Lunes, Diciembre 09, 2019
   
Texto

               

               

El Rincón del Burladero

La ópera de los tres centavos o la balada de 'Mac el Navaja'

¿Cinismo o la filosofía del PP?

No dejan de sorprendernos nuestros dirigentes de turno, otra farsa se ha celebrado en Murcia este fin de semana, otra representación como en las antiguas corralas, otro teatro de lo absurdo de Becket. No ha faltado nadie, palmeros y palmeras, estómagos agradecidos, mentirosos buscando su hueco, embusteros negando la máxima, ha habido de todo, pero sobre todo una oda al cinismo, o como la opera de los tres centavos con la balada de 'Mac el Navaja' como protagonista y con la entrada en escena ante el respetable de un señor bien vestido y a la sazón rey de los mendigos.

No cabe duda de que han elegido el sitio adecuado para limpiar de sospechas la integridad de los políticos españoles, éstos que subsisten con el sueldo mínimo interprofesional y que se desvelan sin interés ninguno por el futuro de este país, con macroredada incluida por corrupción, como diría Rajoy, vaya tropa... La elección de la zona es acertada, un lugar árido por falta de agua, pero anegado de mentiras y soflamas sobre un Plan Hidrológico que no llega, como diría alguien por ahí, “Más agua para todos”, es cansino e irreverente. Un lugar donde no mengua el paro, por muchos embustes disfrazados que nos aporten, si bien, al contrario tiene la desfachatez de tumbar las engañosas estadísticas del gobierno, si cógenos la del INEM no cuadran con la EPA, hay más debe que haber.

Un lugar donde los grandes y faraónicos proyectos se han dilatado con el pasar del  tiempo y han volado como papeles de fumar por el cielo murciano, Paramount, Contempolis, etc., como el humo, mentiras y más mentiras, y luego los que nos han costado un pico como el “Aeropuerto Internacional del Virrey Valcárcel”, -se podría llamar así-, que lleva camino de la soledad como en Ciudad Real o Castellón. Todo ello en un lugar con notable transito empresarial pero sin AVE, ni el Fénix ni el 'Abejonejo', sólo la del avestruz…, cabeza bajo tierra y esperar que cesen  por olvido las críticas y censuras.

Un lugar donde la fotografía se llena de imputados e imputadas, pero donde son disculpados por sus jefes. No es lo mismo un Bárcenas que un Acebes, o un Cámara, o una Barreiro que un Rato, o para más jodienda un Delegado del Gobierno, mandamás de las fuerzas de orden público pero imputado. Esto es de chiste, anacrónico y triste, el darse un baño de cínicas masas.

Además, nos asombra a algunos que un ministro de Hacienda nos opere el dolorido y enfermo estómago económico familiar con grandes pinzas y no pase el bisturí por la sede de Génova y sus habitantes, implicada y sospechosa de oscuros gravámenes en negro, habrán ciegos que no lo verán así…

No es de extrañar que esté todo el mundo hasta el gorro de esta gente y encima que vengan a Murcia a realizar actos propagandísticos grandilocuentes como si no pasará nada. Otro insulto a la honestidad de los votantes es presumir de hacer un pacto para poder presentar a los imputados a las listas, mientras la Guardia Civil detiene a alcaldes por doquier, y de lo cual depende la joya de la corona pepera en la trimilenaria, mantener un juego de tronos horrendo y mezquino. Serían capaces visto lo visto, por no decir propasarse prepotentemente, de presentar para alcaldables a Barreiro y Cámara respectivamente con sus respectivos sequitos, claro. A Sánchez a sucesor del Virrey y Bascuñana de Presidente de la Asamblea, por ejemplo... No me extraña que Podemos, Bebamos, Corramos, Ganemos y Jodamos estén lamiéndose, se lo están dejando a huevo y a las fechas que estamos parece que de gestos honestos y honrados con los votantes hay pocos.

No hay que olvidar que un imputado o imputada es, en el Derecho penal, aquella persona a la que se le atribuye participación en un delito, siendo uno de los más relevantes sujetos del proceso penal. La RAE, esa que pule y da esplendor a nuestra oratoria, lo define como: 'Dicho de una persona: Contra quien se dirige un proceso penal', ya que imputar, según el mismo, es: 'Atribuir a alguien la responsabilidad de un hecho reprobable'.

¿Cómo se están planteando todavía la presentación de estos cargos a dirigirnos de nuevo?, ¿desfachatez, mezquindad o reírse de todos nosotros? No hay que olvidar que mientras los mandamases se reúnen en jaranas de mensajes y orgias de promesas siguen habiendo 5 millones de parados, familias pidiendo en las asociaciones como Cáritas y además, no dan abasto. Estos que se presume tienen que seguir gobernando, han dilapidado el dinero público en las malas gestiones, como en La Condomina en Murcia o el Auditorio y Palacio de Deportes en Cartagena entre otros. Portman sigue a la zaga pero sin tirar a puerta. El agua de las desaladoras será el futuro para la región pero carísima por imposición legal y sumisión local, no interesa un PHN, hay que justificar las malas inversiones. Seguro que hay valedores en el PP murciano y sobre todo en el cartagenero para trasladar serenidad, honestidad y honradez a los futuros votantes haciendo sombra a la corriente política ambientada en los defraudados españoles, pero para ello hay que apartar intereses y mal avenencias personales, algo que al votante no nos importa, y si no lo tienen, pues un independiente con pedigrí, que también los hay, lo importante es limpiar debajo de las alfombras sin mochilas ni deudas heredadas.

“Cuando veas las barbas de tu vecino afeitar pon las tuyas a remojar”, dice el refrán. Dícese que el exalcalde de Cartagena Alonso con algún afín está siendo afeitado y seguro que alguien se estará encomendándose a la Virgen de la Caridad o a la Fuensanta. Paradojas, se acaba el congreso intermunicipal del PP con fuegos artificiales y que fuegos, ni el castillo de Carthagineses y Romanos.

 

El mercadeo de las palabras

Como en los más variopintos lugares de nuestra geografía donde se instalan mercadillos consumistas, donde la ganga se sitúa como objetivo del interés del artista del mercadeo, así se ha instalado 'el mercadeo de la palabra', buscando la confianza de todo un país, de toda una región y claro está, de toda una trimilenaria ciudad. Se ha dado el pistoletazo de salida a una carrera de estupideces y sandeces cuya ansiada meta se emplaza a pocos meses vista en las elecciones. Hace dos décadas, ya no tres, hablar de política y de políticos eran palabras mayores, la inteligencia, las puras y claras filosofías de progreso inundaban los currículos de nuestros dirigentes, un concejal/la era una persona de capital hechura intelectual, cultural y como la mujer del César…. Demostrada, que no “conveniada”. No digo ya el alcalde o alcaldesa, eso era de nota, lo más granado del municipio conformaba una sensata Corporación. Subiendo escalones alcanzábamos a los diputados regionales, donde lo más significativo de nuestra sociedad hacían discursos lógicos y formales, con el objetivo de desarrollar estables y fundamentadas políticas de mejora y el aprovechamiento de los recursos, una verdadera sopa de letras donde las ideas y los proyectos fluían cono en el río más caudaloso de nuestra piel de toro, ese que no puede desperdiciar agua para dar vida a la vertiente mediterránea y se cae al mar, ese que es moneda de cambio de mezquinos intereses, ese que los ahora gobernantes tampoco desarrollan por otros oscuros intereses con la venia de sus acólitos regionales, de sus colegas de partido, populares inoperantes y lacayos sin librea de Moncloa.

Hablar de diputados nacionales, de ministros y del propio presidente, era más que palabras mayores, era el desarrollo intelectual de una nación conformada por los exponentes más hábiles y eruditos de nuestra sociedad. Hasta que, el mal entendido liberalismo nos dio la de arena, cuando lo más mediocre de nuestra sociedad comenzó a desarrollar sus estúpidas entelequias de derechos y realidades en el marco político. Contaminó todas las instituciones. Si ya las elecciones municipales dibujaron un marco representativo propio de un cómic social, las elecciones generales, aquel logrado “Sufragio Universal” del que hace décadas se comentaba en voz baja, por miedo, por ignorancia al futuro, por incomodidad o por temor e inquietud, ha derivado en  “Tramoya Universal”, si no vean el circo de un tonto contemporáneo catalán como Mas y sus palmeros con barretina, en eso hemos caído entre otra muchas indigencias político-sociales en este país, como que un partido anacrónico y demagogo como Podemos se aúpe en las apuestas como “reafirmante social” –como la crema de noche- de esta debacle, además lo hace con un discurso lógico contra la corrupción, los engaños y las deslealtades con los votantes, nada nuevo que no diga cualquier afectado y víctima, pero con una bananera y atrasada fórmula ya perdida por autócrata y mezquina, amparada en una orgia de trashumantes frases colocadas en un hábitat optimo, la tele y las vacías redes sociales. ¿Acho, otra dictadura del proletariado?.

Lo más notable del país, como lógicamente es nuestro sin par Presidente y su corte, nada celestial, ha dado el pistoletazo de salida a la bacanal oral de ofertas desdichadas y erráticas para ocupar los virreinatos de las taifas regionales y los feudos de las villas municipales, borrachera de palabrería que atraerán los votos de los más adeptos a los pijamas rebajados, a las cuchufletas en ofertas mediáticas y en general a la tontería de la teletienda, una campaña electoral que inunda de compromiso a todos los participantes, ya sean de vulgar fachada y anacrónica honestidad o los derrotados por el pensamiento y la responsabilidad de mejora de éste nuestro país, todo vale.

Como no podía ser de otra manera en este escenario de papel pinocho, en la línea de salida se remarca la trascendental credencial de la gestión varonil del presidente regional que se “deja llevar por las sensaciones”, veterano gestor de la política pepera murciana que se apostilla a seguir en el cargo, pero esta vez no por casualidad, con tanto imputado e imputada y la carencia de banquillo, muy difícil no lo tiene y además no es el apropiado para el puesto, no está a la altura por vasallaje pepero.

Y ahora toca el turno de la siempre Noble, Heroica y Leal novia del Mediterráneo,  su desarrollo en estas décadas se puede establecer como desacelerado. Medios y financiación había, pero había más despilfarro e incompetentes. En la oposición ya no hay un desarrollo más o menos pragmático, serio e inteligente, añorado con ansiedad por un pueblo ávido de sensatez y lógica que se ve turbado por la hipocresía del ansia de poder. Un pueblo que esta empachado, por no decir hasta los huevos y las tetas de 'pepes botellas' y demás marionetas haciendo el juego a los intereses de Murcia. Hartos de que los ayuntamientos limítrofes más serios y hábiles como La Unión con el coso multiusos o Mazarrón reclamando la viabilidad del Rosell apuesten por el desarrollo de la comarca y luchen por lo que aquí, acatando ordenes se obvia, insisto, como es el desmantelamiento de la sanidad cartagenera o el despegue turístico de la trimilenaria, siempre a ralentí, o la UCAM que viene a desarrollar la ciudad universitaria de verdad limpiando las alfombras educativas, sociales y deportivas de miseria y hambruna cultural que las ocupan ahora.

Asistimos a un carnaval de codazos y empujones en los dos rincones, el PP y el PSOE, luego MC, Ciudadanos, UPyD, Podemos con marca blanca para absorber a IU, Ganemos, pronto aparecerá Corramos, luego Bebamos…,  éstos, más inteligentes a la par que crueles buscando un sitio, empuñando la guadaña sin pudor ni temor de dar muerte política al rival de turno.

Cuesta aprender de las lecciones, humildad la justa en este teatro de lo absurdo, en este mercadeo, la alcaldesa imputada y negándose a dar explicaciones además del ex vice alcalde, si no a la Justicia, al menos sí se las debe a sus votantes, los 'sociatas' que una y otra vez abochornados y humillados electoralmente, insisten en lo mediocre, el Sr Nieto quiere seguir los pasos de su antecesor y contrario Sr. Martinez Bernal, que para el ridículo al que condujo el PSOE local, demasiado bien le ha ido, que le quiten lo “bailao”, a la sazón padrino político, mentor y director de escena directo de la alcaldable Castejón, que ni tiene hechuras ni merece ser alcaldesa de Cartagena, al igual que sus contrarios Cabezos, Segados, Espejos, y demás..., simplemente porque, aparte de gozar de las "interesadas" simpatías de sus líderes y las de Murcia, no son nadie merecedor de dirigir tan noble y destacada ciudad, nadie, no han hecho nada, no tienen más pasado que el de sus partidos, no tienen más futuro que el que se granjeen con algún favor, y con el agravante de haber personas válidas y dignas para el puesto en ambas formaciones pero ignoradas por su valía, mezquina y mísera envidia. Para un cartagenero de a pie, humilde votante y pagador de impuestos, estos personajes de la tragicomedia política de estas tierras no son merecedores de tan noble destino.

 

Como aquel Ramonet de las mantas, nuestros políticos, nuestros dirigentes del más rancio abolengo institucional, son como charlatanes de mercado, claro que sin la profesionalidad y la gracia de Ramonet. Nos pretenden vender simplezas y estupideces, guardarse la barriga y su sustento, algunos ya se vanaglorian de ello y otros se aproximan al encerado. Se avecinan meses de irónicos y avispados artículos. Recordando aquel político e intelectual del siglo XIX, y del que quizás algunos republicanos de pacotilla y otros buhoneros conservadores deberían aprender, Francisco Pi i Margall. “Las convicciones políticas son como la virginidad: una vez perdidas, no vuelven a recobrarse”, y en este país ya no quedan muchos políticos/políticas vírgenes… de convicciones.

 

La Colmena

Metáfora de la actualidad social. Cela desarrolló en aquella posguerra del aquél –lejano- siglo pasado, un retrato que podíamos tratar de costumbrista, un realismo social, un pálido reflejo de una humilde sombra de la cotidiana, áspera y dolorosa realidad en la que se situaba la España de principio de los cuarenta, ahora inmersa de nuevo en ese costumbrismo social, en esa cotidiana y áspera sociedad sufridora, si bien no hay más culpables que los ciudadanos que hemos sido engullidos por la hipocresía de la mediocridad política y lo hemos permitido, como en épocas anteriores, dícese primera y sobre todo segunda república.

Este pequeño artículo es una oda a la obra del Nobel por su denuncia de la realidad sociopolítica española de antaño y la actual. Como aquel grupo de tertulianos que se reunían en el Café La Delicia a desenmascarar sus propias miserias, las hoy generadas por un estado de bienestar trasnochado que se ha unido a la desolación familiar, laboral y social, una situación donde, a pesar de la castrada globalización y donde los adalides de la mediocridad y la soberbia, parásitos sociales en otros tiempos, han alcanzado para nuestra desgracia el “sumun” de la vanidad, por trivial. Personajes del tres al cuarto que han hecho una carrera vacía de moral pero adinerada en lo que hoy llaman política, aquí en nuestra ciudad, en nuestra región y en nuestra maltrecha España. Un rosario de mentiras e irresponsabilidades entrelazadas por el fino hilo del esparto de la prevaricación y las mentiras, donde se nos ofrecen caramelos contaminados y envenenados de ficciones y quimeras por parte de los que nos han de arreglar la vida. Un lugar donde para gestionar un ayuntamiento, una región o un país no es necesario más que la amistad y la deuda de favores, y luego a desarrollar algo que se llama demagogia, apariencias y demás mercadeo costumbrista.

Decía Cela sobre la segunda edición de su censurada obra que, “En el mundo han sucedido extrañas cosas, pero el hombre acorralado, el niño viviendo como un conejo, la mujer a quien se le presenta su pobre y amargo pan de cada día colgado del sexo -siniestra cucaña- del tendero ordenancista y cauto, la muchachita en desamor, el viejo sin esperanza, el enfermo crónico, el suplicante y ridículo enfermo crónico, ahí están. Nadie los ha movido. Nadie los ha barrido. Casi nadie ha mirado para ellos”, como ahora, solamente superficialidad.

Mis artículos y otros tantos son como “La colmena”, es un grito en el desierto; es posible que incluso un grito no demasiado estridente o desgarrador –a veces silenciado por los mal interpretados poderes fácticos-. En este punto, jamás me hice vanas ilusiones como decía Cela. Pero en todo caso, mi conciencia bien tranquila está…

Llegamos a un punto en el siglo XXI como en el pasado, en la incertidumbre de los destinos humanos donde los protagonistas no pretenden conseguir o hacer nada especial en la vida, simplemente pasarla y donde no se sabe que ocurrirá al día siguiente, pues quizá al día siguiente no tengan para comer. Además, hay temas secundarios como el sexo deshonesto, el hambre y la pobreza, que van unidos, la sociedad y los personajes de la obra están en continua preocupación por lo que depara el futuro; el aburrimiento; la hipocresía y la humillación. ¿Les suena…?

Nos vemos abocados a los iracundos mercadeos de Mas, el astuto caradura que ha encontrado un filón de populismo en el populacho catalán. De Pablo Iglesias y su demagoga y oportunista formación que nos engaña amparándose en la frustración social, una formación deprimente y luctuosa, yo diría que hasta carroñera porque se nutre de los pobres cadáveres sociales, víctimas de esta herrumbre política actual. De los desatinos del PSOE con su “queda bien” de turno, Pedro Sánchez y las peleas internas de poder, no de apoyo, ni en lo local, que parece un vergonzoso circo de titiriteros. O ya de nota, el vergonzoso pucherazo electoral del PP, que da asco, o los irónicos y embaucadores a la vez que mezquinos mensajes de Montoro y su comparsa de números, ¡suben las pensiones!, 0.25%, un ejemplo vergonzoso en comparación con los sueldos escandalosos de los diputados, senadores, eurodiputados o ahora el del dimitido ministro de Justicia. También destaca el ejercito de muñecos y muñecas de guiñol que bailan al son de quien los manejan como simples estómagos agradecidos de los que se nutre el PP en todos sus territorios, donde Murcia y Cartagena junto a Alicante y Valencia son un claro exponente de ello, de los deseos de Valcárcel, ahora Garre, Barreiro, Celdrán y otros tantos que definen a su antojo los quehaceres diarios y los vientos que han de soplar a pesar de la pobreza y el desfase económico manifiesto de su ineptitud y donde la única oposición que hallan es la Justicia. Lugares donde los sayones, como los polluelos, abren la boca a esperar los designios electorales cuando ninguno y ninguna valen para nada, en política claro…

Todavía no se han alejado las bravuconadas mediáticas y embusteras de los imputados e imputadas de la región que son irreverentemente demasiados, tampoco de los pelotilleros de sus acólitos como los vicealcaldes,  portavoces y concejales de fortuna, que, los y las, defienden con picarescas farsas de teatro en Plenos de guiñol donde el más despierto no llega a la acera anegada de su propia gestión.

Y al final. Al final los ciudadanos somos como los personajes de esa Colmena de Cela, como los clientes del café de doña Rosa que son gente que no aspira a nada en la vida, se dedican a dejar pasar el rato en el café, pensando lo que podía haber sido la vida, aunque no se lamentan por lo que haya pasado. La diferencia es que aquí…, como cantara Serrat; “los muertos están en cautiverio y no nos dejan salir del cementerio”.

   

Condenados al ostracimos

Así, a vola pluma, y tras prometer hacer hincapié sobre este término común a un buen amigo a la par que compañero de fatigas, y que fatigas…, se puede leer en el  diccionario, manual aquél… que aquellos sociatas y no sociatas como peperos, los de podemos y demás castas de uno y otro color de la ESO han visto en alguna que otra fotografía que, ostracismo era un “destierro político acostumbrado entre los atenienses”, otra sí; “la exclusión voluntaria o forzosa de los oficios públicos, a la cual suelen dar ocasión los trastornos políticos”. Joder que paradigma, popularmente y como comenta mi buen amigo, el de las magdalenas, su condena al ostracismo y la mía, y la nuestra es vivir desterrado, si no físicamente si cognitiva y conductivamente por usar términos psicológicos, “dejado a un lado, ignorado y ninguneado por quien debe apoyarte y/o defenderte…la metáfora, encerrado en una concha como si no existieras…”, mantenido por necesidad pero absolutamente anónimo.

Efectivamente, hemos llegado a un  punto tal, que en este país estamos condenados al ostracismo los verdaderamente importantes que somos los ciudadanos, los trabajadores, el que pueda…, y el resto de la gente anónima que mantiene los sustentos de tanta ignominia política, habidos y por haber, longevos y de nueva creación Es la torticera clase política la que debería estar en el destierro, en Santa Elena haciéndole compañía a Napoleón o en Santa Marta con el líder bolivariano. Condenados al ostracismo estamos en este país de malabaristas de  las palabras, los actos y las acciones de la hipocresía, la mentira y el cinismo, tres denominadores comunes en nuestra clase política y económica, algunos se destierran ellos mismos con sueldos de 8.000 euros al mes para un mínimo sustento, pobre  hombre, como nuestro Virrey, que sigue siéndolo y lo será, que otra sí, ha estado recientemente dando apoyos a los peperos cartageneros, imagen patética y recesiva la presentada en Santa Florentina en el último Comité Local, tres pasados de moda, tres personajes que políticamente ya no tienen nada que aportar más que su trasnochada historia que puede truncarse como al catalán bajito en cualquier momento, como los tres sudamericanos, aquellos paraguayos que se quedaron con la Cartagenera, Guantanamera o Gibraltareña y requieren aplausos de sus seguidores como palmeros de fortuna. Si estas tres personas son las que seguirán liderando en el futuro el partido lo tenemos claro. Se les olvida el viejo dicho, a la sazón recomendable, que una retirada a tiempo…

¿No hay nadie más en el PP cartagenero? ¿Dónde están los honestos gestores que han sido condenados al ostracismo por la trivialidad y la banalidad política personal cartagenera?, puedo citarlos pero me temo que les haría un flaco favor ya que serían víctimas inocentes de la ordinariez humana.

En Murcia, los imputados siguen apostillando su ¡desinteresada! postulación  al poder, mientras los ayuntamientos como Lorca, Puerto Lumbreras o Murcia y posiblemente Cartagena en breve, han de sumar presupuestos para abogados… que encima pagamos todos, ¿con dos cojones que diría mi padre!. Así no me extraña que los de Podemos saquen tajada, dicen lo que todos quieren oír sin tapujos, otra sí, es su cavernaria y dictatorial, aunque sea proletaria, manera de actuar.

Ahora es la época de festejos y fotografías, nuestros singulares moradores del Ayto. en estas históricas fiestas sí pueden hacer alardes de protagonismo y disfrazarse en actuaciones estelares enmascaradas más que de hechos para subir la audiencia votante.

Se acaba el tórrido verano donde la miseria ha vuelto a broncearse en el Mar Menor y en La Manga. Volvemos de veranear, de tostarnos al sol y sin romper nuestra cálida agenda post estival aparecen fiestas, de la huerta, históricas, fiestas y más fiestas..., más parados, menos dinero y más descarada hipocresía de nuestros gobernantes. El líder y acolito del puerto o “el Robert en Juego de Tronos” que se coloca medallas que no le pertenecen. Trabalenguas consistorial para disfrazar la pésima por ignorada gestión en el coso multiusos de la ciudad, al final las verdades a medias se confunden con la mentira y con la realidad, una habilidad suprema. La alcaldesa –minúscula- sigue ignorando su llamada a filas faltando el respeto descaradamente a sus… de ella, votantes por el affaire de Novo Carthago, o quizás, espera la diva la conmemoración de las segundas guerras púnicas para su declaración a lo Juego de Tronos, donde las leyes y la justicia son en gran parte definidas por el sistema feudal del gobierno local. Todo se andará.

Y ahora, para terminar un guiño a Don Tomás, un posible gran alcaldable, como don J. Vicente, quizás más temidos que odiados, que en su última comparecencia más pedagógica que periodística iluminó a este humilde siervo de la tétrica ironía con la desconocida sabiduría Tolteca y sus cuatro acuerdos;

Honra tus palabras. Lo que sale de tu boca es lo que eres tú. Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mismo.  Honrar tus palabras es honrarte a ti mismo, es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces. Eres auténtico y te hace respetable ante los demás y ante ti mismo. -A pensar… ya que se aleja de la realidad actual diametralmente-

No te tomes nada personal. Ni la peor ofensa. Ni el peor desaire. Ni la más grave herida, debes tomarlo personal. Quien te ofende tiene un veneno que descarga contra ti por no saber cómo deshacerse de él. En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. Pero el problema es de Él y no tuyo. -Aquí algun@ se cree el ombligo del mundo…-

No hagas suposiciones. No des nada por supuesto. Si tienes dudas, acláralas. Si sospechas, pregunta. Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que no tienen fundamento. -¿Suponer? ¿o no es uno de los principales verbos conjugado en todas sus formas posibles lo que caracteriza este país?-

Haz siempre lo mejor que puedas. Si siempre haces lo mejor que puedes, nunca podrás recriminarte nada o arrepentirte de nada. -A pesar de las inmensas limitaciones conductivas y cognitivas…-

 

Yo tomé seria nota, el problema es que no sé si las personas con responsabilidades que más han de tomar nota, lo han hecho y seguiremos las víctimas en lugar de los culpables atenienses, españoles, murcianos o cartageneros condenados  al más oscuro y profundo ostracismo, cosas de la mediocridad. Oficios públicos…, trastornos políticos… o ¿quería decir el diccionario oficios políticos y trastornos públicos…? Ya no sé nada.

 

La divina comedia o la frustración

Como Dante, podríamos llamar sencillamente comedia, no al poema, sino a la reflexión, por triste y peregrina, reflexión a esta serie de iluminaciones municipales que este verano nos han seguido sorprendiendo y hasta asustándonos por quienes nos gestionan. La osadía no tiene medida, y si se une a la ignorancia puede ser hasta peligrosa, en ese estadio estamos. El de la frustración.

Posiblemente, como en La Divina Comedia, Zapatero y su desgobierno nos trasladaron al metafórico infierno de los injustos, años de mentiras y escaseces, años de mediocridades y desvergüenzas, etapa y capítulo que obviaremos de esta tragicomedia por rancio y sobre todo por olvidar el pretérito.

Pero llegó el prometido purgatorio por los que nos han engañado  han seguido los cauces establecidos para justificar el despilfarro económico y sacarnos macroeconómicamente de una crisis creada y argumentada por el despropósito especulativo, pero microeconómicamente seguimos establecidos en los lodos de las salinas veraniegas, en la profundidad el infierno de Dante. Otro engaño.

Tuvimos un affaire de colegueo chanchullero veraniego y consistorial por el pasteleo PPSOE en la ciudad y, desarrollos políticos justificativos aparte, la génesis de este contubernio entre el PP y el PSOE no es reciente, yo diría e incluso se puede argumentar con hechos, que se inició allá con Alonso, sí, el de Puerta Nueva, el que las malas lenguas y criticas palabras asocian empresarialmente con nuestra regidora. Yo estoy convencido que hay un pacto entre ambas fuerzas producto de la incompetencia socialista que permite que vivan del cuento los concejales de uno y otro partido sin despeinarse. Gracias a ello, nos invade la trivialidad en nuestro consistorio, de no ser así, y existir una oposición consistente y con cierto nivel, no mucho, la alcaldesa no se permitiría tener a concejales como Cabezos, Segado, Ortega, Espejo, Maroto....., Calderón, la saga de los garcías y un etcétera masivo y cuanto menos curioso, y algunos de ellos de familia de oficio político, -como con derecho feudal- que no de labor, y además se creen con un infausto derecho a relevar a la Diva. Y no se han dado cuenta que la cartagener@s no los queremos viviendo de nuestros impuestos y que lo deseable es que se busquen un trabajo ajeno a la gestión publica. Pero eso son deseos personales.

Así qué esta farsa dura ya demasiado. Chirigotas, circo, hay mucha oscuridad penal oculta que está bajo investigación, incluidas las convocatorias laborales y espero y deseo que se aclare más pronto que tarde. Esta Trimilenaria ciudad no merece este equipo político por mucho que hayan sido votados, pero impuestos en una votación democrática gobernada por los intereses bipartidistas, ¡listas abiertas ya! Estoy radicalmente en un circulo lógico opuesto a Podemos pero les hace falta una lección de humildad y realidad en este Ayuntamiento, viven en un mundo ficticio lejano a la realidad de los cartageneros. Y se lo darán los radicales bolivarianos, ironías del destino.

Otra sí, no por vieja la crítica es menos apropiada a pesar de lo que puedan pensar los que nos gestionan, los colosales fracasos del Batel y el palacete de los deportes entre otros, es un denominador común en nuestro sistema de contratación, nada alterado por necesario e interesante. Prueba de ello son las contrataciones de obras y la de los socorristas que ya huele, esto es permanente y un pequeño ejemplo, ya se han detectado y publicado muchos contratos dados a dedo, sin concurso, así y todo, y digo todo, cuesta exponencialmente una barbaridad con relación al presupuestado en su origen. Este aborto del palacete de los deportes que tiene cariz de despropósito, como el del Batel, chapuza donde las halla, ya fue concebido con la descomunal penalización hacia los cartageneros, todo permitido por nosotros, principales culpables, y los no menos incompetentes  personajes del banco rojo consistorial, incompetencia en estadios de poder que ya cansan a los cartageneros y que como en una farsa perfectamente escrita beneficia a los que nos desgobiernan y los lobos con coleta que están al acecho.

Luego aparecen las entrevistas prepotentes y soberbias en los medios y aparatos adictos al régimen y en desbordadora propaganda política, a la antigua usanza, aderezando la ensalada con posibles alcaldables, y esto es una opinión muy personal y no sé si compartida, pero si el ex consejero de presidencia desde su residencia de verano pretende postularse como alcaldable, ya le digo que no hace falta que altere su ansiado nirvana y que no se sacrifique por Cartagena, que los cartageneros no le necesitamos, necesitamos a personas que desde su nacimiento, su niñez, juventud y madurez ya sean buenas personas. Necesitamos personas que no deseen ser de mayor…“buena gente”, como indica el propio protagonista, y a ser posible, que no venga de la clase burguesa. Con una persona trabajadora, con experiencia demostrada y sobre todo humilde de nacimiento nos llega, y no quiero dar nombres, y que lo sean de la cuna y no nos abracen por no decir nos insulten con una foto de portada de la prensa rosa a lo “Soto Grande” o de la parte burguesa de La Manga. Eso hoy nos sobra a espuertas. De hecho, si veo como sucesor@ de la Barreiro un Cabezos, a un Espejo, a un exconsejero como De La Cierva o un Segado entre otros tantos en las listas, sería capaz de votar a Podemos, fíjense hasta donde llega la indignación. Y encima estos pensadores unicelulares del PP murciano se lo ponen a huevo. ¡Hay que ser tontos!

Los que idean estos postulados  a veces pienso que se reproducen por bipartición, como las amebas, porque no nos pueden tratar como imbéciles supremos a los cartagener@s y por extensión a los de más arriba de La Cadena…

No hay duda de que el Sr. Garre nos ha defraudado desde el inicio de su corto mandato, el virrey sigue desde Europa custodiando el feudo y sus espaldas, más de lo mismo, mas imputados e imputadas, mas lodos, el AVE en ascuas esperando su resurrección como el Fénix, el aeropuerto sigue siendo una mierda integral y contemporánea, aunque  ahora valdrá para trasladar al Real Murcia a la cornisa gallega para sus partidos en el grupo I de la segunda “B” a pesar de las tretas legales justificativas de su presidente, y las obras faraónicas siguen ahogándonos. Espero que alguien con dos dedos de frente ponga orden y envíe a la calle a todos “estos y estas”, y pase la fregona con ahínco por la casa del PP murciano y cartagenero, pero con lejía y salfuman, como hacia mi madre antaño para desinfectar la puerta de casa en aquella tranquila calle de Montanaro, cuna de pensadores, humanistas y sobre todo de buenas personas, humildes pero beuna gente desde la cuna. Como decía Benedetti;"Acá hay tres clases de gente, la que se mata trabajando, las que deberían trabajar y las que tendrían que matarse "… trabajando claro.

Luego tenemos a los carcamales políticos socialistas y no socialistas que siguen meneando los hilos del guiñol político cartagenero…, yo diría que empezando por Martínez Bernal que vive de las rentas del “querer y no poder” en el PSOE, como otros muchos con intelectualidad, si no limitada sí comprometida de ambos lados del Segura, la Retegui, o en este caso Julio Nieto, que de caballo ganador tiene poco, la Castejón le hará la serpiente en el manejo municipal, porque es un manejo asqueroso y pestilente al que nos han sometido a los cartageneros de bien. Si éstos han de ser la alternativa, el PP se puede permitir hacer afrenta prepotente y soberbia con sus alcaldables. Como la Sra. Barreiro. otra pasada de moda, con vejez política y achaques judiciales que no le faltan y además, con mochila a la espalda y pesada, y entre ellos, sin llegar a ser viejos achacosos pero desqueridos por no decir despreciados por el pueblo se encuentran l@s Castejónes, Rives, Reteguis, Tovares o los Cabezos, Segados, Espejos y compañía…,, lo de las Marotos (con negro y negra que le abanique o le escriba), Heredias, Garcías, Ortegas y demás moradores de la tercera división…,  ya es de irreverencia total, Ibáñez se reinventaría, ridículo contemporáneo, alejados de aquel profesor chiflado menoscabado por la censura de la época, el caco Bonifacio, doña Trini y sus animalitos, el dependiente Vicente o el tendero Sisebuto y su ayudante que es un bruto…, decía que hay un abismo, unos y unas por viejos, muy viejos,  otros y otras por incompetentes, porque ya no son tan jóvenes, algunos tienen pelos en…., el corazón que decía mi madre. Simplemente herederos de un sistema que los mantiene y les da de comer. Así de claro y directo, ante este panorama la cosa esta jodida, aquí en la Departamental y en la región, hay muchos personajes ocupando a costa de nuestros impuestos, puestos políticos irrelevantes y superfluos y encima se lo creen, se creen que son algo y alguien. Algo y alguien es el albañil que no encuentra trabajo con 50 años, o el ingeniero que ha cesado en su empresa en quiebra tras cuarenta años de trabajo, el joven que termina su carrera y  no encuentra un lugar donde poder desarrollarse, de lo que sea…, esos si son alguien y algo, así que simplemente, no están a la altura de tan destacada empresa. También es cierto que los articulistas procuramos desarrollar nuestras convicciones aunque en algunos casos, siempre, nos veamos hipotecados por “Amistades Peligrosas y Dadivosas”. Algunos…,  claro.

La señora alcaldesa debería de  buscar en el cajón alguna persona sin mochila, humilde de cuna, y que  no acepte paquetes impuestos por falsa lealtad como los procedentes de NNGG o JJSS que nos hagan confiar en que el sol vuelve a salir en la Trimilenaria, o como en la Divina Comedia, alcancemos el Paraíso prometido, que los hay, y déjese de juegos políticos y lanzamientos arrogantes de gentes soberbias al escenario político que mantenga la altanería del Virrey y su olor, y luego…, váyanse todos y todas y quizás, solo quizás saquen un resultado digno, de la mayoría ya váyanse olvidando, se lo han ganado a pulso.

Pero esto es solo una opinión, ¿compartida? Y sin entrar en las miserias del Mar Menor, gestionadas con deficiencia manifiesta pero controlada desde el otero fantasmal de la sombra tétrica de Novo Carthago. O en las deficiencias de seguridad – si el mandamás está imputado por prevaricación que podemos esperar-, y el descontrol en la zona de La Manga, que hasta los semáforos se le han sublevado al señor García como los propios policías. Esto obviando los nuevos virreinatos del Puerto y la Mancomunidad. Los episodios  e prensa rosa ofrecidos en los plenos o las irreverentes peleas dialécticas y engañosas por peregrinas a las que este articulista ni siquiera en éste llego.

Se avecina un otoño e invierno azarosos políticamente en la región y en la ciudad…, y lo contaremos.

   

Pág. 38 de 48

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 


 


Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information