Viernes, Abril 19, 2019
   
Texto

El Rincón del Burladero

Macbeth o la metáfora de la traición por ambición

“Justo cuando creía que estaba fuera, y me vuelven a meter dentro”. Esta frase novelesca  consensuada en la mafia siciliana cono una ‘Ley Murphy’ es lo que debiera de haber pensado nuestro ya nada ilustre ex vicealcalde y ex concejal Agustín Guillen cuando se vio sometido al escamoteo declaratorio de la casi ex alcaldesa en mayoría, esperemos para el bien de Cartagena. Si su imputación por el caso Novo Cartago estaba, si no olvidado, imposible olvidarlo, sí aparcado por los escándalos de otros tantos comensales del gobierno regional de Valcárcel, o de él mismo, señor feudal y virrey de su neoclásico Reino de Murcia, el galimatías informativo ha devuelto al encerado al desahuciado Guillen y no con muy buen resultado, habida cuenta…, el silencio.

Pero siguiendo la premisa de Murphy,  nuestra sin par regidora, resurgiendo, como el Ave Fénix de sus sospechadas y muy ennegrecidas cenizas se ve otra vez altiva y altanera, chulesca ella, como la “Espe” pero sin clase, en el concurso político municipal, humildemente opino que para desprestigio de los tardo conservadores cartageneros y además acentuando el compromiso incierto que las urnas nos depararán en un par de meses. Ha sido un gran error y una ofensa al prestigio de esta tierra y a la inteligencia de los moradores, espero que las urnas me den la razón, aunque ya sea tarde.

Lo cierto es que, estas semanas han sido cuanto menos oscuras para la política del PP y su futuro, nuestro futuro. Un ex imputado sobreseído por enésima vez…, pero con la espada de Damocles rondándole permanentemente es nombrado candidato a la Presidencia, delfín adoptado por el Virrey a modo de principito y con unas instrucciones a seguir, sin personalidad ni carácter independiente, otra marioneta del sistema político del PP murciano continuista, y además por narices por no decir cojones, además en una conjura negra dónde se aparta al actual Presidente de la carrera a codazo limpio y con zancadillas, en una falta de respeto manifiesta a los ciudadanos de esta región, y además, dónde se mercadea con las sospechas farfulleras de descalabro familiar político, antes de las declaraciones de la regidora cartagenera en el Supremo, amenazas de investigación al ex Presidente y familiares de uno y otro confín…, como el poema. Un ex presidente que se baraja como nuevo objetivo judicial en el affaire Novo Cartago, que hay que recordar que están sometidos a investigación, “imputado” está mal dicho,  un gran contingente de políticos regionales y locales. Independientemente de que el gobierno apruebe una ley de pacotilla, chabacana y bananera donde se cambien las nomenclaturas de “imputado” por “investigado”, participe de una investigación, “encausado” o participe de una causa y ya condenado que será, participe de una condena, y todo para evitar distorsiones a las fechorías y delincuencias de sus militantes encausados, imputados y condenados. Luego los ademanes oscurantistas como la del exconsejero Cerdá, que dejan en el aire un súper tufo de sospecha, las visitas del mercenario de la huerta Martinez Pujalte a sus acólitos en la Fiscalía General tras el acoso y derribo a los mandamases del PP en Murcia. El relvo del Jefe de la Agencia Tributaria. El ataque hampón y amenazante en contra de los jueces y fiscales por parte del ex presidente, inmiscuyéndose en el trabajo judicial, etc., etc., etc.

Volviendo al tema local, “la resurrección, en el final del camino del caos”, de la regidora de Cartagena que no cartagenera deja motivo para el pensamiento ingrávido y gentil que diría Machado, si ésta es el único referente con garantías para el PP con lo que ha caído, dícese, cuanto menos una mala gestión y un caos económico en el Auditorio, en el Palacio de Deportes, en los contratos inmorales al pedáneo de la Puebla y miembro de la ejecutiva local, en los contratos de personal afín en el Ayuntamiento con difícil estabilización. Al descontrol de Puerta Nueva y lo que coleará con la relación con el ex alcalde Alonso.  La gestión inepta de las concejalías, a la recesión del paro en la trimilenaria producto de una aséptica por no decir inútil gestión de sus responsables, hay que ser necio para hacer del fracaso de ser los únicos con más paro en la región, un mérito. La inseguridad que ofrece a la seguridad el inocuo concejal de seguridad. La anodina educación local, el desastre del Rosell defendido en primer tiempo de saludo y en la posición de firmes ante la metrópoli por el Consistorio…, si esta es la mejor opción, estamos apaños o como se suele decir, que Dios nos pille confesaos.

El escenario político se adivina más mediocre que nunca, el problema ya no es ella, es lo que acarrea, aparecerá como cabeza de lista y nos impondrá una reata de nombres a su imagen y semejanza, lacayos sin librea, esclavos de sus necesidades y sus miserias, banal, y esa lista será la que la suceda, la jugada por maquiavélica y a la sazón genial para los intereses oscuros o nada claros que se buscan es evidente, un lugarteniente que la relevará en breve y a tragar todo el mundo con los nominados a ganarse un sueldo NESCAFE. Y si uno piensa mal a estas alturas es un derecho fundado del ciudadano, posiblemente de la conversación con abogados y sin taquígrafos entre el ofendido y la ofendedora, o sea, entre Guillen y Barreiro si no ronroneaba alguna dadiva electoral faltará poco, además consumiendo mentiras del aún aspirante a la Presidencia de la Comunidad que ¡iba a ir sin imputados!, pero eso en el PP murciano es casi imposible a la vez que sencillo. Hemos de estar agradecidos, nos dejan votar a quien ellos designan, con lo que le importamos un pimiento. El PP lo tiene claro, con una barbacoa, unos llaveros, y unas gorras, todos los electores contentos, eso sí, con lo más granado del virreinato de Valcárcel acercándose al ciudadano en un acto de semi-humildad y genuflexión asando CHORIZOS.

Por otro lado, tan natural como preocupante, debido a los actores en juego,  empiezan a tomar protagonismo figurantes anónimos que en el mejor de los casos nunca se lo esperaban, así, a vola tecla, Manuel Padín se convertirá en un partido bisagra sin esperarlo y posiblemente negociará ser vicealcalde, “pa mear y no echar gota”, dudo que UPyD  alcance significación testimonial. A la zaga MC, que visto lo visto habría de escenificar personajes de cierto calado social para afianzar algún otro compañero de viaje en la nueva legislatura. IU jodida, herida de muerte con rejones de castigo, y lo digo con pena porque al fin y al cabo han sido honrados, justitos, pero tibiamente correctos, demasiado… y se han visto, o se verán desplazados por la marca de Podemos aquí, los salva playas de turno...., menos mal que están ellos, la panacea,  “sí  se puede”, “a por ellos”,  “We can” o…., que si no...., los mismos que se amparan en las siglas de los que no tienen arrestos ni decencia para hacer declaraciones en contra de ETA y contra la dictadura bananera de Venezuela, Cuba y todas esas tierras gobernadas por terratenientes de la izquierda más mediocre que existe, dictadores y autócratas disfrazados de su único patriotismo ¿eso es lo que quieren hacer? ¿Ese es su ideal?

Volviendo a Macbeth y a la tragedia protagonizada por la propia ambición y Lady Macbeth y Banquo y las tres brujas y…, ajusten ustedes la correspondencia de los personajes a su imaginación…,  pero no olviden que posiblemente esta tierra tenga nombre de Duncan o víctima. Los 5 actos van pasando y entramos en el penúltimo, ojo al desenlace, como en la obra hay un sorpresivo requiebro…, pero el final no es otro que una mera traición a Cartagena y a sus habitantes por ambición, por mediocre ambición. Qué pena y que tristeza dan.

 

Camino del calvario

Hace un siglo que aquél primer ministro de izquierdas francés que frustró a los huelguistas sindicalistas en la Francia de comienzos del siglo XX y más tarde renegó de su condición de liberal y de socialista; “Clemenceau” decía que; “Gobernar dentro de un régimen democrático sería mucho más fácil si no hubiera que ganar constantemente elecciones”, sin duda, esto sería una gran ventaja para los gobernantes a pesar de sus necias políticas, pues se perpetuarían en los sillones, pero a Dios gracias sí las hay, tibia quizás, y tenemos la obligación de ratificar lo honesto y denunciar y ajusticiar el menoscabo racional al que estamos sometidos, todo ello contando con unos “aspirantes o aspirantas” que estén a la altura de tan noble país, que sean lo más granado de nuestra sociedad y que la duda sea por calidad, pero la paradoja es que la mediocridad política en la que nos situamos, la verticalidad de los partidos, el estancamiento autocrático y el adoctrinamiento disciplinario de sus huestes nos hacen difícil la elección, la calidad política se ha perdido, son más los buenos, posiblemente, pero solo aparecen los malos con protagonismos de fortuna, los que han hecho de una dedicación social un oficio inexistente, los políticos de pacotilla que no tienen cabida fuera de éste, tan noble y a la vez tan desasosegado mundo, y lógicamente quiebran la confianza del ciudadano, la que le han dado en las urnas. “La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes”. Charles Bukowski.

Estrategia, arte, teatro, como citó Otto Bismark,” la política no es una ciencia, sino un arte”, a lo que sumo, arte del que algunos se benefician notablemente de la mediocre puesta en escena, artistas de fortuna con un papel muy bien aprendido y con fachada más que corazón. Si hace unas semanas vaticinaba el mercadeo de la palabra en este mismo espacio de opinión, hoy da vergüenza escuchar a nuestros políticos. Si nos sorprende la oposición por desatinada y paradójica, nos ridiculizan las huestes descaradas que nos gobiernan con sus movimientos de sillones, imputaciones y archivos a la carta. La Región de Murcia se merece algo más de seriedad, algo más de respeto, estamos en un seísmo constante de escándalos políticos, mercadeamos con los conceptos y con las palabras a nuestro antojo, y no sentimos vergüenza, ni ajena ni propia, estamos en un metafórico Calvario que en breve tendrá su resultado y temo mucho que, debido a la actualidad política sea con un final crítico y desastroso, cuando curiosamente la solución está al alcance de todos, sin tapujos, la solución de Murcia ahora, con lo que esta cayendo en el “Patio de Ayuntamientos” se llama Alberto Garre y no Pedro Antonio Sánchez, como decía el líder psudo zapateril por “queda bien” de la oposición, Pedro Sánchez ( joder con los Pedro y los Sánchez),  no más patético que los ocupantes del banco azul,  Garre es un “político limpio” sin pasado oscuro.

Crucificado antes que condenado se encuentra el Presidente Garre, que alejado de la pseudo divinidad de Valcárcel, esa divinidad que casi alcanzaba el pretor de entonces. Yo lo establecería como a Nicodemo más que a un controvertido Jesús contra Barrabás -curiosamente significa hijo del padre-, un Nicodemo que pasaba por allí y se tragó el protagonismo de una escena en la que no se veía identificado, un Nicodemo que recogió los restos del Salvador para darle dignidad a la esencia de Jesús, o metáfora de la esencia de un pueblo.

En este teatro de los misterios copiosos y vanidosos, para algunas y algunos gozosos, aparece un Barrabás de Puerto Lumbreras sin pasado alejado del adoctrinamiento, “ do ut des”, escuela o disciplina de su partido que desde el principio estaba designado para alcanzar el cielo de lo políticamente arbitrario, pensado y adaptado, que no creado para continuismo de la banalidad política murciana, un personaje establecido a la derecha del padre político pero en el rosario de la aurora, rosario con “cuentas” luctuosas por imputaciones y archivos, y más imputaciones y más archivos y más y más...

Destinado, por supuesto, a ganarse los favores de los Pilatos de entonces y de ahora. Lo cierto y verdad argumentada es que el Presidente del PP murciano, a la sazón Virrey y pesudo divinidad política, consigue casi todo lo que se propone, casi todo, pero nos obsequiará con un delfín que dista mucho de estar a la altura del puesto, falta clase, estilo, sabiduría, sapiencia y sobre todo arrestos o altura de miras, una anodina clase de teatro no le hace una estrella, a pesar de que se le ilumine desde San Esteban en detrimento del fiel votante. Como decía Ambrose Bierce  “El elector goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros”. Ironías de la vida.

Por otro lado y vagando por la Calle de la amargura se encuentra nuestra María Magdalena, arrepentida y menoscabada, acosada y perseguida, pobre…, una alcaldesa en horas bajas que ve como expira su vida política y esperemos que la de los suyos. La de Magdala llegó a tiempo de la redención, la de Lugo tuvo su digna oportunidad de redimirse y la ciega soberbia le está pasando factura y ante eso, aparecen los lacayos de entonces y nobles lobos de hoy. Hoy Cartagena tiene otro nombre propio, otro político limpio con pasado brillante como la estrella de Belén, con historia lucida laboralmente y relumbrada, y además sin “cuentas” negras en su particular rosario, más exitoso que decrepito, cuentas de nácar dignas de la novia del Mediterráneo que es, esta trimilenaria tierra, José Vicente Albaladejo. Y digo más, ante el crisol de banalidades que se nos ofrece, ante la oposición demacrada con resaltes en la carretera y buscando la fortuna de la errática promesa.

 

Ante la chabacanería de charlatanes de mercadillo, de los de discurso cansino y casposo que justifican los asesinatos de ETA e incluso el despropósito venezolano donde se sienten importantes, aquí importados, llegan ya contaminados y corrompidos al escenario al que ellos denominan casta, y además se creen con derecho a ello, tardo-feudales de pacotilla en el siglo XXI atesorando vanidad y soberbia amparada en la frustración. Ante el resto de la desconsolada oposición que solamente se reparte un ansia de protagonismos, un sillón. Ante estos desafortunados cambalaches políticos no es una solución apostar por concejales sin abolengo y con incierta trazabilidad, tampoco con exconsejeros de inquieta historia, ni diputados desterrados para parcheo del Pilatos de turno y además en el ocaso. Y así, en este particular calvario electoral en el que estanos sumidos y anegados, se traslada el problema al votante, al bienaventurado ” limpio” de corazón que solamente quiere ver a Dios, como metáfora de lo racional, vaya galimatías y que difícil nos lo ponen con lo fácil que podría ser.

 

Tartas indigestas en Cartagena

Cuanto más se acerca el mes de las flores, mes protagonista para redimir nuestros pecados políticos a través de las urnas, más personajes de la farándula política aparecen en escena, unos riñendo, otros y otras descalificándose y pegando codazos para aparecer en la foto, los dignatarios actuales de este, trimilenario Consistorio, los mismos que no dudan en aparecer en saraos de buen pernil y rica caña para demostrar que están ahí, además cerca del enemigo temido y respetado amigo por conveniencia, eso sí,  mezclados, que no agitados, o también…, con los que, dando codazos quieren aparecer en la foto, solo aparecer y aparentar, estos son los Espejos, Cabezos y la saga Segados, además del resto de tropa. Otros se ciñen al guión y entre bambalinas, mantienen sus propias luchas, la principal es eludir en junio la cola del paro unos y mantener el escaño otros. De los primeros podemos citar a cualquier concejal o concejala, con o sin ambición y cualquier aspirante al puesto, sea del partido que sea, el caso es “estar en la foto” y aparentar,  si es en un marquesado trimilenario, mejor que mejor, eso da cache y nobleza…. De lo segundo, los que se ciñen al papel, como el Presidente Garre y al Virrey todopoderoso Valcárcel, que aun haciendo las europas no pierde ritmo. Y nos falta la estrella estelar de este circo político, el nominado o la nominada en este “reality show” que tome el cetro consistorial. ¿Será la Esteban, el Paquirrín o por fin alguien de entidad?, ni ellos mismos lo saben.

Aquí se babea por el pastel, el caso es comerse un trozo aunque esté envenenado y asegurarse el sustento, mientras, las banalidades no nos dejan de sorprender. Así, el aspirante a concejal por designio propio de él mismo, como es el Señor Espejo, se postula con comentarios cuanto menos jocosos, ya que tiene miedo a prevaricar él y el Ayuntamiento, ¡con dos…! por ejemplo, con el caso de nuevos o, ampliaciones de centros sanitarios privados, lo que sorprende es que lo paran en contra de su aprobación por denuncia de la competencia empresarial, no de la ciudadanía ni de los posibles beneficiados o perjuicios. La insuficiencia de la sanidad privada en Cartagena –pero muy demandada por los colectivos ciudadanos aquí asentados- está conformada por un incompleto complejo sanitario a modo de ambulatorio de que no llega a hospital completo a pesar del esfuerzo, e impide que otro mejore e innove en beneficio de los cartageneros, ¿la grandeza de la competencia dónde queda? Cercenar, por intereses personales un bien médico-social para un gran contingente de la población cartagenera, no es serio, si hay ilegalidad se tendría que haber descubierto antes, entiendo.

No deja de ser curioso pregonar a los cuatro vientos a través del “aparato subvencionado de propaganda del Régimen”, el temer miedo a prevaricar. Un gobierno municipal que ha hecho de la prepotencia y la chulería su ideario.
No es prevaricar hacerse una casa en Cala Flores sin permisos y en zona protegida jugando con los tiempos, los papeles y las audiencias.
No es prevaricar despilfarrar o dilapidar los erarios en construcciones caóticas como el Auditorio o el dichoso Palacio de Deportes, y su gestión posterior, aunque lo quiera vender la Diva como un reclamo turístico.
No es prevaricar desmantelar un hospital como el Rosell en Cartagena y saturar el de Santa Lucia, mientras en Murcia no pasa nada.
No es prevaricar anular una plaza de interventor por no ser de la cuerda del PP cartagenero y de su decadente diva.
No es prevaricar el engrandecer la cuenta corriente de un miembro de la junta de gobierno del Partido Popular en Cartagena y presidente de la Junta Vecinal de La Puebla dándole, a una sola persona los contratos del mantenimiento arqueológico, guías turísticas y el súmmum de la cara dura, los socorristas, éstos además con medios e infraestructura municipal.
No es prevaricar la conjura en la desamortización por no decir el espolio del Mar Menor y la arcaica zona de San Gines por el Ayuntamiento y la Comunidad y por lo que hay varios y varias imputadas como el exvicealcalde, varios consejeros y en capilla, por el símil taurino, la alcaldesa de Cartagena, a la cual seguro que se la ha atragantado el primer bocado de esta tarta cartagenera, y me temo que, el cabello de ángel de la tarta cartagenera no le sentará muy bien, aunque salga de ésta a escape, que no se nos olvide, solamente la ha separado de la imputación hasta ahora el formalismo de su aforamiento. Ahora la Diva deja de mirarse en el Espejo y se transforma en Segadora agreste, vaya “reality”, todo es lícito pero moralmente censurable para el votante y difícil de entender.

Claro está que se equivocan, pienso. Ciertamente enfrente no hay nadie. La Castejón parece una clavelina sin despuntar por no decir descapullar en un bancal de claveles caducados. Ciudadanos y UPyD creyéndose la panacea y la salvación, trivialidad,  ¿dime con quién andas y te diré quién eres? MC, que le ha cogido la onda sinusoidal al Consistorio y sus moradores –se lo ponen fácil- se dedica más a clarear las vergüenzas ajenas, que está bien, que a promediar aspiraciones serias y cabales de gobierno, difícil tarea. Y luego la estrella de la galaxia, Podemos, un grupo de intelectuales desestructurados, tardo-burgueses que engordan sus cuentas con hoz y martillo y que un buen día, deciden salir de sus subvencionados despachos como Errejon, de sus socorridos viajes a repúblicas caóticas donde los airean y vitorean con masivos caudales libres de impuestos como a Monedero, de sus favorecidas y asistidas investigaciones cruciales como ‘el desarrollo menstrual del cangrejo de río’, por decir algo, ya que éstas no valen para nada, desarrolladas por este señor que se apellida Iglesias de pasado nada distinguido, “imán”, -tomen la acepción que quieran-  para los radicales de izquierdas del quiero y no puedo, de la envidia contractual de su fracaso, del quítate tú y dámelo a mí, del únete a la lucha del proletariado…, que yo me quedaré con el dinero de ERES y cursos y lo que caiga, de lo trasnochado de la revolución bolchevique, o del antiguo Frente Popular, o del Frente Revolucionario Antifascista Patriótico, nada que recuerde paz y armonía máxime, con el desenlace de una parte de la historia de España que hoy no se enseña o no se da a conocer producto del vacío educacional neo liberal. Retomo las palabras con sumo respeto del recientemente fallecido Lara, “nuestro legado debe ser Educación y Formación” y sin embargo, estamos dejando lo contrario.

¿Alguien se puede imaginar a Iglesias de presidente…, a Errejon de vice…, o a Monedero de ministro de Economía…? Un mal chiste, ¿El cambio? jugar con los sentimientos y necesidades de muchas personas en crisis no es moral, ni serio ni humano, aunque apoyen los medios subvencionados como la Cuatro o la Sexta, que vergüenza.

No hay nadie en el encerado político que nos de clases de nada, no hay nadie en el escenario que nos haga sentir respeto político y credibilidad, lo peor es que no hay nadie que tome una decisión sería y honrada en el PP, que lo tiene a huevo, los demás han jugado sus cartas y sinceramente creo que con mala mano. Garre, mejor que Valcárcel, deberá tomar la decisión crucial, apartando lacras legales de las listas y recoger la opinión del pueblo llano. En Cartagena no veo más silueta que la de José Vicente Albaladejo para dirigir esta tierra, esta trimilenaria y sacrosanta tierra, ya saben…, por eso de la honradez, y la trayectoria académica y profesional, de cum lauden.  Aunque eso determine tartas duras y agrias para muchos. Lo demás es más desfile de antorchas.

La sin par actriz  Katharine Hepburn dijo; “Cuanto más se envejece más se parece la tarta de cumpleaños a un desfile de antorchas”. Y en esa estamos, en Semana Santa, acercándonos a Cuaresma…

   

La fantasma del lugar. Sainete

No es mi intención hacer sangre ni herir ninguna sensibilidad votante pero, presta la llegada del desenlace preelectoral con la designación de los, o las eruditas de las urnas, me hace repasar los sainetes de esta sin par España, y me encuentro con ‘aquesta’ obra de ‘La fantasma del lugar’, joder que apropiada.

El sainete empezó hace meses, con tanto paseo por los juzgados, en esta nuestra región de altos cargos políticos, y continuó con la imputación de algunos cargos locales por varios casos, como el de Novo Carthago, clímax de la corrupción política en Murcia junto al Umbra, y así llegamos a la duda razonable que representa nuestra regidora para continuar en el cargo, ora por longeva –políticamente hablando- ora por caduca, como las hojas –políticamente hablando-, ora por repudiada por su familia política que las malas lenguas y la prensa manifiesta,  pero cada vez menos temida.

Lo cierto es que se continuó con un desenfrenado afán por aparentar grandeza y salacidad política. Se comienza a levantar y desvencijar un poco más de lo habitual la ciudad, los levantadores son los mismos de siempre, queda la sospecha en el aire de que cobren deudas pendientes, como el de La Puebla que ha salido rana a sus congéneres, máxime por el acaloramiento en la asignación de obras y el frenesí nada sensual en acomodarlas.

Se comienza a tener en cuenta las opiniones técnicas de los menos adictos al “régimen pilarista”, se vende como éxito y se añaden coros de palmeros al desarrollo de los eventos navideños, algún palmero desde las letras y otros desde las barras de bar, curiosas equivocaciones que todos tenemos. Festejos en Navidad, pero no muchos y seguro que si miramos en la rebotica del Ayuntamiento algunas empresas se han quedado en la puerta de la celebración Navideña, y otras…, las más cercanas se han encargado de llenar sus arcas y sacas a costa de ellas, no hay para todos…., otra sí, el que una Cabalgata de Reyes se desarrolle con cierta naturalidad debe ser lo habitual. Con seguridad, debe ser lo natural. Con carreras amplias gracias a las alamedas y paseos trimilenarios, debe ser lo usual y no vendernos milongas, a no ser que, lo natural haya sido ficticio hasta la fecha. Aclaro para los hipócritas de mente y desquiciados neuronales, esto significa que no fue ningún éxito, tumultos y situaciones jodidas hubieron a espuertas, faltas de recursos también, producto de la improvisación, pero vamos…, para los alocados desastres a los que nuestro concejal de Seguridad nos tiene acostumbrados, por arrogancia más que inexperiencia, se le puede dar un suficiente bajo por su palabrería barata. Un sainete de desquicios políticos como también puede ser el de los impuestos para mantener amigachos y “luminosos” electorales, donde el agua se lleva la palma del santo imberbe y las multas las del morado, como no Iscariote, que ya les vale tanto ahogo.

Lo que han demostrado estos encargados de la gestión política de nuestra ciudad es que se mueven a golpe de talón electoral y de dádivas consistoriales. Así imagino que el cheque procesionil se engordará sustancialmente e hipócritamente. La Corporación hará un singular sainete en las siguientes fiestas cartageneras, antesala y pórtico de las elecciones e incluso se recrearán con el ciudadano, que detalle, que honor..., en la vida lo imaginaron más gordo. Pero a partir de mayo se desvanecerán en el cielo los crisoles de amabilidad y las vasijas de la cortesía popular, volviendo a la realidad, algunos/as a sus poltronas soberbias y necias pero, ya llegan tarde y tarde llegan todos.

Decía Andresillo, que no ‘el Andresico’, en el sainete de Ramón de la Cruz; “Para jamones Galicia, para melones Valencia, Aragón para muchachas, y Madrid para doncellas” En efecto, está en campaña “la fantasma”. Y decía un tal Sebastian; “Y prodigue, que este ruido es que han cerrado una puerta”, un portazo, y además en la trompa, eso es lo que se llevará el PP en la ciudad si no elije con sabiduría a sus candidatos y los que hay ya se pueden escapar por las ventanas. Y el alcalde que no alcaldesa del aquél sainete ratificaba; “La mitad vaya delante de mí, por lo que suceda, y la restante mitad que venga por mi zaguera”, que analogía con la política cartagenera, ni un aliento del Presidente remedia tanta ligereza. Yo no veo ni a la Castejón ni a la Barreiro y  mucho menos a la jarca de sus arrieros, pero si bien es cierto que de azul se teñirá el cielo y de rojo el infierno. Y los cartageneros y cartageneras pensaran como Teresa la del sainete;  “¿Y por qué, antes que se apareciera la fantasma, por las noches teníais tan poca cuenta de nuestra honra, y por más que nos hacíamos lerdas y sordas, estabais tercos en rompernos las cabezas…?”

Hay lanceros que quieren el cetro, en el PSOE lo han conseguido, en MC están a ello y los demás como Ciudadanos u otros demócratas lugareños después de sus disputas internas se quedan al acecho. ¡Ah! me olvidaba de Podemos, o fariseos…, retrógrados oportunistas que juegan con el aliento y el sentimiento. Como decía Andresillo, el del sainete; “Una cosa es uno, y otra es otro: hablando de veras, pelear hombres con hombres, pues eso lo hace cualquiera; pero atreverse a fantasmas, es un trance de que cuenta los ancianos del Lugar muchas malas consecuencias”.

 

De cara a las elecciones señores del PP, ni el virrey ni la beata han de tener tajada, y término para buenos entendedores, que con pocas palabras basta. “Sí señores, miedo fuera ¿qué es una fantasma? ¿Es más que una cosa que vocean todos que es mala, y ninguno ha visto si es mala o buena? Y de ello las urnas estarán  llenas.

 

Detrás del espejo no hay nadie

Decía Jorge Luis Borges, "Estoy solo y no hay nadie en el espejo". Cierto pensamiento en voz alta, metafórico, posiblemente ingrávido como decía Machado y acaso gentil, pero real hoy en la Departamental, no hay nadie ni en el espejo ni datarás de él. También decía Borges que “el tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez". Y así se encuentra nuestra sin par alcaldesa en estas fechas, sola, mirando de soslayo al espejo y pensando en su antología política de hechos, haberes y debes. Los hechos gráficamente decadentes. Los haberes son los inherentes a su responsabilidad y con cierto trapío sospechoso y  nada noble. No hay favores ni deudas, pero sí explicaciones, muchas en el “debe” y mirándose en el espejo no hay nada ni nadie, ni delante ni detrás.

Se está escribiendo su epitafio público en base a su antología política, poco queda de aquella soberana de Santa Florentina, soberbia y arrebatadora que arrolló, allá en la distancia temporal, con mucha ayuda de la empresa local de entonces a su amigo, colega y según los voceríos trimilenarios y los pergaminos a modo de oficios, citaciones y notificaciones jurídicas, de todo un poco, a su socio en más de una oscura batalla, y posiblemente protagonista de su decadencia y ruina política, de la otra ruina mejor ni hablar…

¿Nos sorprende que siga enganchada a la teta metafórica de la madre ayuntamiento?, pues no, no sorprende, ha de aparentar fortaleza y dominio, y además tampoco tiene muchos sitios donde ir, aunque haya llegado lejos, pero la fama cuesta, el baile quizás no sea su fuerte pero al actuación sí, y el telón amenaza con caer de plano y de Pleno, estruendosamente, escandalosamente y vergonzosamente. Su apuesta por terminar lo empezado hace dos décadas es eso, el rancio abolengo atesorado en su alma errante, son postulados de cartón en un teatro de plastilina que se va deshaciendo con el inexorable paso del tiempo, deteriorado y sucio, y que se afianza a un pasado ya inexistente.

Su papel es el mismo, mantenerse erguida ante las contrariedades, las de la Oposición, las de la Justicia y sobre todo las de sus congéneres políticos que no dudan ni dudarán en abatirla cual presa herida. Son dignos aprendices suyos, su arrebato por esta ciudad es su ejemplo con una diferencia que la honra, ella podía y sabia, solo el tiempo y las musarañas le han juzgado, pero ahora no hay banquillo, detrás del “espejo” no hay nadie, su herencia política se ha trasladado a la metáfora de almas en pena, carentes de trapío, nobleza y alcurnia, no en vano es su equipo. Un equipo conformando por lo más sumiso y trivial de la ciudad, a leguas de distancia de la dignidad que conforma un edil  tres mil veces autóctono, un crisol de marionetas que descabezados patalean en el nido sin futuro y sin horizonte.

Así se escribe la historia de Cartagena en cada transición, una historia exacerbada por el contubernio, la hipocresía y lo irreverentemente ilógico, mientras se plantean los estadios de trabajo político con un máximo de ocho años, nuestra sin par alcaldesa quiere repetir. Mientras se investigan las cuentas del  Auditorio y la exageración en ayudas y concesiones a sus amigos, ella quiere repetir. Mientras se tambalea el coloso deportivo no nacido y con oscuro destino, caro y oneroso además de ser un bochornoso ejemplo de mala gestión municipal, ella quiere repetir. Mientras sufre las rebeliones de sus personas de confianza por gestiones dudosas e inciertas como Casco Antiguo o Puerta Nueva, ella quiere repetir. Mientras la Justicia se empecina en sentarla en un banquillo como imputada de hecho, ya lo está de “facto” acompañando a sus  compañeros de  labranza como Guillen, Cerda o Bascuñana entre otros, ella quiere repetir. Mientras se investiga por el Tribunal de Cuentas, y espero que a estas alturas también por la Guardia Civil los contratos, los inciertos, ambiguos y oscuros  contratos  con su discípulo y compañero de viaje populista más que popular, el revoltoso e insurrecto pedáneo en La Puebla, ella quiere repetir. Su antología no es la más acertada para ser publicada y dar pábulo, ha conseguido que lo mediocre tome forma en el Consistorio, y el único antologista, el tiempo ha escrito ya su libelo. En el juego Político, para que los ganadores fuéramos los ciudadanos como decía Borges, había que inventarlo, un juego en el que nadie ganara, un juego amparado en la Democracia que no es más que “una superstición muy difundida, un abuso de la estadística” de la que muchos se benefician y no siempre los más cualificados.

Ahora es cuestión de que alguien con cordura y arrestos se subleve en el PP murciano contra tanto despropósito, contra tanta soberbia, la de Valcárcel, la de Cerdán, la de Barreiro, la de Cámara, la del discípulo amado –Sánchez- y la de toda esta “clase” política murciana y cartagenera que huelen a rancio, a vetusto, y refresque el ambiente, o como decía el Rey “regeneración política”.

Aunque esto no es nuevo, lo de la clase política sin clase. Ya, Pedro Muñoz Seca, para los de la ESO, fue abuelo del ilustre Alfonso Usía y murió asesinado en Percuellos del Jarama en noviembre del 36, adivinen por quien, por esto de la memoria histórica. Escribía a principios del siglo pasado y lo estrenaba en el Teatro de la Zarzuela un sainete llamado “La casa de la juerga”, él se lo dedicaba, el sainete claro, a su amigos Julio Hurdizan y Pedro Saenz, yo le dedico este conato de tragicomedia escrita a mis buenos amigos José Vicente Albaládejo y Tomás Martínez, como decía el autor hace ya un siglo, “en testimonio del grandísimo afecto que les profeso”… Escena XII completa y sobre todo a Antoñito cantando en la segunda aquello de; “Tengo un borrico canelo, más sabio que un profesó, con orejas de ministro y ojos de gobernaó. Rebusna como si fuera diputao ministerial y se come hasta el pesebre como cualquier consejal. Yo quisiera que a mi burro lo sacaran diputao, porque otros siendo más burros a ese puesto ya han llegao. Pero temo que de serlo vaya a quedarme sin él, porque como allí habrá tantos no lo voy a conocer”...

Los ejemplares se pusieron a la venta por una peseta en la entonces calle Arenal, hoy no vale ni eso, es gratis… La cultura, el conocimiento y el saber no cuesta dinero, solamente interés.

El PP a día de hoy sigue sólo y con problemas de liderazgo, sigue adherido a lo trivial y frívolo, y sigue sin haber nadie en el “espejo”. Solo almas en pena deambulando sin rumbo, como en un sainete.

   

Pág. 32 de 44

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information