Miércoles, Abril 25, 2018
   
Texto

El Rincón del Burladero

Bodas de sangre

Parece que los matrimonios políticos de inconsciente conciencia están de actualidad, ellos con ellos (muy de moda), ellas con ellas (…), ellos con ellas y viceversa. Altos, bajas, atractivas, guapos, sucios, feos, risueñas, soberbios, tontos, endiosados, modelos de pancarta y pandereta, etc…, pero todo tiene un fin bastante trágico, lamentablemente, para el imbécil de a pie que paga impuestos y no vive de la política como el que suscribe el presente, que cada vez somos menos.

Al final, estos matrimonios irreverentes e inconvenientemente convenientes, solo buscan el banal protagonismo de peleles retroalimentados con sus ansias de poder, la soberbia y el ego prostituido y mercadeado y, el hacinamiento económico al más puro estilo parasitario, todo ello basado en una postura política basada en el populismo más burdo y chabacano, a la venezolana con ADN económicamente cicatero, estos partidos circulares, transversales y verticales, ejemplos tangibles de esta prostitución autoritaria, sectaria y dictatorial de esta nueva corriente política populista con divisa grana y cárdeno progresista que nos inunda, que de política no tiene más que el recesivo ideario bolchevique y ahí, entra de trompa el fracasado Sánchez con el petulante Iglesias, no el imputado por Auditorio y Púnica, no él presidente del PP murciano en permanente falsete en sintonía con su partido, sino el sociata, el fracasado e indigno secretario general socialista con la grandeza en su currículo de ser el aspirante a presidente con más fracasos electorales de la historia democrática de este país, incluso, sumando las dos nefastas republicas, ese que se arrejunta en trágico casamiento con el de la coleta, partido y partidarios sectarios de la hecatombe y el despotismo comunista aderezado con filosofía burguesa, lo de siempre, nacionalismos, independentismos, populismos, cuestión de absolutismo y dinero, siempre dinero…

Tras estos trágicos matrimonios que se supone, son para el bien social, se acuestan políticamente dándose la espalda, ¡o no!, logran que sus prostituidos principios y filosofías de partido alcancen el promiscuo clímax del placer ególatra en plenos y asambleas. Sánchez-Iglesias, Rajoy-Rivera, Puigdemont-Junqueras (imagen para vomitar, Más aún), Sánchez(PP)-Sánchez(C´s) (las SS de Murcia –salchicha y salchichón-. La Castejón y el López en Cartagena (en la vida la han visto más gorda), así, entre otros, a lo largo y ancho de este país donde lo mediocre, vulgar y ordinario se ha puesto de moda, pactos anti naturales sintetizando la lucha por la izquierda, por la derecha, por el centro, por donde sea…, el caso es cobrar astronómicas cifras a fin de mes, a pesar de lo peregrino y mezquino del ser, ¿el objetivo? desbancar a Rajoy y hacer uso del ninguneado poder a lo Maduro, y no les falta razón, ha permitido el actual presidente que la corrupción tiña de azul la política española, encima como lelos, bobos y aspirantes a “pijos” de pinganillo, como dice Ruiz Vivo, justificando lo injustificable, pero ese no debe ser el fin, al fin y al cabo Rajoy es el menos malo de esta tropa de impresentables, sino el de alcanzar la equidad y el bienestar social y eso, empezaría por reducir a más de la mitad, de casi medio millón de amiguetes, a poco más de 100.000 –y ya son un ejército bananero-  los puestos vinculados a dedo en el territorio nacional político. Bajar, los casi 80.000 representantes que el Sistema sustenta a la mitad, sería un ahorro económico importante y no laboral, además de un acto de dignidad y seriedad hoy mancillado y así, quizás, solo quizás, no se habría de tocar la ‘hucha’.

Por el contrario, para el desgraciado currante de turno, y no sé hasta qué punto, el afortunado pensionista que sobrevive con el beneplácito de los impresentables de la nueva progresía, no olvidemos que Podemos y sus miserables quieren negarles el derecho a voto, por esto de la igualdad democrática, y así, con una escueta pensión, por no decir, una mierda, y un aumento del 0.25% anual intenta sobrevivir con esfuerzo y sudor, con trabas y tropezones mientras, se despilfarran sueldos, dietas y manutenciones de una clase política desvergonzada, ni derechas ni izquierdas, ni independentistas ni nacionalistas, ni provincianos, ni pueblerinos, ni aldeanos, ninguno renuncia a su económica levedad del ser como en la novela de Kundera, chupan y chupan sin medida ni hartazgo. Son capaces de cargarse la caja de las pensiones y dejarlos tirados en una cuneta con un metafórico tiro en la nuca, miseria hecha por miserables.

Los truhanes de la política son capaces de cualquier cosa, mendigar cual indigente en celo politizaciones, de donde sola hay históricas y muy españolas provincias, como las catalanas (Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona), o las vascongadas (Álava, Guipúzcoa y Vizcaya), otros, con el alma sucia y la coleta grasosa, la camisa progre, la corbata de saldo o la mochila repleta de indecencias y de populismos de taberna, con consignas de barrio degradado que hacen su agosto en invierno y su enero en verano. El resto no existe. Callados y semi ausentes, asistimos, cuales espectadores anónimos y procesados directamente, ni imputados ni investigados, por la ignominia social de la populacha política de mercadillo en escenificaciones lorquianas, podría ser la casa de Bernarda Alba, donde la imposición fanática hace mella en la felicidad de la descendencia como dogma de fe, una vida sin conocer varón por imperativo maternal, trágico fanatismo absolutista, aunque el libertinaje y la promiscuidad sean el decálogo hoy en ese autoritarismo. Yerma, o la búsqueda innata de la saciedad femenina truncada por el designio popular del mandato autócrata, trágica frustración donde la muerte es la única salvación.

Bodas de Sangre, apeadero de esta misiva, metáfora fundida en oscuro crisol de nuestro futuro ya que sus arrejuntamientos tóxicos nos hacen sangrar las entrañas. Destino, muerte y venganza arropado por el honor desnutrido y vilipendiado en su más profundo significado, radiografía de un enfermo crónico que se retroalimente de sus dolencias, España. Aciaga metáfora de bodas anunciadas con trágico desenlace, abrigada por símbolos premonitorios del deplorable y funesto final…, ¿les suena?, siempre sangramos los mismos.

En septiembre más, pero no mejor.

 

‘Murcia. La gran mentira política’

Dice el que da esplendor y lustre a nuestra lengua, que una mentira, es la afirmación que una persona hace consciente de que no es verdad. Ampliando el concepto, a las personas que dicen mentiras, especialmente a aquellas que las dicen frecuentemente, se las califica de mentirosas. Mentir implica un engaño intencionado y consciente. Y por derivada directa el señor Pedro Antonio Sánchez, y perdón por lo de señor, es un mentiroso y además un gañan que se ha aprovechado de una situación indecorosamente villana creada por Valcárcel o el virrey de la huerta, inmerso en el juego de tronos murciano para seguir manipulando políticamente esta región con gobiernos capitalinos, mediocres, triviales, superficiales, interesados y banales.

El PP nacional y el murciano en particular, lo de Cartagena es de tragicomedia…, son los culpables de esta situación desmedida donde los populismos de izquierda, donde los pro-checas, los perroflautas de profesión, los filibusteros que quieren azotar hasta hacer sangrar a quien no le aplauden, con coleta y con corbata, los que  no dudarían en usar cocteles incendiarios, desafortunadamente afortunados, abunden en la piel de toro, y sean, cada día, más visibles y menos seguidos. Son culpables los personajes de la farándula política como Pedro Antonio Sánchez por tanta corrupción y tanta mentira popular, por tan exacerbado mercadeo, propio de fariseos del siglo XXI al que han sometido este país, esta región y esta ciudad casi cuatro veces milenaria ya.

Murcia tiene su particular sanedrín, y personajes como Pedro Antonio Sánchez por sus permanente imputaciones, mentiras y mercadeos, han catapultado la miseria humana a los lindes gubernamentales, han permitido con su insolente trasgresión de las legalidades implantadas en este estado de des-derecho actual, que alcance sin estupor la degeneración política y moral más profunda en décadas democráticas. Han conseguido, gracias a su incompetencia y derroche de trapicheos de intereses, que personajes de la talla de pro-terroristas y pro-etarras como Bildu, de asesinos con jactancia de serlo. Sectas como la de Podemos donde militan pederastas, delincuentes, narcotraficantes, corruptos, prevaricadores y manipuladores…, (ésto no es opinión, son hechos) aderezados éstos con los nuevos tardo socialistas de progresía errante y chabacana de esquela revolucionaria, llenen, junto al resto de personajes políticos de dudosa moral, nuestras instituciones más vitales, ayuntamientos, comunidades y diputaciones y sobre todo el Congreso, circo itinerante en cada sesión plenaria, y es gracias a políticos corruptos de guante blanco y a personajes sin credibilidad como Pedro Antonio Sánchez, los que se financian y especulan dolosamente como el PP (esto es una sentencia, no es opinión), pero como tontos, los demás lo hacen, unos con eres, otros con las subvenciones oficiales tergiversadas, con el canón revolucionario de partido otros, e incluso se financian con la sangre y la miseria populista venezolana o iraní en sus entrañas, pero han demostrado ser más listos. Algo nada difícil.

Encima, aparece el criado de librea o vocero de pergamino, Víctor Martinez para convencernos que la imputación y el paseo por el banquillo del expresidente Sánchez es un desarrollo natural de la inocencia del reo, con dos cojones, y sin sonrojarse. Poca vergüenza es poco, tomar el pelo y reírse de los murcianos en general y de los notables cartageneros en particular es síntoma de enfermedad terminal. Todavía no entiendo que maraña pandillera embarga al Partido Popular en esta región para renegar de una mayoría absoluta con Garre o manteniendo a la Barreiro, negada en Cartagena, dejando paso a los populismos chabacanos y ordinarios por vulgares.

Despropósitos y desvergüenzas. Critican ahora los del PP en la oposición cartagenera, por ejemplo, lo que ellos no han hecho en veinte años más que engordar económicamente las obras faraónicas bajo el paraguas de Murcia, basado en una política asquerosa de centralismo capitalino iniciada por Valcárcel, seguida por Sánchez y mantenida por este señor de negro o guiñol al aire, ya que, el gobierno regional durante décadas ha estructurado todas las instituciones y organismos colegiados en benéfico de Murcia capital y no de la rica región que curiosamente está  a la cola de España. Infraestructuras, Educación, Sanidad, solamente limitando sibilinamente los desarrollos estructurales de la región fuera del municipio huertano, corredor, autovías, ZAL, Confederaciones, líneas de desarrollo en la educación como la FP o la superior, recortes presupuestarios sanitarios, arqueológicos o patrimoniales en general.

Armas vulgares, prepotencia y a la sazón ignorancia supina, se sienten orgullosos de sus desatinos y los enmascaran mintiendo, y para machacar la poca dignidad del Partido Popular nos colocan un presidente de paja o plastilina, un ignorante con estudios, quizás de los únicos, sumiso y sin ninguna “mira” al futuro, un bypass hasta el siguiente “presidentable”.

Si el señor Pedro Antonio Sánchez, en lugar de manipular y mentir, visto por segunda vez la confirmación de su caída en desgracia legal –hay tajo pendiente aún- se fuera, o fuese o dimitiera de sus cargos y entregara el acta de diputado…, solo por algo llamado honestidad y dignidad, cualidades patrimoniales que pagaran en breve impuestos en esta región, quizás, obtuviera, tarde ya, un poco de honra, pero solo un poco.

De políticos mentirosos, farsantes y mediocre estamos tan copados que si volaran no veríamos nunca el sol.

 

La oscura cobardía de España

Reza una cita anónima que; “la verdad, es el alma de los honestos, la mentira, la de los cobardes, la traición la de los miserables”. Y así podemos resumir la oscura cobardía esgrimida por la nueva clase política española, los que se llaman progresistas y no son más que un fraude y una gran y cobarde mentira, amparados, nacidos y sustentados a la sombra de la permisiva democracia con la que ya nacieron, y ahora, producto de la corrupción y del desatino político, la desprecian. Crecen como parásitos del sistema que denuncian y quieren desterrar, mendigando anárquicas propuestas y mueren políticamente, producto de su propio fracaso en un ciclo natural que se repite cada cierto tiempo.

 

En esta España de pandereta aparecen los tardo-progresistas de Podemos, los del nuevo y fracasado PSOE con divisa populista y populacha, y los independidas de fortuna, charnegos fracasados aderezados con una salsa romesco sectaria formada por indigentes sociales, gracias a esa democracia cuarentona a la que escupen y humillan. Llenan el Congreso de actuaciones circenses propias de enfermos psicológicos por un déficit de protagonismo social, y lo logran amparándose en la política actual, cajón de sastre para populistas, inútiles sociales e incompetentes intelectuales, son los que se permiten judicializar al gobierno y censurar a la corona española mientras alaban las populistas dictaduras bananeras como la de Venezuela o las autocracias orientales, quizás por estar en nómina y chupar de ellas. Condenan la paz y alardean de la violencia, eso sí, en ordenada y sumisa horda, son los que reniegan del heroísmo de Echevarria y su poderosa arma, un monopatín que, al contrario de estos cobardes, sí echó huevos. Son los que maldicen el homenaje de las víctimas del terrorismo, de las alimañas de ETA como el asesinato vil de Miguel Ángel Blanco. Son los que justifican los asesinatos de ETA y los actos vandálicos por “defender ideas políticas”, son usureros de la honestidad y trashumantes de la mentira. Son los que justifican los desproporcionados linchamientos cobardes a Guardias Civiles y consortes, y los que vitorean el acoso y la intimidación de los independentistas catalanes para conseguir un trazo de protagonismo y popularidad insustancial y ocasional. Son los que apoyan la limitación de la propiedad privada conciliando la 'okupación' como forma de vida, pero no en su casa. Son los que anteponen derechos a los inmigrantes antes que, a los propios españoles golpeados por la desgracia y el desamparo.

 

Estos populistas de mierda, más que pena dan asco, son los que abusan de los trabajadores y de las ayudas sociales como Echenique. Son los que prevarican con dinero público como los concejales madrileños Mato y Meyer. Son los que se enriquecen como Espinar especulando con propiedades sociales quitándoselas a los indefensos que dicen representar. son los expulsados de la Uni… por no trabajar como Errejón o los parásitos emanados del sistema al que detestan como Iglesias. Son los que malversan fondos y los embeben en trapicheos económicos de medio millón de euros como Monedero. Son los que se permiten atacar solo a la Iglesia Católica como objetivo cruel, la misma que da de comer y educación a millones de indigentes sociales, mientras, ellos y ellas prevarican socialmente y la lista es infinita y su cobardía, los limita hacerlo con otras confesiones. Son una casta cobarde, se amparan, aprovechándose del homosexual y hacen de ello su liturgia mística endemoniada en la radical promiscuidad, como si estuvieran perseguidos en Europa, precisamente donde la libertad y el respeto es el faro de la ilustración de todo ser humano, pero no tienen cojones ni ovarios a criticarlos en Bolivia, Venezuela o los países árabes donde están más que perseguidos, censurados y acosados, eso es cobardía supina en su máxima expresión. Denuncian los procesos democráticos que les periten protagonismos, mientras amparan la autocracia y el absolutismo basándose en la dictadura más rancia y fracasada, pues al final, no es más que anarquismo, libertinaje y trastocar el sistema establecido para aprovecharse de él. En palabras de este clan de rufianes, son simplemente miserables, y ante la cárcel y un juez se cagan literalmente, esa es la gallardía de su cobardía, la grandeza de su vergüenza.

 

España es tierra de valientes, tierra de héroes, tierra de nobleza, España es permisiva, solidaria y hasta mártir, y la historia es implacable y se repite, tiene su cara oculta, su vergonzosa sombra, su lóbrega tracción,  la vergüenza de la sangre española, como reza la canción de Tena, y todos estos populistas de alcoba pestilente, incluidos los traidores de fajan que prostituyen las condecoraciones militares producto de sacrificios y esfuerzos, incluidos los moradores de los consistorios como el cartagenero, gaditano, ferrolano, madrileño, barcelonés, maño y un sinfín de maleducados, prepotentes y mediocres seres que lo habitan sin contingencia de partido ni color, pasan a la historia como disolutos políticos y fraudes sociales que incluso llegan a mitigar a los corruptos que llenan las cárceles.

 

El populismo ocasional aparece temporalmente en nuestros ayuntamientos, en nuestras taifas o comunidades autónomas y en nuestro Congreso, pero estos, como un virus que se autodestruye víctima de su propia egolatría, joden a su paso lo que tocan y convierten en chatarra lo que funciona, cosas de la progresía de izquierdas y del chabacano populismo nacionalista. Son la parte oscura de la cobardía que ha acompañado a España durante su larga existencia.

 

Pero en Julio hay una brisa de aire fresco que nos recuerda que las palabras, Humildad, Sacrifico, Honor y Gallardía tienen su sentido, la entrega de nombramientos en nuestras academias y escuelas militares, pese a quien pese y joda a quien joda.

 

Decía De Gaulle, polifacético personaje francés que; “Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás es lo primero." Pero termino con Galdós. “Hay una virtud que es la más preciosa y la madre de todas, la humildad, una virtud por la cual gozamos extraordinariamente”, y concatenando el resultado de la expresión, otra cita para…, los miserables, ya que la mayor miseria es la ignorancia y de ignorantes y miserables estamos tan copados que no cabe uno más.

   

Manoseada

Decía Kennedy que se puede ganar con la mitad, pero no se puede gobernar con la mitad en contra. Algunos dirán que soy un poco duro y drástico con los sentimientos y las críticas políticas, otros que soy imbécil con certificado, y posiblemente todos tengan razón, pero ésa es la sensación tras el teatro montado en la tres veces milenaria tierra a la que Asdrúbal rindió pleitesía.

Para que la terrateniente de Pozo Estrecho tome la comanda de la ciudad, esto es vergonzoso, ruin, arbitrario y farsante. He de reconocer que tenía dudas sobre la manifestación del relevo de poderes o más bien poltronas, protagonismos patológicos de psicólogo y ansias de popularidad estaban servidas en el menú, pero a cambio de nada, ni inteligencia, ni sabiduría, ni dotes de gestión, solo populismos en su máxima expresión, lacra de esta ciudad y de la sangre cartagenera, no la del gallardete número cuatro ni demás estupideces de labriego sectario con suerte, de momento, dice el refrán que a cada cerdo le llega su San Martin y noviembre se acerca.

Decía Serrat que su Guitarra del mesón de los caminos, en eso han convertido esta tierra, en un mesón, esta Cartagena dolida y dolosa, mancillada y prostituida por los intereses populistas y populachos de los partidos y sus gentes mediocres, que durante décadas la han gobernado masacrándola por ignorarla, humillándola por despreciarla, y que, de mano en mano ha ido y va, “hoy suena jota, mañana petenera, según quién llega y tañe, las empolvadas cuerdas”, que verdad... Esta ciudad o metáfora de “la Guitarra del mesón de los caminos” no fue nunca ni será poeta, mientras las gentes mediocres ocupen sus poltronas. “Tú eres alma que dice su armonía solitaria a las almas pasajeras... y siempre que te escucha el caminante sueña escuchar un aire de su tierra”. Esa es Cartagena, inspira historia, serenidad, nobleza y gallardía, sus muros, como la guitarra, acogen al caminante y le dan cobijo y mesura, no merece esta elegante tierra a tan impostora y embaucadora plebe patricia.

Guitarra del Mesón que hoy suenas jota, mañana petenera, según quién llega y tañe, las empolvadas y viejas, muy viejas, tres mil años de viejas, cuerdas…
Se ha traducido este espectáculo de circo, esta farsa de corrala en la que han convertido estos personajes de plastilina el Consistorio cartagenero en otro teatro del absurdo al que Godot le diera alma y Becket espíritu, otra vez los mismos personajes en el escenario, el ex alcalde que pasa de ser el más chulo de España a ser el más rápidamente imputado de España, y estos son hechos, la algarabía verbal, la hechura de embaucador le lleva a vivir en unos meses casi en los juzgados, pero sin cumplir su principio de dignidad manifestado en tantos y tantos y tantos espectáculos plenarios, la imputación parece que al no interesarle, no va con él y sigue brindando al sol su malograda responsabilidad consistorial. Decía Gandhi que la perrona que no está en paz con él mismo, está en permanente guerra con el mundo…

En la farsa, todos obtienen su trozo de protagonismo, los abrazafarolas de Ciudadanos recogiendo migajas y metiéndose en la foto como pueden, a empujones o apadrinando crisis mentales, exigiendo lo pertinente al momento y desmintiendo lo que en el siguiente no interesa, fracasados e inanes por triviales. La hoy alcaldesa con minúscula, -en la vida la ha visto más gorda- esgrime su sonrisa al viento al grito de lo he conseguido, aunque sea para desprestigio de Cartagena y su comarca, al lado sus patricios socialistas, a caballo entre los noblitas y la plebe, aunque estén más situados entre los esclavos y libertos. Luego, los bolivarianos o podemitas al uso, que viven entre el vómito de su propio fracaso político, moral y filosófico que no reconocen y la liberación de lo absurdo, de lo frívolo, de lo chabacano y ordinario, es su meta, quejarse como buenos parásitos de lo bueno y de lo óptimo para este país, renegar de los héroes de este país, renegar de la verdadera y heroica historia de este país, en resumen, ser vulgares, ¡¡¡y van y lo consiguen!!! Y la estrella del Postcaenium o lugar más cercano al sufrido espectador en esta farsa representada a orillas del Mediterráneo, ¡¡¡los populares de Cartagena!!!, los que no tienen vergüenza, y con una espalda untada de o protector solar de los chinos no la han conocido, la vergüenza digo. Se permiten, sin vergüenza ni sonrojo, embestir al contrario, cuando la guillotina impecable de la duda honesta y honrada, -su jefa a patíbulo y los demás en capilla- y los juzgados amenazan con cortarles la cabeza más pronto que tarde, yo me pregunto, ¿qué alma oscura han de tener para que la dignidad de esta clase política populacha, arrogante y soberbia no se inmute ante tantea depravación política? O ¿son tan ciegos y gilipollas que se creen que lo somos nosotros?

Y digo más, de depravados políticos es aterrizar en el consistorio y consolidar nuevos sueldos de a 50.000 euros anuales a colegas y amiguetes con la excusa de cargos de confianza, hechos. Manoseo depravante es jugar con las cifras negativas reales para aparentar liderazgo cuando sola hay mezquindad y números perdidos en la incompetencia y la ignorancia, a pesar de lo títulos almacenados, de eminencias esta la cola del paro llena y de eminentes inútiles las instituciones y de luces pocos alcaldes a pesar de los demagógicos artículos partidistas y partidarios que presentan dudas.

‘Asinque’, aunque haya perdido dos apuestas por dejar la poltrona el alcalde, eso sí, por imperativo legal, no por gusto. Hay más de los mismos, en breves fechas, una vez los votos de MC estén amortizados por la de Pozo Estrecho, y ante la posible amenaza de una moción de censura que haga peligrar el cetro, en un golpe de calor honesto de podemos amparado en algún oscuro complot, ésta –la regidora por el pacto del Tinell cartagenero, ¿o era de la servilleta en un tonel?- aliviará las alforjas consistoriales desenganchando al exalcalde del vagón de urbanismo para que no la arrastre en su caída, porque caer, cae, y si no se tira, como su bandera ya descolgada, que no la mía. Con perdón para los políticos inteligentes que no inteligentes políticos. Recordando a G. K. Chesterton. “Si no logras desarrollar toda tu inteligencia, siempre te queda la opción de hacerte político”. Yo de momento no la barajo, demasiado manoseada esta antigua que no vieja tierra, demasiado manoseada la legislación y demasiado bajo y manoseado el listón, pero mientras haya un bocadillo de mortadela o pan con chocolate a cambio de sangre, habrá profesionales de la política…

 

El Ángel Caído

Como aquella leyenda que relata la génesis del infierno con su ángel caído del cielo, o como la novela de Harold Bloom, pueden ser el punto de partida de esta particular misiva sobre la figura de los ángeles negros, desterrados e impávidamente miserables. Bloom traslada su literaria preocupación por esta especie de ángeles caídos, que al igual que nosotros, recela y recelamos de su ostentación de la envidia, el rencor, la prepotencia, su miseria humana entorno a su patrañero liderazgo en fuerzas políticas de saldo, de outlets de barrio marginado, como podrían ser Sánchez, Iglesias, Rufián y demás penitentes de la moral sediciosa y frívola, o miserables personajes de esta nueva pero vieja casta política de podrida alma, y vergüenza de la honestidad, estas nuevas pero rancias castas que han convertido un Congreso de magna representación, adulterado ya por los ladrones de guante blanco que lo ocupan y ocupaban, en un teatro de corrala, en una farsa bolivariana o venezolana de monigotes de guiñol, en un circo mundano y ordinario donde, posiblemente hasta hoy se huela mal.

Un ángel caído es un ángel que ha sido expulsado del cielo por rebelarse o desobedecer a los mandatos de Dios, como Sánchez de su cielo socialista. Todo ángel es aterrador, sostiene Bloom y sostengo yo, sobre todo cuando se entrelazan con el populismo chabacano, ejemplo directo el de MC en Cartagena. La imagen de Satanás, el mayor de los ángeles caídos, fascina y asusta a la vez, como los ídolos sectarios pansexulaes que diría Freud. Posiblemente, todos los seres humanos tengamos algo de ángeles, pero de ángeles caídos. A lo largo de la literatura universal y de nuestra historia occidental, los ángeles siempre han servido como metáfora de la muerte, de la frustración y del dolor. Y así, aparece el nuevo mesías de los infiernos en su segundo advenimiento, Sánchez el poeta de lo absurdo, el hacedor de la muerte política socialista, el intrascendente barón de la negatividad –el tonto del NO- y el apátrida de corazón, emerge o renace en un nuevo escenario teatral aprovechándose de la acidez del partido y del propio anonimato del mismo del cual, él ha sido dos veces culpable en sus pesores resultados, como Tovar en Murcia o la Castejón en Cartagena, fracaso y fraude socialista, y acercándose a la miseria radical de la izquierda más mediocre  comandada por una Narbona anclada en el frustrado y fracasado odio. Una izquierda adulterada por el afán de protagonismo banal de Podemos con una sumisa IU tocándole las palmas, anclados en las interesadas filosofías marxistas y adulteradas por los populismos venezolanos, bananeros por chocarreros, y todo ello, en un mundo político poblado por arcángeles, ángeles, vampiros, cazadores y algún que otro humano, entramos en una lucha de desatinos que bien podría ser el argumento de una novela negra, por su similitud metafórica en cada representación  personal en el pulpito del Congreso con el asedio entre vampiros, diablos y brujas.

Sin duda alguna, son los mejores en lo suyo, y como los designios del arcángel literario, la misión de capturar, asediar y dar muerte política a los suyos lo llevan con gozo al extremo, a sabiendas que será una posible sentencia de muerte o suicidio, y estos, al fin y al cabo, atacan a los personajes por los cuales se sienten fascinados, cual presa humana se niegan a soltarlo, lamentablemente y para nuestra sorpresa hoy es un tal Rajoy su presa.

El ángel caído es el comienzo de una saga de estupideces muy adictiva por absurdas y hasta chabacanas que nos va a aportar dos años de deslealtades institucionales, majaderías políticas y plurinacionalidades bolivarianas, mezquinas e interesadas, protagonistas miserables de partidos corruptos además del PP, PSOE y sus ERES –el mayor escándalo de corrupción nacional-, Iglesias y sus permitidas por sociales corrupciones y abusos sociales, Monedero Echenique, Errejón, Mayer, etc, etc, …, como el Rufián, el Tarda y demás tontos contractuales que viven de la discapacidad intelectual de sus seguidores cuales populistas de secta sobrenatural. Estos actores nos van a ofrecer, con un estilo ágil e introduciendo sin parar, escenas de lo más absurdo, pecaminosas y aburridos discursos de adoctrinamiento universitario, contradicciones a la carta y esputos lingüísticos, es la nueva vieja casta política que como los ángeles caídos viven de la carroña política, sin moral, dignidad ni honestidad, solo de su populismo retroalimentado por la sumisión de su corte de ninfas y ninfos.

Al final, en el rincón izquierdo solo hay una guerra sectaria, a ver quién la tiene más larga, la coleta… o la colita, egolatría de líder de secta radical y estanca en la máxima exposición populista. Rafael, o su metáfora, es un arcángel sobre el que aprenderemos muchas cosas y nos llegará a seducir en estos años venideros pese a saber nosotros que, para la mayoría de su especie, los humanos, los miembros y miembras, las criaturas, los progenitores 1 y 2, las personas preñadas somos seres inferiores.

   

Pág. 6 de 37

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information