Viernes, Diciembre 13, 2019
   
Texto

El Rincón del Burladero

Adopta un tonto.com

No cabe duda que este siglo nos ha traído la ingesta de personajes, no muy espabilados a nuestra sociedad de forma pertinaz, las derivadas académicas, la falta de valores y la falta de responsabilidad han derivado en que los tontos y oportunistas se acumulen por metro cuadrado como pandemia insalubre, si a todo esto sumamos el marketing promocional que algunas cadenas de televisión se han empeñado en realizar con programas absurdos, mediocres y vulgares que, curiosamente enganchan y conquistan a casi todo tipo de público, quizás para evadir la triste realidad de algunos, tenemos como resultado el contagio y la nueva moda de poner un tonto en tu vida o, adoptar un tonto o una tonta, los tontos están de moda, nos rodean en el trabajo, en la calle, en los escenarios artísticos, en el paradigma cultural, que tiene cojones… y como no, en la política y a pesar de ser tontos, algunos son avispados porque viven del cuento, ¡y como viven!

Las mujeres se quejan de la falta de tíos y abren una página web donde invitan a adoptarlos, los hombres, ni por asomo podemos pensar en eso, seriamos misóginos, machistas, de lo peor…, y además, porque entre otras cosas, adoptaríamos a mil y una tía, a pesar de lo que gastan…, pero… ¿por qué no adoptar un tonto?, a lo mejor podría tener hasta subvención estatal.

Hay un innumerable catálogo de tontos, de hecho hay una innumerable cantidad de ensayos y escritos referidos a los tontos. Por poner algunos casos; el tonto “Abecedario”, que es tonto con todas las letras del alfabeto. El “Insaciable”, que sueña con ser muy tonto. El “Vetusto o Viejo”, que con el tiempo se vuelve más tonto si cabe. El “Monstruo”, que es tan tonto que asusta y se asusta. Luego está el “Honesto” que no se hace el tonto, ¡es tonto! El “Ignorante” que es un tonto curioso ya que todos saben que es tonto, menos él, pero lo adivina. Y para no aburrir, un gran etcétera…

Pero hay uno que sobreásale, se pasa con creces de la máxima nota establecida, es el “Tonto del bote”, etimologías aparte que las hay, pues data del XIX esta acepción y tiene su génesis en el Madrid castizo, en las limosnas del Convento de San Antonio del Prado y en la Carrera de San Jerónimo con la suelta o fuga de toros, y es la persona a la que le ha sonreído la suerte sin haber hecho nada para merecerlo, incluido la lotería...

Es tal el desarrollo de esta entelequia a mitad de camino entre la filosofía y la mente, donde la conducta hace aguas, que han intervenido innumerables intelectuales como lo fue Tomás de Aquino y su estulticia o bobería en el análisis, que la lee en una sentencia de Salomón, dicha en un momento de vehemente desahogo y bajo los efectos del vino posiblemente. “Los necios -Salmo (118, 12)- "me rodean como avispas". Pero no sólo hay infinitos tontos, sino que los hay de distintas formas: unas más ligeras; otras, más graves; hay tonterías inocentes; otras que son grave pecado...

Y llegamos al siglo XXI donde de forma curiosa los políticos tontos son preferidos por una mayoría notable de votantes. Y esto no lo digo yo, lo dicen serios y reputados articulistas, e incluso algún que otro periódico internacional aporta diversos ejemplos irrebatibles de políticos atolondrados, tanto lugareños como forasteros, elegidos frente a candidatos que, al menos pudieran parecer más inteligentes, aunque la procesión va por dentro, incluso, son muchos los políticos que, para ganarse las simpatías populares, se fingen estúpidos, o exageran su estupidez congénita. Dice Prada que la tontería del político sería una tontería alevosa y con agravantes, como de tonto venido a más, tonto crecido y subido que se las ha ingeniado para vivir mucho mejor que el listo, y “deseguro” que todos conocemos a muchos de ellos. El gran Unamuno decía que, «no hay tonto bueno»; y que todo tonto «rumia el pasto amargo de la envidia», supongo que esto es por no esforzarse en el granjeo del efímero estatus. Aquí los podríamos situar en la acepción “Tonto de solemnidad”, o tonto notable o de mucha entidad. Joder, de todos estos, en Palos y La Manga en Agosto hay para elegir, y además sin discriminación de género, edad ni estatus social…

Lo cierto es que ya me gustaría ser tonto, o al menos que me tomarán por ello, como estos que viven como parásitos de los demás por doquier y con una habilidad increíble para quedar bien sin dar palo al agua, política, empresa, estamentos, colegios, sobre todo en las universidades, etc. Dentro de la socarronería de este pequeño y humilde escrito, no tengáis duda de la amenaza acechante que nos aflige, algunos nos están gobernando, mira Cataluña, no coge un tonto Más, y eso que este verano con las gentes en el agua ha habido cabida para más tontos en este Pais. Luego están los que nos van a gobernar y apuntan maneras, estos ya empiezan a dar miedo. Y ya casi olvidados, por el continuo reciclaje y formación en tontería los que nos han gobernado, que no han sido pocos, pero que, como a todo, hay quien gana, los han hecho hasta buenos. Platón decía que “los sabios hablan porque tienen algo que decir, y los tontos hablan porque tienen que decir algo” y ahí estoy yo, no sé si tengo que decir algo o es que tengo algo que decir…

“Estar preocupado es ser inteligente, aunque de un modo pasivo. Sólo los tontos carecen de preocupaciones”. Johann Wolfgang. No quiero más preocupaciones. ¿Alguien me adopta?

 

“… poder y abuso, abuso y poder’

El escritor y político irlandés Edmund Burke sentenció ya en el siglo XVIII una aseveración de las que hacen historia filosófica y empírica por real; "Cuanto mayor es el poder, más peligroso es el abuso".

Y sin duda alguna, el binomio poder y abuso ha sido una constante en la sociedad actual y seguro o “deseguro” que diría algún longevo castellano, lo ha sido a través de nuestra historia y tristemente lo será.

La idea de que los hombres y las mujeres siempre han estado luchando o intentando hacerse con el mayor poder posible es tangible, demostrable, por nuestra peregrina naturaleza somos como animales, siempre buscando nuestros dominios. Así, el poder es como un veneno, es como una droga que aturde al que lo obtiene y lo deriva a una mediocridad infinita si no es de alma pura, y eso hoy es difícil de encontrar. No se sacia lo suficiente, se busca conseguir más poder a base de hechos y actos, normalmente desafortunados por la ceguera que el drama impone. Y así, a más poder, la sensación es inmortal, la de ser los dueños de todo y todo está sometido a las propias pretensiones, y se establecen entonces en un centro ideado y virtual de un abuso que transciende en la falta de libertades e interesados sometimientos, por sintetizar en todas sus derivas.

Dicho esto, es el análisis o diagnóstico de este humilde columnista para describir la debacle de la política española, y sobre todo de la caída del Fénix del PP murciano, un Ave que le costará resurgir de sus cenizas con el líder actual, a pesar de los picotazos del Pelicano de la Biblia por subsistir y mantener a sus fieles. Un PP roto, agrietado y fracturado que hace agua por ambos costados, babor y estribor, y eso es visible, solamente la sumisa actuación de C´s que ha perdido toda la confianza del respetable por “quedabien” y “sumisos” y por no tener figuras políticas a la altura de las circunstancias, ni en Murcia ni en Cartagena, así han facilitado situar al frente de la Comunidad a un Presidente con fecha de caducidad a costa del orgullo y del poder desarrollado durante dos décadas con más pena que gloria en esta Comunidad por su antecesor y actual mano negra política. Ni hay agua y la desalada que defiende mediocremente y sin hechuras Pedro Antonio es una milonga de Valcárcel cara y desafortunada, un negocio condenado al fracaso y que ha costado un huevo. Ni hay alta velocidad, ni hay súper aeropuerto, por otro lado nada necesario, ni hay súper puerto –el de la Cadena solo-, ni hay vergüenza, torera o anti taurina, ni hay arrestos para poner coto ni cojones u ovarios según corresponda, da igual, solo sumisión al señor feudal que ha conducido a la ruina esta tierra, al vagón de cola de las taifas españolas del siglo XXI.

“Otrosí”. Los nombramientos en los principales escalones de mando no han sido todo lo acertado que esperábamos los Cartageneros y supongo que también los murcianos. Si bien se han colocado escasas figuras de exultante trayectoria en algunos puestos, harían falta muchos más gestores y técnicos, “otrosí” hemos caído en la banalidad de los favores otra vez, o en el peor de los casos en la falta de ideas, denominador común en la escena política local, regional y nacional, mediocridad es el denominador común. Si entrar en temas personales, nada más lejos de mi intención, sorprende que el Virrey desde Bruselas siga cercenando la libertad de los ciudadanos de esta región con sus derivas, y esto con el sometimiento del Partido Popular que navega sin norte y sin brújula que es peor, valga la redundancia, va a la deriva, no se ciñe al viento y no ajusta la caña, si el Partido apostaba por otro candidato que no fuera Sánchez, ¿por qué lo impone el virrey desde su amancebado por arreglado exilio?, esto trae consecuencias, como las ha traído en Cartagena omitir a alcaldables como Albaladejo o a Garre en la Comunidad. “Otrosí”, ¿Cómo se puede dar un tercer puesto de mando –DGP- a una persona que ha fracasado en la gestión del Palacio de los Deportes de Cartagena y solamente tiene después de dos décadas y pico de -in gestión-, en su contabilidad “debes” en lugar de haber?, y esto a pesar de los reconocimientos provincianos de fortuna que el calor chabacano estival procura, esto a modo de ejemplo, pero en las hemerotecas hay más. Problemas de ser personaje público y como dice un buen amigo y mejor persona, “Y quien quiera honra que se la gane”.

Espero…, esperamos los sumisos clientes de estas urnas de papel mojado que con la cercana salida del Presidente, y de eso no hay duda, no hay talla política ni de lejos, y con las inminentes elecciones generales, la consecuente restructuración del gobierno regional, estos flecos se midan con lupa por la ciudadanía y no mantengamos a más siervos de la charada Barreiro y Valcárcel en nómina, ni en la cima ni en el valle, ya hay bastantes mendigos intelectuales viviendo de la política –de nuestros impuestos- en Cartagena y en la región. Políticas o gestiones anteriores estandarizadas y nunca olvidadas y siempre presentes por chabacanas y pueriles en la oposición, dados el cartel actual de diestros y diestras, contagiando al resto de formaciones por simpatía, como las explosiones, ¿por qué no? En la trimilenaria, una adivinanza muy infantil como triste metáfora de la actitud y aptitud política; “Haciendo ruido ya vienen, haciendo ruido se van; y, cuando mañana vuelvan, de igual manera se irán”.

 

Iconografía de la mediocridad política

Hace poco hablaba en la presentación de mi último libro sobre iconografía e iconología y decía que; La Iconografía e Iconología son términos de origen griego, -curioso con lo que se están jugando hoy, cuna de la cultura y la democracia y ahora políticamente chabacanos a rabiar- y designan ramas específicas del estudio de la Historia del Arte. La Iconografía se ocupa del estudio descriptivo. La Iconología se preocupa de la interpretación de estos símbolos, atributos, alegorías y emblemas.

Pues ahora me embullo en el arte de la mentira, del mercadeo de las palabras y del engaño, que tiene su representación iconológica e icnográfica, arte que ha conseguido conquistar espacios de poder amparados en el parasitismo animal y en el absentismo de la razón, donde la desgracia de unos ha sido el oportunismo ilustrado de otros, el adjetivo para aquél que vive de las desagracias ajenas y con engaño, lo dejo a la elección del lector. Una vez consumado, con la ayuda de las cadenas mediáticas que van de progre, cadenas que solamente les falta alzar el puño o colgarse una kufiya entre calada y calada de fina hierba. Han conseguido victorias de fortuna inesperadas, estos de Podemos, Ganemos, Ahora Madrid o Sí se puede…, entre otros, de la mano de alguna jueza rancia y caduca, de una libertadora de la estupidez y los okupas con capa y leotardos, y de otros personajes que forman un cuadro decadente con policromía débil, superficial y sintética han empezado a gobernar multiplicando en su favor las premisas que denunciaban, ironía o desfachatez, los familiares ocupando cargos remunerados, esta es su pragmática filosofía. “To pa mí”

Donde la primera premisa ha sido descubrir la careta, la máscara de los trileros de las Ramblas catalanas o de la Plaza Mayor de Madrid, inventores por no decir araneros de fortuna del siglo XXI, sin hablar del castizo Puerto de Cádiz, cuna de ‘la Pepa’, y hoy malogrado políticamente. En Barcelona meramente han escenificado la caída de la Monarquía en una escena de teatro de lo más absurdo y ridículo, son ridículos, con medio sonrisas de frustración, no de victoria retiran el busto del monarca entre cartones y mediocridad política y sobre todo humana, la falta de clase es evidente. Gaudí no hubiera abovedado a esta secta de charlatanes del medievo con arcos de medioputo. Al cabo nada os debo que diría Machado, Mas el astuto hace su agosto desviando con la patraña de la independencia las pesquisas a su fortuna, así mete miedo al gobierno de Rajoy y pasa impune, aunque reniegue de su benefactor y padrino de esta jauría de malhechores que son los Pujol y sus acólitos.

Lo de Madrid se veía venir, una alcaldesa que traga co todo lo que le impone el coletas y sus acólitos y acolitas, que solo le falta hacer como Chávez y establecer una icnología de visión amenazadora permanente como la que hizo con aquellos ojos que vigilaban a los venezolanos ‘full time’ desde la subida al Calvario, no descarto una iconografía del pelo de Iglesias o las arrugas de la alcaldesa en la M-30 con la sentencia… “Os vigilo”, a lo bolivariano, yo creo que en Madrid se merecen algo más que saltimbanquis, fakires y ocupas en su Ayuntamiento. Como en Zaragoza, veremos en Octubre con el Pilar las tonterías que se inventan.

Y Cádiz…, lo que fue la tacita de plata, hoy es de barro, mancillada por la desavenencia con la elegancia y la clase, la que fue cuna de la Constitución de 1812 de la cual posiblemente el cantamañanas de su alcalde no conoce. La que es prima hermana de la malograda Habana y cabeza visible altanera de esa bahía, que es la entrada de la luz y la alegría a la piel de toro esta hoy acartonada y es mendiga de sus actos. Una Cádiz con clase, estilo y tapio torero a la vez que con casta militar y marinera que se han cargado, no sé si desde el vecino ‘Pai Pai’ al consistorio tiene algo que ver con la falta de clase, pero si yo soy el Comandante de Elcano, bastión de España Allende Mar, o me salto la escala o me presento en chanclas y en camiseta, vaya trago que se tuvo que pasar, pero la clase y la gallardía está por encima de la mediocridad de esta banda de feriantes de la política, seguro que Salzillo nunca le hubiera pintado a sus ‘vírgenes’ con sandalias azules.

Veremos más. Buen verano

   

¡No con mi voto!

Sí, así de claro y contundente, han pasado las díscolas elecciones municipales y regionales y se acercan las generales y a pesar del ¡tuneo! del chasis del PP, del maquillaje –de los chinos- vulgar usado,  del cambio de color, más rancio y, de ‘tangentear’ el círculo metiendo a la gaviota dentro, poco más hay, la puesta en escena de la conferencia política ha sido más mediocre que de costumbre, más superficial y más forzada, lamentablemente no engañan a nadie, el último es el de PAS, a la sazón el Presidente de ésta, la Comunidad de Valcárcel, virrey de la huerta y otras estrecheces murcianas.

La confianza que representa este personaje de la farándula política murciana es nula, su discurso ha caído en la demagogia y en la mediocridad más profunda, es heredero directo del que fuera y es virrey del PP murciano flanqueado por la paloma negra de los excesos de aquél bulevar de los sueños rotos que cataran los Urquijo en el que ha convertido esta tierra, a la sazón, dicta las encomiendas a todos sus súbditos con una fuerza atroz, nadie tiene huevos ni ovarios a plantarle cara a Valcárcel a pesar de estar en el agradecido destierro, apartado de las ingestiones del malogrado aeropuerto o las manirrotas desaladoras, y sobre todo de los movimientos recalificatorios, y eso no es bueno, de hecho la lectura en las urnas es directamente proporcional al mal hacer de su política y su gestión, al fracaso de sus huestes y a sus profusos blasones.

El huido, con el beneplácito de Rajoy, Pujalte, Ayala y Trillo ha dejado un desconsolado horizonte en Murcia y en esta nuestra tres veces milenaria tierra carmesí. Aquí Barreiro desahuciada políticamente y condenada al más puro ostracismo, eso sí, en cualquier momento cualquier cajón abierto puede devolverla a la primera plana de la actualidad política local, regional y nacional. Lo de Cámara en Murcia es de vergüenza torera, desaparecido en combate y haciendo algún que otro bolo a lo Pocholo. Y hablando de Pocholo y su “insinceridad”, aparece Pedro Antonio, o el alma de Valcárcel en la región, alma oscura, con halo rancio, epicentro de aspavientos, contubernios y otros melindres políticos que no le acarrearan nada bueno a él y por extensión a esta región tampoco.

Su discurso es demagogo, chabacano y más populista que el de “Podemos”, un mensaje lleno de artificios y requiebros, con un equipo ajeno a la militancia política pero inmersa en la estrategia y quizás, el tiempo lo demostrará, en la habilidad para gestionarlo que le guarde las espaldas. Al de Puerto Lumbreras se le olvida su menoscabado pasado laboral y su directa participación en las políticas del virrey que han arruinado esta tierra y han llenado de corrupción a esta región, y esto no es demagogia, son hechos argumentados y verificables y espero que se aleje del principio científico de repetible, ya que es la región, de las 17 taifas españolas del siglo XXI, que más corruptos imputados y con sospechas  tiene por  metro cuadrado, y esto es otro hecho.

Y ahora el meollo de la cuestión, aviso a navegantes del virrey, se carga a Garre de la escena política… Uno y principal, no creo que a Garre le importe mucho la decisión del señor feudal, lo único que yo lamentaría en su pellejo, es no haberle hecho más espinoso el camino a Bruselas, que lo hubiera hecho, además llenándole de clavos la subida al Calvario, tampoco de haberme tragado a los imputados en la Asamblea, un despido indecoroso hubiera dado al traste con las esperanzas de Torquemada. Pero quizás ha actuado con una gallardía que el pimentonero no conoce ni conocerá, quizás ha dado una lección, a medias de dignidad a la que no estanos acostumbrados y espero que el futuro sea el que él desee, no el que le impongan desde Bruselas, a estas alturas ya da igual.

Los últimos avales del Virrey es que ha sacrificado una mayoría absoluta a costa de sus intereses, tanto en la región como en Cartagena, el problema de estar tanto tiempo liderando proyectos políticos es que se pierde el norte y se adolece de estrés vanidoso donde el PROZAC no tiene cabida. Y en Cartagena decimos que “más dura será la caída”. Mi padre decía que…, “ya pagará el inglés el agua que se bebió” y en Murcia…, “a cada cerdo le llega su sanmartín”. Así que mientras Valcárcel y sus huestes sigan haciendo a su antojo, el PP NO, al menos no con mi voto.

“No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie. //Ya lo he dicho. //No duerme nadie. Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes, //abrid los escotillones para que vea bajo la luna //las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros”. Ciudad sin sueño de Federico García Lorca.

 

Baile de máscaras

Así, como en un baile de máscaras, como una gran bufonada se han tomado estos de Podemos, Ganemos, Juguemos y demás emos…, su acceso a los ayuntamientos y taifas, la inspiración y la imaginación es libre, han jugado con el voto contractual del dudoso y no me cabe duda que han engañado a muchos, a otros no, los fieles. Otros han visto en este pseudo movimiento social, yo diría que tardo marxista, enjugado con la imagen del libertinaje enmascarado, una manera de adquirir protagonismo, siempre pasa igual y la historia da cuenta de ello en numerosas ocasiones.

Nace una corriente social defraudada y menoscabada, producto de la estanqueidad política que emana de lo rancio de la soberbia en la que se establecen los gobiernos, en este caso entre el PP y el PSOE, amparado en la corrupción y la mediocridad de los personajes que nos representan, nace un movimiento de lamento, un clamor que los más débiles llevan a la máxima expresión, como fue el 15M y ahí, aparecen estos libertadores de la frustración, líderes y guías espirituales de su pesar y dolor, mercaderes de consignas nada inventadas, vetustas y caducas. Discursos triviales, pueriles y banales, simples como sus sinapsis, personajes triviales, pero con pasado díscolo y además, son un producto directo del débil y anodino sistema que critican y censuran, como es el caso que nos ocupa, siempre suelen ser gentes de la enseñanza arcaica y recesiva, nada evolucionada, permitida y sostenida y así, una vez alcanza un mínimo espacio de poder y gestión, fluctúan con la mediocridad y la banalidad.

Tras las elecciones de mayo se habían abierto muchas expectativas a los que depositaron su confianza en ellos, las mismas que se han marchitado al recibir el primer rayo de sol real. Expectativas frustradas por la degradación de la honestidad, decía Cicerón que;  “La honradez es siempre digna de elogio, aun cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho”, por eso está tan perdida en esta mapa político español, por los viejos y sobre todo por los recién llegados, ¡que utopía!.

En Madrid, ese pasado díscolo y absurdo renace con orla de vencedor, la ofensa y el desprecio al más débil, la asignación de puestos a familiares tantas veces criticada y ahora compartida y confabulada con pinceladas de legalidad y argumentación, La Carmena era como la monja y el sobrino de las películas de Buñuel, o el cura y la sobrina, triste Real Villa.

Barcelona se establece en el postporno, en clara vanguardia de lo soez, con la flor y nata de la huerta murciana al mando, y a la vez jodiendo -por usar su mismo vocabulario- el desarrollo turístico de la ciudad, con dos cojones u ovarios en este caso, y así, la libertadora, la chavista, la bolivariana anti desahucios confirma un ayuntamiento de fariseos y mercaderes y actúa justificando los desahucios por ruinas…, otra sí, su marido, pareja o colega a escena, sueldo y bocadillo, y no de mortadela. Posiblemente las subvenciones se vayan tornando en chocarrerías, Montmeló por la sala Bagdad, o la Formula 1 y la Opera por porno y el arte erótico, a saber…

En Valencia, entre otras ocurrencia de mercadillo, esta prole ahora puede tener teléfonos de más de 100.000 pesetas pagados por los valencianos, no valen los baratos…, la lengua Aragonesa o el catalanismo en Aragón, y más… Así, entre pactos generalizados que han convertido a los ayuntamientos y CCAA o taifas en moneda de cambio y oportunidades de nuevos negocios, de falsos idearios y en laboratorios de majaderas ocurrencias como en Navarra, sus fiestas universales convertidas en vulgares pasquines propagandísticos de la radicalización vasca, insisto vasca, no navarra. Cualquier día aparece el frente revolucionario panocho idealizando a Alicante, esto solo pasa en un país como España. Pais en el que además, el gobierno del PP juega también a su particular Monopoly, con leyes dictatoriales como la mordaza y jugando con los recortes de forma electoralista, con un fondo de armario en permanente sospecha.

Poco más, El beneficiario de este baile de carnaval, que posiblemente en algunas ciudades se convierta con el tiempo en orgias de capas y antifaces donde solamente una máscara sea el ajuar y posiblemente hasta subvencionadas. Con este berenjenal y esta bacanal de presagios, ideas, leyes y decisiones, quien se lleve al gato al agua será otra vez el PP en las generales, pero ojo al Sánchez del PSOE. Alguien  dijo que “El que quiere tener poder sobre los demás es aquel que no ha logrado tener poder sobre sí mismo” y ese es el paradigma de esta nueva legión de libertadores del egoísmo y la hipocresía permitida y vitoreada. Me sigo quedando con Cicerón; “Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad”.

   

Pág. 33 de 48

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 



 


Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information