Lunes, Noviembre 18, 2019
   
Texto


El Rincón del Burladero

¿Vergüenza?

En este país casi todo está permitido. Aquí, los de mente deslucida, los tragaldabas tienen su sitio y posiblemente por delante del pueblo llano y trabajador, hace ya años que se instauró un oficio aséptico, lo que se conoce como el oficio político, que no politólogos, únicamente la recomendación de turno es el aval necesario para su desempeño, otra cosa es lo que se haga.

De esta forma vemos, como un ejemplar pueblo español es vacilado y ninguneado por los iluminados politos en Cataluña, y simplemente, en espartana microcirugía reparadora la incompetencia va a suturar poco a poco las heridas causadas por esta metástasis política que es el abuso de autoridad y el enriquecimiento de los dirigentes catalanes, a costa de la salud, el trabajo y el bienestar de 7 millones de moradores de las provincias de Cataluña y “allende” las fronteras provinciales, ¿se acuerdan? Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona. Y sobre todo con una respuesta tibia del gobierno de España, lo pagará en diciembre en las urnas. Máxime por el efecto contagio con el País Vasco y otras comunidades.

Cuando vemos a sus representantes políticos en el parlamento nacional o en el propio albero catalán, nos sorprende como pueden llegar a estar viviendo del cuento impunemente bajo la frustrada y estéril señera, y son los menos agraciados en todo, intelectualmente y demás tristes aspectos…, pero como decía mi madre, a todos los tontos les da por lo mismo, robar y jodernos. Robar, y para muestra el botón del clan Pujol,  sinvergüenzas con marchamo catalán, como aquél chorizo de antaño que comprábamos en la tienda de barrio para el bocadillo. Tras ellos su heraldo actual, el niñato y pijo catalán Mas, Convergencia y demás..., amparándose en su frustración independentista, donde se creen todavía, en el siglo XXI, que mantienen un feudo como en el medievo, estanco y particular -alguno hasta el derecho de pernada-. Y yo me pregunto, ¿cómo es posible ver el rosario vergonzoso de personajes del teatro de lo absurdo catalán, y no catalán paseando por los juzgados y todavía no hay nadie encerrado, trincado, preso, detenido…? Miedo, ineptitud, torpeza, incapacidad y sobre todo incompetencia, de todo un poco, otros ya estarían pagando y eso no es justo.

La ‘república independiente de Cataluña’ –esta minúscula- me suena a un eslogan mercantil, a IKEA, donde solo falta para escenificar el anuncio televiso una silueta del Sr. Mas y su grupo de colegas de bar en un felpudo, otrosí en breve podríamos ver al nuevo partido creado por Ibáñez sarcásticamente a modo de comic, porque al final se traduce en una tragicomedia con tintes de personajes del TBO, y hablo del nuevo partido en ciernes; Partido Mortadelista Filemonero Español, no desentonaría en el “Parlament”.

Tengo claro que el enriquecimiento de estos dirigentes, y podemos aburrirnos en citar prevaricaciones y corruptelas en Cataluña, y más acá, son estudiadamente desarrolladas a costa de los currantes catalanes, todos, tanto los de pata negra, si quedan…, como los charnegos sobre todo que diría Paco Candel en sus “Otros catalanes”.

Estos delincuentes de Palau, barretina, caganet y chistorra, han vivido como parásitos y viven de su entramado mezquino y filibustero, y me pregunto como todavía les siguen aguas algun@s. ¿Ciegos?, ¿sordos?, ¿o simplemente tontos? No tengo ninguna duda de que en su mezquindad está su cobardía, en el momento que se les prenda, se les arreste, se les someta a la lenta y esquiva Justicia, se les acaba la tontería, y dejan de hacer el ridículo y por extensión el de esta España mía, esta España nuestra.

La pomada al final se seca o se acaba de tanto usarla, como el amor y la comprensión y el Gobierno está siendo demasiado holgazán y descuidado con estos cacos de postín, ladrones de guante blanco entrelazados en la democracia, gentuza, porque son dictadores de la arrogancia y autócratas de la mentira, están sometiendo al pueblo catalán a penurias y recortes vitales para sus sistemas vitales y, a una sumisión medieval, una innoble tardo burguesía catalana, una tropa sin dignidad alguna, no tienen pudor en dejarse hacer vejaciones por los antisistema, por los anarquistas “rompe-todo” y tentetiesos, tunantes que hacen de su propia ignorancia y falta de dignidad su negocio social. He leído que; “La vergüenza es una sensación de ridículo y desnudez psicológica o moral, un sentimiento desagradable y humillante, que provoca remordimiento de conciencia y miedo a perder el aprecio y el respeto de los demás. Cualquier persona ‘normal’ experimenta vergüenza si es sorprendida en falta o cometiendo una acción indecorosa, si se descubre que su actitud es “hipócrita” o que su conducta es reprochable, ilegal o “inmoral”. De ahí, que la vergüenza constituye un importante regulador del comportamiento social, un freno contra la deshonestidad y un indicador de calidad humana”. Creo que está todo dicho. La vergüenza es la “ajena”, la que sentimos los españoles por tanto ridículo menstrual catalanista que no catalán.

 

Ciertos son los toros

Dicen que en la tauromaquia, encontramos la mejor representación de la existencia humana. Y así, el lenguaje se sirve del propio código del arte de la lidia como metáfora que refuerza sus enunciados. La vida es muy parecida a una corrida de toros y usa a propósito su lenguaje, Fernán Gomez decía que en la plena juventud y hasta la madurez se está en el ruedo; que en el borde entre la madurez y la ancianidad, en el callejón, viendo los toros desde la barrera; y que en la ancianidad se ven desde el tendido.

Así, jugando con las metáforas, me viene a la mente el Maestro Ortega y Gasset con su sentencia sobre el arte del toreo actual, "Ahora no se torea. Hoy se hace estilo, y así como el artista oculta la falta de densidad humana con el artificio, los toreros de hoy ocultan en el estilo la ausencia de arte." Si bien no llega a ser una pesadilla por lidiar con la tragicomedia, sí un mal sueño en directa metáfora del poder mal entendido. Así despejamos la figurativa incógnita de la política nacional, regional y sobre todo local, de sus diestros y cuadrillas, del artificio, del enmascaramiento y sobre todo de la ausencia de clase, hoy lejos de la elegancia política que nos merecemos, o no…, quizás tengamos lo que nos merecemos.

Y por metáforas que no “verónicas” ni “naturales”. Había, en el centenario albero de la trimilenaria ciudad Departamental, allá en los lindes del Cuartel de Antigones en la falda del cerro de Despeñaperros, una de las eméritas cinco colinas que dan forma al corazón cartagenero, antes romano, antes cartaginés, antes ibero, antes…, -y cuatro tontos catalanes se creen el culo del mundo…-, un maletilla, que se encargaba en el coso a proveer de aromáticas viandas al respetable. Poco a poco, fue ganando en osadía y atrevimiento y con la casualidad como aliada, se veía lidiando el destino de los allí reunidos. Así fue descendiendo desde los palcos altos y las gradas del tercer otero centenario de Miguel Caballenas anclado en los cimientos del milenario Anfiteatro, a los palcos más bajos y a su grada cubierta y por último, vendía sus arrojos y osadías en tendidos y barreras. Así la suerte le catapultó, muleta en mano y haciendo oficio de gran maestro de la lidia –eso apuntaba- a los medios en iracunda faena donde uno de los mansos aparentaba bravura y trapío pero las cornadas de la vida, de los errores y las transgresiones la había convertido en amansada res, pero a pesar del faenón, la suerte de matar no le fue propicia al diestro de fortuna y fue indultada, la res…, ésta, ultima sus días de lidia en una dehesa allá por las tierras de Catilla a la que Machado diera “plectro” en su poesía.

Poco a poco, se fue organizando su cuadrilla, y con un crisol de colores y adornos plateados en sus taleguillas se encerró con los seis toros en brava lidia en demanda de la “Alternativa”, todo se aventuraba grácil y laureado, un coro de palmeros cantaban y festejaban al son del buen vino, un ejército de reporteros cubrían la carrera del maestro, en la propia “Repla”, en chiqueros, en el patio de caballos, en la barrera, en la Puerta Grande del coso, en el paseíllo, durante y tras el mismo, todo era fiesta y jarana, hasta que hubo que coger el capote y echarse al ruedo, los mansos se habían ido y empezaron a salir los Tulio, Pablo Romero, Miuras, Victorinos, Zalduendos, algún Torrealta, Domeq e incluso Torres.

La faena a poco de empezar se trastocó en penosa lidia, los que acompañaban aplaudiendo y coreando al son de las palmas fueron adornando las faenas con pañuelos, las autoridades, alguacilillos, sanitarios y representantes de la autoridad miraban con temple la faena e inmutables esperaban el natural desenlace, la cogida que se adivinaba.

No era lo esperado, un brindis al sol en la suerte de banderillas tras la de varas en un acto sobre el caballo de la mano del monosabio, no era suficiente, e incluso, algún descabello al aire junto a amagos de chicuelinas y revoleras tampoco, además de alguna manoletina y desdén, no eran suficiente para tan difícil faena.

La mirada perdida del diestro buscando la complicidad del ánimo y del aplauso, la irónica fotografía con el aliento menoscabado, las rancias desavenencias progresivas con la multicolor cuadrilla ensombrecida por su altanero protagonismo, y todo adornado con un tétrico pesar espiritual que las esencias chulescas de maestros consagrados como Aranguito, Triviño, Morito, Calero, o el mismo Gavira hacían el aire más denso sobre el albero marcado por la esencia parmente de Don Victor. La faena se fue deteriorando, quizás producto de la soberbia, quizás producto de la inquina desmedida, o simplemente porque para la lidia hace falta esencia, alma y humildad. Templanza y sobre todo respeto a las gradas y al morlaco de turno, apear de que esto no lo tenga. En el ruedo y en el albero político, no solo por querer y forjar un par de faenas, éstas aseguran una larga y propicia lidia, ¿dónde se quedaron los míticos políticos de antaño? Como dijo el ilustre Alcalde madrileño, Enrique Tierno Galván. “El torero sigue siendo mítico y, cuando expresa la valentía el pueblo se enardece y los viejos entusiasmos reaparecen”. Pero sin olvidar, como dijo alguien,  que un héroe no es más valiente que un hombre normal, solo es valiente cinco minutos más.

 

Memoria y respeto, anónimos en política

Curiosamente, y a colación del desgarro moral sufrido de varias buenas personas, al menos buenos profesionales, hacía memoria al tiempo sobre nuestros alcaldes y alcaldesa, y no acertaba a recordar muchos nombres, quizás porque nada han hecho o quizás, porque no han tenido el alma pura y así, han pasado de largo, de puntillas y fracasados y fracasada, yo creo que, ser regidor o regidora y ser olvidado en poco espacio de tiempo es un fracaso de suicidio, y si en largo espacio temporal nadie te recuerda es síntoma de incuria, máxime porque posiblemente ese olvido se basa en la soberbia despachada de un cargo de gobierno, es una opinión, un pensamiento de un simple y humilde obrero de las palabras, nada más.
Sin embargo puedo ratificar que las personas nobles, de alma blanca y sobre todo de gran corazón, han dejado secuelas, nadie me enseñó quien era Alonso Torres, sin embargo, de la larga nómina de alcaldes trimilenarios, si he sabido quien fue, ¿interés?, ¿curiosidad? o simplemente respeto a su figura a través de los siglos y de la inquietante historia.
No en vano, esta figura fue determinante para la ciudad, allá por los principios del pasado siglo, y no me voy a entretener en biografías y relatos que posiblemente aburran, se caracterizó por su mesura y respeto, por ser buena persona, “nada más y nada menos”. Buscando en la prensa de la fecha,  Cartagena Ilustrada, narraba en octubre del 25 sobre él: "su inteligencia privilegiada, su acentuado cariño a la patria chica, su vasta cultura, su actividad prodigiosa y su acrisolada honradez, puestas al servicio de su cartagenerismo sin mácula, han hecho que obtenga un éxito resonante y definitivo". Y no se equivocó el semanario, así sigue un siglo después. Más tarde, el Ilustre Cronista Isidoro Valverde, en su libro Cartagena Entrañable lo elogia tal que así: "Alfonso Torres fue un hombre cariñoso, de buen corazón, afable, inteligente, a quien por su profunda humanidad querían entrañablemente sus obreros. Y es que Alfonso Torres, que era padre de 12 hijos, sabía mucho de ternura."  Algo más tarde leíamos…, "Don Alfonso Torres, ha sido el Alcalde de Cartagena del que, raro privilegio, han hablado y hablan bien todos los cartageneros. Y esto, tratándose de un Alcalde, hay que convenir en que es algo realmente sorprendente."
Con el paso del tiempo y recordando en la Juventud a algunos nombres como Huertas y poco más, me quedo ya en la década prodigiosa con otro grande de Cartagena, Enrique Escudero, mesura, sabiduría, inteligencia y sobre todo respeto, habrá detractores, pero creo que no yerro un milímetro en tal aseveración, desde entonces…,  poco más en la Departamental…
Hay alcaldes que nos han marcado hitos a los cronistas y opinadores de fortuna, como fue el Profesor Tierno Galván y más recientemente el ex alcalde de Coruña, Sr. Vázquez, curiosamente, y cojeando el abajo firmante del pie derecho, estos son socialistas, no conservadores ni independientes y esto me lleva a otra reflexión, hoy vale todo e impera o debe imponerse la ética, la moral y sobre todo el respeto ante la patraña ideológica en que hemos convertido la pura filosofía política.
Creo que la mesura, el respeto, la limpieza en la conciencia, sobre todo en la toma de decisiones ha de ser el catecismo de un buen regidor o regidora. El columnista contemporáneo Uriel Ortiz dice que hay que regir una ciudad poniendo en práctica los Diez Mandamientos si eres creyente, y si no es así, practicar las virtudes de la moral y la ética, totalmente de acuerdo.
Decía Antonio Machado –entre otras muchas sabias cosas- que; “Es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”. Y estos regidores citados, al menos bajo mi opinión, tenían una cabeza como su corazón, grande. Y al refrán anónimo “Majencias de alcalde nuevo, el tiempo las pone precio”, sin duda el tiempo les ha puesto precio a los citados, la grandeza de ser eternos.
Lo dicho, puede que se me escape por desconocimiento alguna otra figura regidora de la trimilenaria, cada uno tiene su propio héroe, lo que no tengo dudas es que, para alcanzar esa grandeza en el tiempo, esa memoria permanente y nada etérea, para dejar estelas en la mar, se gobernó sin coro de palmeros y amigos de fortuna, sin insultos y sin crispación, sin envidias ni rencores, sin un fotógrafo particular y sin titulares pretenciosos, sin soberbia y sin prepotencia, los últimos libertadores como Bolívar dejaron una herencia mal entendida por una clara falta de humildad y generosidad, luego, sobran. Estos héroes yertos, seguro que han sido inmortales por su humildad, su esfuerzo, su soledad y sobre todo por practicar con derroche el respeto que cada ser humano tiene por naturaleza, votantes y no votantes, funcionarios y no funcionarios, visitantes y trabajadores, erradicando el desprecio de sus decálogos de gobierno, eso es lo que quiere el pueblo honrado.
No olvidemos la labor confiada, que no se marchite, ni sus obras ni sus memorias. Por las mismas fechas que el Alcalde Torres, el pensador argentino Horacio Amezúa comentaba que; "Todo aquello por lo que luchamos y en lo que creemos -la libertad, la igualdad, la justicia- encuentra su máxima expresión en el despacho de un concejal, pues es allí donde todos esos valores se concretan en personas con rostro". A colación de esto, para seguir tomando nota de ejemplos de honestidad y trabajo beligerante en favor de Cartagena desde el Ayuntamiento y desde fuera, aunque no llegó a ser Alcalde, sí Concejal y Teniente de Alcalde, y claro está, “Alcaide de AFORCA” mi/nuestro humilde homenaje desde estas líneas a D. Aureliano Gomez Vizcaíno. Y los demás que tomen nota.
   

Cuestión de cinismo

Podría ser un chiste de esos que corren por Internet y seria mofa y charanga pero, desgraciadamente es la cruel realidad, en este país desde hace cinco años se premia la promiscuidad, la libertina “liberación” sexual y sobre todo la debilidad y el acomodo académico y sobre todo, el político.

Intentamos educar en el esfuerzo y proclamar un sano y honroso heraldo de austeridad, seriedad y honorabilidad, pero como se suele decir, siempre aparece algún imbécil y lo fastidia. Hace ya unos años en este balcón de opinión negaba la mayor sobre las desfachateces de Zapatero y sus acólitos, hoy, suma y sigue, tenemos acomodados en puestos políticos que siguen viviendo del cuento y sin esfuerzo ninguno, por derecho, como en el medievo, una legión de indocumentados sin discriminación de color y siglas, pero hay casos sangrantes de cobardía encubierta, de cinismo, de falta de vergüenza, o simplemente de falta de dignidad.

Cobrar por no esforzarse es una máxima en nuestra clase política sin discriminación de rango o partido, posiblemente reflejo de una España de pandereta y de sainete, alejada de la cruel realidad, a eso ayuda la des-educación heredada y la actual ya que, los textos son irrisorios por decir algo, y encima, a los que cumplen con su obligación de estudiar y sacar adelante los conocimientos mínimos para cambiar este país de imbéciles, que le den, que Dios nos pille confesados, no sabemos que vendrá después. Como estamos en épocas de elecciones, la infantería populacha de personajes de la farándula política está desgarrando el alma yerta de la honradez, pues todo vale, hasta las tonterías. Los de Podemos se creen el ombligo de España a pesar de sus últimos batacazos, ya previstos por otra parte, el engaño ha sido un tanto etéreo como lerdo. C´s solamente está instaurado en Cataluña, en el resto hay gentes avispadas, muy listas y sagaces que con una carpeta en la mano se sustentan de la trivial funcionalidad de la política española, nada nuevo y nada fresco, rancio. La “salida a bolsa” en diciembre de Rivera no va a ser tan exitosa como prevé, a pesar del daño “popular” que hará.

El PSOE se ha vuelto un tanto zapaterista, sí, vulgar, ordinario, absurdo, soez y sin argumentos, sin rigor y sin objetivos pragmáticos, en Ferraz, Princesa y Salitre.

Del PP mejor ni hablar, yo, hace casi una década que me sentí avergonzado de la mediocridad de sus integrantes al igual que los ministros actuales un tanto díscolos, donde un Rajoy que hace aguas por ambos costados y al contrario de Aznar, esconde la cabeza y deja que el tiempo solucione las cosas, como la crisis económica o el tema catalán, la del avestruz, si subo los impuestos y recorto prestaciones hasta Zapatero –o un tentetieso- lo hubiera hecho igual…, si miro para otro lado y no argumento nada en Cataluña sobre la corrupción, prevaricación y demás artimañas, por omisión los hago propietarios de la verdad, eso es lo que le ha hecho a los partidos catalanes, todo un estadista este Rajoy, con Espejo…

Aquí estamos esperando una regeneración total del PP, una regeneración que no llega, solo el empecinamiento cínico y ruin en el que se han instalado, y lo tienen fácil, da la impresión que los rescoldos de Pilar y Celdrán han de heredar la “ingestión” política en la que derivaron, a estas alturas todavía no han visto la realidad, y tras el 20 de diciembre la “ostia” va a ser más grande, si cabe, y el cinismo y la venda también.

De la maltrecha izquierda mejor ni hablar, ya ni el nostálgicamente bohemio frente popular, son muchos frentes impopulares, pero peleándose por la peseta, eso sí. Lo cierto es que uno se queda sin palabras día a día, da la impresión de que vivimos en un país de chiste con dirigentes de chiste y morando en papel couché como Carpanta u otros personajes hambrientos, en este caso debería de ser de sabiduría e inteligencia y no de ingrávido protagonismo.

Regionalmente no ganamos, si bien impera la decadencia y la mediocridad y lo que colea. Sumisión por apoyos y discordias cínicas, el señor Sánchez quizás cree que tenemos alguna enfermedad de deficiencia mental, nos toman por tontos, y no voy a insistir hoy en el AVE, Aeropuerto, y demás affaires populares, pero a alguno tristemente no nos engaña y trasladamos al papel digital los contubernios populares, tanto regionales y locales que dan para escribir mucho artículos por sus chabacanerías políticas.

No hemos mejorado en la trimilenaria, de forma tibia y tímida se ha intentado abrir una ventana pero, hay lo mismo con diferente divisa, tampoco esperábamos nada nuevo a pesar de convenir el voto. Eso sí, aquí dos son multitud.

En el Ayuntamiento, al igual que en la Asamblea, más albañiles que arquitectos, tanta ansia de cambio y la ingestión de poder, eso sí de forma casual que ha llevado a los actuales dirigentes a dar palos de ciego, una caza de brujas no es un refresco de la institución, las brujas irán cayendo de la escoba poco a poco, máxime cuando después de cuatro meses los resultados no son tangibles, es una opinión… ni se barruntan los objetivos cumplidos, hay mucho listo en nómina, demasiado. George Bernard dijo que; “Sólo los tontos han creado progresos en el mundo, porque los listos se han adaptado a lo que había sin necesidad de inventar”. Lo dicho, nada más que listos.

 

Venidos a menos

Así podríamos justificar en palabras más o menos coherentes la situación de los integrantes del PP en nuestra ciudad y región, “venidos a menos”, caretas aparte, que las tienen, y demostrada su verdadera condición de moradores de la política que no gestores políticos. Ya lo decía Miguel Delibes. “Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad”. Y mientras…

El presidente –con minúscula- Sánchez con fecha de caducidad como el embutido y extremidad inferior de Valcárcel en la región, nos toma por tontos, el de Puerto Lumbreras, que no hace honor a su gentilicio y, todavía novillero político en plaza de primera categoría, nos sorprende con un mercadeo de palabras sobre el AVE y el agua, por ende las desaladoras, parece que gracias a él y a su gobierno tendremos AVE, pero ignora que el más tonto de esta ciudad está por encima de su inteligencia, a años luz. No señor,  la gestión del AVE ha sido y sigue siendo una chapuza del gobierno de Valcárcel y ahora del suyo, el AVE debería de haber estado en la región hace un quinquenio al menos, pero para eso se debería de haber puesto pujanza y no sometimiento y sumisión en Madrid, que ha sido y sigue siendo el denominador común de su gobierno, como así lo fue de los socialistas con anterioridad. Y lo de las desaladoras, que hay que recurrir a Torrevieja (Alicante para los políticos de la ESO) para conseguir optimizar la economía y los recursos agrarios, de vergüenza torera.

En la Departamental a la vez que Trimilenaria, no cambia nada, la plana de albañil se ha instaurado desde hace 25 años y no hay manera de zafarla, el nivel de arquitecto y el calibre de ingeniero están en una viga a mucha altura. Mucha…

El PP se cubre de gloria, a estas alturas se ha cotejado fielmente con el patrón ya calibrado, que detrás del espejo no había nadie, quizás emane algún espectro de lo que se pretendía, banalmente, pero sin base ni argumentos, solo hay humo en el aire y mediocridad en el ambiente, en síntesis, así se puede tachar la gestión de Espejo y el PP cartagenero, mediocre, tan mediocre que hasta duele y ciega…., dos figuras y media se han caracterizado por sus declaraciones últimamente y mejor que se callaran, Espejo, Ortega y Nieto, los demás amparados en su lúgubre silencio, pero mejor esto que decir sonoras tonterías basadas en el cinismo.

A pesar de fotos pictográficas a lo da Vinci y triviales comunicados, hay que recordar que el PP no ha hecho nada por suprimir el botellón señor Ortega, ni en Palos (que diría algún tonto contemporáneo en agosto), ni en Cartagena, si bien lo han justificado, los frustrados “Segados, Martinez, Herreros y Garcías de turno” no han hecho nada, más pendiente de la foto y el trivial mensaje ante los medios que de actuar, sin duda por falta de aptitud, del talento ya ni pensarlo, como la suya ante el reto deportivo, varado en la playa, tengo dudas si llegó en algún momento a tener conciencia del cargo….

Espejo, con el Casco Antiguo, Puerta Nueva y el Palacio de los Deportes, rotondas y obras de última hora se está cubriendo de gloria, nadie le ha dicho que está mejor callado aunque yo creo que lo dice para justificarse y aparentar que está, ¿dónde?, que no es un alma en pena, además de  cercenar la confianza del PSOE a costa de su dignidad ante MC para un acuerdo de fortuna que lo mantenga, de puntillas, asomado a la ventana de la política local y luego…, la neonata concejal Nieto,  ¡¡¡responsable!!! de personal en el anterior gabinete municipal critica sus propias carencias. ¿Qué han hecho los actuales moradores del consistorio cartagenero que no hiciera usted y los suyos?, pues lo mismo señora…, no nos tome por lelos.

Horas bajas para la COEC o la enésima derivada del PP y los satélites enmascarados, a ver si es verdad que se oxigena la Empresa cartagenera un poco, que ya huele. Más declive que horas bajas para la señora “ex alcaldesa”, como suena, la princesa de Mastia desterrada de su feudo, y con la “coramina” bajo la almohada para los disgustos y sobresaltos a pesar de haber encontrado “la sangre prometida” –esto acaba de empezar-, Novo Carthago, Puerta Nueva, a ver por dónde sale Púnica y los contratos errantes…, esperemos que la diva con Pujalte y el señor Ayala coja el autobús en Méndez Alvaro de vuelta y se acaben los vuelos en bussines.

Está visto que el único que tiene angel, aunque yo creo que es el caído, es Alonso Gómez, tras el inicio de la indolente gestión del palacete de deportes, la gestión deportiva de teléfono y corbata…,  y la pérdida de confianza de su jefa, reina y domina, ¡¡¡es premiado!!!, con dos cojones, como el Ave Fénix, resurge de sus cenizas y se reconvierte de nuevo en accionista de telefónica desde la Dirección General de Deportes, a costa del alma de Antonio Peñalver, maestro y licenciado en Educación Física, además de plata olímpica y oro murciano, ¡currículos similares…!, decía mi madre que hay quien nace con estrella y otros nacen ya estrellados…

El mensaje para sordos y ciegos no es otro que,  el pueblo de Cartagena en plena efervescencia histórica, la más relevante de la región sin duda, y supongo que los de más arriba de la Cadena quieren, o queremos una reconversión total en el PP murciano y sobre todo del cartagenero, que los restos, residuos, sobras o despojos políticos de anteriores gobiernos desaparezcan por improductivos e infructuosos, este partido huele a rancio y viejo y así, un flaco favor le pueden hacer a la ciudadanía, solo se benefician los mantenidos con nuestros impuestos. ¿Saben en Santa Florentina a pesar de sus declaraciones holgazanas y sus fotos de revistilla barata, y en Montijo en Murcia que si los actuales representantes hubieran ido en listas abiertas no hubiera salido ninguno?, sean realistas y tomen el pulso a la calle, no el que les interese y se mientan a ustedes mismos. Hay un divorcio claro entre la ciudadanía y la clase política y si a esto le súmanos la desconfianza manifiesta por mediocres, entramos en la anulación matrimonial. Y mientras…, como diría Jacques Benigne, aquí se mantiene el equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir y viceversa.

   

Pág. 31 de 48

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 


Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information