Jueves, Marzo 21, 2019
   
Texto

El Rincón del Burladero

Adiós cordera… adiós

El final del verano llegó y bajo el palio del otoño no sería descabellado exhalar una reflexión frustrante. Reflexionar sobre la estación que ha quedado atrás como prologo a lo que se acerca no es tarea baladí, una época estival que como cada año se ha caracterizado por la falta de acciones en torno a la protección de nuestra maravillosa charca, cada día más cerca de lo que se puede calificar como 'cloaca', sobre todo en la ribera de Los Urrutias, Los Nietos y hasta la propia joya de la trimilenaria, mientras, el agónico Instituto de Servicios del Litoral, que nació para dar cobijo a ex dinosaurios políticos siguen poniéndose medallas a la buena gestión…, y poniendo banderas azules…, ¿cuándo cesará este dislate despilfarrador?, ¿cuántas corderas han de ir al matadero?, como relataba Clarín y a la sazón metáfora de este artículo.

Hemos seguido sometidos, durante el estío y en la estrenada estación a las mentiras mediocres de nuestros ediles de mercadillo, sí, y de mercadillo barato. la seguridad ha brillado con excesivo brío, pero por su ausencia, el botellón ha acampado por sus respetos y las playas han sido en ocasiones vertederos de fortuna, a pesar de las verborreas mediáticas que nos han ofrecido, disfrazando de algarabía la miseria que, sigue tomando el sol boca abajo en el Mar Menor y La Manga.

Otra vez el salvamento en playas ha salvado el culo estadístico a la concejalía de seguridad, a pesar de haber estado desvalidos por falta de efectivos policiales y en momentos, haber sufrido incluso insultos. Y claro está, otra vez las empresas afines al PP han hecho su agosto en verano de una forma amoralmente política, ¿esto parará alguna vez?, ¿por higiene democrática y transparencia se acabarán los contratos de los cargos del PP en el Consistorio?, ya huele tanta prepotencia y tanta chulería de futbolín. ¿No hay más empresas en Cartagena alejadas del mundanal ruido político para hacer las obras en la ciudad y desarrollar la seguridad en playas, guías turísticas y mantenimientos ancestrales? ¿Hay que recordar que por menos de esto, algún concejal ha dejado el puesto? Ahora con la nueva “ley de transparencia” supongo que todos estos negociantes o empresarios…, que copan las “varietés” municipales desaparecerán, ¿o encontraremos un resquicio ético-legal para mantenerlos?

Como de costumbre, la vuelta al cole vuelve a estigmatizar las arcas de los jornaleros de esta nuestra comunidad, ni bono libro ni gaitas, ni becas regionales ni ayudas para nada, solo para pagar a altos cargos y asesores/as, y así, abonico, abonico,  la abstracción de la incompetencia educacional aparece otra vez en liza, proyectos faraónicos de digitalización de la pedagogía en una región que está a la cola de España son puros eufemismos, al igual que los de la plataforma por la educación que solamente representan interese propios, no generales, y además intereses relacionados con la siempre permitida extrema izquierda, éstos si pueden ampararse bajo la anticonstitucional bandera republicana, pueden reventar actos o reuniones, lo de siempre en este país, varas de medir distintas. La FAPA de Murcia que se ha erigido en portavoz de los padres no representa a las gentes de aquí, ya hay una y también regional y además plural, no un brazo político en Educación de la radicalidad de izquierdas, trampolín para cargos políticos, sigan su trazabilidad.

Y por cierto, los interinos, como el resto de trabajadores de la Nación Española, incluidos los catalanes, ocupan puestos  de sustitución y, cuando no hay trabajo, por las circunstancias que fuera, como el resto de los trabajadores españoles se buscan la vida o se van al paro, que no deja de ser una desgracia y otra herida que los del PP han demostrado no saber cerrar, si no es a base de estrangular al que tiene una nómina, claro. ¿O por el mero hecho de haber estudiado Magisterio  y afines ya se merecen otra atención?, ¿Acaso han ganado una plaza en propiedad por oposición?, ¿y los ingenieros que trabajan con contrato a fin de obra? ¿Y los administrativos que tras el escuálido contrato se van a su casa?, ¿son menos éstos, o son más aquellos?, luego, estos hipócritas no deben adoctrinar a los alumnos en frustradas empresas republicanas y chabacanas ideologías revolucionarias, porque enseñar…, justicia pero no por mi casa. Aunque para chabacanería  los argumentos de Educación que van al compás con el nivel aportado y obtenido, sobre todo para defender que un banco de libros municipal soluciona todos los problemas escolares y los apoyos económicos de Asuntos Sociales ponen la guinda, que nos tomen por tontos eruditos de la inteligencia y la gestión puede hasta ser aceptado, pero estos y estas…, menos mal que los libros llevan fotografías, si no, vaya compromiso…

Ya de nota son las 32.000 plazas de ocio deportivo ofertadas, joder ni en Madrid, esto no es maquillar números, estos es echar pintura, o el producto de una noche loca, si hasta a Alonso (deportes) lo han hecho bueno. Pero no hay problema, el AVE ya está aquí, el 'Ave césar' claro, el otro sabe Dios…, a pesar de las patrañas que nos cuentan. Y la última perla…, “el barrio de emprendedores”, ¿cómo diría mi padre, con dos cojones?..., sin ambigüedades y prosopopeyas políticas y demagogas, ¿Eso qué e lo que e?, para un tonto como yo, eso significa que el que quiera tener una idea y ¡“emprender”! se ha de trasladar a hacerlo al lago, ¿¡o no? Ah, se me olvidaba el “huevo de Colón”, poco a poco se conforma la “coquina” del palacete de los deportes, que algún concejal necesitará no muy tarde, obra y gestión nominada a algún premio, seguro…, el de la incompetencia.

Y a la sazón los de la oposición, inmersos en sus mentideros habituales, si en Madrid los señores López, Rubalcaba, Doña maravillas Valenciano y demás agentes nocivos para la sociedad no están facultados ni legitimados por inútiles e incompetentes para criticar a nadie, son directos culpables de la situación actual, en la región y en la ciudad de Cartagena, menos todavía, da pena por no decir nauseas, “sentirlos”, que diría mi madre, en la Asamblea todas las semanas, además enfatizando las “eses” mientras ponen el cazo, “Consejera dimisión”…, lo dicho nos toman por tontos, y lo peor es que parece que lo somos. Pero bueno siempre nos quedará un “crucero”, una barbacoa y una gorra, que se acercan las elecciones y alguien diciendo la tontería contemporánea de vanguardia…

Lo de Novo Carthago traerá cola, más que lo del affaire de Puerta Nueva, nada que no imagináramos, y quizás, traiga alguna ostia necesaria a los actuales y ya excesivamente longevos gobernantes. Ya hace falta, para los que siguen repartiéndose, lo que algunos cretinos se creen que es un pastel y otros creemos, no menos imbéciles, que es nuestro futuro y el de nuestra tierra, que ahuequen el ala de aquí y se vayan en su mayoría a la cola del paro, los menos a sus habituales…, y si el sentido común o una patada de verde en algún despacho no lo remedia, esto va a durar.

Quizás un imitador de nuestro Señor a modo de locura transitoria haga lo mismo que Él por aquí, echó del templo a los mercaderes que lo mancillaban y así lo reflejó San Juan 2, 13-25, así lo realizan hoy Cruz y Alaya entre otros, no olvidemos que en palabras del Fiscal General del Estado, la corrupción es el primer estigma de este país. Pero echar a todos estos fariseos de los templos políticos va a ser complicado, máxime porque no tienen dónde ir o, como diríamos por aquí, “donde caerse muerto” y se agarran a las paredes con garras. ¡Adiós cordera adiós! (Clarín), "¡Ella será una bestia, pero sus hijos no tenían otra madre ni otra abuela!". Al matadero, a la guerra… Ojo que la cordera no era más que una vaca, otra vez apariencias y moralejas.

 

Primero el manifiesto, luego la farsa

Primero nos sorprendieron desde las entrañas del verdulero partido popular pimentonero con la crítica ¡¡sana!!, llana y constructiva de sus militantes hacia el todopoderoso Valcárcel, “y un huevo por no decir una….”, y ahora se sube el telón de la farsa política “pepera” y chabacana de esta etapa que dura demasiado, resultado de la escasez de entidad de sus protagonistas y opositores, a cual peor.

Como en casi todos los municipios o taifas peperas que se ha convertido esta tercermundista región gracias, sin duda alguna, a los letrados de la estupidez y la incompetencia socialista que durante más de una década han hecho un permanente ejercicio de mediocridad, ineptitud  e incapacidad (a la imagen y semejanza del que fuera su mago amerlinado, o sea Zapatero) en esta regioncilla bananera, y así han dejado los surcos abiertos para que los sucesores allá en el 95 hicieran de sus municipios  más reinos de taifas, y de la región una virreinato medieval, con nobles y “noblas”, eso sí, de baja cuna y alta cama, y con sus mercadillos y “mercadillas” y demás aderezos medievales, sus villanos y villanas, sus extraperlos y sus mentiras, sus derechos de pernada y juegos de alcantarilla, así se alcanza un crepúsculo vespertino que aproxima el más parodiado ocaso político al que se acercan los populares, así las taifas se van reconvirtiendo en murales del fracaso, una hueste de personajes de esta farándula inventada que subsisten del amiguismo y de aborregamiento, faltos de ideas, coraje  y ¿porque no?, de dignidad se sitúan en los puestos de la referenciada gestión política abocándonos al despilfarro decoroso.

Una vez el que consejero de Educación se ha parapetado en este puente de plata metafórico al que se ha asomado en clara huida, había que hacer un desdén político y una mascarada o farsa en torno al virrey, así se filtran los mensajes de asonadas en el partido político, y aparece ese manifiesto que a nadie engañaba, prepotente, y casi aciago, pero de ahí se extendía o diseminaban las querencias murcianas, que a pesar de la pleitesía que el consistorio cartagenero le ha rendido al virrey Valcárcel desde el 95, dejaba claro que no los querían ni de cerca en la ciudad del Segura, claro que yo tampoco y me los tengo que tragar porque se supone que los hemos votado y los queremos aquí, encima nos tratan como tontos. Unas listas abiertas iban a permitir vivir del “paro obrero” a este ejército de políticos de plastilina. Algunos y algunas no saldrían de la cola del paro a pesar del problema que presentaría establecerles una profesión.

Siguiendo las palabras de Alfonso Ussía y ya mencionadas en estos lares, sobre la  “farsa”, cuando se hace bien se convierte en arte y de este arte nace la necesidad de buscar un sustituto político a lo que se ha convertido en un “ministrillo” feudal de turno, o lo que es lo mismo a un consejero, y aparece el interpelado delfín, o mejor, el escualo de Valcárcel, y así se mantiene la misma tónica política y la misma mediocridad, seguimos balanceando increíbles proyectos faraónicos que no quedan en nada y las villas siguen rindiendo pleitesía, de hecho se acaba de publicar la brecha salarial entre los trabajadores murcianos y el resto del país, ¿Quieren más argumentos?.

Nadie dudaba que el ex alcalde de Puerto Lumbreras, haciendo gala a su pueblo, “Un pueblo de servicios”,  le haría lo propio al partido – un servicio…- y si luego alguien, que no soy yo, ni los de aquí, lo proponen para Presidente de la Comunidad, pues seguimos en la misma bananera carrera política de esta región, que repito, está a la cola en todo.

Así el reino de Valcárcel cambia a sus caballeros de la mesa redonda, le quita competencias al ex rector, ya que no lo quieren mucho los recortados, aguanta a la dama de las camelias sanitarias, por esto de mantener los recortes y algo más en la cocina, pero ninguno ni ninguna renuncia a su sueldo, si bien disfrutar de unas merecidas vacaciones estivales ya que hacer zanjas es duro…

Volviendo a sus manifiestos, panfletos, y demás propaganda de mercadillos pasamos de puntillas por las mentiras del manifiesto, aplaudidas por los mismos que las demandaban, el éxtasis de la farsa. De la falta de gestión política y compromiso con los votantes hemos pasado a perpetuar la especie popular murciana, imperativamente, ya saben…,  la dictadura de la democracia.  Hemos pasado de la proclamada, que no realizada defensa de los intereses regionales, a defender los intereses personales de perpetuar la raza murciana “pepera”.

Del ´hipercaudillismo' hemos pasado en dos semanas a una lección de despotismo ilustrado remarcado en el absolutismo monarcal. Efectivamente, como aventuraba hace unas semanas, sin errar un milímetro, llega la designación rápida de sucesor, del súper-sucesor, los codazos y las zancadillas han sido cercenados por el virrey, y no me equivoqué en mis temores. ¿Palmeros?, ya no tienen adjetivos calificativos suficientes…, por otro lado es la seña de identidad de este partido, si no, miren en Cartagena, palmeros y estómagos agradecidos, como diría un buen amigo…, hoy el PP en Murcia solamente tiene gentes que se adhieren por el bocadillo, y esto es una realidad, triste y a la sazón muy mediocre.

Y por supuesto, para terminar el epilogo tercero del manifiesto,  el agradecimiento y la sumisión del pueblo 'pepero' ante tan incólume líder de desaforada figura en pleno ejercicio de coherencia…, su coherencia, es total, casi fanática, y para terminar en su noveno artículo seguimos subiendo nota hasta el “cum laude” con  el respeto a los ciudadanos…, cada vez nos toman más, si cabe, por bobos

Sigo pensando que el partido Popular en Murcia sigue roto, y desgraciadamente sin futuro, no hacen falta más campesinos de tierras áridas, no hacen falta más políticos con las mochilas llenas de herrumbre por imputaciones judiciales y gestiones nefastas, no es necesaria esta tropa de tontos contemporáneos, de cínicos de banquillo y de cretinos esparcidos,  que nos rodean. Insisto,  hay que rescatar a aquellos/as que valían la pena  y que hace años se bajaron del tren de la decadencia.

El mensaje es el de siempre, y no por cansino es innecesario. Es determinante  remozar todas las instituciones y liberar de mochilas pesadas a la política regional desde la local, y así poco a poco hacer lo mismo con la nacional, si la base es mediocre y ruin, no subiremos a la cima desahogados.

 

Una década vigilando las playas. Gracias

Cartagena y su litoral cuentan desde hace diez años con un contingente humano dedicado al salvamento en playas homogéneo, organizado y consistente. No fue fácil dar forma a la actual organización, máxime con lo que entonces era la Portación Civil en el municipio, escasa y penada más que sufrida. Fue el interés de su actual coordinador y la fe en el proyecto de los entonces mandos los que apostaron por establecer una organización dedicada al salvamento en playas de calidad, y se consiguió, con esfuerzo y como diría Deming, mejorando continuamente.


Fue la lucha continuada de un año tras otro, la innovación y poder contar con un ejército de socorristas adictos/as al agua, gentes de la tierra que desde su nacimiento han practicado disciplinas relacionadas con el entorno acuático, y que con gallardía, sin atender a sexos, atendían y atienden día tras día las penosas tareas de mediar por la seguridad de los veraneantes, a pesar de las falsas leyendas que circunscriben este voluntarioso oficio y de las miserias políticas suscitadas en torno a su trabajo. Y así, poco a poco, nuestro litoral tiene su propio equipo de vigilantes, acaba de darse el pistoletazo real de salida a la estación veraniega y ya han sucumbido a los hechizos solares las primeras víctimas, y como cada año, un grupo de jóvenes, chicas y chicos que altruistamente nos dan lecciones de pundonor y responsabilidad, mozos y mozas que diría el paisano de poco más de 20 años, que toman con sus uniformes rojos y gualdas las playas del litoral cartagenero, desde Mazarrón hasta los confines cartageneros de La Manga, de oeste a este y viceversa, pasando por las propias playas del puerto cartagenero, tres centenares de personas dirigidos y coordinados por profesionales del salvamento con, cada año mayor despliegue de medios.


Son 'socorristas' que en su inmensa mayoría proceden de nuestros clubes de natación, de nuestra cantera de nadadores y nadadoras, algunos de ellos nadando desde edades muy tempranas, jóvenes que ocupan las aulas de nuestras Universidades en el resto de estaciones del año, que forman parte de las tropas y legiones tras el verano, que en primavera portan hachotes y varas penitenciarias, pero que también forman parte del paisaje nocturno de la movida del fin de semana, por supuesto. Un grupo de jóvenes que vuelven a darnos una lección de responsabilidad y honestidad y que en la mayoría de las oportunidades, gracias a las estúpidas imprudencias innatas en el ser humano, ponen en vilo su integridad física en un acto altruista y solidario por excelencia, de cooperación y salvamento.
Hace diez años no había casetas de salvamento, hace diez años las penurias y la falta de recursos era lo natural en esta labor playera. Hace diez años, apenas había socorristas. Hoy, no son personajes de fortuna, son parte de una elite del deporte, de los estudios, del esfuerzo…, hoy tenemos en nuestras playas a jóvenes vigilantes destacados de nuestra ciudad, y eso conseguirlo no es, ni ha sido tarea baladí, ha tenido un trabajo y un esfuerzo supremo.


Diez años de labor dura y eficaz que solamente el interés económico ha podido perturbar en su organización, el traslado o la diáfana gestión económica que el Ayuntamiento se ha empeñado en ofrecer a empresas afines al Partido Popular han ensombrecido tan honorable trayectoria en su gestión. Pero hoy no es fecha de recriminar favores, a pesar de que los paganos sean siempre los mismos, en este caso los socorristas y los dimes y diretes de la gestión económica, pero no la operativa que, de momento se mantiene intacta, a pesar de las demagogas esquelas publicitarias de los partidos políticos triviales, amparadas en la mediocre demagogia y la triste gestión actual del sistema de contratación, un 'playazo' que esperamos por la higiene y transparencia política que tenga sus días contados. Sí, yo me pregunto ¿por qué estos 'partiduchos como UPyD' en lugar de recriminar el 'playazo del contrato', recriminan la falsa falta de profesionalidad?, hay que ser mediocre y soez.


Así que, estas miserias que ahondan el mundo político y están tan de moda no deben perturbar el mensaje de este artículo. Todos los socorristas, chicas y chicos son personas de dilatada experiencia, sobre sus brazos y esfuerzos corren ya ríos de intervenciones, con éxitos demostrados y alguna frustración. Su dedicación al medio es continua, de hecho, casi todos los integrantes de los equipos femeninos y masculino de Waterpolo en Cartagena, que tantas alegrías ha dado este año al deporte cartagenero, son parte de este conjunto de trabajadores estivales.
Así que, valga este humilde homenaje escrito a los coordinadores, mandos y sobre todo a esa juventud íntegramente cartagenera que forman parte del paisaje playero, casi inadvertidos, que pasan casi de puntillas por nuestras retinas y dejan en una época netamente ociosa 8 y 9 horas diarias de su vida vigilando por prevenir males mayores, por ayudar.
Tras diez años de ascensión profesional…, a esa juventud que al ocaso, en la retirada vespertina, en el partido de 'voley' entre compañeros/as o en el camino de vuelta, cansados y castigados por el implacable astro rey, que sólo esperan contar como anécdotas alguna que otra picadura, sin males mayores, a esa juventud que se enfrentan con insospechadas situaciones críticas, a esas chicas y esos chicos que nos dan lecciones de madurez día a día a los de critica fácil como yo, simplemente quiero dedicarles unas palabras de reconocimiento, ahora que comienza el verano, ahora que comienza su misión, para que sean un poco menos olvidados, para que sean un poco más respetados y sobre todo para que sean un poco más queridos, se lo han ganado, y de qué manera.
Feliz décimo cumpleaños.

   

El manifiesto de Valcárcel o el mercadillo de las palabras

Como en los más variopintos lugares de nuestra geografía regional donde se instalan mercadillos, donde la ganga se sitúa como objetivo del artista del mercadeo, pero… buscando la confianza de todos con una partitura de organillo, embaucar. Así se ha iniciado el mercadeo de la palabra en el Partido Popular murciano. Se ha dado el pistoletazo de salida a una carrera de estupideces y sandeces cuya ansiada meta se emplaza a dos años vista o la orfandad del liderazgo.

Hace dos décadas, hablar de política y de políticos eran palabras mayores; la inteligencia, las puras y claras filosofías de progreso inundaban los currículos de nuestros dirigentes, un concejal era una persona de capital hechura intelectual, cultural y como la mujer del Cesar….demostrada, que no “conveniada”, como diría alguna ilustrada concejala.  No digo el Alcalde/Alcaldesa, eso era de nota, lo más granado del municipio conformaba una sensata Corporación. Subiendo escalones alcanzábamos a los diputados regionales, donde lo más significativo de nuestra sociedad hacían discursos lógicos y formales, con el objetivo de desarrollar estables y fundamentadas políticas de mejora y el aprovechamiento de los recursos, una verdadera sopa de letras donde las ideas y los proyectos fluían como en el río más caudaloso de nuestra piel de toro, ese que no puede desperdiciar agua para dar vida a la vertiente mediterránea y se cae al mar, ese que ha sido y será moneda de cambio de mezquinos intereses a costa de la huerta murciana y el campo de Cartagena, o como ese AVE Fénix que no va a resurgir de sus cenizas en Murcia y mucho menos en Cartagena hasta sabe Dios cuando, o ese déficit permanente achacado a la cansina deuda histórica que ni el Santo del día se cree,  ¿esto es gestión?

Hablar de diputados nacionales, de ministros y del propio presidente, era más que palabras mayores, era el desarrollo intelectual de una nación conformada por los exponentes más hábiles y eruditos de nuestra sociedad. Hasta que…, el mal entendido liberalismo nos dio la patada en el culo a todos, cuando lo más mediocre de nuestra sociedad comenzó a desarrollar sus estúpidas entelequias de derechos y realidades en el marco político del desarrollo del país, contaminó todas las instituciones. Si ya, las elecciones municipales y regionales iban dibujando un marco representativo propio de un cómic social, las elecciones generales, aquel logrado “Sufragio Universal” del que hace décadas se comentaba en voz baja, por miedo, por ignorancia al futuro, por incomodidad o por temor e inquietud, derivó en  “Tramoya Universal”.

De tramoya se puede calificar este famoso “Manifiesto Valcárcel”, ¿de dónde procede?, sin duda nace de las vísceras del Partido en Murcia, ¿pero con qué objetivo?, mi opinión y análisis es que emerge del propio Valcárcel y de su círculo más allegado,  y el objetivo es ganar votos de confianza, una “Restauración” en una aciaga época. Todo basado en un guion estudiado y establecido, pueblerino, eso sí, desde el propio  partido se le exige que se quede, pero la gestión última ha sido banal, mediocre, producto, efectivamente, como dice el manifiesto, de su híper caudillismo y del que han ejercido sus lacayos de fortuna en el Gobierno, en las alcaldías y demás. Todos se han rodeado de gente mediocre, algunos en tránsitos judiciales, otros y otras “en el aire”, nadie quería sombras a sus alrededores y el egoísmo ha sido tan pragmático que ha derivado en prepotencia.

Nueve reproches que emanan desde dentro, o no. 1) Falta de compromiso con sus votantes, la dictadura del voto nominal y de lista impuesta. 2) la defensa de los intereses regionales, ¿Cuándo los ha defendido?, ¿o ha hecho las jugadas al gobierno central a conveniencia? 3) ¿´hipercaudillismo”?, se han quedado cortos. 4) Marcando desahucios. Y sin cortapisas. 5) Ahora designación rápida de sucesor, codazos y zancadillas, pero temo que de lo más mediocre de la arena política regional. 6) ¿Palmeros? Como si esto fuera nuevo en el PP murciano, bueno y en el nacional. 7) Y ahora el enaltecimiento de su figura. 8) Más enaltecimiento de su figura, ¿coherente? 9) y esto ya es de nota. ¿Respeto?

El partido Popular en Murcia está roto, descabezado y sin futuro, los que están  son ya labriegos de tierra quemada, los que valían la pena se bajaron del tren por dignidad y decadencia manifiesta y ahora, cuando la región de Murcia está a la cola de España, como siempre, en deudas, paro, y demás miserias sociales y económicas, algún iluminado se da cuenta y quiere hacer del Virrey un mártir, milongas las justas, como decía en anteriores artículos, hace falta tal refresco en las instituciones que habría que empezar de cero y, no sé qué sería mejor, que se fuera a Europa y se llevara a todo su sequito, aunque los deje por el camino arriados, o que se quedara.

Como aquel Ramonet de las mantas, aquel charlatán de Orihuela, nuestros políticos, nuestros dirigentes del más rancio abolengo institucional, son como charlatanes de mercado, sin la profesionalidad y la gracia de “Ramonet”, nos pretenderán vender más tonterías, más chabacanerías como este manifiesto que a nadie engaña y más estupideces, algunos ya se vanaglorian de ello y otros se aproximan al encerado. Recordando aquel político e intelectual del siglo XIX, y del que quizás algunos “políticos actuales” deberían aprender, Francisco PI i Margall; “Las convicciones políticas son como la virginidad: una vez perdidas, no vuelven a recobrarse”, y en este país ya no quedan muchos políticos/políticas vírgenes… de convicciones.

 

Debates aburridos, inertes y vacíos de la Región, del municipio...

Todos los años presenciamos, o no…, porque cada día nos importa menos, el debate sobre el Estado de la Región, donde de una manera peregrina y casi grotesca se justifican tanto el gobierno como la oposición, nada nuevo, discursos vanos y prepotentes, réplicas más vacías todavía y contrarréplicas de patio de colegio, ese es el escenario que cada año se dibuja en la sede de la Asamblea y…, el pastón que nos cuesta mantener a sus señorías, que todavía no he entendido lo de 'señorías'.

Valcárcel prepara su huida hacia adelante, sabe Dios quién lo relevará, y mientras, la oposición establece sus misericordias y bienaventuranzas al éter, patético. Mientras, la Sala Civil y Penal del TSJ de Murcia requiere al gobierno regional que emita la patente de corso de Antonio Cerdá, consejero de Agricultura y 'Agua para todos…, al final de 'desoladora', por supuestos indicios de prevaricación por modificar el PORN del Mar Menor en favor de 'Novo Carthago'. Una ostia como la copa de un pino.

Mientras, en Cartagena se forma un partido salvador, iluminado, como el que come gambas, 'El partido de Ciudadanos, en Cartagena', para mear y no echar gota, un partido de profesionales, ¿de qué?, aunque visto lo que nos gobierna en Cartagena…, y mientras Valcárcel ora, diserta, confunde…, la región se establece como la tercera más deudora a las farmacias. Mientras, la Sanidad “hecha unos zorros y zorras”, en quiebra técnica gracias a la “Inmaculada Gestión de la Consejería de Sanidad”, no perdón, la Inmaculada está en Lorca con cargo de Directora General solucionando los problemas del terremoto y las inundaciones…, otra tomadura de pelo, con un par...

Pero Valcárcel no se rinde ante la adversidad, y haciendo gala de dotes adivinatorias nos dice que estamos en un momento muy malo, pero no para los sueldos de sus 'señorías', y decía textualmente…, “Y en Murcia, no hemos sabido captar el futuro que se veía ahí, a la vuelta de la esquina, donde los políticos no supimos decir hasta aquí hemos llegado". Sin comentarios, vergüenza ajena. Más, respecto a lo proyectos, estos se basan en una memoria económica que, a su vez, se basa en fondos europeos, si los hay, y son los de contingencia social, y para Lorca préstamos, y los justos, ¿y las ayudas?, ¿dónde están?

Mientras, los centros de salud dice el califa que no están privatizados, por eso son cada día menos, no se pueden sostener porque nacieron producto de la demagogia, no de la necesidad.
Lo del déficit es de nota para un señor presidente autonómico, dice; “ya querría haber cumplido el objetivo de déficit". Y de repente apareció el fantasma de Zapatero, y de Aznar, y de Rajoy, “la deuda histórica”, ¿dónde estarán las llaves?, matarile, rile, rile…, y lo del aeropuerto de locos, silencio…, se abrirá sí o sí, con la gestión nueva del de San Javier y apartado de las nuevas contrataciones de AENA, jodido está el tema, ¿y el dinero invertido de la Comunidad? Pero hay más en los portafolios del debate, la cretina jugada con la Mancomunidad del Taibilla, y esto lo van a hacer y con la complicidad del gobierno municipal cartagenero, van a esquilmar la única institución pública bien gestionada de la región, quizás es por eso.

Y mientras, el turismo, en boca del consejero 'dormilón' y de otros del montón, toma tintes nostálgicos y 'sensuales', 'Vintage', mirar al pasado, sol y playa, -¿de dónde ha salido este tío?-. Me gustaría mirar al pasado, porque en el pasado…, estos consejeros/ras y concejales/las de plastilina estarían en la cola del paro o en la Plaza Bohemia, esto sí que es Vintage.

Y claro está, apareció el más que peregrino discurso de la oposición. Éstos, que han sido muñecos del partido en Madrid. Éstos, que sólo parecen decir tonterías y que se llaman socialistas, neoideólogos, neolingüistas, neoprogres de tebeos, palmeros de Emir de Ferraz de turno, con sus acciones o des acciones oportunistas, con lo cual ni citarlos, no se lo merecen.

Y tras el debate, las sorpresas, regionales y municipales, Caravaca se ha ruborizado, joder…. ¡Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar!, esto es un aviso a navegantes, joder…

Aquí, en la Departamental, nos desayunamos con la jactancia de las decisiones de nuestra alcaldesa, “rebeldes sin causa”, ella manda pero cada uno tiene su opinión, y de esto las palabras y las urnas darán cuenta. Algún que otro analista nos encargaremos de recordar las miserias gubernamentales. Así, la mía se basa en la incompetencia del concejal de Seguridad para poner a raya a los súbditos. Se reinstaura al coordinador a 70.000 € al año, una ciudad que claro, derrocha independencia y poderío económico gracias a la ingente gestión municipal, no hay déficit. Una ciudad donde las colas y los sustentos en la Hospitalidad, el Buen Samaritano y demás centros, como Caritas, Cruz Roja, etc., son críticas, nos permitimos el lujo de asumir más sueldazos, simplemente por rebeldía, Nos toman por tontos.

No cabe duda que la opción tomada del ex comisario es muy acertada pero para el puesto de Concejal, no para comisario político. Está bien que después de tantos años nos demostremos a nosotros mismos que hay personas capaces de engrandecer la política en Cartagena y con experiencias sobradas, a ver si cunde el ejemplo y todos y todas son relevados por personas de este cariz, y así vamos acabando con la mediocridad política municipal y regional, que mira que hace falta, ya a nivel nacional seria la ostia.

Tras la debacle generada en contra del jefe de Policía Local, que por cierto, no me equivoco si digo que es una de las figuras más profesionales, honestas y consecuente con el raciocinio que limita en las murallas municipales, despejado, ilustrado y eficaz, y de largo sobre el resto, claro está, después de la omnipotente Alcaldesa. Manuel Asensio, ha elevado realmente el prestigio del siempre menoscabado cuerpo de seguridad, ha sufragado ya la autoestima y la dignidad de la profesión, para que ahora, se le eche un estúpido y absurdo pulso de poder producto, ya desde hace años, de la mala gestión de los frustrados 'concejales delegados de Seguridad', desde Segado, hasta nuestros días, -ver hemerotecas- pulso derivado de atribuirse competencias profesionales alejadas de las competencias políticas asignadas, y así, estas ineptitudes la pagamos los cartageneros, más impuestos y más sueldazos a mantener. Pero más a pagar, pagar y pagar, además de los asesores de la oposición y del PP que suman unos cuantos, que no sé qué asesoran, visto los discursos y el nivel demostrado tan trivial. Luego están los 8 cargos de confianza o de libre designación, amigos o…, que cuestan medio millón de euros al año. ¿Despilfarro? Lo siguiente.

Mientras…, se cierran consultorios en las pedanías más deterioradas por su población, no hay personal sanitario. Otra, gracias a una fabulosa gestión del IMSEL, Instituto con vida económica propia que sirve de refugio a viejos dinosaurios de la política pepera. Quita arena de Sirenas y llévala a Mar de Cristal y así sucesivamente. También cierra contratos extravagantes con empresas de terceros cercanas, muy cercanas políticamente al PP en salvamento en playa, que ya huele…, y encima se encarga de darles los recursos municipales para que no hagan mucha inversión, luego las jaranas culinarias.

Mientras, se deja a los Nietos sin abuelo ya huérfanos de sustento, Los Urrutias en más cloaca todavía, y por cierto, ¿Qué dicen los máximos responsables municipales de esto?, sin duda que serán legales, pero a todas luces irreverentes ante la opinión pública.
Cuando hace unos años, decía nuestra dama de hierro textualmente y refiriéndose a los contratos otorgados al plan “E” por parte del siempre querido ex concejal de Vía Publica; «Yo asumo mi responsabilidad, tomo mis decisiones después de hablar con la gente. Y, en este caso, me toca esa responsabilidad y la llevo adelante». El hoy ex concejal le dio cuentas de lo ocurrido y reconoció su equivocación. Y así, «Reconocer el error es algo que lo honra. Es un acto en el que no se prodigan los políticos. Él reconoce un error y, como lo reconoce, pide que se le separe del Gobierno». Tomemos nuestro jarabe antes de sufrir la congestión.

Lo cierto es que la omnipotente alcaldesa de Cartagena tuvo un grupo de seguidores fieles, esclavos de su liderazgo sin parangón, allá en tiempos difíciles, y eso ya no se lo quita nadie, pero es una pena, el desgaste natural del tiempo que todo lo empaña y lo empeña, ha convertido a los que quedan en un grupo de palmeros de fortuna buscando permanentemente el sustento, y no precisamente el ideológico ni el de la sabiduría, y esto no es más que una muy humilde opinión basada en el respeto que merecen las Instituciones y lo que deben de ser sus integrantes, y un canto al sentido común que tienen  la mayoría de los políticos, esos que apareen en el enuncio de Aquarius.

   

Pág. 38 de 44

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information