Lunes, Diciembre 10, 2018
   
Texto

La conjura de San Fulgencio

Así, a “vola tecla”, tras repasar las dadivas de la delegación del gobierno sociata en Murcia y su líder como delegado gubernamental, y las necedades que se escriben, reflujo de esta sociedad cartagenera llena de cretinos y cretinas, recuerdo aquella novela de John Kennedy, el escritor, de segundo apellido Toole, y su “conjura de los necios”.

¿Qué es un necio o una necia?, según la RAE, dice que es un “ignorante o “ignoranta” y que no sabe lo que podía o debía saber”, y así, como si esta conjura de necios y necias se desarrollara en el templo a modo de páramo galileo de San Fulgencio, llegamos a nuestra inmensa clase política socialista, que conjuntamente y amedrentándonos a todos, se alían en una conjura, y de ahí la similitud con nuestro protagonista de fortuna, Sanchez, Conesa, Castejón, Aznar o Ignatius…

El ser desarraigado, incongruente e inadaptado que sueña en su mundo feudal, como ahora, en la pleitesía que creen ganada y en la necedad del espíritu que los acompaña, y para ello, no dudan en esgrimir la confabulación del nepotismo para hacer de su capa un sallo, para implementar la autocracia populista y chabacana identitaria de los sociatas españoles, en un puesto de acomodo político inmerecido por culpado y mentiroso, caso de Aznar o el concejal amoral y soberbio, aspirante a chulo de playa pero quedándose en los futbolines campesinos  por infringir las leyes municipales y obviarlas, por no decir reírse y pasárselas por el arco,  y premio, el delegado del gobierno sociata murciano requiere de sus servicios, en una trama a lo “juego de tronos” ordinario y vulgar, de un mendigo de la legislación que pervierte e ignora dicha reglamentación que, cual aspirante a señor feudal, soberbio y arrogante, ajusta y reajusta a su esfinge señorial cual sinónimo al derecho de pernada, la asignación de puestos municipales, así como las oposiciones a Policía Local repudiadas por ilegales, que revierte e invierte a su beneficio el salvamento en playas y sus contratos y permite y alimenta junto a la regidora sometida, el manoseo y la ilegalidad académica oposicional de sus mandos antinaturales, que de hecho, la fiscalía investiga y como premio, a Murcia, a la Jefatura de Tráfico, no sé qué pasa en esta tierra y en estos partidos, todos se venden por 30 monedas, todos se dejan manipular por un hilo de protagonismo y todos se degradan políticamente por una fotografía.

Quizás es el nuevo decálogo, o los mandamientos apócrifos de este nuevo PSOE, de este Pedro Sánchez, presidente por amoral e indigno asalto constitucional y arropado por antiespañoles, sediciosos, etarras y antisistemas y su nueva política de traiciones, mentiras y cinismo, y estos son hechos, no opiniones.

Todo es directamente proporcional a sus moralidades, anacrónicas e inadaptadas…,  y así, si a Ignatus le envuelve la diosa fortuna y lo atrae a un mundo capitalista, que lo somete a amistades prevaricadoras, lo embauca con piscina y todo lo concerniente a aperos inmorales, establezco la fútil e inane metáfora de aquél necio que no sabe lo que debería y asume un cargo político con arrojo y sin temeridad, otra vez neciamente, en algunos casos, aparecen aquellos de las nuevas comparsas o generaciones, de aquellas juventudes adictas al régimen de la holgazanería y del buen talante, de amiguísimos y colegueo con sustento satisfactorio y de apellido acomodado en el tiempo, no en la realidad, ya que lo único seguro es que si algún día hubo rancio abolengo con esta estirpe se convertirá simplemente, en rancio.

En otros casos parten del anonimato, pero siempre con un cariz indiscutiblemente servil, y así, conformamos gobiernos, congresos, diputaciones, aforos y consistorios, y así nos va, el más inepto e inepta se cuelga una banda, un lazo o porta un bastón. Nos vemos sin querer envueltos, que no “envolvidos" en un complot, en una conjura, salpicada de transgresiones de apropiación indebida, de favores irreverentes, de corrupción, de listas interminables de imputad@s, de sospechas continuas, de inquietud y permanente estado de rebelión, pero somos cobardes y sumisos, ya que no hacemos nada por remediarlo, aceptamos esta enfermedad política con resignación amargura.

Seguimos en consonancia con la inexperiencia y la sinrazón, pero faltan todavía muchos por subirse al carro y en ese carro vuelven a subirse los mediocres y así, en cascada no podemos cambiar aún la síntesis del político actual, donde no deben de entrar a jugar nombres sin mas pasado que la génesis del partido al que pertenecen, y así, quizás, como en la conjura de los necios y a pesar de las carcajadas que puede generar, se evite el halo de tristeza y tragedia que nos arropa políticamente, la similitud de la obra con la actual sociedad, una crítica llena de egoísmo y crueldad.

No es que los sustitutos regionales del actual gobierno socialista mantengan notable diferencia con los anteriores, las dos joyas de la corona, como es la Mancomunidad venida a menos con un precario y gregario populista presidente o el Puerto, dirigido por otro ilustre hidalgo de la mediocridad más supina como reflejo directo de la herrumbre política de estos partidos hegemónicos en la región, PP y PSOE,  uno de cada color y gobernados por interés de partido, no de región ni ciudad, siguen en manos aciagas, de lanceros mudos y atados de un cuadro estático queriendo fingir rememorar gestas inalcanzables. No es la Castejón la que se ha quitado de en medio al Gargamel de “psoelandia”, ya quisiera ella, todavía no tiene esa potestad, es acogerse a la “primera enmienda socialista”, la del “artículo 33 sociata”, la de asegurarse un puesto en avanzada –bocadillo de salami en lugar de mortadela- ante la caída municipal del PSOE el año que viene, la aséptica, nula, absurda y estúpida gestión socialista de fotonovela edulcorada con MC y el famoso pacto de la servilleta y, la transgresión de la moral y la dignidad de Pedro Sánchez el Cruel vaticina fiasco sin contemplaciones en las urnas sociatas, más rosas que rojas.

¿Se pueden sacar menos de seis concejales socialistas en el 2019?, no tengo dudas. Amargura y tristeza por el circo montado en España, por este reinventado Pedro el Cruel y su sequito, frío, envidioso, mediocre y vengativo, persiguió con saña a quienes amenazaban su poder en el propio partido y ahora, con la hipocresía y el cinismo por bandera a modo de barras roja y gualda. Su meta, solidarizarse y comprender a personas de la farándula política que se pasan las leyes por el forro, la dignidad por el arco y el cinismo es su bandera, no es síntoma de buena salud.

Esperemos que el sustituto municipal en la trimilenaria  en esta nueva conjura regional no este gobernado desde la metrópoli por tan oscuro personaje, al igual que la alcaldesa por casualidad desde esa “Conjura de San Fulgencio”, y pueda retomar la naturalidad y la eficiencia donde se quedó, donde los caprichos del nepotismo del pacto de la servilleta realizados por un partido sectario y uno gregario dieron al traste con los intereses y la esperanza cartagenera de avance y limpieza, mancillada por los sinvergüenzas que gobernaban y quedaron circunspectos esperando el fracaso y recoger los restos del cadáver político para poder seguir gobernado en el mismo nido de contubernios y nepotismo de las dos últimas décadas.

“Lo dicho comendador”, toda esta nueva generación de políticos amamantados en las sedes y sin pasado que los sustente, no merecen un futuro en nuestro entramado político, simplemente por respeto al que está sufriendo la dificultad y los duros trances por las gestiones dudosas y dadivosas de ellos y ellas, y a quien los mantienen. A lo peor nuestros múltiples protagonistas en un ataque de histeria actúan como el autor, y políticamente se suicidan buscando trabajo y se dignifican, no ante los tribunales como pasa, algun@s ya lo han hecho, otr@s están en ello y otr@s en capilla y sorpresa para algun@s,

Decía Chénier que pensar es peligroso; razonar, inútil; creer es mucho más fácil y vamos a lo fácil…, y pensar puede producir en estas mentes privilegiadas alguna que otra hernia cerebral. Así, cuando Winston Churchill decía que el político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones, ya sabía que de pensamiento íbamos jodidos y de estadistas huerfanitos.

 

Qué hemos hecho para merecer esto

Podría ser el título de una película de los años 60 subida de tono en la Manga del Mar Menor, tipo “bingueros”…, y poca variación tendría con la actual pedanía cartagenera, vamos que si viniera Julio Iglesias no encontraría mucha diferencia más que el ladrillo, en una Manga del Mar Menor abandonada a los espurios intereses municipales y su incompetencia de gestión, es la antítesis de la razón decente municipal, del desarrollo noble y legal y la expresión más firme de la demagogia populista anterior del PP reciente de MC, la  socialista y tardo-comunista por un interés casi lascivo  de vivir fingiendo en este ayuntamiento, sí, el cartagenero, gobernado entre la corrupción que implica mantener ineptos y fraudes políticos sustentados con nuestros impuestos, “fueraraparte”, la chabacana estrategia del agua y de Hidrogena con el ayuntamiento del PP primero, nepotico y de asqueroso colegueo.

 

Luego, del fraudulento MC, que llora por los pasillos lo que no supo o quiso hacer en dos años de fraudulenta, engañosa y fracasada gestión municipal, eso sí, espectáculo lamentable han dado sin vergüenza ni congojo, y los colegas y los intereses de los colegas han sido su bandera marítima disfrazada de tonterías provincianas más que provinciales –hemeroteca-, gracias a una manifiesta falta de cultura, educación y ética, cualidad y aptitud que no la hay en las sectas pueblerinas…,  y ahora, la del cantamañanas y corrupto PSOE, lo de Aznar es de vergüenza típica de un pueblo de una república bananera tercermundista, el señorito del cortijo, al que le falta el sombrero y la canana, que hace lo que le da la gana con el beneplácito de la alcaldesa por casualidad, gracias a la soberbia de los perdedores y a una servilleta, a promesas y proyectos incumplidos y a frustraciones a flor de piel por incompetencia, la mediocridad debe pasar justica, moralmente es inaceptable –pero de moralidad andan faltos en este PSOE cartagenero, murciano y sobre todo sánchista que no español-  y tengo dudas legales al respecto de Aznar, la piscina popular del pueblo…, la convocatoria a Policía Local adulterada y recusada, la tributación a los cargos con academias fantasmas conocida y permitida hasta la fecha, sin sanción ni investigación oficial y seria, el contrato de socorristas que sigue dejando propinas al ser cedido y no gestionado por el Ayuntamiento, el nepotismo sindical municipal sin parangón, tal que la soberbia imposición en la misma del concejal de psoelandia pasen factura judicial.

 

Para colmo, si ya estaba este partido defenestrado, el socialista, con esta alcaldesa desahuciada políticamente por inepta, aparece otro tonto en este montón de ineptos que componen la clase política española, pero además con carnet y certificado expedido por el pediatra al nacimiento, un personaje que vendiendo al partido sociata –no merece lo de socialista por respeto a los que sí lo fueron-, ha vendido España a sediciosos y asesinos etarras, a vividores del proletariado y a estafadores de ilusiones liberales, a putas poligoneras de la política vasca,  hoy, donde además, los ideólogos y varones socialistas callan y otorgan como canallas cobardes que han demostrado ser, el empecinamiento por atraer a estos personajes deplorable, menos queridos de lo que se piensan, quizás ciegos por la soberbia en la que limitan en este nuevo a la par que extraño PSOE y como en todo, según soplen las brisas. Así se postulan las ideas, los pactos y las confabulaciones, los complots y las licencias temerarias y temerosas basadas en actos de traición marrullera digno de estos gobiernos por casualidad y basado en los apoyos de la felonía y la infamia, Madrid y España me recuerdan los actos de la servilleta de Cartagena, ¿de que no son capaces? Y a todo esto, los socialistas de ideología en vena, los patriotas de la rosa, hoy del capullo y capullos, callados y arropados al querer fortuito, como sinvergüenzas escondidos en la cueva de Ali Baba, permiten que esta jauría haga de su capa un sayo, en Madrid, en Murcia y en Cartagena. Pero ojo, no descarten en meses ciertos éxitos electorales populistas, esto funciona así, acuérdense de Zapatero, pero no de sus zapatos, aunque duelan las sinapsis.

 

Pero no es Sánchez, ni lo fue Zapatero, son los poderes oscuros y los multimillonarios intereses que absorben a todas las ideologías y llenan de orín la dignidad de un pueblo como el español, por el puto dinero, por el puto poder, por la frustración, pero que siempre se levanta contra estos miserables, siempre, devolviéndolos, más tarde que pronto, gracias a las urnas a sus ratoneras, cuevas y demás madrigueras, así reza nuestra historia real y no la adulterada.

 

Nos acercamos a un festín da anacronismos vivientes que diría Steiner. Nadie en este país, ha entendido el menosprecio y la poca estima que nos profieren estos personajes de plastilina adulterada que componen la clase política o la vergüenza nacional, “quien a hierro mata a hierro muere”. Son estrellas mediáticas amparadas por la mafia de la comunicación, comprada y mantenida, nacionalmente, regionalmente y municipalmente,  que se les llena la boca hablando de humildad, la que no profesan, y libertad, la que cercenan cada vez que el poder les da la oportunidad,  y además, con alevosía, coartan las nuestra, nos roban y engañan, nos timan y prostituyen a los que no son de signo tardo-progresista de izquierdas, de una izquierda amordazada por la banalidad y la acritud de la indigencia intelectual que hoy limita en estas formaciones socialistas y tardo-comunistas, tanto las pueblerinas y catetas como la cartagenera o la de la Villa y Corte, algo que siempre ha demarcado a los concluyentes con la chabacana dictadura del proletariado, los mismos que, hasta se permiten de marcarnos la ideología, la moral, el pensamiento y nuestra espiritualidad, los que nos exigen cumplir con el islamismo, soportarlo, mantenerlo y acogerlo renunciando a nuestra identidad por cobardía o estupidez, no lo sé,  porque ellos no son cristianos y los que nos obligan a aceptar inmigrantes con vitola de refugiado como peleles de Europa  que somos, porque ellos los ven de lejos, no sufren el desplome de la civilización y de la cultura cristiana española, España siempre ha sido acogedora, pero con las limitaciones que la integridad cultural y nacional que impone cualquier Estado desarrollado, con la seguridad y el control de personas que un país necesita para asegurar su propia integridad, no la banalidad de un voto basura de fortuna manchado de sangre, de deslealtad, de traición y en síntesis, de mierda. ¿En que se ha convertido Cartagena, su malogrado casco histórico, sus extramuros como Los Dolores o San Antón, barrios castizos, o el propio campo y pueblo? Gracias a la explotación penosa y la temporalidad, en guetos de inmigración ilegal y descontrolada que imponen sus leyes y cultura, que invaden y conquistan, en extensiones sarracenas en tierra española, y todo con la tacita desprotección y la cobardía que supone un respeto solidario interesado.

 

Encima, estos indigentes de la moral pseudo-socialistas y acólitos abrazafarolas, tienen suerte, además de las estúpidas alianzas de incivilizaciones que los han arrojado a la bacanal política del gobierno y, gracias a las luchas internas y desmedidas de un partido popular huérfano de honestos líderes desde hace tiempo, lo de Cartagena y Murcia es de TBO, no coge un “tonto” más por metro cuadrado en este partido, pero que viven a costa neutra sin despeinarse y con gomina, un partido enfermo de corrupción con infección de déspotas protagonistas que hoy se pelean por liderar un partido oscuro y enfermo, a día de hoy, entre arpías, brujas, ausentes y omitidos, hundido el PP por ellas mismas y sus artimañas, por sus privilegios gubernamentales y nepotismos ilustrados, por su corrupción, infecto futuro adivino. Los otros tontos del montón somos nosotros, no ellos ni ellas, son listos y listas, avispados y avispadas, parásitos y parasitas que viven de nosotros, no tengáis dudas.

 

Pág. 7 de 102

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information