Domingo, Marzo 26, 2017
   
Texto

Año Nuevo, Vida Antigua

Al igual que quien cumple años, de un día para otro no hay un año nuevo, hay buenas y malas intenciones y buenos y malos deseos, todo aderezado con una pizca de envidia, prepotencia y sobre todo hipocresía, astuta y disimulada falsedad combinado con un teatral fingimiento. Esto pasa este 31 de diciembre, sigue lo mismo, los mismos empresarios irresponsables sin moral que contratan pseudo-asesinos como protección y no pagan judicialmente por ello.

 

Los mismos asesinos de hace siglos buscando su redención perdida en una nueva cruzada tiránica y déspota. La misma mediocridad política, son los mismos vividores ocasionales, los mismos gamberros políticos a la sombra de 'bananas' de Woody Allen, las mismas intenciones de ser la 'Ostia' y viva la madre que nos parió, y quedarse en el intento, los mismos mensajes de voceros borrachos de comediante protagonista. Los mismos postureos permanentes y posados de revista en la prensa alquilada, sí, esos medios locales, regionales y nacionales que subsisten, con prepotencia ilustrada, gracias a las subvenciones y a la complicidad de sus gestores, son estómagos agradecidos en papel de estraza y digital que no aportan nada más que equivocada rutina.

 

Tenemos las mismas declaraciones de todo un año de sabatismo y dualidad política, los mismos 'books' regenerados día a día de nuestros estrafalarios Fielding y Nancy, o Esposito y sus rebeldes en todos los lares, en la tierra del gallardete número cuatro, nunca, esta trimilenaria tierra había tenido tanta mediocridad política, ni con La generala Vargas y su sumiso sequito, “fueraparte” con los desertores ilegales en busca del bocadillo de mortadela y demás fantasmas errantes de oscura entidad, eso sí, sazonados con un coro de palmeros rocieros, como decía Annie Hall de Los Angeles; “Aquí guardan la basura y la convierten en programas de televisión”.

 

Otro año de balde para PAS y la Región, siempre esperando la sentencia humillante ya que la exculpatoria, cada vez se diluye más en la boria cartagenera, y su irreverente papel en el chabacano culebrón de la política de esta región capitalina, una región inoperante absorbida por el 'chupacabras', muerta la laguna, muerta la región. Solamente se han limitado y se limitan a chupar la sangre tributaria del Mar Menor los ayuntamientos de Cartagena y San Javier, sin reparar en su enfermedad, y ahora la culpa es del cha, cha, cha.

 

Con lo fácil que hubiera sido que Barreiro se hubiera ido por la puerta trasera, Garre liderara el proyecto popular en la región y Rajoy, o el 'estadista de la colegiata', -aburre que desespera-, hubiera dado paso a la rubia de Vallecas o al bizarro gallego y así, los abrazafarolas del resto de partidillos de Prêt-à-porter, socialistas convulsos y esquizofrénicos podemitas incluidos, haciendo de gamberros bananeros, caraduras con identificación bautismal, ora cristina, ora civil, estarían todos de acampadas libertarias en lugar de chuparnos la sangre, vaya zoo. Hoy sí que es a vola pluma mi reflexión, nefasta absurda y sin contenido, sin duda, quizás basada en la vanidad de despedirme el año con cierto engreído protagonismo, no vivo del erario público y estará mal visto. No quiero vivir en una Ciudad ni un país cuya única ventaja cultural es poder girar a la derecha con el semáforo en rojo, como decía Hall. Intentando Apartar a todos estos menesterosos de la vivencia, ególatras del consumismo mediático, del cual también nos contagiamos los vanidosos pecadores, vosotros también. Como dice la canción. 'I'm only human after all. Don't put the blame on me' (Sólo soy humano después de todo. No me culpes).

 

Feliz Año Nuevo a todas las personas de buena voluntad, gran corazón y humildad demostrada, al resto, dirigentes, gestores y demás fauna accidentales por interés, pues también…, y a ver si con un poco de suerte el año 2017 retomamos un poco a la dignidad política y la humana, hoy algo perdida.

 

Sentirse culpable es importante. Yo me siento culpable todo el tiempo y nunca he hecho nada. Danny Rose.

 

La Ruta de los Belenes

En esta España de pandereta y zambomba, ¡es Navidad!, de momento, podemos, pero no por Podemos y otros agnósticos de la tradición de nuestros orígenes, seguir festejando la Navidad con nuestros símbolos más longevos, dícese del adoptado árbol de Navidad y sobre todo de nuestro Belén, en casa y a pie de calle, símbolo ancestral del reconocimiento eterno al nacimiento del Salvador, digo de momento, porque no tardará algún imbécil o 'imbecila' en poner trabas por el derecho a la igualdad o el respeto a otras confesiones extranjeras de progre indigente, adulterando, prostituyendo e incluso violando la Navidad y su significado como pasa en Madrid con estos progres de tómbola mugrienta y en otras capitales y ciudades españolas con los mismos badulaques.

 

En este país también está de moda prostituir la historia, según interese al político que es asistido por la meretriz de turno, y ya hemos oído de todo, la historia se manipula y se mancilla fácilmente, izando banderas por falsos protagonismos. Con una película pávida para prostituir la heroicidad en Filipinas de manera banal y cobarde, con series televisivas semi históricas y adulteradas, llamando a la Navidad Solsticio o como la directora retrógrada de colegio progre, que solo quiere adornos de Navidad profanos, ya que ésta, la Navidad, no tiene nada que ver con la religión y no hay que molestar a otras confesiones., idiotas con pronóstico reservado y los padres que asienten más. Incluso oiremos, que el caganet, cual catalán de estirpe, ya estaba en el portal “cagándola” cuando llegó José y María. Lo dicho, estamos sobrados de imbéciles con certificado y partida de “bautismo civil” y en muchos casos con carreras superiores, en otros subvencionados, o con una paguica de las de antes…

 

A vola tecla, nuestro belén, tiene su origen en la Edad Media, hacia el 1223, y fue San Francisco de Asís en esa Nochebuena quien decidió reproducir una conmemoración cristiana celebrando una misa en una cueva próxima a la ermita italiana de Greccio como el “Nacimiento de Jesús”. La tradición se popularizó y ya, a partir del siglo XV se empezó a generalizar la costumbre del belén. En 1471 se creó el primer taller belenista en España, en Alcorcón. A Barcelona llegó mucho después, aunque dice la tradición catalana de Homs, Forcadell o Junqueras que antes de 1223, en casa de sus ancestros, charnegos catalanes de rancio abolengo, ya había belenes en torno al “caganet de guardia”.

 

Y ahora mi ruta de los belenes, tres altos en el camino, Cartagena, Murcia y Madrid recogen el protagonismo en esta ruta imaginaria a la que solicito mentalmente ilustren.

 

En Cartagena nos acercamos al pórtico del Palacio Consistorial al que Tomás Rico diera alma y la corporación actual escándalo y alboroto. Un portal de belén donde nuestro sin par alcalde ocupa, báculo en mano y semi aguerrida barba, el puesto principal de José. La ilustre por siempre vicealcaldesa, el de María, ¿había dudas?, y el delicado por manejable concejal de Educación y otros tantos menesteres asépticos, que ha hecho buena a su antecesora, de niño Jesús. No acierto a encontrar figura más suave y apropiada para tal lance. Un pesebre que en este caso no representa ni la sencillez ni la humildad, sí la soberbia realidad, con un buey con alma de concejal de Podemos que se encarga de mantener la “calidez” del lugar a su interés y la humilde mula de Ciudadanos, el animal más humilde y más corto de entenderás de la creación, dicen... Los Reyes los representan otra vez el omnipotente protagonismo del alcalde y la vicealcaldesa, tienen el don de la ubicuidad, de pajes que no pajas sus súbditos el amoral de Seguridad y el botones político de Vida y otros bártulos. Los representantes del PP, en manada como siempre, se quejan con behemencia de todo a modo de borregos, des-pastoreados sin pastor legible ni asomo de haberlo.

 

En Murcia, frente a San Esteban hay pugna por representar al Mesías, tal es el dilema que solo podemos ver a la portavoz cartagenera ocupando el puesto de destacada protagonista, para variar, como buena política cartagenera, le gusta ser la “prota” y ocupar el de María, sóla y viendo pasar a los aspirantes en un casting amenazante, judicialmente convulso. Un portal donde el San José de turno lo ocupa con recelo el presidente, pero fuera tiene a las huestes del Sanedrín acechándole tal, que confunden la escena con la Cuaresma más que con la Adviento. Aquí los borregos son de Ciudadanos que permiten el desatino y del eterno pastoreo socialista murciano, el niño…, perdido y en funciones.

 

En Madrid, es la Puerta del Sol la que se trasforma en pesebre de fortuna, o en el prostíbulo progre del solsticio, hay pedigüeños necesitados, menesterosos de Podemos y pordioseros de la CUP haciendo de rebaño entere balido y balido, los reyes los encarnan la alcaldesa, más bien perdida y en la inopia, y su forajido sequito a modo de camellos que son los que mandan, Pérez, Meyer, Maestre y Zapata entre otros. Luego intentan hacer de María, entre codazos, Santamaría, Cifuentes y la niña del cetme (no la ha visto más gorda en su vida la manchega), hay insana pugna salteada de recelo y envidia por ocupar el protagonismo. San José, creyendo en el Espíritu Santo…, no es otro que Rajoy que ocupa el sitio y no sabe cómo, y de niño, un Errejón que nadie mira, la pena lastimera de un doncel barbilampiño con alma negra y sombría, eso sí, huyendo de un Herodes con coleta que ha mandado darle muerte política. No olvidemos que Herodes al comienzo de su reinado mandó ejecutar a gran parte de sus seguidores, porque el consejo se había atrevido a recordarle los límites en los que debía moverse su poder, ¿les suena?, y además los reemplazó por personajes sumisos a sus deseos. Aderezando la fotografía, borregos, acémilas y bueyes intentado hacerse un sitio donde sea y como sea, y en medio del desatinado solsticio madrileño, el catalán de los tanques cagando-la, como siempre.

Como dijo Gandhi. “Si hay un idiota en el poder es porque quienes lo eligieron están bien representados” y sabe Dios que lo estamos. Feliz Nochebuena y Navidad a todos y todas.

 

Pág. 5 de 72

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information