Lunes, Noviembre 18, 2019
   
Texto


El Rincón del Burladero

ImPLicados, La ONG de la Policía Local de Cartagena

“Proceder con honestidad en aras de la dignidad del hombre es el compromiso más trascendente en nuestro corto paso por este mundo”. René Gerónimo Favaloro. Este médico argentino marcó una senda que han seguido desde cerca muchos de los que diariamente se enfrentan a la verdad social en nuestra Trimilenaria. La Policía Local de Cartagena, en su difícil actuación diaria y por extensión, la comprensión de la dignidad humana, hoy sobrevalorada en un mundo carente de valores, desarrolló en 2010 una ONG llamada ImPLicados. Una entidad sin ánimo de lucro constituida entonces por  una treintena de voluntarios de la Policía Local cartagenera que se afianza día a día en el municipio gracias al camino que hacen andando, sus obras y actos así lo demuestran. Agentes voluntarios que han decidido ir más allá de su habitual labor de servicio al ciudadano para tratar de hacer ver, que la implicación del cuerpo va más allá de los estrictos manuales y la justificación laboral amparada en una nómina, no siempre justa con la generalidad de los Cuerpos de Seguridad.

Todas las buenas labores que la Policía Local cartagenera hace por la sociedad no se ven reconocidas, un grupo de voluntarios que más allá de su responsabilidad intentan cambiar los aspectos más desconocidos y siempre criticados de la imagen que muchas veces se tiene de los agentes y del propio cuerpo. Una organización, ONG ImPLicados, nació con una vocación y un objetivo directo y amable, ayudar al prójimo, al más desfavorecido, al más vulnerable. Su trabajo diario les acerca a la realidad de la miseria humana, algo que pasa inadvertido para el ciudadano de a pie, y que pasa también de puntillas por los corazones más duros de otros miembros del cuerpo, pero que en un grupo de uniformados hacen mella y les hace innovar con continuos proyectos de ayuda, no siempre en fechas determinadas y señaladas, sino a lo largo del todo el año, afianzándose, en el entramado solidario municipal en un puesto destacado. Recientemente ha sido en beneficio de las Hermanitas de los Pobres con artículos de higiene, un éxito. Antes fue con Cáritas con víveres esenciales, tan escasos y tan necesitados. Antes fue la campaña informativa, no sancionadora que se llevó a cabo junto a la I.T.V. de control del estado de los neumáticos de los autos. Antes fue la participación en el Cross de Cabo de Palos con motivos solidarios, donde entregaron parte de su sueldo con fines benéficos a las asociaciones contra el cáncer y del síndrome de Down de Cartagena. Y así hasta ahora. Se vieron reconocidos por la Asociación de Victimas “Marqués de la Amarillas” y poco a poco por la sociedad cartagenera que los conoce y se suman en silencio y con su aportación a su marea azul.

Son muchos sus fines y objetivos; como fomentar y concienciar a la sociedad sobre las útiles funciones y servicios que prestan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, para ello, tratan de ofrecer una visión real de la Policía y de sus miembros, desterrando los viejos mitos que descalifican al Cuerpo. Colaborar con las Administraciones Públicas y la Administración Penitenciaria en programas y proyectos de atención social y de trabajos en beneficio de la comunidad. Promocionar y difundir el voluntariado entre los miembros de la asociación y actuar en casos de catástrofe y emergencia en servicios de colaboración policial. De este modo, intentan y así lo hacen, seguir los pasos iniciados por los Cuerpos de Bomberos y Protección Civil en un voluntariado a todos los niveles y prioritariamente local. La asistencia y ayuda a familiares y accidentados de tráfico, así como colaboración con las plataformas y programas de Educación y Seguridad Vial para la prevención de accidentes esa permanente. Desarrollar la activa colaboración con otras O.N.G´s, con el Ayuntamiento y con el resto de Administraciones. Atención y asistencia a los sectores más desfavorecidos de la sociedad (inmigración, infancia, tercera edad, etc...). La participación en planes de Seguridad Vial y programas de asistencia a víctimas por accidentes de tráfico. Para ello se  preocupan de promover y organizar actuaciones de información ciudadana y de voluntariado, participar en eventos deportivos y concentraciones sociales en las que se demanda la participación de la asociación, y la realización y creación de programas publicitarios para la concienciación ciudadana sobre la función policial y la disminución de accidentes.

Su logotipo se va llenado de lunares, a la vez de nuevos afiliados y de nuevos éxitos. Si bien cuentan con un número incalculable de afiliados anónimos, al igual que los tristes protagonistas de sus campañas, todo aderezado junto a una virtud de esta tierra, la solidaridad de los cartageneros que es encomiable. Los ciudadanos son, han sido, y serán con sus aportaciones los principales "afiliados" a esta azul ONG y el éxito es y será el resultado conseguido para que todas esas personas, seres anónimos reciban de sus conciudadanos, también anónimos, los objetivos cumplidos de las campañas, hoy aseo personal, mañana Dios dirá.

Es importante destacar la labor que realizan todos los integrantes que forman la ONG ImPLicados de la Policía Local de Cartagena ya que acerca la labor diaria del policía a toda la ciudadanía y en beneficio de los más desfavorecidos. “Los hombres son más ricos cuanto más dan. El que da un gran servicio, recibe grandes recompensas”. Elbert Hubbard. Sin duda la recompensa será grande, Enhorabuena

 

Bravura y gallardía

La palabra gallardía tiene en el diccionario varias acepciones, la principal de ellas se manifiesta como objeto de este pequeño tributo, tributo a todos aquellos que dan su vida por su Nación, dentro y fuera de la misma, tributo a todos los que sin llegar a darla se exponen a peligros insospechados, la acepción la materializa el diccionario como; “la cualidad que ostenta el ser que es valiente y noble en su actuación”, creo que es la identificación más acertada para definir a nuestros compatriotas, personas que lejos de cualquier postura política han decidido entregar su esfuerzo y como tristemente comprobamos hasta su vida en pro del servicio solidario a los ajenos, ya sea dentro o fuera del propio territorio del que es  oriundo, ya sea con un fusil, con un fonendoscopio o con un rosco salvavidas.

No podemos negar la evidencia ni ser necios tratando de eludir lo ineludible, la situación general internacional ha girado sobre sí misma. En países como el nuestro hemos conseguido alcanzar un estado de conveniencia lógica donde no entran disputas guerreras, donde éstas, civilizada y socialmente y, además con un alto sentido del respeto, se dilapidan en las urnas y en las salas de justicia, solo el mazazo de los intolerantes nos hacen reventar ese sentido de paz institucional en el que nos hemos, a Dios gracias sumergido gracias a nuestra consensuada Carta Magna a pesar del mezquino intento de vararla políticamente por los mediocres y escasos de alma, que los hay, por no decir tontos de guardia.

Pero todo ello es gracias a la tranquilidad de sabernos protegidos, a la tranquilidad de saber que hay más de 120.000 profesionales de las Fuerzas Armadas que en silencio, con una profesionalidad inalcanzable por cualquier ciudadano, con una  formación que para si quiera el más despejado de los eruditos, y sobre todo, con un permanente desarrollo de los valores más humanos y decentes, los mismos que se pierden entre bambalinas en los mediocres espacios políticos, universitarios y laborales, pero que en el estamento castrense se cultivan derivando en respeto mutuo  basado en obediencia y disciplina, resultado del orgullo del beber cumplido, pocas veces reconocido, únicos valores que hacen de cualquier profesional de las FAS un ser humano por encima del resto, sacrifico, humildad y silencio.

Este es el marco, el teatro de operaciones en el que se mueve el mundo, la falta de estabilidad emocional, los fanatismos irracionales, el subdesarrollo que hemos abandonado hace décadas, y como vemos los desgraciados y descomunales desastres naturales que desmantelan cualquier previsión lógica. Este es hoy el argumento de una película ficticia en la cruda realidad del siglo XXI, son innumerables las situaciones de incontinencia racional que deambulan en este planeta, y si fuera poco se suman las iracundas fuerzas de la naturaleza. La solidaridad nos implica a todos, aquí intervienen con gallardía nuestras Fuerzas Armadas, hoy, nuestros profesionales de la desgracia, personas con vida propia, con familia, que han decidido en una etapa de su vida dedicarse a cubrir con orgullo una necesidad indivisible de nuestro sentimiento humano y patrio, dentro y fuera, hoy no son batallas interiores, es la bandera blanca de la solidaridad la que cubre nuestras divisas, divisa que con orgullo e historia defienden nuestros compatriotas, es la misión más humana y decorosa con la que se puede encontrar cualquier profesional de las FAS; salvaguardar la vida humana, en todas sus vertientes; la construcción de hospitales, el velar por la seguridad ciudadana, la educación en tierra de nadie, son muchas penurias que solo encuentran justificación lógica en la grandeza del corazón humano al término de cada lamentable y penosa jornada. Es una labor sin precio. No cabe la menor duda que la integridad y la solidaridad de estas personas son su bandera, el talante humano son los que los llevan a emprender estas tareas sin ningún tipo de titubeo. Solamente el fanatismo exacerbado es capaz de acabar con tales valores emocionales pero, bajo ningún concepto podemos banalizar estas nobles acciones, acciones que se verán recompensadas únicamente con el respeto, el agradecimiento y el cariño que se han ganado nuestros efectivos de las FAS.

Quisiera en estas pequeñas palabras rendirles un honesto y sin duda merecido homenaje escrito en el día de las Fuerzas Armadas, expresando mi más sincero reconocimiento a todos aquellos que día tras día, callada y anónimamente hacen que España sea un poco más grande y que todos nosotros seamos cada día un poco más grandes gracias a ellos. Estoy seguro que, en un despacho, en un supermercado, en la vida cotidiana… no se dan, y precisamente para poder asegurar esa vida cotidiana, que no se nos olvide, arriesgan su vida, dentro y fuera del territorio nacional, valientes y orgullosos compatriotas, y a veces desde el cielo merecidamente ganado por el deber cumplido. Hacéis que cada día, mi gallardía española se siga coronando de sonrisas. Bravo Zulu.

 

Alicia en el país de las maravillas

“… La cagada electoral ha sido sonada. Se veía venir allá en el horizonte, incluso, antes de doblar Cabo Tiñoso, como dice el refrán; “no hay más ciego que el que no quiere ver”, y nuestra sin par ex alcaldesa no ha querido ver lo que no le interesaba a pesar de ser tangible la realidad electoral.

Me sorprende que no lo hayan visto venir, tanto ella como los súbditos, al igual que en la cúpula, que no copula del Partido. No sé por qué tanto empecinamiento en que fuera ella la protagonista de este menoscabado y hierático sarao electoral, ¿borrachera de prepotencia ciega?, hay que ser tonto más que ingenuo, y visto lo visto, muy espabilados no han estado, pero entre nosotros, ¡tampoco se les puede pedir más!  Lo mismo con el desaire a Garre para poner al de Puerto Lumbreras con su pesada mochila a cuestas, que oportunidad del de Pacheco para haberles puesto en un aprieto con su digna marcha en aquél absurdo momento. Una oportunidad perdida, ¿Por qué? O tienen todos mucho que esconder y tapar, muchas mochilas en el camino y muchas alfombras con especial orografía y, los gregarios designados eran los que tenían que estar para esa función, o simplemente eso..., prepotencia, vanidad y una falta de humildad que es una enfermedad contagiosa en este partido, como así se ha demostrado por los políticos que han vivido en derredor a este PP, murciano y cartagenero, siempre a espaldas de la ciudad y la comarca, ignorando la realidad contractual de sus moradores, ¡y ahora se sorprenden!

Me sorprende que no lo tuviera nadie claro y si alguno lo tenía claro ¿por qué no lo exhalado? Puerta Nueva, Novo Carthago, el Batel, el desgraciado palacete de deportes, los contratos a los mismos de siempre, incluso a personajes de la dirección del partido, amorales a todas luces, las obras de última hora, ¿pensaban que no le iban  a pasar factura? Ha sido una falta de respeto continuo al cartagenero y al de más allá de La Cadena, la fidelidad a los colores y partidos acaba cuando la irrespetuosidad y el desprecio se impone y además, de forma chabacana y ordinaria como han hecho en el PP regional y sobre todo en el local.

Ahora toca llorar por las esquinas lo que no habéis defendido con responsabilidad, y no dais ninguna pena, si bien al contrario, desapego. No dais pena y muchos, los que se creían en la lista de concejales más allá de los y las diez al paro, y los otros merecen ir al paro de la oposición, a recibir la misma medicina recetada durante veinte años por vuestra diva. Qué oportunidad de haberse ido por la puerta grande hace casi una década en lugar de políticamente salir arrastrada por las mulillas. Hacía falta una lección de humildad en todo el continente político azul, y bajo mi humilde opinión, demasiado bien habéis escapado para lo que merecéis. El resto de partidos tiene un mensaje y un compromiso claro, desbancaros, en caso contrario sería una traición para sus votantes, así de claro, y pasaría factura en unos meses.

Os recomiendo que os vayáis todos y que se regenere el partido desde dentro, y al decir todos, digo TODOS y TODAS, incluidos senadores, diputados y demás...., porque esto es un anticipo de lo que os caerá en las generales, no tengáis duda, ya sabéis…, se puede ser ciego pero no tonto y sobran en Madrid, los Ayala, Pujalte, Barreiro y demás, si queréis tener un resultado algo digno en unos meses o, seguir en vuestro universo paralelo de papel pinocho, en vuestro “País de las maravillas”, que también.

Y os lo dice un conservador de derechas pero que, no comulga con el caciquismo cortijero de este partido en Cartagena, en la Región y en España. Y a pesar de que se haya copiado o jugado en papel con la frase…, la primera fue mía y la última también. “Soy Andrés, no soy Pilar, y no eres mi alcaldesa, ni la de nadie”.

¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí? -Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar, dijo el Gato. No me importa mucho el sitio, respondió Alicia. Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes, le contestó el Gato.” Lewis Carroll.

   

A dos puyas no hay toro bravo

Decía Ernest Hemingway: “Es moral lo que hace que uno se sienta bien, inmoral lo que hace que uno se sienta mal. Juzgadas según estos criterios morales que no trato de defender, las corridas de toros son muy morales para mí”. Pues sí, los resultados de los comicios de ayer son muy morales para mí, hacen que me sienta bien.

Las banderillas negras se han hecho ver y se ha lidiado una corrida electoral que ya se echaba de menos en la región y sobre todo en el trimilenario municipio cartagenero.

Los diestros han hecho su faena, yo hubiera preferido también rejones de castigo, un par menos de concejales populares menos pero…, no vamos a entrar en humillaciones políticas y electorales. ¿O sí?

Difícil tiene que llevar los resultados de esta lidia el PP, la mitad de los votos y la mitad de los concejales perdidos, está claro que la exalcaldesa no ha medido la distancia al astado, ha intentado adornarse en la suerte de banderillas con retórica amenazante, está claro que subliminalmente ha enviado un mensaje de temor y chantaje y está claro que ha recibido nueve cornadas, los mismos concejales perdidos.

La faena del diestro de Cavite empezó hace cuatro años, y ha culminado con las dos orejas, empezó solo, sin cuadrilla, pero, ¿quién de los protagonistas del cartel ha llevado cuadrilla?, ninguno, quiero decir sin parábolas y requiebros que la esencia del cambio recae en el de Cavite, y él debe ser quién lidere la Corporación.

Los resultados pueden ser más o menos discutidos, más o menos  maquillados y más o menos justificados pero la realidad es que dos tercios, o lo que es lo mismo, dos de cada tres votantes no quiere a Pilar Barreiro y la ha rechazado de plano y de pleno, y curiosamente eran de los que la votaban. La izquierda no ha sorprendido a nadie, son modas y cambios de siglas, es el permanente fantasma que acompaña a la extrema izquierda en este país, el quiero y no puedo. Cayó el Partido Comunista y sus acólitos en resurgimiento de IU, y ahora caen en resurgimiento de Podemos, tres concejales que de bronce y morado harán su particular lidia. El PSOE no ha aportado nada en las anteriores legislaturas y tampoco en la campaña, por honradez y decencia que se mantenga al margen, de vicealcaldesa y tres concejalías como mujer, deporte y descentralización les vale como proemio, no hay más méritos. Como Cs, méritos pocos, la inercia de la frustración conservadora nacional reflejada a nivel local, poco más.

Son descontentos con el PP y sobre todo con sus protagonistas, la huida a Ciudadanos y el apuntalamiento de MC es significativo, insisto, emanado del trabajo de ajusticiamiento al que ha sometido el único conejal autóctono al poderío, a la prepotencia y a la vanidad de un engreído Partido Popular que no ha medido su ocaso. Ocaso que se materializará con la huida a Madrid de la ex alcaldesa en breves fechas y su caída de las listas al Congreso, ¿apuestas?

Ahora toca gobernar a los que ha elegido el pueblo, y éstos no son los populares, en pacto con tripartito o cuadripartito, pero en un Consistorio la pluralidad es la esencia, y si entre todos se reparten las responsabilidades de gobierno mejor y óptimo.

Ahora toca al PP respirar la esencia de la oposición, el perfume del fracaso y el aroma del error. Han elegido mal, quizás para mantener las alfombras tapadas, Valcárcel hizo de su “capa un sayo” en la región con el compromiso y la complicidad de sus vasallos y vasallas. Ahora les toca llorar lo que no han sabido defender, pero en la oposición y espero que esto sea la tónica en la Asamblea. Peor no se ha podido hacer por parte de la autocracia gobernante popular hasta ahora, así que, por muy mal que vaya, los aires frescos siempre serán mejores que los viciados.

Maestro, en capilla y vistiéndote de carmesí y otro decías por la ciudad; MI SUERTE SERÁ TU SUERTE…, no defraudéis. Tenéis cuatro años para demostrar que Cartagena no se ha equivocado y el Partido Popular para hacer acto de contrición y sanear la herida que es honda y está gangrenada. “El torero sigue siendo mítico y, cuando expresa la valentía el pueblo se enardece y los viejos entusiasmos reaparecen. Tierno Galván.

 

Los otros

Es el año 2015 y sin finalizar una crisis de identidad, de moral y económica que asume a este, nuestro sin par País, que ya ni es grande, ni es uno, son diecisiete mini países con mini gobiernos y ministrillos y ministrillas, mini presidentes, aquí muy mini…, mini en todos los sentidos y mucho menos libre, somos esclavos de nuestra propia mediocridad y de la decepción  a  la que hemos sido sometidos en las urnas, con mentiras y falsedades y una crisis, donde los menos despejados se han hecho con el mando institucional, además gracias a nosotros, el pueblo. Un país donde los más listos y preparados se separan de una red de corrupción política que embauca a todo, y esto es un hecho.  Un país donde los políticos están en el punto de mira, ganado a pulso y ha dado carnaza a que otros listos de guardia, profesores de la horda “proge” universitaria, con un  discurso demagogo y bananero al estilo de repúblicas suramericanas se alcen con querencias de poder.

Aquí, “Soy la Pili”,  entre otros y otras nominados por ellos mismos a alcanzar la gloria electoral, espera el regreso de su juventud, de su madurez política, tras veinte años comandando los sinsabores cartageneros a su imagen y semejanza, como las diosas…, que la ha envejecido, nobleza obliga, o quizás a lo Dorian Gray (no Grey)  envejece el cuadro y no ella, vista la publicidad…, o como Mana, que canta lo mismo ahora que hace 25 años, decía que, una ciudad, que como en la sombría película, se combate en la guerra cotidiana y mediocre por salir adelante, “ Soy Pilar”, al igual que Grace, - pero no es Nicole Kidman- es una mujer de fuertes creencias religiosas…, que vive en un apartado caserón, bueno…, a caballo entre Madrid y Cartagena, con su descendencia política, quienes sufren una extraña enfermedad que les impide mantener contacto con la luz, metáfora de la realidad.

Un día llegan nuevos sirvientes políticos de fuerzas contrarias y por supuesto de alcurnia limitada al consistorio, sobre todo “el amo de llaves” o como Juan Valdés, don José para mí, por supuesto.  Además, otros señores de tostada estirpe que les acompaña pero desde lejos, esperando hacerse con algún tarugo del pan electoral, Manolo el del Bombo  y nacido antes, mucho antes del 78, pero para suerte de los cartageneros no tiene nada que ver con su homólogo de Ciudad Real, ¡¡esperemos!!,  y otros y otras de los que ni en su casa conocen, junto a una joven ¡casi muda! Anna bell, como las campanas pero sin badajo, que se dedica a hacerse un “book” a costa de la prensa local o aparato de propaganda del partido en el poder, un circo electoral y todos prometiendo el “oro y el moro”, aunque sean tonterías, tomando por tontos a les electores.

Puesto que, los sirvientes ya conocían la casa, de visita y ante la necesidad de alguien que se ocupara de los quehaceres diarios, nuestra protagonista  accede  a contratarlos, por imperativo electoral, no por su gusto, ya que tuvo que deshacerse de los viejos que ya era una carga para ella.

Mientras, va enseñando a los nuevos huéspedes la mansión, nuestra Grace de turno advierte de las estrictas normas que han de seguir, especialmente de una: todas las habitaciones deben permanecer en penumbra,  con las alfombras bien estiradas, por eso no deben abrir una puerta sin haber cerrado la anterior. Otra de las normas que han de seguir rigurosamente es la de cerrar las cortinas de las habitaciones, de tal manera que no entre ni un haz de luz, podría ser vergonzosamente mortal. Aunque otros antiguos y actuales moradores abran alguna cortina para encogimiento personal, y que ¡¡¡abatimiento!!!

El día a día en la casa transcurre tranquilamente entre las tareas del hogar y el jardín, y los ¿estudios? Severamente… religiosos que imparte a sus acólitos, el que se mueva se cae de la foto. Entre tanto murmullo, la reina de la mansión se siente temerosa de que cualquier sobresalto pueda afectar a sus descendientes políticos; los cuales, advierten a la madre de que allí viven fantasmas... Sería entonces, y tras percibir extraños ruidos de sables, cuando la protagonista intente averiguar lo que ocurre en la misteriosa mansión, para su sorpresa, la propia casa está llena de fantasmas y en breve, como queremos los que “no somos Pili, ni Grace”, y vivimos en el páramo,  que se abran las ventanas, que se corran las cortinas y que entre la luz en Cartagena, que corra el aire y que la bruma política se aclare, ya que empieza a oler electoralmente a muerto. “Soy Andrés y no soy Pilar y no es mi alcaldesa”, como en la radio.

   

Pág. 34 de 48

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 


Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information