda mirar mi playa y sentir una profunda tristeza y una gran indignación.

 

Pág. 4 de 165

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information