Lunes, Mayo 21, 2018
   
Texto

El trompazo de la gaviota

El partido Popular es la prueba de que en este país no coge un tonto más, como estrategas políticos no son la panacea, ¿incompetentes, tontos, nepoticos, filibusteros? ¿Y por qué? Horas malas para la lírica popular que cantara Golpes Bajos, el charran o la gaviota hundiéndose en el mediterráneo, es triste ver como el infame afán de supervivencia puede dar al traste con la posibilidad de hacer factible una ilusión conservadora en esta nación y con el nicho de votos que Aznar consiguiera. El PP ha caído en el saco de la mediocridad por mantener un puñado de votos miserables, sucios y hasta manchados, tanto en Madrid como en esta estúpida región y en esta noble y jodida ciudad de Cartagena sin suerte política, algo que parece estar por tres mil años en su ADN.


En Madrid, se están cargando a la única alternativa factible para la supervivencia del partido en la capital, quizás por eso hay un ataque exacerbado contra Cifuentes, las tres “marías” María Soraya, María Cristina y María Dolores se llevan a matar, las muñecas de Rajoy o de su niña…, a caballo entre las peponas de feria, “cabis paskisy” y “Barbie princess charm school”. Este problema surge cuando se creen el culo del mundo y la cagan por prepotentes. Quizás, quieran alcanzar la mediocridad contagiados con el fiasco catalán, un PP perdido y hundido producto de los lisonjeros pactos de estado con la familia Pujol, sin líder y con cabeza de serie de copa Godo de regional preferente como es Albiol, el eterno aspirante…, a letrado, a baloncestista, a President… Si esto es lo mejor que tienen allí…


El Partido Popular ha caído en merecida desgracia y todo por contagiarse de mediocridad y vulgaridad, es muy vulgar  y ordinario caer en las redes de la corrupción y en esto han conseguido un “Master” tal que, se han nutrido de lo peor de cada casa, y producto de esta miseria humana que los embriaga, personajes como Iglesias, Sánchez o Rivera han conseguido cuota de protagonismo político, y comediantes de la farándula de las ramblas como proscritos sociales y analfabetas integrales como la Colau, son alcaldesas…, de la Ciudad Condal de Barcelona…, con dos cojones, y a esto, los intelectuales independentistas con barretina y pajarita no tienen nada que decir, igual que en Zaragoza, Cádiz o El Ferrol del Caudillo. Siempre nos quedará Paris… a nosotros, como diría Bogart, y no es otro que VOX.


Esta caída en picado del PP al que los pensionistas le pondrán la puntilla por idiotas, se manifiesta con la inanición propia de su ingesta de ignorantes en nómina a nivel general y en la región de Murcia en particular, son herederos del laxante corrompido del virrey Valcárcel y su sanedrín de fortuna, de la patricia Barreiro y del cayo Cesar huido en la figura de Sánchez el breve, con reminiscencias genéricas en la figura de López Miras y su corte de alcahuetes y alcahuetas. Ahora, para seguir contaminando el aire cartagenero y dado el bajo linaje de la oposición, mediocre hasta enfermar, nos regala el presidente por casualidad con un laudo digno de Pompeya. “Asinque” la Arroyo, una cartagenera de DNI, murciana de sentimiento y afín al corredor Valcárcel-Barreiro-Sánchez, no el mediterráneo, se asoma al escenario municipal cartagenero a empujones…, vale que es la reina del calabozo, pero con tan negadas y vulgares huestes, eso es fácil, algunos como Espejo mendigando el bocadillo de mortadela y otros como Segado, haciendo gala de la antítesis del esfuerzo y sacrificio de los populistas y populares que, “sin esfuerzo y sin estudios alcanzan metas inimaginables”, cosas de nuestra política. Según este señor que habita en San Esteban manejado que no movido por Sánchez o ¡Shaken, not stirred!, ¡es una magnifica consejera!, de hecho, es la glamurosa Kardasian de la trasparencia sin transparencias de la política huertana, con un pasado proporcionado a su herencia manifiesta en el partido popular, algo habitual en la corte pimentonera, pero si lo es, es gracias a los Secretarios y Directores Generales de los que se ha rodeado, no de ella, lo dicho, otra paracaidista en Cartagena que no tengo dudas de que se va a dar un trompazo electoral contra la trimilenaria calzada “, o al menos eso espero y deseo y vaticino, ya que, se lo han puesto a “guevo” al resto. Pero en Murcia y Cartagena para esas fechas, de hecho ya, nos quedará SOMOS REGION -¡SEMOS DAQUI! con Permiso del Tio Pencho-, tras la debacle mediocre y casi ordinaria de las últimas elecciones, donde los cinco partidos con representación han dado muestras de la incompetencia y el nepotismo que los une, de su mediocridad y bajo nivel político y de escasa educación, aparece un soplo de aire fresco y necesario, “Garre y sus  huestes, otros 300”, al menos, sin mirar abajo, más abajo, la vitola del líder que conforma la nueva fuerza política viene amparada por una honestidad y honorabilidad incuestionable que le ha patrocinado su salida del Partido Popular, donde dio muestras la formación de la “gaviota sin vuelo” que la verdad y la honestidad no va con ellos y así, se quitaron de encima a un Garre que los puso ante las cuerdas con el único objetivo de exhalar un soplo de honestidad entre tanta putrefacción política, Puerto Mayor, Aeropuerto, Desaladora, etc. La estrategia del PP en Murcia fue perder la mayoría absoluta con Garre en beneficio del malogrado Pedro Antonio Sánchez con hipoteca de C´s, ¡de nota!, ¿o quizás mantener las alfombras cubiertas?, claro que, ahora no estarían con Garre en la Asamblea personajes de mercadillo como Cáscales y otros…, por citar algún ejemplo, y la Arroyo estaría cubriendo programas veraniegos en la Siete con alcachofa en lugar de ser postulada como alcaldable. Esperemos que una vez alcanzado el éxito, que lo harán, estén a la altura, y no caigan en la concupiscencia política que hoy ocupa el pleno y la Asamblea. Alguien citaba que; Los reyes suevos españoles reconocían alguna divinidad en las encinas, ya que en sus ritos funerarios este árbol estaba muy presente. Mal presagio el cambio del charran o gaviota por la encina como señal identitaria de los populares, mal presagio…

 

Un sistema podrido con héroes de plástico

“Derribar y destruir es muy fácil. Los héroes son aquellos que construyen y que trabajan por la paz”. Nelson Mandela. Nadie podía decir que Mandela hablara de la democracia española cuando sentenciaba sobre la corrupción y la falta de héroes honrados y honestos en la política española, pero por alusiones parecía tenernos en la mente. Un sistema democrático enfermo y podrido gracias a sus héroes de plástico, no puede más que con el impulso de los honrados sufridores pagadores de impuestos y trabajadores, no puede mantener a tanto sinvergüenza en los puestos políticos. Este país está enfermo porque su sistema de gobierno, por cobardía, ineptitud y falsa sensatez está enfermo, y lo está, porque debería de salvaguardar y proteger los derechos de los españoles, el bienestar social español y no mirarse el ombligo con justificaciones permanentes para mantenerse en las poltronas.


Un país que está más pendiente de un partido de fútbol, o de las tiranteces de la familia real, que, de los derechos extirpados secesionistas de los independentistas catalanes que impone un descafeinado por sumiso  paréntesis constitucional disfrazado de artículo 155 como un cómic surrealista pero contrario a las inquietudes del resto de la nación española, o del juicio por el mayor robo institucional de la historia de España llevado a cabo por los miembros del PSOE en Andalucía como es el caso de los ERES, con 800 millones de euros robados, está enfermo.


Un país que no reconoce todavía la envidia arcaica que suscita en el resto de Europa, la animadversión y el odio de nuestros vecinos hacia un país que era sano, alegre y honesto como el español. Un país que permite la injerencia extranjera en su ciclo vital, subyugándose judicial y políticamente a la mediocridad que estados como el belga, el suizo o el alemán, este último, además, siendo tan totalitario que no permite partidos políticos independentistas, dando asilo a los huidos como en su más nefasto ideario tardo fascista con ADN de Reich,  un país que ajustició en la sombra a la banda terrorista Baader-Meinhof, un país vitoreando y apoyando a delincuentes secesionistas hoy, insurrectos, subversivos y sobre todo cuatreros más que ladrones, éstos sin uniforme, pero igual de delincuentes y hienas canallas disfrazando de política la insurrección por la segregación de un territorio, éste, es un país enfermo.


Un país que permite en una somera deslealtad a sus ciudadanos, que la inmigración ilegal, delincuentes de libro y tipificado en el código penal, tengan más derechos y remuneración que los propios españoles legales y pagadores de impuestos, todo por un falso y cobarde espíritu de solidaridad mal interpretada y manejada como arma por la izquierda totalitaria que con facilidad derriban y destruyen, está degradando el sentimiento nacional y es, porque está enfermo.


Un país abrazado en sus instituciones por una generación de políticos inepta y desleal donde, su único objetivo es económico en detrimento de los derechos de los pensionistas, autónomos y trabajadores, que al fin y al cabo han sustentado y sustentan el propio progreso del mismo, actúa con un sistema sectario y adulterado. Un país con políticos embusteros y mediocres. “Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti”. Friedrich Wilhelm Nietzsche
Un país que se centra en una mierda de máster, producto de la corrupción de la titulación universitaria donde se humilla el propio grado universitario y es el sumun del propio sistema universitario español, corrompido dentro del falso progresismo educativo y de la nociva europeización de nuestro sistema educativo, establecido éste, en una negocio oscuro, máxime, cuando los acusadores, sean podemitas con historia de corrupción universitaria con títulos y becas progresistas regalados, sean sociatas sin títulos ni gracejos intelectuales más que los de su falsedades, falsas cátedras, falsas becas pagadas a podemitas, falsos doctorados realizados en ministerios de fortuna como el de Industria –dicho por el exministro socialista  Sebastian- e incluso, falsas titulaciones, no nos olvidemos que fue la banda de Pedro Sánchez quien se inventó lo de cursando estudios y sus doctorados…, para homologar mediáticamente carreras universitarias, sin contar las falsas licenciaturas otorgadas por la Universidad del Pais Vasco a asesinos terroristas en los que ningún abrazafarolas de la izquierda progresista y cantamañanas de la formación naranja con ansias de protagonismo han entrado, lo dicho por Groucho, es mejor parecer tonto y estar callado que hablar y despejar dudas….


Un país donde, producto de la mal llamada libertad de expresión se permita que elementos del ente político con actas de senador, diputado o concejal defiendan a asesinos, asesinas y terroristas en clara apología de la antipatía hacia el honrado español, es un país enfermo porqué le falta el respeto permanentemente al honrado ciudadano.


Un país sin héroes, solo muñecos de plástico, con oportunistas de saldo de mercadillo ocupando presidencias institucionales, senados y congresos, consejerías y concejalías, un país con alcaldes pseudo delincuentes haciendo de su capa un sayo y pasándose las normas por el forro en un claro ejemplo de “nepotismo ilustrado”. Un país con los juzgados llenos de políticos corruptos, un país donde la dictadura mediática de los grandes imperios de la comunicación, haciendo uso del desafío económico soportado por los grandes bancos, corrupto, putrefacto y corrompido marcan las líneas de actuación, es un país enfermo.
Y me despido citando al cartagenero y académico Perez Reverte con el que me unen trazos de pensamiento. “Porque somos un país de gilipollas gobernado desde hace siglos por mediocres, analfabetos y acomplejados. ¿Te parece que lo he dicho lo bastante claro?”, o lo que es lo mismo, un sistema podrido con héroes de plástico.

 

Pág. 3 de 93

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information