Lunes, Noviembre 18, 2019
   
Texto


El Rincón del Burladero

La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa?

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa? // Los suspiros se escapan de su boca de fresa, // que ha perdido la risa, que ha perdido el color. // La princesa está pálida en su silla de oro, // está mudo el teclado de su clave/ sonoro, // y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor…

No, no es un cuento de hechizos de amor, no creo que Ruben Darío lo escribiera pensando en los desafortunados lances municipales en la Trimilenaria, más bien pretende ser una metáfora que refleja el estado de ánimo de las almenas y  torreones consistoriales cartageneros, torreones custodiados por una nobleza de papel mojado, aséptica e irrelevante que ahora remarcan las flaquezas de este sumiso equipo de gobierno, debilidades y desalientos que se maduran desde hace ya varias legislaturas emanado de los caracteres sin pasado viable para el cargo de las agradecidas huestes. La princesa del levante, que en tiempos lejanos casi visigodos bien podría haber sido Pilar I de Carthago, esta triste y compungida, y además se siente perseguida y mediáticamente prejuzgada por acosada…, quizás se le olvida que una representante política con entorchados de alcaldesa, una mujer pública como ella, no se puede permitir mancilla alguna y no dar absolutamente ninguna opción para ello. ¿Dónde se ha equivocado nuestra princesa de plastilina de la sonatina?

Así, el juicio ya es efectivo, cuando un fiscal anticorrupción y después de muchos meses, incluso años de investigación procede a prejuzgar, investigar y tácitamente imputar, no es una opción ni una decisión baladí, es meditada y cotejada, quizás no hay que olvidar que el caso Puerta Nueva prescribió y  no sé pudo enfatizar, a pesar de la vanagloria absurda del vicealcalde en declaraciones romas sobre la prescripción de los delitos. Luego un decreto de la Fiscalía de Murcia, datado el 30 de diciembre de 2013, que sobre el asunto “PUERTA NUEVA” establece: “podría existir indicios de un delito de prevaricación administrativa cometido por todo el Consejo de Administración de la empresa municipal Casco Antiguo, al haber adjudicado un contrato prescindiendo de la puntuación ofrecida por la mesa de contratación, amparándolo en una discutible mejora de oferta, pero tal delito habría prescrito”. Esto pasó de puntillas costando el puesto solamente al gerente y abriendo la caja de Pandora, no es para menos.

Luego, aparece la causa investigada por el TSJM,  “NOVO CARTHAGO”, donde el tumulto es grandilocuente, como la nariz de Cyrano de Bergerac, no olvidemos que ya están imputados el consejero de Agricultura, Antonio Cerdá, el exconsejero y exdelegado del Gobierno Francisco Marqués, el ex vicealcalde de Cartagena Agustín Guillén a pesar de los peritajes, el responsable de Hansa Urbana, Rafael Galea, y varios directores generales y funcionarios de la Administración regional y municipal, y ahora le toca le turno a Bascuñana…, el juez instructor y el fiscal anticorrupción mantienen la línea del cohecho, convencidos de que la tramitación del plan urbanístico se ‘engrasó con pagos a cargos públicos o altos funcionarios, será la Justicia quien ponga los puntos de inflexión, pero si se le llama a la regidora al proceso para que declare voluntariamente, y así por otra parte, interrumpir los tiempos de prescripción, la pregunta de todos los cartagener@s es; ¿Por qué no lo ha hecho ya?, nadie duda de usted, ¿o sí hay que dudar?

Acción y reacción, que no olvide nuestra regidora que su partido se ha suicidado poco a poco en esta región producto de la deficiente gestión, producto de los enormes cargos fieles asignados a dedo que nos cuestan un pastón, millones. Producto de las mal gestionadas y más que gravosas obras que se han realizado con millones de euros perdidos, como el Auditorio que todavía exige pagos después de muerto, el palacete de los deportes, el aciago aeropuerto, el eterno AVE, despilfarro y movimientos urbanísticos millonarios cuando somos la tercera región más pobre de España y sin visos de salir del hoyo, y eso lo dice el presidente diocesano de Cáritas, más de 115.000 personas asistidas por la institución cada año y este lo mismo. Sin olvidar la permisividad en la desamortización de la sanidad en Cartagena o la contrariedad a desarrollar una provincia por designios de la jefatura del partido, no porque no sea viable ni buena para nosotros.

No sé si habrá consecuencias penales para la regidora. Si sé que políticas ya las hay. No sé si se siente perseguida ni acosada, y la verdad es que tampoco me importa, pero sí sé que hay muchas cientos de miles de personas a las que ha defraudado, tanto usted como el virrey huido a Europa, son personas del montón, del pueblo llano que ya la han juzgado y le harán pasar por el metafórico ajusticiamiento de las urnas, y no precisamente solo por Novo Carthago. Y sí creo que puede defenderse, declaré voluntariamente ya que se lo debe a  los votantes quienes le han mantenido casi veinte años en el gobierno, a usted y a sus milicias.

Le han traicionado sus actos, la insistencia en seguir en el poder local a pesar de estar trasnochada, por no dejar a otras personas de rancio abolengo y currículo y además preparadas, en detrimento de sus seguidores, sin pasado y sin preparación. Por la prepotencia para gobernar las Juntas Vecinales con sus acólitos a su antojo. La prepotencia para no discutir el traslado de la Estación de ferrocarriles, porque creo que ahí tiene razón, una ciudad abierta ha de encontrar un lugar óptimo para el AVE, para una nueva estación de autobuses, y la arcaica y decimonona estación de ferrocarriles no lo es, pero ojo a la recalificación y disposición de los terrenos de Mandarache, ¿me gustaría saber de quiénes son? y también si los juicios por no edificar la zona tienen alguna ilógica justificación.

“Lo dicho Comendador”, si el PP, y esto va también por el PSOE, si quieren seguir viviendo del cuento de sus votantes ya pueden hacer borrón total y cuenta nueva, no vale ninguno de los que hay ni de los de la lista y el que menos el vicealcalde, -aviso a navegantes-. La agrupación circular neo bolivariana, que me recuerda a las exiguos militantes de la CNT o del PTE que se basan en la pura dictadura del proletariado, dictadura asamblearia, o conmigo a contra mí, como los sindicatos, han tenido la suerte del engaño, han arrastrado a los descontentos radicales de izquierda y a los sufridos ciudadanos que creen que estos pueden cambiar algo, y no han descubierto nada, es lo caduco y pasado de moda que por ineficaz y desastroso le costó pagar factura al partido comunista allá en las primearas elecciones, y esto es un hecho. Hasta la fecha, desastre electoral tras desastre electoral la izquierda se fue hundiendo, ahora la izquierda se “abre” para unirse circularmente con podemos y otros grupos neo progres sin más futuro que el beneficio puntual de la sorpresa y subsistir…, como IU.

Esperemos que el rancio cortijo de Santa Florentina sea totalmente fumigado para dar paso a los que verdaderamente puedan sacar esto adelante, desde la moderación, la lógica y el trabajo con pasado, serio y honrado, demostrado y no supuesto. Y así exponencialmente a Gonzalez Adalid y a Génova.

 

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa // quiere ser golondrina, quiere ser mariposa, // tener alas ligeras, bajo el cielo volar; // ir al sol por la escala luminosa de un rayo, // saludar a los lirios con los versos de mayo // o perderse en el viento sobre el trueno del mar…

 

Las dos 'españas', otra vez y otra vez y otra vez

El rey abdica y ya hay excusa para salir a la calle, los resultados de las europeas dan datos directos pero que se alojan en el tálamo de la ambigüedad, y vuelta a empezar. Esto no es nada nuevo, nuestra personalidad, temperamento y yo que se más…, nos ha marcado desde antaño. No pretendo dar una clase de historia a los de la ESO pero doscientos años llevamos en este país enfrentándonos los unos contra los otros por frustrados y falsos idearios políticos que no son más que iteres prepotentes personales, egocentrismo ilustrado. Ya con la invasión francesa el propio pueblo español quedó dividido, aquél lejano conflicto se vivió de diferentes formas en los cuatro costado de la piel de toro, mitos, tópicos, simplemente versiones políticas interesadas, allá en el tiempo y ahora. Los analistas que más han estudiado la época –yo no estuve allí- de la independencia gabacha coinciden en la división del país entre absolutistas y liberales, entre el que fue ejército regular y las propias guerrillas, o lo que ha trascendido como insulto o lealtad, entre afrancesados y patriotas, en aquella ocasión los sublevados eran los patriotas... El siglo XIX también se caracterizó por la separación visceral y beligerante entre Carlistas e Isabelinos o conservadores y liberales, luego en el XX, nacionales y republicanos, y así hasta la fecha.

No hay que olvidar que ambas etapas republicanas españolas, la efímera de 1873 y la de 1931 se caracterizaron por la propia inestabilidad política surgida del ansia de poder reformista y contra reformista del momento, de los dos momentos. Sin olvidar que en once meses hubieron cuatro presidentes en la primera república. La segunda, hoy añorada y vitoreada por voces sin pasado se alimentó de nueve presidentes para veinte gobiernos en poco menos de 5 años. Sin contar los de la trágica contienda que fueron cuatro presidentes más para cinco gobiernos.

Decía Ortega y Gasset con su característico aplomo en un artículo allá por el 1912 que; “Dos españas, señores, están trabadas en una lucha incesante", y resumía así, “a vola pluma” dos siglos de historia. Entonces no adivinaba el futuro inmediato y mucho menos el actual a un siglo vista de aquello. Dos sspañas que son, más que el resultado de un análisis, el gran relato de un pasado con el propósito de abrir un futuro: "una España muerta, hueca y carcomida y una España nueva, afanosa, aspirante, que tiende hacia la vida" y en esta los argumentos sitúan las ultimas décadas. Así que derrochando sangre absurdamente y despreciando la triste experiencia vivida, en lugar de aprender de esos errores y unidos hacernos más fuertes, se sucumbe en la revancha y la frustración, porque siempre hay imbéciles que lideran y borregos que asumen. Ya saben…, al marchar a la siega…

Hoy, en pleno siglo XXI y tras el fracaso social que produjo a nuestro país la cruenta contienda bélica del 36, hacemos escarnio de la exquisita lección democrática que nos ofrecieron en la transición los creadores de este Estado de bienestar español y nos lo pasamos por el arco del triunfo, además de despreciarlos, que hay que ser necio y, sabe Dios que lo somos, o lo son, otra vez, producto de enjundias desmemoriadas, revanchas de los recuerdos no vividos, con un par…, nos enfrentamos en luchas partidarias permanentes, las juventudes se disputan consignas olvidadas e ignoradas en batallas campales, otros incluso matan, los que tendrían que dar ejemplo prevarican contra la conciencia y la moral, se airean, como en asonadas de bares, banderas anticonstitucionales que como escudos de la miseria humana adornan las retinas de los exaltados en lances que atacan el ordenamiento institucional y además impunes, dentro de poco veremos a alguno gritar aquello de…”entran rencores, trabajar para ricos, seguir de pobres” o la famosa consigna arcaica de la “dictadura del proletariado”, y no será el parado, que cada día cuesta bajar de número, sino el parasito que vive de él, y mira que los hay. Además son engañados por las nuevas socio-tecnologías del siglo actual, televisiones progres del siglo XXI que hacen debates a sus hechuras, fraudulentas e irreverentes por descaradas, y por los falsos profetas de la  inexistente revolución neo bolchevique que gracias a las redes sociales y a sus mensajes de absurda guerra contemporánea sobrepasan los límites del respeto al ciudadano español y todo ello gracias al Estado Democrático en el que viven, ya que en su bananero nirvana esto sería impensable.

 

Fue Antonio Machado quien escribió la expresión de “las dos españas” de su poema Españolito; “Ya hay un español que quiere / vivir y a vivir empieza / entre una España que muere / y otra España que bosteza/. Españolito que vienes/ al mundo te guarde Dios / una de las dos Españas/ ha de herirte el corazón”. Pero esto, era buscando esa Tercera España, la de Ortega, Menéndez Pidal, y tantos otros que soñaron para este país una democracia en la cual fuese posible vivir en paz, en libertad y en progreso. Nos acercamos a la realidad en el siglo XXI y no aprendemos del pasado y de la frustrada revancha permanente para crear una España nueva donde encontremos el equilibrio que produce nuestra noble tradición y el progreso del país pero… las diferencias, las crisis y los males siguen acechando como un fantasma negro o un negro fantasma, da igual. No soy monárquico, pero prefiero que represente a España un digno personaje con currículo impresionante, ni inventado ni engordado que, un mesías de las siglas políticas venido a más, y eso en el mejor de los casos ya que, nos podríamos encontrar en este absurdo mundo con el iluminado de moda evangelizando bolivarianamente o al tonto contemporáneo de guardia, como el concejal de IU en Oviedo que no vino a Cartagena a hacer la mili porque tenía lo mismo que en casa, y para no cambiar, pues no se va.

 

¿Hablamos de Europa?, y de España, y de la Región, y sobre todo de Cartagena

Deberíamos, y sin duda, formar nuestra propia reflexión ahora, todavía cercana la fecha donde se ha ratificado lo previsto, lo vacío de los discursos rancios bipartidistas, la debacle de los prepotentes dirigentes populares, la debacle de los mediocres opositores socialistas, y la amarga subida del mensaje chabacano por belicoso de los ideales de la revolución de las amapolas de mayo, y esto hay que hacerlo antes de que acabe la semana. Los números se irán perdiendo en el éter por interés, los resultados se volverán positivos por arte de magia y en dos semanas nuestros insignes políticos, estos eruditos de los ideales y la gestión que gracias a los amiguismos y a las falsas lealtades nos están hundiendo a modo de desgobierno, intentarán que se olviden.

Duro castigo el impuesto, porque no han ganado l@s rajoys y cospedales, l@s valencianos, rubalcabas y lópez, l@s valcarceles, garres,  pilares y cámaras, l@s tovares, reteguis, castejones y demás fauna política, han sido los grandes derrotados que impone la anodina asistencia a las urnas, aunque como siempre, la mediocridad inunda sus sedes y todos ganan, el magistral Sufragio Universal es lo que tiene, que a todos contenta en este país.  Llegado a este punto irreflexivo, habría que citar a J. Anatole France en su famosa cita “En la sociedad no todo se sabe, pero todo se dice”, y esta es la premisa que me acerca a este espacio de opinión, pero más que para opinar, para hacer una reflexión en voz alta, una reflexión basada en la perplejidad de los que en esta Región de Murcia nos han engañado activamente.

No voy a analizar en profundidad la perdida de escaños nacionales ya sabida, de un empate que se repartían mitad y mitad de las anteriores sumando 47 de los 54 eurodiputad@s entre los grandes partidos a 8 el PP y 9 el PSOE que suponen un 31.5 % menos entre los dos, pagando así el primero las usureras y engañosas políticas sanadoras a costa de seguir contagiando y socavando al moribundo. El segundo, por destrozar un país desde sus más profundas vísceras y lacerar nuestro  futuro. Son 17 menos, y eso es un castigo brutal.

Valcárcel abandona la región tras la pérdida de 130.000 votos, huye en puente de plata dejándonos en la estacada con una gestión vacía como sus palabras, se va con más de 8.000€ al mes a Europa dejándonos un aeropuerto como el de Castellón, vacío, estéril y aséptico como sus políticas e ideas. Un AVE perdido entre la Meseta Central y los montes de Alicante. En lo esencial y humano nos deja una Educación vacía y perdida. Una Sanidad rota y enferma en una sociedad descontentada y vacía como sus discursos

En la región han sufrido un varapalo los grandes partidos, han votado un 4% menos que en el 2009 y ambos, PP y PSOE han caído casi a la mitad. Sin embargo IU y UPyD han ascendido en casi 30.000 votantes cada uno, y entra el partido de ideología inconformista  y con un norte variable con otros tantos votos. Aviso a navegantes. Los terceros en discordia se meten con más de 7.000 votos, UPyD suben en más de 4.300, los mismos que IU y Ciudadanos que se meten con 2.300. Esos suman 33.331 que curiosamente son 6.470 más que los perdidos entre los dos “grandes”. Esto es otra lectura estadística distinta a la oficial de la alcaldesa que supone perder, a todas luces la mayoría absoluta el año que viene.

En la trimilenaria el resultado ha sido de más escandalo si cabe, de cerca de 152.000 llamados a votar, más de 91.000 se han quedado en casa, eso es un 62,58%, lo que significa que no importa Europa, y que se está descontento con lo que hay y de cómo se gobierna. El PP ha perdido casi la mitad de los votos 18.560 frente a los 37.980 que tenía en la anterior, dícese que la lectura no es que ha sacado el doble que el directo rival, sino que han fracasado estrepitosamente, la alcaldesa, el vicealcalde y demás sequito de la corte. Mientras, el PSOE sigue en caída libre y a pesar de no ser esta consulta, excesivamente vinculante con las generales, autonómicas y municipales, esto es un aviso muy claro de que se está haciendo una gestión de patio de colegio.

Los cartageneros no queremos más políticos de pandereta, no queremos gentes que hagan de la política su oficio o des oficio desde las nuevas generaciones y las juventudes socialistas. No queremos más personajes rancios y trasnochados que estén pasados de moda, principalmente por desgaste y vejez. No queremos jóvenes sin carácter, sin pasado y adoctrinados. No queremos personajes que hagan política, el que sepa y vivan de la política con equipajes cargados de piedras hipotecadas, algunos sin pasado laboral y encima con nubarrones en el no laboral. Quizás sea una utopía pero, lo único que puede deshacer estos desastrosos resultados para el año venidero es que tod@s, tod@s y tod@s, abandonen sus inmerecidas poltronas y desaparezcan del panorama político local y regional, y sin trazabilidad y sin hipotecas o resquicios de prebendas, aparezcan en las vallas anunciadoras de la nueva vida política un candidato o candidata  honesto, sincero y que de frescor, acompañado con un sequito a la altura, sin desniveles, ni culturales ni profesionales, no como ahora que parce una falla política este ayuntamiento y esta comunidad. Se avecinan tiempos duros, se avecina la perdida de la mayoría absoluta por parte del Partido Popular, una mayoría que ha servido para gobernar con  tintes autocráticos, y digo bien, con un sistema de gobierno en que su autoridad recae sobre “una sola persona”, en este caso, amparando sutilmente los intereses de partido, no los locales por lo que se votaron, y desgraciadamente, ni tiene ni reconoce ningún tipo limitación para ejercer el poder, como dice la historia de la acepción, más bien cercano a los zares y zarinas. Y el problema radica que ni PP ni PSOE saben gobernar sin una mayoría absoluta, de ahí su carencia manifiesta y demostrada para la gestión.

 

Visto lo visto, y los resultados de estas neo fuerzas políticas, no me extrañaría que alguien con raza y con tirón popular, que los hay, se presentara a los comicios y diera al traste con los intereses de estos dos, ya no tan grandes partidos y de sus candidat@s. Y para luchar contra este posible y deseado fenómeno lo mejor es convencer, y se convence con gestión y con personas de entidad, algo que ahora no hay, y defendiendo los intereses de la ciudad y la comarca en este caso frente a los absolutismos regionales, como el Rosell, la Sanidad local, la Educación, la gestión urbanística e intentando con números y disculpas justificar honestamente los obras colosales sin lógica, Auditorio, Palacio de los Deportes, gestión del AVE, barrio de emprendedores, Contemplolis y demás milongas de feria. Igualmente, las de la región en contra de las nacionales, y así sucesivamente, ya que el servilismo y la sumisión política dentro del partido han de erradicarse, si no las erradicará el votante. Octavio Paz dijo que, “La sociedad liberal se paralizará si deja de ser autocrítica”, y yo no quiero que se paralice. ¿Hablamos de Europa?, primero hablemos de España, de la región y de nuestra trimilenaria tierra cartagenera.

   

Caprichosa encrucijada electoral

Según la Academia de la Lengua española, aquella que da brillo y esplendor, “encrucijada” puede significar: lugar en donde se cruzan dos o más calles o caminos, una ocasión que se aprovecha para hacer daño a alguien, una emboscada o asechanza, y, por último, se trata de una situación difícil en que no se sabe qué conducta seguir.

 

Ante la llegada del día 25 de mayo, cita con las urnas en Europa y, ante el mapa político que se avecina, quizás decir encrucijada al acto de elegir representantes, cuánto menos puede ser una mera ironía, puede ir más allá. Se nos presenta un mapa con personajes de la farándula política española que a modo de actores circenses que solamente hacen llorar más que reír y de confianza lo justo, por no decir nada, figurantes que protagonizan un contexto casi burlesco amparado en las últimas acepciones de la palabra “encrucijada”.

 

Acertadamente el poeta mejicano Javier Sicilia sentenció que; “Estamos, pues, ante una encrucijada sin salidas fáciles, porque el suelo en el que una nación florece y el tejido en el que su alma se expresa están deshechos.” Y aunque esto fue fraseado para el territorio centroamericano, aquí en el antiguo continente y en la vieja, que no cansada España, tiene su sentido más literal. El suelo de esta nación y de este continente no es fértil, es árido e inestable producto de la sequía intelectual de los actuales regidores, la mediocridad y el funambulismo político han regado de miseria los pocos valores que han ido quedando. El sistema es yermo, las ideas están huecas y el cinismo nos invade, nos asomamos a discursos cargados de irónica mentira, los foros son fueros aborregados incandescentes ante la palabrería de mercadillo barato, no hay colores, azules y rojos, negros y amarillos, derechas, izquierdas, nacionalistas, tontos contemporáneos, partidos de fortuna en busca de un sustento, hasta asesinos con visado europeo como los pro etarras, todos se recrean en el mismo juego, y enfrente está el ciudadano de a pie, el españolito que vino al mundo y que tiempo atrás retrato Machado como si estuviera presente hoy. “Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, // entre una España que muere y otra España que bosteza.//Españolito que vienes al mundo te guarde Dios.//una de las dos Españas ha de helarte el corazón…//

 

Y hoy como ayer no dos, sino varias Españas nos hieren el corazón, Españas alejadas de la realidad territorial, Españas alejadas de la realidad social, Españas engañadas en una ilusoria realidad económica, Españas dibujadas en un triste trozo de papel del que penden intereses más particulares que universales, más partidistas que generales, como en un mercadillo, todos quieren venderse y además embaucar.

 

Nos acercamos a un balcón socialista con conflictos de intereses, donde aquellos que arruinaron con sus falsas expectativas y engaños de malos nigromantes a este país, aparecen como adalides de la libertad, un grupo de ególatras trasnochados como Rubalcaba, Valenciano, Jáuregui, López y demás casta rancia que quieren seguir viviendo, como parásitos de la política sin dar palo al agua, innovando, eso sí, arquetipos de trucos de magia a modo de engaños de escaparatista.

 

Enfrente, los vendedores de humo; Rajoy, Cospedal, todo el magno sequito,  además de algunos destacados protagonistas como Cañete y el sin par Valcárcel en su oprobia parafernalia de marketing, los que han rescatado el país a base de hundir en la miseria a los más desgraciados, los que siguen al igual que los socialistas liderando las listas de espera de los juzgados a costa de las listas de espera de los hospitales y de los colegios. Los que se asoman al balcón de Génova, o Ferraz o de San esteban, o de Santa Florentina a convencernos de que sus sueldazos de 8.000€ mensual es justo y además a costa de nuestros impuestos. Los que no relatan en sus misivas que viajar en “bussines” es necesario para evitar el lumbago de sus señorías.

 

Y luego los que completan el juego de la OCA, las “minorías”, pero bien diferenciados, los cínicos nacionalistas y radicales manchados de sangre unos y de estupidez otros y que amparan su torpe ineptitud en el chantaje al minorista que sí limpia pescado, como son CIU y PNV, y luego los artistas del menudeo, estos partidos que quieren y no pueden, que son excedentes, por no decir las sobras de la soberbia de sus anteriores siglas, de la incompetente lucha interna por alcanzar el poder.

 

Y así mítines tras mítines, unos arquitectados por un desarrollo del marketing infinito, digno de grandes empresas, otros mediocres de libro, absurdos e insulsos, pero todos con un fin, ¿defender los intereses de los ciudadanos españoles en Europa? Yo creo que no, es más de lo  mismo, seguir caminado por una vía de derechos auto adquiridos que su situación pasada y su corte le ha granjeado.

 

No voy a escribir sobre los impuestos y lo que ello está costando al ciudadano, ni sobre la mediocre sanidad de las 17 taifas, ni de la anodina gestión educativa de los 17 reinos de las tinieblas.  Ni de los trucos económicos de magos de feria para vendernos un aeropuerto vacío, como sus palabras. Tampoco de una Ciudad digital llena de mentiras, como sus palabras. Ni mucho menos de un AVE sin historia y sin futuro inmediato inherente a una región con historia pero sin futuro. No quiero sacar a relucir, a modo de ejemplo otros fracasos millonarios como la desaladora de Escombreras, o en la propia Cartagena la gestión aciaga del palacio de deportes, ni la del auditorio o el asalto a mano armada que supone pagar un recibo de agua entre cambalaches empresariales del servicio. Ni  mucho menos hacer una mella en los personajes imputados y para-imputados en deslices urbanísticos y recalificaciones de suelos, de eso se encargarán, de momento…, los jueces. Tampoco quisiera incidir en los obscenos endeudamientos “vivos” de los ayuntamientos murcianos – y demás-  y de la ingente tropa de cargos de libre designación que gozan de nuestras dádivas económicas. Tampoco quiero hacer sangre del dineral que va a percibir un eurodiputado, algo que llega a ser grotesco (más de 8.000€ al mes) para un funcionario de fortuna, que no de carrera que se dedica a la política, ya que una democracia sin políticos no puede existir, pero los que elijamos nosotros, no los que el sistema impuesto nos imponga, (redundo).

 

Así que amaneciendo el próximo día 25 de mayo y como anticipo al año venidero, cuando se produzca la fecha señalada para la clásica fiesta de la democracia, fiesta donde a golpe de pago de manutenciones y dietas, unos harán su particular paseo por la alfombra roja del protagonismos, con los primeros rayos de nuestro sol habitual estableceré, Dios mediante, en mi interior pensamiento y análisis dos premisas, solo dos disyuntivas ante una caprichosa a la par que bochornosa encrucijada electoral.

 

Una, no perder el tiempo en destacarme hasta el colegio de fortuna donde se han cambiado los libros por urnas coloreadas.

 

 

Y la otra es, como las preguntas de los tontos contemporáneos de CIU, de hacerlo y cumplir con el famoso derecho constitucional a elegir representantes políticos para la impoluta por virtuosa Europa, etc., etc., etc., hacerlo, votar pero el sobre…, como sus palabras… VACÍO. Siempre con una duda en la mente, ¿Si la abstención o el absentismo es escandalosamente alto, que harían estos veladores de los derechos civiles y de la salvaguarda nuestra? Eso sería cuestión de dignidad…

 

Juego de tronos

Efectivamente, podría ser una metáfora de nuestra sin par Región, nació como una novela de fantasía ambientada en un curioso Medievo, no pensaba el estadounidense George R. Martin que de la fantasía  a la realidad solamente había un suspiro.

Así se mueven las sillas y sillones en esta tierra, una vez confirmada la siempre avisada huida hacia adelante del virrey Valcárcel, costó encontrar sustituto, hubo ruido de sables y hasta pedradas, simplemente porque las sillas de los juzgados estaban y están tan ocupadas por políticos de tres al cuarto que es complicado acercarse a la honestidad en esta disciplina, y las que quedan por ocupar que no serán pocas, no deja de ser un problema para las conciencias de los ciudadanos españoles o lo que seamos.

Así, como en la fantástica novela, aparecen en este mundo fantástico para unos y caótico para los más, la magia y las criaturas míticas del pasado que habían quedado en el olvido del ejecutivo regional y que han tenido que ser rescatadas por imperativo legal, toman protagonismo y para quedarse. Mientras, en el continente de Poniente,  donde según la novela las estaciones duran décadas y los inviernos son tiempos duros, se acerca el final del largo verano y se establecen paradigmas de poder. Pocos meses después de la “revolución europea” de nuestro expresidente que ha puesto fin a su virreinato, la dinastía política de Valcárcel sufre, y aquellos nobles y “noblas” de la realeza política murciana van poco a poco abandonando sus cúspides de papel charol, pero, como todo en esta tierra y en este país, el empacho de cargos bien remunerados nunca es rechazado, se elige el de gerente y se renuncia al de alcalde por la remuneración, pero luego se cobra por plenos y demás aficiones y desvaríos locales, sin ir más lejos, les sonará la fórmula matemática utilizada por nuestra electa diputada nacional. Habida cuenta de que los empachos de poderes son bienvenidos, dícese poner a un alcalde en ejercicio al frente de una importante área de salud, un área saneada con palos y cañicas y sin memoria económica alguna, pero sin incompatibilidad de puestos y de rangos. Increíble. Las pugnas por el poder entre las principales casas nobiliarias que aparecen en la novela serían casualidad asimilarlas a esta región, pero salen cada vez más abiertamente a la luz. Además, inquietantes sucesos acontecen en el Este a orillas del Mare Nostrum, más allá del gigantesco muro que separa los reinos con historia de las tierras salvajes del noroeste, y así, sucesos como el cese cuasi inmediato de un valedor de los intereses portuarios de la región como es Adrian Ángel Viudes no tienen amparo lógico, quizás está la mano negra de la mística bruja de turno detrás.  Y como en la novela, todo hace pensar que el equilibrio en Poniente está a punto de romperse de nuevo, se cayeron de las listas los participantes de las primera fotos  cuando el consejero, bueno, uno de los consejeros imputados por la justicia se presumía líder de la revolución y merecedor de sustituir al virrey. Luego llegaron las cábalas y los empujones, fotos y más fotos, pero todos fuera.

Tal y como está el territorio feudal, cualquiera puede, producto de las maquiavélicas y licenciosas jugadas de ajedrez, alzarse con el dominio del reino, eso lo saben en San Esteban en santa Florentina y en Gonzalez Adalid, entre otros lugares.

Y mientras las mazmorras se llenan de gentes de las oposiciones trasnochadas y carentes de juicio y personalidad, siguen con discursos vacíos, metafóricamente se van cayendo al pozo del olvido, justo al lado del de los deseos. Pero las traiciones son el denominador común de esta herética historia de mezquinos personajes de quimera feudal y unos pagan y otros se aprovechan.

Pero ahora, y para adornar más los misterios de esta historia de personajes de fábula catapultados a la realidad actua,  en los territorios de Levante por poner comillas a la novela, aparecen los fantasmas de las imputaciones. Imputaciones que en menos de un mes han de proyectarse sobre la invicta alcaldesa de Cartagena, una misiva envenenada de la cual la historia debe ser testigo, ¿es un forcejeo de farol entre la Magistratura y la Fiscalía, o verdaderamente son ruidos de sables traidores que han sucumbido ante las presiones? Cartagena no merece esto. Decía mi padre que cuando el bicho está herido de muerte, el resto del rebaño vaga perdido…

Pero hagamos sucinta historia…,  el desarrollo en la gestión tuvo un gran efecto en el avance de la ciudad departamental, tampoco lo tuvieron difícil, ya que los sociatas de entonces, -algunos “jetas” todavía hoy se permiten dar recetas políticas-, traicionaron la confianza de los cartageneros, los humillaron con su aséptica y dolosa gestión, con lo cual no lo tuvieron difícil los populares de entonces, alguno todavía y después de casi veinte años siguen en la nómina, no sé qué aportará, ¿es un trabajo o una labor social muy remunerada? Es una vergüenza.

El cambio de siglo nos trajo un descenso en la gestión municipal y en su nómina alcanzando valores mediocres no antes conocidos, la curva decrece hasta alcanzar cotas complicadas, por no decir casi pecaminosas en la actualidad. Si escudriñamos el panorama político local, además de acojonarnos, no tardaremos en descubrir las lacras que hay y los que realmente solucionan los problemas, ¿?, y a esto, el votante y militante de a pie mira y no participa, sufre y no opina, eso es el “statu quo” de nuestros partidos políticos, una corte feudal con sus enanos, brujas, bufones y séquito sumiso, una feria donde el que se mueve se cae de la foto, una corte que ha conseguido que los españoles estemos hasta las narices por no decir hasta los cojones de tanta mediocre clase política, que encima se permiten darnos lecciones de moral, el caciquismo en pleno siglo XXI en estado puro.

Que con un cajón sin fondo de parados y sin vistas cercanas, 6.000 menos son un éxito de gestión…, que 800 menos en la Departamental son otro éxito de gestión…, que 50 millones de pesetas a un festival murciano no justifica los apoyos a la cultura internacional de las más rancias tradiciones…, que cerrar hospitales por capricho territorial o por incompetencia en la gestión, y ambos argumentos son validaos, ¿no es de reprochada amoralidad?, en lugar de consentida. Y el debate hoy es; donde pongo la estación del AVE en Cartagena y si llega soterrado a  Murcia, ¿Cuándo?, el cuento de la lechera, somos una región tercermundista, con políticos ineptos e instituciones incompetentes y además con direcciones negadas.

Quizás más que un juego de tronos inventado deberían efectuar un verdadero juicio interno de valores y aptitudes, y ya veríamos los resultados, probablemente la mayoría de los ediles y edilas, diputados y diputadas, consejeros y consejeras, serían refutados, por improductivos unos y unas, y caducos otras y otros.

No se les debe ninguna gratitud a este gobierno, simplemente han cumplido con su obligación y no con toda, algunos quizás más exigentes que otros pedimos más, para eso cobran, exigimos más moral y beligerancia en la gestión, es nuestro derecho de votante y de ciudadano y queremos a los mejores ahí, no a los que se inventen en una noche de fortuna, a los que más graciosos sean y más condescendientes concurran en una fiesta feudal. No se les debe nada y no se les está agradecido, es su obligación y creo que últimamente están faltando a ella, más trabajo y más gestión aunque esto sea una utopía. Cartagena ha sido, es y será una gran ciudad que no merece ser mancillada por gestiones de mercadillo,… medieval, eso sí, la realidad siempre supera la ficción y veremos más.

   

Pág. 39 de 48

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 


Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information