Sábado, Marzo 23, 2019
   
Texto

El Rincón del Burladero

Puñales de papel

Decía Henry Ford: “Un mercado nunca se satura de un buen producto, pero sí lo hace muy rápidamente con uno malo". No cabe duda que el producto del PP en la región, y sobre todo en la ciudad de Cartagena se ha deteriorado de forma notable y tangible, la mediocridad de sus pensadores y la desidia institucional en el tiempo les ha pasado factura, nos ha pasado factura. Buena parte de esta culpa la tiene el grupo de amigos y el cortijo del partido hegemónico en el que se ha convertido con el paso del tiempo, tanto local como regional. Así la incombustible alcaldesa dejó de apostar por lo mejor de entonces, “entre comillas” y sin entrar en detalles, y con el apoyo de los empresarios se catapultó al estrellato municipal. Con el paso del tiempo y temiendo que le movieran el sillón, se fue deshaciendo de cualquiera que pudiera hacerle sombra, y con la degradación natural humana, se ha convertido en un equipo de feriantes que vocifera cual mercadillo sus prebendas o gangas a ‘leuro’ el kilo para los próximos cuatro años, a pesar de los tufos que les acompañan, tanto a ella como a Pedro Antonio y por extensión a sus equipos, y esto no ha hecho más que empezar.

Como en un mercado de feria, y utilizando a los medios subvencionados a su alcance promete, la nada…, el IBI controlado a los hoteles de la costa, bajar el agua unos céntimos si siguen gobernando –chantaje- a pesar del vergonzante superávit de la empresa. Despliega a toda la policía local el día de la Virgen mientras que, en otras ocasiones los ha censurado y coartado económicamente, además de un sinfín de obras que posiblemente haya compartido gastos, por esto de mantener las espaldas cubiertas con empresas afines. Lo dicho, ciegos de soberbia venden solamente quimeras.

Pero el mercadeo ha terminado. El publicista Don Draper, que no el actor de ficción, dijo en varias síntesis de mercado: “La gente quiere que le digan qué hacer con tanto ahínco que escuchan a cualquiera”, y esto en palacio PP o Barreiro se sabe y, sin cortapisas se han encargado estas cinco más una campaña de pregonarlo, sencillamente decirles a las gentes lo que quieren oír. Pero la corrupción, el desasosiego púnico, el abuso desmedido han conducido a la gente a ser más inteligentes y a no creer en patochadas, milongas y bobadas o simplemente en mentiras de mercadillo.

No hay mayor mercadeo que el acercamiento a unas elecciones, todos ofrecen la Luna y algunos hasta el Sol. Luego los que tienen experiencia en desgobierno, como en este caso el PP que vende la alarma de que los demás no saben, y ¿cuándo van a aprender?, aunque mejor que no les enseñen estos. Así que siguiendo las pautas del publicista, “Si no te gusta lo que dicen, cambia de conversación”, se impone cambiar de conversación, en este caso de partido gobernante, los demás no tienen memoria histórica sufriente y suficiente para recibir críticas. La verdad es que los “siete magníficos” que aspiran a liderar el consistorio dejan mucho que desear pero, el cambio ha de pronunciarse, simplemente por higiene democrática y para sacar la basura pues, sería la única manera de que se regeneré el partido desde dentro y en unos años vuelva a renacer una política conservadora sin amigos, hipotecas y alfombras con dudosas miserias amancebadas. “Los cambios no son ni buenos ni malos, simplemente son”, Draper. Así que citando al siempre admirado Adolfo Suarez; “El futuro no está escrito, porque sólo el pueblo puede escribirlo”, se impone una lección de sabiduría democrática; Trabajar, santa palabra, oculta para muchos políticos que no lo han hecho en su vida. Hacer, algo en beneficio del pueblo y no egocéntricamente, que ya toca y Crecer, pero con aires frescos y renovados aportándonos de lo rancio que anega los cielos cartageneros y, de más allá de La Cadena.

Las elecciones, a veces, son la venganza del ciudadano. La papeleta es un puñal de papel. David Lloyd

 

Banderillas negras

Del ‘Desarrollo de la lidia’, Art. 75. Cuando debido a su mansedumbre una res no pudiera ser picada en la forma prevista en los artículos anteriores, el presidente podrá disponer el cambio de tercio y la aplicación a la res de banderillas negras o de castigo. ¿Y dirán, de que va esto?, lamento por los anti taurinos y, por el rechazo más personal que consistorial a facilitar en la ciudad el desarrollo de éste, nuestro castizo por español, y a la sazón noble arte del toreo, que algunos irreverentes aspirantes a analistas políticos y articulistas usemos la tauromaquia y su enorme catarsis cultural para desarrollar metáforas, más descriptivas que literarias, pero nuestra generosa cultura se ha nutrido, se nutre y se nutrirá del delicado arte del toreo y algunos nos agarramos a él. Pero tampoco habrá muchos que me lean que se sientan afectados.

Se pueden plantear tantos símiles, metáforas y demás figuras literarias en torno a la suerte de espadas que podríamos establecer un código de comunicación permanente en nuestro quehacer diario, y así, viendo día a día el transcurso político y los vaivenes poco afortunados del partido con hegemonía en la región, el PP y el resto…, me viene a la mente un par de elementos significativos en la suerte de banderillas, además de los cuernos, de las orejas y el rabo, entre otros, las negras y ordenadas a través de un pañuelo rojo en el palco de la plaza, “las banderillas negras”.

Hacer gala torera a nuestros espadas políticos sería demasiado indulgente por mi parte, sin ánimo de ofender y a pesar de su falta de trapío, hierros a modo de divisas, azul, rojo, fucsia, naranjas, morados…, en cualquier caso sin oro o plata forman la ganadería en esta corrida electoral.

Las banderillas negras o también llamadas de castigo, representan el correctivo más humillante para el toro y para la propia ganadería de origen que se le puede aplicar, tras la faena o durante la misma. Dícese que, el animal no reúne condiciones idóneas para la lidia, sobre todo destaca su mansedumbre, falta de bravura y carece de suficientes  prestaciones para la faena, su comportamiento fuera de lugar y su compromiso con el arte de la lidia es totalmente desleal y denota falta de atención y profesionalidad de su ganadería. Así reciben banderillas de un color que solo en situaciones bochornosas se usan en los alberos. Estas banderillas suponen determinantemente un borrón en la historia de la ganadería protagonista y escenifica la dignidad del reglamento, así como de quien lo aplica.

Pues eso es lo que se barrunta el 24 de mayo para la regidora cartagenera y su partido, “Banderillas Negras”. Tras alcanzar el éxtasis en las últimas elecciones el batacazo puede ser de vergüenza torera, a pasar de sacar la mitad más uno de los anteriores, sería un estrepitoso fracaso que acarreará muchos problemas al partido de divisa azul y a sus fieles recurrentes, por otro lado merecido por prepotente y desleal con el pueblo cartagenero y con los de más arriba de La Cadena.

A puerta gayola y capote en mano, no dudo, y si lo hago no lo expreso, de la honorabilidad de los nominados, de su honestidad y honradez, pero joder, lo estáis complicando cada día más para depositar la confianza en vosotros, o más bien recuperar la perdida en el PP. La licita sombra del fantasma de la duda y la corrupción planea por la plaza.

Por un lado, los nominados a ser investigados por enriquecimiento ilícito y los indultados por el gobierno del PP son; altos cargos políticos, jueces, diplomáticos y otra serie de nobles con minúscula de esta sociedad. Los puestos de designio divino a dedo solamente han procurado enriquecimiento de unos cuantos y eso es una realidad tangible. Lo del icono de la economía española, dícese el sr. Rato, ha dejado una estela babosa como los caracoles que va a atraer muchas moscas, y esto es el principio. En ‘Sol’, Bárcenas y Gurtel, además del rosario de imputados.  Más a la ‘Sombra’ la financiación ilícita del Partido sentenciada y la gestión en ‘negro’ de la sede de Madrid.

Y como es natural, todo esto ha hecho un flaco favor al PP en Cartagena y Murcia. Además, Las idas y venidas del diputado Pujalte a saludar a sus amigos al Tribunal Supremo a escasa horas de la comparecía de la alcaldesa de Cartagena, que no cartagenera ante el Juez, mientras el nombre del Virrey de los “populares murcianos” pulula por los entresijos del caso Novo Carthago, deja motivos para la interpretación y la sospecha, ¿o no?. Además, es el mismo individuo que hoy aparece en primera plana junto al embajador Trillo por cobros de una constructora especializada en obra pública siendo diputados, donde han admitido que cobraron aunque han recalcado, eso sí, que cumplieron con todos los requisitos legales y sus obligaciones fiscales. Esto deja mucho que desear por peregrino y amoral, nada ético.

En los ‘Medios’, y con la suerte de picar cerca de cuadrillas, la desfachatez del ex presidente de la Comunicad al repudiar sin cortapisas al actual presidente Garre, al que puso por imperativo por la cantidad de imputados que habían nominados para su relevo, es cuanto menos cuestionable para el respetable. Además de las listas de escuderos para la Asamblea establecida por el delfín Pedro Antonio Sánchez, que deja el listón más bajo todavía y además con un ornamento demagogo y de mercadeo de palabras digno de un mercadillo de pueblo. Promesas a cinco leuros.

No negarán en Santa Florentina que los proyectos estrellas como el multimillonario Auditorio, y su gestión… Puerta Nueva, y su gestión…. El Pabellón de deportes, sin gestión por descalabro e incompetencia, pero todo se andará…, la ZAL. Cambiando de suerte. El traslado de la Estación nada consensuado ni argumentado, la declinación del coso multiusos por rabietas insustanciales. Más allá, la caída del Parque de la Justicia en Mandarache. La gestión deficiente y el abandono en pueblos, barrios y pedanías son manifiestos. Si sumamos la imputación del vice alcalde Guillen, parte importante del affaire Novo Carthago y las reuniones con taquígrafos y abogados con la regidora, sobreseído temporalmente. A esto, sumando la negra política murciana en cuestiones como el Aeropuerto, la vergüenza que ha supuesto y supone el perpetuo engaño ante la llegada del AVE, la carencia de pujanza con el corredor del Mediterráneo, la necia gestión de las desaladoras, más la demagoga actuación de Rajoy en la ciudad del pimentón en peregrino baño de multitudes partidistas, como el pasodoble del inicio de la lidia con la Ministra, ambos con guión y asiento numerado, además de los engaños de Paramount, Cntempolis y otros, pues jodidos y con fundamento que diría Arguiñano. Se lo han puesto crudo para renovar con un buen éxito, ¿Que sería un éxito para ellos?

Y enfrente, la tibieza y la incompetencia de la oposición, excepto MC. Lo que fue un grano en el culo político cartagenero se ha convertido gracias a la incompetencia del Comité electoral del Partido Popular en su mayor fracaso. José López tiene todas las papeletas para granjearse el cetro de “Maestro”, no voy a entrar en virtudes y defectos que desconozco, pero fiel a sus principios ha ido desmontado y plantando cara en solitario a cada uno  de los muchos sinsabores políticos de nuestra alcaldesa y de su equipo de gobierno o lo que haya sido, y de los proyectos tenebrosos y oscuros en los que se ha sumido. Posiblemente tenga un buen éxito en las urnas, así se lo deseo, además, visto el compadreo de los partidos de la hegemonía, no estaría de más volver  a reclamar para la Trimilenaria los avances y proyectos ajenos a las políticas bipartidistas que han anegado de lodo estos años a esta Comunidad, olvidando antiguos fracasos cantonales.

 

Puede ser que la ganadería de divisa azul y sus protagonistas reciban; al quiebro, o al recorte, quizás también al relance o al sesgo, a pie firme o a topa carnero, pero de cualquier forma ‘Banderillas negras’, en una faena electoral donde actuarán como moruchos de capea pueblerina. Así, hasta que la dictadura anacrónica y autocrática del amiguismo y el colegueo se acaben en los partidos principales.

 

¿Frescura? La verdad en la feria

“Hay que sanearse y educarse a sí mismo, para quedar libre de dos plagas igualmente abominables: la costumbre de obedecer y el deseo de mandar. Con almas de esclavos o de mandones, no se va sino a la esclavitud o a la tiranía.”

Estas palabras del ensayista a la par que anarquista declarado, Manuel González de Prada pueden ser un prólogo para la irónica frescura que electoralmente mercadea nuestra sin par e inagotable regidora, mandamás y guía, espiritual y laboral de sus más devotos adeptos. Superada la sorpresa de su divino designio para la salvaguarda de antiguas y menos antiguas vergüenzas políticas y encarar la sexta legislatura municipal al Gran Hermano VIP,  y casi, alcanzar el cuarto de siglo comandando a la novia del Mediterráneo, sus quehaceres y protagonizando sus luces y sus sombras políticas otra vez.

Nada nuevo en palacio, conjeturas y vuelta a lo mismo. Nos vende a través del subvencionado aparato de propaganda del partido, o diarios locales, un ideario nuevo, pero agotado y gastado, disfrazando una culminación del éxtasis que no clímax de la recuperación final de la ciudad, cuatro años más para culminar un proyecto que se ha desarrollado ciclo a ciclo y que nunca termina, se queda sola, se deja en la cuneta de la política municipal, pero sin tiro de gracia a sus últimos lugartenientes, seguidores o devotos, quizás para dar luz a una oscura gestión en esta última década, pero ha escogido más maquillaje del barato para ello, nada de glamour político. Nos prorroga un equipo de la permanente elite cartagenera, como bien dice, que han sido los mejores en estos 20 años, y sigue, muestra de ello ha sido la salida de los mismos a los gobiernos nacionales y a los grandes ministerios, concejales que han sido la envidia del resto de los municipios españoles y que solo, su firme estampa ha mantenido para grandeza de Cartagena en detrimento del desarrollo nacional, eso no se lo perdonan sus superiores, privar a España de tan insignes figuras políticas.

Ni es nuestra diva Esperanza Aguirre, ya quisiera…, ni mucho menos Hillary Clinton…, así que cada uno tenemos lo que nos merecemos por designio propio. Sin duda que “los desterrados hijos de Eva” que siguen suspirando en este valle de políticas y favorecidas lagrimas como el Vice Alcalde y el hermanísimo y amiguismo de Pedro Antonio, ocuparán cargos  determinantes en la política regional, ¡¡¡son imprescindibles!!!, por lo menos ellos dos, todos no, claro. Algunos de los últimos de Filipinas como Alonso se retiran, nobleza obliga, el descanso del guerrero y además sin despeinarse en 20 años.

Pero eso sí, ironías aparte, y antes de entrar en el tibio y humilde análisis de la frescura anunciada por renovadora, o de esa “Verdad en la feria” que desarrollaba Concepción Arenal, quiero aprovechar para hacer un sincero acto de reconocimiento escrito a una persona que ha sido eje del gobierno municipal durante estas dos décadas y que ha aportado, cuanto menos cierta serenidad y cierto estilo, tan desenfadado a veces como aristocrático otras a este agrio contubernio político, una persona que bien merece un reconocimiento de esta Cartagena, que ha sabido, sin hacer ruido y amparándose sin excusas en los técnicos y funcionarios, desarrollar su gestión en varias áreas, se ha equivocado, obviamente y no poco, pero ha sido y es lo que algunos ansiamos y a veces no conseguimos, “Una buena persona” y eso hoy en día no es poco, y no sería honesto si no le dedicará unas líneas de agradecimiento y respeto a María Rosario Montero Rodriguez, quizás ha sido la persona que más ha dado y quizás la que menos ha recibido, algo que no se puede decir del resto.

El resto…, a veces se está mejor callado, y eso me lo aplico, y como habla la alcaldable popular de frescura, el mismo anarquista decía, “Con la palabra sucede lo mismo que con el agua: estancada, se corrompe; movida y agitada, conserva su frescura”,  por esto de manejar ya palabras y discurso estancados, arcaicos y caducos. Esto a Dios gracias no es el 95 (no la juguetería de la calle Honda), y los tiempos cambian, hay un crisol de partidos que si bien no están jugando bien sus bazas, están ensombreciendo la hegemonía popular, producto de la inanición eterna del PSOE y empieza el ocaso Barreiro en Cartagena, y digo bien. Otros líderes regionales alejados de la rancia gestión de Valcárcel y sus acólitos, no el elegido por el Virrey desde Europa, que ya huele…, un cambio en la dirección del municipio hubiera evitado la debacle, pues para este Español, Cartagenero, sin un ideario sectario político y, mucho después, del sufrido Athletic que no Atlético, para decir tonterías ya están los medios de comunicación, o buscarse el pan…, creo que quedarse con la mitad de los conejales actuales es una debacle que debieran aprovechar los tardo conservadores, para no ser demagogo como esta gente, dícese… UPyD debería seguir aguas y alejarse del rancio escarnio de su vampírica lideresa e integrarse en Ciudadanos, aunque Padín no sea la panacea ni Evaristo Llanos Rague  y éstos a su vez, aliarse con MC aunque Pepe López no sea Antonio Gálvez, si bien los equipos tampoco son tan ilustres como los del PP que derrochan atractivo político,  la diferencia es mínima. A menos partidos mayores opciones de asentamiento electoral del PP, es una opinión, ya que el divide y vencerás al PP le ha salido bien estas décadas habría que coartarlo.

Del PSOE se encargaran las apuestas comunistas como IU, Podemos o Gánennos o EQUO o todos estos que al final se quedarán sin representación por torpes oportunistas, y eso la diva de la trimilenaria lo sabe, y se permite hacer demagogia electoral con los nuevos fichajes. Fichajes que vienen del mundo empresarial, de las grandes empresas cartageneras… gestores con experiencia demostrada, ¡culmine de talento!, ¿o de asociaciones de amigos y colegas con marchamo popular? Al final todos están vinculados al quehacer diario de las personas que gobiernan en el partido, todos y todas han dado y recibido al y del Partido Popular y, todas y todos tienen intereses en el Partido y posiblemente esto es una meta alcanzada y hasta prometida hoy.

Que nadie se llame a engaño, las hemerotecas pueden dar cuenta de ello, de la licita aproximación a Pedro Antonio Sánchez, a las asociaciones de empresarios o lo que sean, jerarquizadas y ocupadas por afines y demás, repito, licito pero nada de frescura, más bien vetusto y más rancio que fresco.

Solamente hay una frescachona incorporación, la del escultor Sáenz de Elorrieta, hijo de alavesa, hijo de marino y logroñés de nacimiento, sano de espíritu, pero por ser escultor no tiene por qué saber de gestionar la cultura, como el resto de la tropa pepera, pero ojo, puede ser un buen fichaje si se aprovecha su conocimiento y experiencia, que no es poca.

Polvos de no envejecer//Pregonaba en una feria//Un hombre de mejor traza//Que tienen por común regla//Los que a explotar se dedican//La credulidad ajena.

“Unos por ver cómo miente //Otros por ver qué revela//Los más sin saber por qué//En gran número le cercan//El repite su pregón//Diciendo que la experiencia//Excepción no ha presentado//Ninguna, grande o pequeña, //Que la admirable eficacia//De aquellos polvos desmienta//Crece la curiosidad//Crece la bulla y la gresca//Unos empujan y ríen//En tanto que otros reniegan”; La verdad de la feria. Concepción Arenal

 

Creo que con esto está todo dicho, demagogias y engaños los justos.

   

Teatro de la Pasión... política en Cartagena

Decía Cicerón, medio siglo antes de nacer el que hoy remedia y da paz a las almas cristianas; "Hago más caso del testimonio de mi conciencia que de todos los juicios que los hombres hagan por mí", sin duda alguna, esta es la metáfora cognitiva de nuestra sin par alcaldesa, lejos de alejarse de esta trimilenaria y honesta tierra, ha entrado, como hace tres mil años pasara en Jerusalén, en un juego teatral político-romano pero alejado de los preceptos del significado que en aquellos lejanos tiempos supuso el sacrificio de Jesús. La conciencia de nuestra alcaldesa es impenetrable al juicio de estos fútiles y anodinos cartageneros que, no estamos a la altura de tan privilegiada mente lucense que, como hace tres mil años, en un teatro lleno de estafas, corrupciones y traiciones, vuelve  resurgir de sus cenizas para encabezar una enésima candidatura municipal en un pueblo aletargado y condenado al ostracismo político más virulento e irreverente de estos últimos treinta años de cruel y manoseada democracia, el mancillado teatro político de la pasión con minúsculas de Cartagena.

Así, la que fue María Magdalena hace unas pocas jornadas y lloraba por las esquinas de la Calle de la Amargura como víctima nada circunstancial del rancio paso de los años, del vetusto sistema de gestión implantado, caro, desproporcionado y despilfarrador para el ciudadano, y del apoltronamiento generalizado de sus huestes, en un revulsivo acotamiento de la nobleza, como la de aquél pelicano que se martirizaba para dar de comer a sus polluelos, se presenta como un víctima del sistema que ella generó y el que acató, un sistema político hecho a imagen y semejanza de aquél virrey que hoy vaga su pesar y su temor por tierras extrañas y que suman desconcierto, desconfianza y sobre todo sospecha, mucha sospecha, más todavía, incluso ministerialmente al juez y al fiscal.

Comienzan, tras estas jornadas pasionalmente festivas, a tomar forma las demagogas actuaciones, más irreales que ficticias, de la carrera hacia las urnas, consultorios en pedanías, obras que no son amores, seguridad sin escatimar horas extras municipales, etc, etc, etc., todo en una orgia de promesas electorales dignas de la mayor bacanal de la ilógica y el tardo razonamiento romano.

Aparecen en su trono de plastilina, por un lado los romanos, lavándose las manos y ajusticiando con el beneplácito judío a la víctima que, en este caso tiene nombre de ciudad aunque sea casi tan sacrosanta y divina como el Creador. Se acercan posturas entre patricios y plebeyos, estamos en época de elecciones y curiosamente los plebeyos designarán a sus particulares patricias y patricios, o sus particulares verdugos, algunos ciegos de ignorancia aún ven en la diva a la pretora salvadora, que en lugar de lavarse las manos, descarga irreverentemente en los subalternos, en la plebe, en sus súbditos las responsabilidades de su incompetencia o desliz, como en el affaire de Novo Cartago  o la “desamortización de Varcálcel en el Mar Menor”, o con el churro por fracasado nuevo palacio de deportes, o lo que sea que vaya a ser eso. Haciendo incompetentes a los únicos competentes en el consistorio cartagenero que son los más alejados a la clase política, técnicos y demás funcionarios, triste por vergonzoso pero real y ordinario. Pero además, otros, y sobre todo otras, la idealizan casi como una diosa romana, curioso...

Por otro lado, y como parte de este cruel "juego del rey" electoral, se azota o flagela a este santo pueblo, y se le corona de espinas, y además se le enjuga el alma con ironía y la carcajada absurda por parte de burdos sayones con marchamo, por no decir divisa carmesí en días patronales.

Ahora, interesa dar entidad de ciudadano por conveniencia a los “no ciudadanos” como en la antigua Judea y sobre todo se vuelve a repudiar la esclavitud del votante, hasta después de la selecciones que no elecciones pues han sido preseleccionados como en un reality show los aspirantes al artisteo municipal y regional. Nombran escribas a modo de directores de campañas, no a lo más acertado, pero sí a lo más despejado –con un par-, intereses de personas y de partidos, pero no de sano interés popular, que nadie se engañe, egoístas y ególatras en un circo lleno de fieras mitológicas que se devoran entre si. El listón está muy bajo y al final entre familiares y amigos, todo queda en casa.

No sé cómo va a justificar el diputado Segado y demás publícanos peperos, los grandes, costosos y sospechoso fracasos de este sin par Consistorio, no hay en la historia de Cartagena un equipo de gobierno más trivial que el actual y “la que se avecina”, tétrica tragicomedia.

Por poner ejemplos y evidencias; en la región, el desconsolado y malogrado aeropuerto, las gravosas obras faraónicas del “agua para todos”, las desaladoras, inútiles en un sitio como este y un lastre económico. El desaguisado y la ineptitud en la gestión lorquina de la recuperación tras el terremoto cruel y despiadado, que ha privado para situar a más amigotes en oficinas y cargos virtuales. La mentira de Paramount o Contempolis. En Murcia, con el tema Condomina creo que ya es bastante, y aquí, joder, en la Trimilenaria hemos sufrido lo banal y mediocre hasta doler, como él despilfarrado Auditorio que por menos, otros han ido a la cárcel. La ocurrencia del Barrio de Emprendedores, ¿“eso que es lo que es”? El Palacio de los más indecorosos deportes, Puerta Nueva y los decomisos púnicos entre Roma y Carthago. La templanza luminosa nocturna a la que nuestra regidora nos tiene sometidos. El desconsuelo por el abandono en barrios y pedanías, o la colocación de seres inherentes al partido popular cartagenero gestionando sus propias empresas en estamentos municipales para beneficio propio, y más…. Y esto lo hace la diva sin despeinarse y sin hacerse la permanente, que si va a la peluquería…, en fin, un desastre de gestión y ello con un equipo de incompetentes que solamente viven de la política, sin oficio y mucho beneficio, solamente por que son amigos y vasallos de la diva y del virrey, a esto le llaman personas de confianza, coño, ¿contarían conmigo?, yo no soy de confianza y además tengo oficio, y pienso y actúo y no como una marioneta, no doy el perfil. Esto le ha pasado a óptimos alcaldables defenestrados por lo ruin y mediocre actual, no dan el perfil por validos.

 

Curiosamente, son muy conscientes de que la ignorancia por temas políticos está establecida en la ciudad y en la región, son más los ajenos a los debacles políticos que los críticos y seguidores, y eso le da un grado de ventaja, un grado y eso supone que no saquen mayoría absoluta y se vean entre las cuerdas. Enfrente, con más fortuna que merito aparecen los fariseos, esos neo comunistas con distintas identificaciones que se mantienen en preceptos fracasados tardo reformistas como los fariseos de la antigua Judea y con pasiva resistencia contra el Imperio Romano, sometidos por inanición. Junto a éstos están los Saduceos, que a modo de burda metáfora, conforman los socialistas de esta región, terratenientes de siglas políticas fracasadas que no ofrecen más que humillación por interés propio ante el prelado popular. Luego, los Zelotes, partidos satélites como Ciudadanos o UPyD y demás Movimientos que como aquellos reclutaban, éstos reclutan a sus miembros de entre varias “sectas ideológicas, descontentos” que lo intentan y no pueden, pero que le van a hacer daño a “la profeta” de los samaritanos cartageneros, y es triste ver a personajes de nuestra pseudo sociedad,  haciendo de bisagra y vendiéndose por unas monedas de plata como Iscariote, el Judas marrajo de nuestro entramado pasional cartagenero, por lo menos viste de morado... Lo dicho, La región y la ciudad están repletos de samaritanos que como entonces, díscolos del judaísmo, solamente reconocían a Moisés como único profeta y esto es una ventaja pero no un éxito por anticipado del PP ni de Barreiro. El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona. Aristóteles

 

Macbeth o la metáfora de la traición por ambición

“Justo cuando creía que estaba fuera, y me vuelven a meter dentro”. Esta frase novelesca  consensuada en la mafia siciliana cono una ‘Ley Murphy’ es lo que debiera de haber pensado nuestro ya nada ilustre ex vicealcalde y ex concejal Agustín Guillen cuando se vio sometido al escamoteo declaratorio de la casi ex alcaldesa en mayoría, esperemos para el bien de Cartagena. Si su imputación por el caso Novo Cartago estaba, si no olvidado, imposible olvidarlo, sí aparcado por los escándalos de otros tantos comensales del gobierno regional de Valcárcel, o de él mismo, señor feudal y virrey de su neoclásico Reino de Murcia, el galimatías informativo ha devuelto al encerado al desahuciado Guillen y no con muy buen resultado, habida cuenta…, el silencio.

Pero siguiendo la premisa de Murphy,  nuestra sin par regidora, resurgiendo, como el Ave Fénix de sus sospechadas y muy ennegrecidas cenizas se ve otra vez altiva y altanera, chulesca ella, como la “Espe” pero sin clase, en el concurso político municipal, humildemente opino que para desprestigio de los tardo conservadores cartageneros y además acentuando el compromiso incierto que las urnas nos depararán en un par de meses. Ha sido un gran error y una ofensa al prestigio de esta tierra y a la inteligencia de los moradores, espero que las urnas me den la razón, aunque ya sea tarde.

Lo cierto es que, estas semanas han sido cuanto menos oscuras para la política del PP y su futuro, nuestro futuro. Un ex imputado sobreseído por enésima vez…, pero con la espada de Damocles rondándole permanentemente es nombrado candidato a la Presidencia, delfín adoptado por el Virrey a modo de principito y con unas instrucciones a seguir, sin personalidad ni carácter independiente, otra marioneta del sistema político del PP murciano continuista, y además por narices por no decir cojones, además en una conjura negra dónde se aparta al actual Presidente de la carrera a codazo limpio y con zancadillas, en una falta de respeto manifiesta a los ciudadanos de esta región, y además, dónde se mercadea con las sospechas farfulleras de descalabro familiar político, antes de las declaraciones de la regidora cartagenera en el Supremo, amenazas de investigación al ex Presidente y familiares de uno y otro confín…, como el poema. Un ex presidente que se baraja como nuevo objetivo judicial en el affaire Novo Cartago, que hay que recordar que están sometidos a investigación, “imputado” está mal dicho,  un gran contingente de políticos regionales y locales. Independientemente de que el gobierno apruebe una ley de pacotilla, chabacana y bananera donde se cambien las nomenclaturas de “imputado” por “investigado”, participe de una investigación, “encausado” o participe de una causa y ya condenado que será, participe de una condena, y todo para evitar distorsiones a las fechorías y delincuencias de sus militantes encausados, imputados y condenados. Luego los ademanes oscurantistas como la del exconsejero Cerdá, que dejan en el aire un súper tufo de sospecha, las visitas del mercenario de la huerta Martinez Pujalte a sus acólitos en la Fiscalía General tras el acoso y derribo a los mandamases del PP en Murcia. El relvo del Jefe de la Agencia Tributaria. El ataque hampón y amenazante en contra de los jueces y fiscales por parte del ex presidente, inmiscuyéndose en el trabajo judicial, etc., etc., etc.

Volviendo al tema local, “la resurrección, en el final del camino del caos”, de la regidora de Cartagena que no cartagenera deja motivo para el pensamiento ingrávido y gentil que diría Machado, si ésta es el único referente con garantías para el PP con lo que ha caído, dícese, cuanto menos una mala gestión y un caos económico en el Auditorio, en el Palacio de Deportes, en los contratos inmorales al pedáneo de la Puebla y miembro de la ejecutiva local, en los contratos de personal afín en el Ayuntamiento con difícil estabilización. Al descontrol de Puerta Nueva y lo que coleará con la relación con el ex alcalde Alonso.  La gestión inepta de las concejalías, a la recesión del paro en la trimilenaria producto de una aséptica por no decir inútil gestión de sus responsables, hay que ser necio para hacer del fracaso de ser los únicos con más paro en la región, un mérito. La inseguridad que ofrece a la seguridad el inocuo concejal de seguridad. La anodina educación local, el desastre del Rosell defendido en primer tiempo de saludo y en la posición de firmes ante la metrópoli por el Consistorio…, si esta es la mejor opción, estamos apaños o como se suele decir, que Dios nos pille confesaos.

El escenario político se adivina más mediocre que nunca, el problema ya no es ella, es lo que acarrea, aparecerá como cabeza de lista y nos impondrá una reata de nombres a su imagen y semejanza, lacayos sin librea, esclavos de sus necesidades y sus miserias, banal, y esa lista será la que la suceda, la jugada por maquiavélica y a la sazón genial para los intereses oscuros o nada claros que se buscan es evidente, un lugarteniente que la relevará en breve y a tragar todo el mundo con los nominados a ganarse un sueldo NESCAFE. Y si uno piensa mal a estas alturas es un derecho fundado del ciudadano, posiblemente de la conversación con abogados y sin taquígrafos entre el ofendido y la ofendedora, o sea, entre Guillen y Barreiro si no ronroneaba alguna dadiva electoral faltará poco, además consumiendo mentiras del aún aspirante a la Presidencia de la Comunidad que ¡iba a ir sin imputados!, pero eso en el PP murciano es casi imposible a la vez que sencillo. Hemos de estar agradecidos, nos dejan votar a quien ellos designan, con lo que le importamos un pimiento. El PP lo tiene claro, con una barbacoa, unos llaveros, y unas gorras, todos los electores contentos, eso sí, con lo más granado del virreinato de Valcárcel acercándose al ciudadano en un acto de semi-humildad y genuflexión asando CHORIZOS.

Por otro lado, tan natural como preocupante, debido a los actores en juego,  empiezan a tomar protagonismo figurantes anónimos que en el mejor de los casos nunca se lo esperaban, así, a vola tecla, Manuel Padín se convertirá en un partido bisagra sin esperarlo y posiblemente negociará ser vicealcalde, “pa mear y no echar gota”, dudo que UPyD  alcance significación testimonial. A la zaga MC, que visto lo visto habría de escenificar personajes de cierto calado social para afianzar algún otro compañero de viaje en la nueva legislatura. IU jodida, herida de muerte con rejones de castigo, y lo digo con pena porque al fin y al cabo han sido honrados, justitos, pero tibiamente correctos, demasiado… y se han visto, o se verán desplazados por la marca de Podemos aquí, los salva playas de turno...., menos mal que están ellos, la panacea,  “sí  se puede”, “a por ellos”,  “We can” o…., que si no...., los mismos que se amparan en las siglas de los que no tienen arrestos ni decencia para hacer declaraciones en contra de ETA y contra la dictadura bananera de Venezuela, Cuba y todas esas tierras gobernadas por terratenientes de la izquierda más mediocre que existe, dictadores y autócratas disfrazados de su único patriotismo ¿eso es lo que quieren hacer? ¿Ese es su ideal?

Volviendo a Macbeth y a la tragedia protagonizada por la propia ambición y Lady Macbeth y Banquo y las tres brujas y…, ajusten ustedes la correspondencia de los personajes a su imaginación…,  pero no olviden que posiblemente esta tierra tenga nombre de Duncan o víctima. Los 5 actos van pasando y entramos en el penúltimo, ojo al desenlace, como en la obra hay un sorpresivo requiebro…, pero el final no es otro que una mera traición a Cartagena y a sus habitantes por ambición, por mediocre ambición. Qué pena y que tristeza dan.

   

Pág. 31 de 44

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

UPCT BANNER

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information