Miércoles, Octubre 17, 2018
   
Texto

El Rincón del Burladero

Vasallaje

Vasallaje consistía, en el medievo y ahora, en la relación personal por la cual el vasallo había de ofrecer o cumplir unos servicios al señor a cambio de la protección de éste. Así, viendo y analizando día a día el transcurrir de esto que se llama democracia, y de esta nueva ralea de políticos, no tengo dudas del acercamiento al vocablo que titula este artículo.

Recordando las tragicomedias y los relatos burlescos y la literatura casi lírica del medievo, me llega a la mente una obra del bachiller Fernando de Rojas, imponderable hoy para los descendientes de la ESO. Sí, es la que piensan, 'La Celestina', una obra cuyo interés más llamativo era y es su realismo, el que algunos lo llaman psicológico cinco siglos después. Así retrata, plasma o fotografía aquel ambiente burgués de mediados del XV, destacando una superficial y casquivana sociedad en crisis. Aparece reflejada en la obra una nueva clase de criados y criadas con una nueva y determinante relación meramente económica con su amos/as y su dueños/as. Poniendo en clara evidencia la crisis de entonces con un reflejo directo a lo largo de estos siglos hasta ahora, compromete filosóficamente los ideales humanos y religiosos frente a la importancia que adquiere el dinero, poderoso caballero…., que diría Quevedo. Ya advertía de la entelequia el bachiller en su prólogo, contra la corrupción que ocasionan los malos y lisonjeros sirvientes y contra los males que provoca el amor profano y la culminación perfecta del matiz. No voy a analizar las características de cada personaje por no establecer claras analogías actuales, eso lo dejo a la volátil mente del lector. Cuanto menos se reirán, no tiene desperdicio.

Y así, reseñando nuestro pasado más ilustrativo nos enfrentamos al feudalismo que impera hoy en los circuitos políticos, en el propio Gobierno de Nacional y ¿cómo no?, en el regional y local, éste ya de mercadillo, medieval…

Las huestes u hordas partidarias se refrendan de esta guisa, un señor  o señora con poder casi de pernada…, con sus súbditos/as, que le rinden vasallaje perpetuo y casi humillante, y si es necesario pelitiesa permanente por no decir adoración, pero por dinero claro o en otro estadio, por alcanzar un estatus hasta entonces impensable, normalmente emanado de las clases más frívolas, tanto cultural, moral como fútiles e ingrávidas. Pero estas clases de dudosa moral se afianzan a esas labores por un salario, por una irreal posición, y la resultante es una injerencia con el resto del pueblo sometido impunemente a estas mediocridades, éste –el pueblo- sigue pagando desmesurados impuestos, como antaño, el que más trabaja más paga y menos tiene para poder mantener los erarios, más feudales que públicos, y así se han convertido en un serio problema para la sociedad actual, han crecido a base de favores, se han incrementado las huestes funcionariales, tanto las nacionales, regionales como las municipales, han colmado los espacios inexistentes –mira que es difícil-, sobre todo de comediantes, trovadores, pajes y escuderos,  palanganeros, mamporreros, etc.

La diferencia hoy es mínima con la feudal, unos viven del cuento a costa de la política, otros cuentan cuentos para vivir de la política y algunos se basan en cuentos y favores para ocupar cargos políticos, se hacen fuertes para ello, se sirve al inmediato superior o superiora sin cuestión alguna, siempre hay, como en las tragicomedias, brazos ejecutores libres de moralidades, siempre está el malo, la mala, el juez y a la vez jurado, por supuesto el verdugo. Y sobre todo, hoy como ayer se llenan estas cortes y cortecillas de fortuna, de mentiras, envidias, promiscuidades, traiciones y demás miserias de la moral humana.

No quiero atormentar con tanta verborrea de trovador insatisfecho, pero analizo cinco siglos después y hemos avanzado milímetros. Seguimos controlados, siempre y además amenazados, en el pequeño feudo de Melibea que al fin y al cabo es el nuestro, no hay intimidad recaudatoria, el reino vecino al ser más fuete tienen derecho a más prebendas, más y mejores transportes, más y mejores hospitales, y demás desarrollo natural que el resto de los condados, marquesados, ducados, y el resto solo  mendigos, lacayos, los más cercanos a la corte, que no cortesanos ni cortesanas, aunque algunas cortes parecen verdaderas corralas a buscar el sustento pie en tierra Son feudos que ocupan la cola en desarrollo y gestión, son como el murciano de los primeros puestos en pobreza, no hay moneda para atajar la escasez, pero sí para mantener la corte llena de palmeros que no representan más que una carga para la villa.

Cantaba el trovador, y con acierto ya que en cada rincón de este país se puede encontrar a una Melibea, mujer enérgica y que toma sus propias decisiones, mujer arrogante, apasionada, hábil para improvisar y con un carácter fuerte. ¿Cómo no?, a pesar de que la edad le pasa factura, cinco siglos…, a los “Calistos y Calistas” que se presentan débiles de carácter, que olvidan sus obligaciones y sólo piensan en sí mismo. Siempre hay también una Celestina o más, persona vital, buscavidas y alcahueta de la corte, movida fundamentalmente por la codicia, dejen correr su imaginación y pónganle nombre. A diestra y siniestra aparecen los criados, lealtad la justa, no guardan fidelidad a su amo/ama y buscan su propio beneficio también.

El desprecio del pueblo levantado en armas pacificas a la par que la obra representada, será el que los arrastre al precipicio de la vulgaridad a estos personajes de tragicomedia, no tenemos más que usar las urnas, pero…, ¿qué hacer cuando no hay diferencia de escudos, de pendones, de estandartes, y sí analogías con el fin del vasallaje y la caída de la Edad Media…?

 

Corrupción, preocupante vulgaridad

“La guerra contra la corrupción debe ser ganada porque es una guerra para preservar los fundamentos del Estado y de la sociedad”. Horst Schönbohm.

Que este país ha tomado tintes mediocres desde hace una década o algo más no es nada nuevo, que se engorde el pozo de lo vulgar en los estamentos políticos, tampoco, si bien, quizás es hoy una constante. Que la corrupción sea uno de los principales motivos de preocupación ciudadana y jurídica, además de  protagonizar el día a día del Pais, ya parece triste rutina La llegada a las representaciones políticas de personajes vulgares, si bien ha sido producto de una filosofía progresista, a la sazón ha sido uno de los errores más grandes de esta nuestra democracia, la huida en los estamentos de representación de las grandes figuras del toreo político y mediático los han dejado entre sucias y harapientas colgaduras y, así nos va.

La situación preocupa a todos los partidos políticos, y no es para menos, en al calle las criticas se establecen por doquier, el ciudadano sufre lo peor que puede pasar en un estado democrático, la desconfianza franca hacia sus representantes, ¿errores del sistema?, no todo ni todos valen, ni saben, prueba de ello lo tenemos en nuestros ayuntamientos más cercanos y en nuestros cargos comunitarios, si repasamos listas de concejales y altos cargos de la Comunidad, como mínimo nos acongojamos por no decir que nos acojonamos. Así que, sabedores del riesgo que entraña la corrupción para la salud sociopolítica de nuestra nación, al quebrantar toda la confianza de los ciudadanos que provocan ese anodino alejamiento de la sociedad de su clase dirigente, se impone depurar.

Dice la RAE que corrupción es la práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores. Se referencia por derivada directa el amiguismo o la tendencia y práctica de favorecer a los amigos, o lacayos, especialmente en la concesión de cargos públicos, en perjuicio del derecho de terceras personas de más valía. ¡Nos hace pensar!…

Las medidas a tomar son complicadas, vivimos mediáticamente en un país de telediario americano, donde los más jóvenes tropiezan en un sistema educativo digno de una república bananera, la culpa se reparte entre todos, la nula ley del esfuerzo, la falta de vocación pedagógica, la sucesión de derechos inexistentes y adoptados por los funcionarios, el despilfarro de recursos más que la falta de ellos.

En Sanidad podemos establecer praxis sanas, lo primero es alejar a neófitos del medio de sus gestiones políticas que no gerenciales, para muestra la departamental, desde el inicio del funcionamiento del Santa Lucia, se había sentenciado y ajusticiado en los despachos de San Esteban al Rosell, Para este gobierno popular Cartagena no es digna, ni merece un segundo hospital, esa es la clara realidad (centralismo regional), para ello el brazo ejecutor no es más que una cartagenera fiel y leal, con lacayos bajo su mando circunstancial y como aquellas muñecas que se vendían en estancos para las juras de banderas en la mili, ¡en primer tiempo de saludo!, ¿o no justifica el área de Cartagena con más de 200.000 habitantes dos hospitales en la ciudad?, si fuera Murcia sería otro cantar, ¿cuántos tiene Murcia?, ¿es proporcionado?, esto es consentido vasallaje.

No hay dinero para mantener dos hospitales, no hay dinero para mantener una educación de calidad, que para mí no es prescindir de docentes, sino que los que hay sean vocacionales y puedan cumplir con un ratio por aula decentemente y con recursos. No se pueden mantener los juzgados en Cartagena y hay que redundarlos en la metrópoli, etc…, Se nos miente y se despilfarra con el aeropuerto “Internacional de Murcia” que empieza a parecerse al de Castellón, se nos miente con la llegada del AVE, siempre los últimos en esta región feudal que se sitúa en la cola de España, luego más cuentos de la lechera… Pero sí hay dinero para pagar a representantes políticos asépticos a la sociedad, dícese senadores que sobran todos, diputados que sobran la mitad al menos, los regionales todos y todas. Las taifas o CCAA que son nocivas para el desarrollo democrático de un país y además conforman un gueto que sobra. De los consistorios habría que hacer una tesis doctoral de despilfarro, entre amigotes, amiguetes y demás gorriones sociales, lo tenemos claro, dícese, concejales/as ineptos/as, cargos de confianza y asesores, esto multiplicado por todos los partidos con derecho a ello suma un pastón, luego, como los concejales son más bien parcos, para que no sufran asedio se les crea figuras intermedias que pagamos todos y que no queremos ningún ciudadano y así, hacemos uso del vocablo “amiguismo”, coordinadores de áreas y demás tropa, éstos solamente, sin ir más lejos, cuestan medio millón de euros al año al erario cartagenero, y sin contar los anteriores mencionados.

Éste es el tipo de descomposición moral que molesta y preocupa al ciudadano. ¿Se solucionará con la Ley de Transparencia esta situación?, ¿desaparecerán tantas ventanillas para realizar gestiones que solamente albergan sueldos y gastos tanto local como regionalmente?, ¿desaparecerán estos personajes políticamente asistenciales que cuestan un huevo y parte del otro y que son totalmente prescindibles?, en definitiva, si los políticos son de cache refinado, consumados gestores y de prestigio, elevaremos el listón, mientras…, eso…, lo que tenemos.

Nuestra clase política; poder Legislativo y Ejecutivo se han tiznado de trivialidad, hasta el Judicial está malherido, caso faisán. Si hace 3 años se establecían en algo más de 700 los procedimientos judiciales y diligencias de investigación contra los partidos políticos por casos de corrupción en España, en las últimas décadas ya vamos por los mil, cifras de escándalo.

A “vola tecla” y sin entrar en los tristemente famosos casos como Gürtel-Bárcenas. Pujol sobre las ITV y cuentas en Suiza. Pallerols de financiación  irregular de CIU donde la Fiscalía llegó a un acuerdo con Unió para cerrar este caso. El caso Campeón. Los tétricos ERE en Andalucía: Nóos con Urdangarin a la cabeza, etc. En el feudo de Valcárcel se pueden enumerar algunos “recientes”, ya que en Murcia no se han quedado atrás, en la región podemos recordar los que envolvieron al PP como el caso Liber y Biblioteca en Aledo y Librilla. Roblecillo en Caravaca. Tótem en Totana.  Umbra en Murcia con el Alcalde Cámara imputado. El 'Caso Novo Carthago' con el Consejero Cerdá como imputado. Puerto Lumbreras y el PGOU con el ex alcalde y hoy Consejero Pedro A. Sánchez imputado. El PSOE en Murcia tampoco se queda descolgado, recordemos a modo de ejemplo a Harrag en Moratalla y Limusa en Lorca. Pero a cada cerdo le llega su San Martín y llegará, no sé si el 11 de Noviembre, pero llegará. ¿Qué nombre reciben los cínicos dirigentes socialistas que en su totalidad han sido culpables de la mala gestión del gobierno anterior como Rubalcaba, López, Valenciano y demás? ¿Y el descalabro absurdo catalán que por aburrido es impresentable?, ¿y la radicalización política de los medios de comunicación actuales?, ¿Y el chantaje y el acoso delos Sindicatos que ven peligrar su estatus financiero? ¿Otra manera de corrupción?

Con este panorama, hace años impensable, la confianza ciudadana se queda en la cuneta, dicen que el peor delito de un político es la corrupción, enriquecerse a costa de la confianza de la ciudadanía, probablemente sea real. También existe corrupción cunado se dan cargos y sueldos a incompetentes y de estos están las instituciones llenas, y de momento no hay lista, si la hubiera…

“Para el que no tiene nada, la política es una tentación comprensible, porque es una manera de vivir con bastante facilidad”. Miguel Delibes

 

Adiós cordera… adiós

El final del verano llegó y bajo el palio del otoño no sería descabellado exhalar una reflexión frustrante. Reflexionar sobre la estación que ha quedado atrás como prologo a lo que se acerca no es tarea baladí, una época estival que como cada año se ha caracterizado por la falta de acciones en torno a la protección de nuestra maravillosa charca, cada día más cerca de lo que se puede calificar como 'cloaca', sobre todo en la ribera de Los Urrutias, Los Nietos y hasta la propia joya de la trimilenaria, mientras, el agónico Instituto de Servicios del Litoral, que nació para dar cobijo a ex dinosaurios políticos siguen poniéndose medallas a la buena gestión…, y poniendo banderas azules…, ¿cuándo cesará este dislate despilfarrador?, ¿cuántas corderas han de ir al matadero?, como relataba Clarín y a la sazón metáfora de este artículo.

Hemos seguido sometidos, durante el estío y en la estrenada estación a las mentiras mediocres de nuestros ediles de mercadillo, sí, y de mercadillo barato. la seguridad ha brillado con excesivo brío, pero por su ausencia, el botellón ha acampado por sus respetos y las playas han sido en ocasiones vertederos de fortuna, a pesar de las verborreas mediáticas que nos han ofrecido, disfrazando de algarabía la miseria que, sigue tomando el sol boca abajo en el Mar Menor y La Manga.

Otra vez el salvamento en playas ha salvado el culo estadístico a la concejalía de seguridad, a pesar de haber estado desvalidos por falta de efectivos policiales y en momentos, haber sufrido incluso insultos. Y claro está, otra vez las empresas afines al PP han hecho su agosto en verano de una forma amoralmente política, ¿esto parará alguna vez?, ¿por higiene democrática y transparencia se acabarán los contratos de los cargos del PP en el Consistorio?, ya huele tanta prepotencia y tanta chulería de futbolín. ¿No hay más empresas en Cartagena alejadas del mundanal ruido político para hacer las obras en la ciudad y desarrollar la seguridad en playas, guías turísticas y mantenimientos ancestrales? ¿Hay que recordar que por menos de esto, algún concejal ha dejado el puesto? Ahora con la nueva “ley de transparencia” supongo que todos estos negociantes o empresarios…, que copan las “varietés” municipales desaparecerán, ¿o encontraremos un resquicio ético-legal para mantenerlos?

Como de costumbre, la vuelta al cole vuelve a estigmatizar las arcas de los jornaleros de esta nuestra comunidad, ni bono libro ni gaitas, ni becas regionales ni ayudas para nada, solo para pagar a altos cargos y asesores/as, y así, abonico, abonico,  la abstracción de la incompetencia educacional aparece otra vez en liza, proyectos faraónicos de digitalización de la pedagogía en una región que está a la cola de España son puros eufemismos, al igual que los de la plataforma por la educación que solamente representan interese propios, no generales, y además intereses relacionados con la siempre permitida extrema izquierda, éstos si pueden ampararse bajo la anticonstitucional bandera republicana, pueden reventar actos o reuniones, lo de siempre en este país, varas de medir distintas. La FAPA de Murcia que se ha erigido en portavoz de los padres no representa a las gentes de aquí, ya hay una y también regional y además plural, no un brazo político en Educación de la radicalidad de izquierdas, trampolín para cargos políticos, sigan su trazabilidad.

Y por cierto, los interinos, como el resto de trabajadores de la Nación Española, incluidos los catalanes, ocupan puestos  de sustitución y, cuando no hay trabajo, por las circunstancias que fuera, como el resto de los trabajadores españoles se buscan la vida o se van al paro, que no deja de ser una desgracia y otra herida que los del PP han demostrado no saber cerrar, si no es a base de estrangular al que tiene una nómina, claro. ¿O por el mero hecho de haber estudiado Magisterio  y afines ya se merecen otra atención?, ¿Acaso han ganado una plaza en propiedad por oposición?, ¿y los ingenieros que trabajan con contrato a fin de obra? ¿Y los administrativos que tras el escuálido contrato se van a su casa?, ¿son menos éstos, o son más aquellos?, luego, estos hipócritas no deben adoctrinar a los alumnos en frustradas empresas republicanas y chabacanas ideologías revolucionarias, porque enseñar…, justicia pero no por mi casa. Aunque para chabacanería  los argumentos de Educación que van al compás con el nivel aportado y obtenido, sobre todo para defender que un banco de libros municipal soluciona todos los problemas escolares y los apoyos económicos de Asuntos Sociales ponen la guinda, que nos tomen por tontos eruditos de la inteligencia y la gestión puede hasta ser aceptado, pero estos y estas…, menos mal que los libros llevan fotografías, si no, vaya compromiso…

Ya de nota son las 32.000 plazas de ocio deportivo ofertadas, joder ni en Madrid, esto no es maquillar números, estos es echar pintura, o el producto de una noche loca, si hasta a Alonso (deportes) lo han hecho bueno. Pero no hay problema, el AVE ya está aquí, el 'Ave césar' claro, el otro sabe Dios…, a pesar de las patrañas que nos cuentan. Y la última perla…, “el barrio de emprendedores”, ¿cómo diría mi padre, con dos cojones?..., sin ambigüedades y prosopopeyas políticas y demagogas, ¿Eso qué e lo que e?, para un tonto como yo, eso significa que el que quiera tener una idea y ¡“emprender”! se ha de trasladar a hacerlo al lago, ¿¡o no? Ah, se me olvidaba el “huevo de Colón”, poco a poco se conforma la “coquina” del palacete de los deportes, que algún concejal necesitará no muy tarde, obra y gestión nominada a algún premio, seguro…, el de la incompetencia.

Y a la sazón los de la oposición, inmersos en sus mentideros habituales, si en Madrid los señores López, Rubalcaba, Doña maravillas Valenciano y demás agentes nocivos para la sociedad no están facultados ni legitimados por inútiles e incompetentes para criticar a nadie, son directos culpables de la situación actual, en la región y en la ciudad de Cartagena, menos todavía, da pena por no decir nauseas, “sentirlos”, que diría mi madre, en la Asamblea todas las semanas, además enfatizando las “eses” mientras ponen el cazo, “Consejera dimisión”…, lo dicho nos toman por tontos, y lo peor es que parece que lo somos. Pero bueno siempre nos quedará un “crucero”, una barbacoa y una gorra, que se acercan las elecciones y alguien diciendo la tontería contemporánea de vanguardia…

Lo de Novo Carthago traerá cola, más que lo del affaire de Puerta Nueva, nada que no imagináramos, y quizás, traiga alguna ostia necesaria a los actuales y ya excesivamente longevos gobernantes. Ya hace falta, para los que siguen repartiéndose, lo que algunos cretinos se creen que es un pastel y otros creemos, no menos imbéciles, que es nuestro futuro y el de nuestra tierra, que ahuequen el ala de aquí y se vayan en su mayoría a la cola del paro, los menos a sus habituales…, y si el sentido común o una patada de verde en algún despacho no lo remedia, esto va a durar.

Quizás un imitador de nuestro Señor a modo de locura transitoria haga lo mismo que Él por aquí, echó del templo a los mercaderes que lo mancillaban y así lo reflejó San Juan 2, 13-25, así lo realizan hoy Cruz y Alaya entre otros, no olvidemos que en palabras del Fiscal General del Estado, la corrupción es el primer estigma de este país. Pero echar a todos estos fariseos de los templos políticos va a ser complicado, máxime porque no tienen dónde ir o, como diríamos por aquí, “donde caerse muerto” y se agarran a las paredes con garras. ¡Adiós cordera adiós! (Clarín), "¡Ella será una bestia, pero sus hijos no tenían otra madre ni otra abuela!". Al matadero, a la guerra… Ojo que la cordera no era más que una vaca, otra vez apariencias y moralejas.

   

Primero el manifiesto, luego la farsa

Primero nos sorprendieron desde las entrañas del verdulero partido popular pimentonero con la crítica ¡¡sana!!, llana y constructiva de sus militantes hacia el todopoderoso Valcárcel, “y un huevo por no decir una….”, y ahora se sube el telón de la farsa política “pepera” y chabacana de esta etapa que dura demasiado, resultado de la escasez de entidad de sus protagonistas y opositores, a cual peor.

Como en casi todos los municipios o taifas peperas que se ha convertido esta tercermundista región gracias, sin duda alguna, a los letrados de la estupidez y la incompetencia socialista que durante más de una década han hecho un permanente ejercicio de mediocridad, ineptitud  e incapacidad (a la imagen y semejanza del que fuera su mago amerlinado, o sea Zapatero) en esta regioncilla bananera, y así han dejado los surcos abiertos para que los sucesores allá en el 95 hicieran de sus municipios  más reinos de taifas, y de la región una virreinato medieval, con nobles y “noblas”, eso sí, de baja cuna y alta cama, y con sus mercadillos y “mercadillas” y demás aderezos medievales, sus villanos y villanas, sus extraperlos y sus mentiras, sus derechos de pernada y juegos de alcantarilla, así se alcanza un crepúsculo vespertino que aproxima el más parodiado ocaso político al que se acercan los populares, así las taifas se van reconvirtiendo en murales del fracaso, una hueste de personajes de esta farándula inventada que subsisten del amiguismo y de aborregamiento, faltos de ideas, coraje  y ¿porque no?, de dignidad se sitúan en los puestos de la referenciada gestión política abocándonos al despilfarro decoroso.

Una vez el que consejero de Educación se ha parapetado en este puente de plata metafórico al que se ha asomado en clara huida, había que hacer un desdén político y una mascarada o farsa en torno al virrey, así se filtran los mensajes de asonadas en el partido político, y aparece ese manifiesto que a nadie engañaba, prepotente, y casi aciago, pero de ahí se extendía o diseminaban las querencias murcianas, que a pesar de la pleitesía que el consistorio cartagenero le ha rendido al virrey Valcárcel desde el 95, dejaba claro que no los querían ni de cerca en la ciudad del Segura, claro que yo tampoco y me los tengo que tragar porque se supone que los hemos votado y los queremos aquí, encima nos tratan como tontos. Unas listas abiertas iban a permitir vivir del “paro obrero” a este ejército de políticos de plastilina. Algunos y algunas no saldrían de la cola del paro a pesar del problema que presentaría establecerles una profesión.

Siguiendo las palabras de Alfonso Ussía y ya mencionadas en estos lares, sobre la  “farsa”, cuando se hace bien se convierte en arte y de este arte nace la necesidad de buscar un sustituto político a lo que se ha convertido en un “ministrillo” feudal de turno, o lo que es lo mismo a un consejero, y aparece el interpelado delfín, o mejor, el escualo de Valcárcel, y así se mantiene la misma tónica política y la misma mediocridad, seguimos balanceando increíbles proyectos faraónicos que no quedan en nada y las villas siguen rindiendo pleitesía, de hecho se acaba de publicar la brecha salarial entre los trabajadores murcianos y el resto del país, ¿Quieren más argumentos?.

Nadie dudaba que el ex alcalde de Puerto Lumbreras, haciendo gala a su pueblo, “Un pueblo de servicios”,  le haría lo propio al partido – un servicio…- y si luego alguien, que no soy yo, ni los de aquí, lo proponen para Presidente de la Comunidad, pues seguimos en la misma bananera carrera política de esta región, que repito, está a la cola en todo.

Así el reino de Valcárcel cambia a sus caballeros de la mesa redonda, le quita competencias al ex rector, ya que no lo quieren mucho los recortados, aguanta a la dama de las camelias sanitarias, por esto de mantener los recortes y algo más en la cocina, pero ninguno ni ninguna renuncia a su sueldo, si bien disfrutar de unas merecidas vacaciones estivales ya que hacer zanjas es duro…

Volviendo a sus manifiestos, panfletos, y demás propaganda de mercadillos pasamos de puntillas por las mentiras del manifiesto, aplaudidas por los mismos que las demandaban, el éxtasis de la farsa. De la falta de gestión política y compromiso con los votantes hemos pasado a perpetuar la especie popular murciana, imperativamente, ya saben…,  la dictadura de la democracia.  Hemos pasado de la proclamada, que no realizada defensa de los intereses regionales, a defender los intereses personales de perpetuar la raza murciana “pepera”.

Del ´hipercaudillismo' hemos pasado en dos semanas a una lección de despotismo ilustrado remarcado en el absolutismo monarcal. Efectivamente, como aventuraba hace unas semanas, sin errar un milímetro, llega la designación rápida de sucesor, del súper-sucesor, los codazos y las zancadillas han sido cercenados por el virrey, y no me equivoqué en mis temores. ¿Palmeros?, ya no tienen adjetivos calificativos suficientes…, por otro lado es la seña de identidad de este partido, si no, miren en Cartagena, palmeros y estómagos agradecidos, como diría un buen amigo…, hoy el PP en Murcia solamente tiene gentes que se adhieren por el bocadillo, y esto es una realidad, triste y a la sazón muy mediocre.

Y por supuesto, para terminar el epilogo tercero del manifiesto,  el agradecimiento y la sumisión del pueblo 'pepero' ante tan incólume líder de desaforada figura en pleno ejercicio de coherencia…, su coherencia, es total, casi fanática, y para terminar en su noveno artículo seguimos subiendo nota hasta el “cum laude” con  el respeto a los ciudadanos…, cada vez nos toman más, si cabe, por bobos

Sigo pensando que el partido Popular en Murcia sigue roto, y desgraciadamente sin futuro, no hacen falta más campesinos de tierras áridas, no hacen falta más políticos con las mochilas llenas de herrumbre por imputaciones judiciales y gestiones nefastas, no es necesaria esta tropa de tontos contemporáneos, de cínicos de banquillo y de cretinos esparcidos,  que nos rodean. Insisto,  hay que rescatar a aquellos/as que valían la pena  y que hace años se bajaron del tren de la decadencia.

El mensaje es el de siempre, y no por cansino es innecesario. Es determinante  remozar todas las instituciones y liberar de mochilas pesadas a la política regional desde la local, y así poco a poco hacer lo mismo con la nacional, si la base es mediocre y ruin, no subiremos a la cima desahogados.

 

Una década vigilando las playas. Gracias

Cartagena y su litoral cuentan desde hace diez años con un contingente humano dedicado al salvamento en playas homogéneo, organizado y consistente. No fue fácil dar forma a la actual organización, máxime con lo que entonces era la Portación Civil en el municipio, escasa y penada más que sufrida. Fue el interés de su actual coordinador y la fe en el proyecto de los entonces mandos los que apostaron por establecer una organización dedicada al salvamento en playas de calidad, y se consiguió, con esfuerzo y como diría Deming, mejorando continuamente.


Fue la lucha continuada de un año tras otro, la innovación y poder contar con un ejército de socorristas adictos/as al agua, gentes de la tierra que desde su nacimiento han practicado disciplinas relacionadas con el entorno acuático, y que con gallardía, sin atender a sexos, atendían y atienden día tras día las penosas tareas de mediar por la seguridad de los veraneantes, a pesar de las falsas leyendas que circunscriben este voluntarioso oficio y de las miserias políticas suscitadas en torno a su trabajo. Y así, poco a poco, nuestro litoral tiene su propio equipo de vigilantes, acaba de darse el pistoletazo real de salida a la estación veraniega y ya han sucumbido a los hechizos solares las primeras víctimas, y como cada año, un grupo de jóvenes, chicas y chicos que altruistamente nos dan lecciones de pundonor y responsabilidad, mozos y mozas que diría el paisano de poco más de 20 años, que toman con sus uniformes rojos y gualdas las playas del litoral cartagenero, desde Mazarrón hasta los confines cartageneros de La Manga, de oeste a este y viceversa, pasando por las propias playas del puerto cartagenero, tres centenares de personas dirigidos y coordinados por profesionales del salvamento con, cada año mayor despliegue de medios.


Son 'socorristas' que en su inmensa mayoría proceden de nuestros clubes de natación, de nuestra cantera de nadadores y nadadoras, algunos de ellos nadando desde edades muy tempranas, jóvenes que ocupan las aulas de nuestras Universidades en el resto de estaciones del año, que forman parte de las tropas y legiones tras el verano, que en primavera portan hachotes y varas penitenciarias, pero que también forman parte del paisaje nocturno de la movida del fin de semana, por supuesto. Un grupo de jóvenes que vuelven a darnos una lección de responsabilidad y honestidad y que en la mayoría de las oportunidades, gracias a las estúpidas imprudencias innatas en el ser humano, ponen en vilo su integridad física en un acto altruista y solidario por excelencia, de cooperación y salvamento.
Hace diez años no había casetas de salvamento, hace diez años las penurias y la falta de recursos era lo natural en esta labor playera. Hace diez años, apenas había socorristas. Hoy, no son personajes de fortuna, son parte de una elite del deporte, de los estudios, del esfuerzo…, hoy tenemos en nuestras playas a jóvenes vigilantes destacados de nuestra ciudad, y eso conseguirlo no es, ni ha sido tarea baladí, ha tenido un trabajo y un esfuerzo supremo.


Diez años de labor dura y eficaz que solamente el interés económico ha podido perturbar en su organización, el traslado o la diáfana gestión económica que el Ayuntamiento se ha empeñado en ofrecer a empresas afines al Partido Popular han ensombrecido tan honorable trayectoria en su gestión. Pero hoy no es fecha de recriminar favores, a pesar de que los paganos sean siempre los mismos, en este caso los socorristas y los dimes y diretes de la gestión económica, pero no la operativa que, de momento se mantiene intacta, a pesar de las demagogas esquelas publicitarias de los partidos políticos triviales, amparadas en la mediocre demagogia y la triste gestión actual del sistema de contratación, un 'playazo' que esperamos por la higiene y transparencia política que tenga sus días contados. Sí, yo me pregunto ¿por qué estos 'partiduchos como UPyD' en lugar de recriminar el 'playazo del contrato', recriminan la falsa falta de profesionalidad?, hay que ser mediocre y soez.


Así que, estas miserias que ahondan el mundo político y están tan de moda no deben perturbar el mensaje de este artículo. Todos los socorristas, chicas y chicos son personas de dilatada experiencia, sobre sus brazos y esfuerzos corren ya ríos de intervenciones, con éxitos demostrados y alguna frustración. Su dedicación al medio es continua, de hecho, casi todos los integrantes de los equipos femeninos y masculino de Waterpolo en Cartagena, que tantas alegrías ha dado este año al deporte cartagenero, son parte de este conjunto de trabajadores estivales.
Así que, valga este humilde homenaje escrito a los coordinadores, mandos y sobre todo a esa juventud íntegramente cartagenera que forman parte del paisaje playero, casi inadvertidos, que pasan casi de puntillas por nuestras retinas y dejan en una época netamente ociosa 8 y 9 horas diarias de su vida vigilando por prevenir males mayores, por ayudar.
Tras diez años de ascensión profesional…, a esa juventud que al ocaso, en la retirada vespertina, en el partido de 'voley' entre compañeros/as o en el camino de vuelta, cansados y castigados por el implacable astro rey, que sólo esperan contar como anécdotas alguna que otra picadura, sin males mayores, a esa juventud que se enfrentan con insospechadas situaciones críticas, a esas chicas y esos chicos que nos dan lecciones de madurez día a día a los de critica fácil como yo, simplemente quiero dedicarles unas palabras de reconocimiento, ahora que comienza el verano, ahora que comienza su misión, para que sean un poco menos olvidados, para que sean un poco más respetados y sobre todo para que sean un poco más queridos, se lo han ganado, y de qué manera.
Feliz décimo cumpleaños.

   

Pág. 34 de 40

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information