Viernes, Enero 19, 2018
   
Texto

El Rincón del Burladero

Decencia e indecencia

Usamos el rico idioma de Cervantes al gusto y como nos interese, nos acaloramos, usamos sin mesura calificativos y adverbios modales que nos caracterizan a nosotros mismos en contra del prójimo. No tenemos decencia y llamamos al contrario indecente. No sabemos de respeto y calificamos de irrespetuoso al opuesto o, no tenemos educación ni la hemos conocido y llamamos mal educado al prójimo. somos más o menos desafortunados en nuestras acciones verbales y más o menos enfermos de protagonismo, de celosa chulería, que es de lo que se trata, de psiquiátrico, pero con pasaporte.

‘Asinque’, visto el vocabulario que se maneja en los foros parlamentarios en el siglo XXI, vistos los personajes sin clase ni elegancia política que nos representan y vista la reata de acémilas que viven de nuestros impuestos, de los que desafortunadamente, aquí “sí que somos todos”, hoy hablamos recurrentemente de “decencia” por los indecentes espectáculos plenarios trimilenarios, los socialistas, los nacionalistas y hasta los populares y de la ansiada honestidad, de la que hay tanta necesidad en la España de Sánchez Mejías. “¿Cómo puedes exigirle a nadie que lleve una vida decente si tú no te riges más que por tus impulsos?” Naguib Mahfuz. Nobel de literatura que me lo ha puesto a ‘güevo’, que diría ‘El Sémola’.

Dice la que pule y da esplendor al vocabulario, no a las formas ni a la educación de las personas, ya quisiéramos, que la “decencia” es el aseo, la compostura y el adorno correspondiente a cada persona o cosa. También el recato, la honestidad y la modestia. Por último, cita la dignidad en los actos y en las palabras, conforme al estado de las personas, hoy deficiente por generalidad en nuestros representantes. Consecuentemente, la indecencia es la falta de decencia o de modestia que nos anega, o un dicho o hecho vituperable o vergonzoso, engañar al votante y no estar a la altura es indecente.

Tengo que reconocer que, al cabo del día, al cabo de la hora e incluso al cabo de un minuto, mi mente viaja por indecentes pensamientos, por indecentes paralelismos y por indecentes deseos, tanto que, si fuera un “mea pilas”, estaría en contrición permanente, pero lo asumo como mi propia e imperfecta condición humana, donde la honestidad y el respeto, aderezado con sarcástica critica forman el bálsamo de redención ante el prójimo, soy indecente pero lo disimulo, o al menos lo intento.

Claro está, eso no pasa con todos, las ansias de protagonismo, el vacío espiritual, la superficialidad y la banalidad humana asoman por doquier, y lo pagamos los españolitos de a pie presenciando vergonzosas, indecentes y deshonestas actitudes y aptitudes en clave política y derivados.

Paradigmas. Lo de Sánchez en Ferraz ha sido de indecencia denodada, un espectáculo cómico taurino de altos vuelos, que nos demuestra la baja calidad, la nula clase y la falta de elegancia política de estos señores y señoras, perdón compañeros y compañeras, quien nos diría que ha tenido que ser Felipe y no el hermoso el que hiciera el lance del último tercio de la corrida.

Tampoco no es nada decente que tras la que está cayendo en el PP, donde la falta de honestidad y decencia es sublime, Rajoy, en un acto de generosidad marcial y más “teniendo donde ir”, no abandone el barco en beneficio de todos, aprovechar el lance taurino sociata, el paseo con mulillas del “Godot” para dar una lección de moral y decencia, dejar el cargo en transición y recuperar la confianza perdida, y dejarse de chulerías de mercadillo. Que el PSOE esté agonizando, no significa que el PP este sano, de hecho, gracias a estas enfermedades han nacido nada decentemente, realquilados como Ciudadanos o parásitos contemporáneos como Podemos, y esto son hechos, además de facilitar la nada decente enfermedad venérea que provoca los independentismos consolidados nacionalistas y las pueriles pataletas populistas provinciales.

Pero no se queda aquí en rabietas, tener a presidentes de comunidades señalados por los jueces y fiscales, en proceso o desproceso de investigación no es decente. Tener en los parlamentos de las taifas a analfabetos integrales no es decente ni moral, y tener, a conejales con la falta de clase como los que abundan, simplemente es, indecente. Como dijo Emilio Lladó; “No es tolerable que el imperio de la indecencia domine en la política”, y lo domina.

 

Rue del percebe

Decía Abraham Lincoln que; "Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo".
‘Asinque’, y pensando en las sandeces de nuestros políticos de cabecera, de los cuatro partidos hegemónicos, unos más que menos, de los tontos de alcoba que quieren la independencia de su casa pero mantenidos por el Estado, de los alpargateros de quieren quitar la estatua de Franco y poner la del tonto de la ramblas que no descansa, sin duda más adecuada a su identidad, en fin, un país de pandereta, un  país de oportunistas que diría El Sémola, no de oportunidades, sí de oportunidades políticas para oportunistas de futbolín y medio pelo, algunos con pelo pero indecentes a la cubana, me hacen pensar en aquellos TBO´s de Ibáñez, los cuales nos dieron la llave a algunos de mi generación para luego, interpretar la literatura metafórica y profunda de nuestros ilustres artistas de las letras, y a los más estúpidos a atrevernos a expresarlas.

La Rue del Percebe 13 o la España de Galdós hecha pandereta y botijo. Un paseo efímero por un edifico lleno de personajes curiosos, anegado de oportunistas, vividores, y adanes de la sociedad que en mayor o menor medida sirven de metáfora de la España actual. Nada más llegar y recién alojados, “Podemos” ver a Don Senén, dueño de una tienda de ultramarinos o lo que surgiera la circunstancia, que siempre encuentra la manera de engañar a la necesitada clientela, a los votantes o a quien se cruce, hoy pescadería, mañana panadería y si es necesario un garaje...

La 'valenciana' portera, personajes que se enriquecen a costa del pueblo sin pasar la escoba, que nos puede recordar la graciosa grosería del chismorreo español, donde los programas más mediáticos de este país, programas progres, por supuesto, son de eso, de chismes, de chismosos y chismosas, paradigma de la cultura española. O la metáfora del ascensor eternamente estropeado y canal de trapicheo de variopintos constructores afines a los mandamases.

Lo de la alcantarilla es curiosa prosopopeya, alquilada y realquilada de forma independentista como morada a Don Huron, con pelo o sin pelo, con risa o sin risa, con orejas o sin ellas, que parece transportado a este siglo por la decadencia de la sociedad y la especulación. El veterinario del primero izquierda, nada competente, que lo mismo usa el pavo real de plumero que de abanico, según el sitio, símil aforado en nuestra sociedad. Adosado al “doctor” la sede de algún “popular” partido de la época, no en vano se llama Pensión Rita y se dedica a realquilar a los “ciudadanos” y demás afines frustrados, la dirige un mezquino personaje y está continuamente superpoblada, antesala de los palacios de Justicia donde sorprenden los continuos intentos por alojar a más inquilinos mediante irregulares y estrafalarios métodos.

Un piso más arriba aparece la protectora de animales, encarnado el sarcasmo en una anciana que no para de cambiar de mascota, da igual, el caso es dar por saco al vecindario, elefantes, perros, gatos… De vecino, un piso multi-alquilado, lo mismo vemos a algunos bigotes realizando trajes a medida que soñadores mediocres con sueldos caros amparados en negras y oscuras tarjetas, o algún cartero de fortuna ofreciendo sobres por doquier. Pero todo normal.

En el tercero, el patoso y estúpido ladrón, Ceferino, que encarna a una clase de inútiles que, con tal de robar, roban hasta estachas de barco, o arena de ladrillo. Luego los traviesos, los trillizos “porculeros” que, sostenidos y mal educados por el sistema actual, aprovecha sus resquicios para joder a su madre, como sea. Capaces de usar trampas de rinoceronte para cazar adeptos o novios para su hermana, “la del catálogo del IKEA”, o moler un collar de perlas para disfrute de la tribu, en comuna y en perfecta orgia alucinógena de talentos, eso sí, son menores de 45 años, a partir de ahí, burgueses de corbata y traje de marca sin derechos.

Y la azotea, donde Manolo, el más social y demócrata de este país tiene su habitáculo, debajo del cartel que da nombre a tan singular edificio, él, embargado y denostado, a pesar de esconderse de sus permanentes acreedores, desdibujando sus actos y siendo un deudor de confianzas empedernido se le conoce por la astucia de escapar de sus acreedores, de las andaluzas, de los castellanos, de los valencianos, en fin, de todos y todas, compañeros y compañeras, eso sí, viviendo de los sablazos y engaños en los que es un maestro y no pintor precisamente, intentado cambiar de morada a toda costa.  Pero esto es una generalidad en este país.

 

Se va el caimán

Sí, pero no a Barranquilla se va el sr. Segado junior, posiblemente, como han hecho algunos colegas de él, irá a pedir favores, bueno…, a cobrarse favores de oscuras épocas anteriores, antes que, a la cola del paro, porque, entre otras cosas, hay que tener cierta dignidad para aguantar tan tétrica situación laboral en tan lastimosa y lastimera fila y esta banda, como los califica su jefe en Madrid, dignidad, dignidad…, la justa para andar por casa. La primara cabeza cuestionada judicialmente del inicio del ajusticiamiento político de la Barreiro en la trimilenaria empezará a rodar en breve, haya o no sentencia, de lo contrario, las espurias tramas en Cartagena no se revitalizarán y comenzará el ya iniciado declive, pero sin frenos, en pura caída libre.

El PP en Cartagena está herido de muerte, Ayala y el sequito pacificador, el míster Proper de la política aséptica tiene poco que hacer o mucho, según se mire. Poco o nada porque no hay banquillo en Santa Florentina qué de confianza, ni los cadáveres que dejó la Barreiro en el camino, ni los asistentes de cámara que abandonó a su suerte en su huida. Los primeros dejaron clara su dudosa aptitud y actitud, y se pueden citar nombres y áreas de ¡¡¡trabajo!!!, las hemerotecas pueden dar fe de lo inocuas que fueron, si no hubieran estado, hubiera dado lo mismo. Una marioneta o un tentetieso…, da igual, hubiera hecho la misma función, bueno como ahora. Y sobre los asistentes de cámara, podemos llorar de frustración por su cinismo ilustrado, verlos expresarse y defenderse, y claro, seguir llorando por vergüenza ajena, podemos verlos hacer el ridículo, es simplemente, patético.

“Asínque”, de momento, hasta que Valcárcel intente alguna jugada para quitarse al ex Presidente Garre del circulo de sabios, veremos pasar a más de uno por el Torquemada político, primero a pre-lavar sus vergüenzas y después a airearlas, y no tengo ninguna duda de que es un claro “aviso a navegantes” al Presidente de Murcia por designio del Virrey y en contra de la Opinión Popular, el Sr, Sánchez, si algo avanza en la investigación actual, auditorio, lavado de cara en la red púnica, y demás atascos amorales en los que casualmente está envuelto nuestro “adalid del progreso cero y la verborrea barata” en la región, será “Fray Alberto” el primero que le pida explicaciones, y eso tiene que joder más que doler.

Quizás, y visto el éxito exiguo de Rajoy, que vive solamente del caos de sus oponentes, de la mediocridad y falta de inteligencia de la oposición, algo que lleva pasando en España desde Zapatero, en Murcia desde Valcárcel y la caída del imperio sociata en el 95 y, claro está, en Cartagena desde que Barreiro y el PSOE caminaban de la mano en pacto de no agresión y ajustándose el erario, y suma y sigue, solamente cambios de novios y novias, por cierto, nada atractivos y/o atractivas, como sus políticas y sus actuaciones.

Si Rajoy es listo, que lo dudo, ya se hubiera ido de esta amalgama de pesadumbre, le daría el paseo político, pondría en la cuneta política a más de una posible rea/o que pudiera darle sobresaltos en un futro no muy lejano y quizás, no fuera o fuese solamente “Ritísima la de Valencia”, la única huida del PP con divisa de aforamiento, la cola puede ser sustanciosa.

Lo dicho, aquí el caimán empieza a intentar ser cocodrilo, pero ya con la confianza mermada, guste o no guste. Cómo decían los LLopis, “Hasta luego cocodrilo, no pasaste de caimán // ya tu amor no me interesa //ya no me molestes más”.  See you later alligator. “So long, that’s all, goodbye”. Eso es todo…

   

‘El sí de las niñas y el no de los imbéciles’

Recordando a Fernández de Moratín. Le ha faltado grandeza y honestidad a este señor de negro apellidado Sánchez que ha dejado en mantilla a Zapatero, del resto de la fauna mejor ni hablar, menos mal que éste no gobierna sino santifica a Zapatero, que tiene cojones el tema, yo creo que es su compañera, protagonista donde las haya, la que quiere ser primera dama y donde hay patrón…, pero viendo lo mediocre de Tovar en Murcia, vulgar hasta enfermar. Lo estéril y prepotente de la Castejón en Cartagena, con una gestión yerma, inútil e incompetente que ha terminado de romper lo poco que quedaba del PSOE local, trio de ases con el logro de sacar los peores resultados y confianza socialista, ¿quién tiene dudas de que están en banca rota?

Coincidiendo con la vuelta al cole y despertando de los últimos días de estío, con esperada pereza y soportada tristeza, veo más que adivino que los imbéciles se han multiplicado por metro cuadrado en nuestra piel de toro, de hecho, la congestión playera ha dejado espacio a más tontos, que han llenado lugares escasos en invierno, Palos –que diría un tonto capitalino- y la Manga este año, como todos, se ha superado en el ranking de tonteras, no cabía uno más, ni entrando en el agua otro. Y para tonteras, además de las sandeces y farsas de córrala, fue la representación de los peperos cartageneros en su cambio de líderes, de barro, claro. Más de lo mismo, bueno, los mismos estómagos agradecidos de los últimos 25 años y más ineptos en el partido azul cartagenero, que ya es difícil. Estaban todos, los cadáveres políticos arrojándose a las cunetas del hastío de Barreiro en perfecta tragicomedia de hipocresía y falsedad, intentando salir en la foto y hacerse con un “conco”, con un bocadillo, mortadela o chóped barato, da igual, pan con pan… que es comida de tontos…, que vergüenza de partido, que desatino de presidente por “dedocracia”, como su amigo de Murcia, y que indolencia con la Secretaría General. Y todo ello a pesar del desasosiego creado por la incompetencia de nuestros gestores regionales y municipales, los anteriores y los de ahora, los falsos ídolos mancillados por sus congéneres de partidos, “pa fiarse”.

Por otro lado, la inanición y la verborrea cáustica de MC y PSOE siguen dando agua desalada por embotellada en la trimilenaria, fraude político, o chatarreros de playa, verano aciago en la gestión. Desorganizada la policía con un mando desafortunado de mercadillo como concejal que ha destrozado el trabajo de años. El destrozo de los diez años en Protección Civil con espectáculo cómico taurino incluido, y dando pábulo a los parásitos de guardia para hacer mensajería política de pancarta. Convulsionado el PGOU, según ordenen podemitas y sociatas, pancarteros…. Así, llegamos al fraude de la trasparencia en la ADLE tras el fiasco del IMSEL, ahora urbanismo, otra figura fichada por el omnipotente alcalde cartagenero de infinita sapiencia, no hay tema que no domine y en permanente selfi popular. Aún recuerdo el ejercicio de transparencia mediática para designarlo hace un año, otra mentira del alcalde como la bajada de impuestos –no hay un duro- o la deuda solventada a costa de Repsol como merito propio, jugó con el personal y lo convirtió en chatarra, juega con sus acólitos y los convierte en sobras, y ahora, aparece el designado por la de Pacheco que ocupa su lugar prometido. Estos son hechos de hemeroteca. Que timo al votante y que desperdicio de votos. Pero siempre les quedaran sus palmeros ocasionales como Paris a Bogart.

Paseando por el oscuro trance político en Madrid, el bulevar de los sueños rotos de Urquijo, donde los izquierdosos, mordiéndose se envenenan por su propia sangre yerta, estos que dicen ser el pueblo y que en un antagonismo rotundo se han “mercado” el sueldo durante un año y lo que más jode, una pensión, y esto sin trabajar, “asinque”,  rastafaris de plastilina, aspirantes a neo burgueses de cera y el concubinato independentista y terrorista (si Otegui es un hombre de estado para Iglesias y Garzón, ellos son los chavista de Chueca para mis teclas) que han hecho aflorar la farsa, peleas internas, orejones, errejones, garzones, iglesieros, baptisteros,  todos enzarzados en su melodrama socio-podemita que junto al PSOE de Sanchez son la alternativa y el cambio, a peor claro…

Todos los personajes de la analogía forman un «ensamble», mediocre, banal y estéril, pero armónico. ninguno de ellos resalta sobre los demás, vulgares hasta decir basta. Las representaciones de esta hipocresía política poseen una dimensión infinita. Encarnan todos nuestros elegidos para la gloria los defectos que Moratín se propone criticar; ignorancia, palabrería barata y exagerada, egoísmo, hipocresía… y ello, le lleva a concertar el matrimonio de su hija sin pensar en ningún momento en la felicidad de ésta, España y una cama redonda donde entran todos, independentistas, socialistas, comunistas, neocomunistas o lo que quieran que sean…, tardos terroristas, radicales, catetos. Por el contrario, “don Diego y su sobrino” se rigen por la bondad y la buena fe en sus acciones, por lo menos de cara al público y amparados por la realidad española depositada en las urnas por segunda vez, el conservadorismo centralista, no el radicalismo más recesivo que progresista.

Posiblemente tendré que votar en Navidades por la negligencia y la mediocridad de esta sociedad, encima me puede tocar una mesa electoral, y mi pensamiento, como intuyo el de muchos españoles, viajaran de la Navidad a los primeros días de noviembre recordando la familiaridad de los santos y difuntos de los protagonistas.

Ojo, coloquialmente se dice de una persona imbécil, sin distinción de género, no hay imbecilas, excepto en el PSOE de Aido, que es poco inteligente o se comporta, aun siéndolo, con poca inteligencia, mi ánimo no es insultar a nadie, sino hacer vibrar el lenguaje español, que no algún vibrador de fortuna, o sí...

Decía Honore de Balzac que “un imbécil que no tiene más que una idea en la cabeza es más fuerte que un hombre de talento que tiene millares” y quizás ese es el problema, que la idea de Sánchez, Iglesias y demás integrantes de la “liga de los hombres increíbles”, increíblemente imbéciles, es solo una, gobernar como sea, sin votos o confundiéndolos con botox. Como dice mi buen amigo Juanan, Nunca más inútiles tuvieron más poder.

 

Necios

Decía Cicerón que es propio de los necios, ver los vicios ajenos y olvidar los propios. Voy a usar este epíteto para dar alma a esta vomitada misiva, por no usar gilipollas, puede ser un adjetivo malsonante, que lo es, pero no es, ni más ni menos que un sinónimo de necio o estúpido, denominador común de nuestros líderes políticos y sus asépticos sequitos de guiñol. Según la RAE, habla en su primera acepción de un ignorante y del que no sabe lo que podía o debía saber, aplauso. También en la segunda, una persona falta de inteligencia y razón –pensar en algún y alguna alcalde y alcaldesa, otro aplauso- y sobre todo, la tercera en la que me quedo, terco y porfiado en lo que hace o dice, cubo o balde de adjetivos dónde podemos incluir a todos nuestros políticos, líderes de pacotilla y colíderes de verbena, enjambre de estúpidos y prepotentes que solo usan la política para su beneficio y autocracia, a costa de insultar la inteligencia y la paciencia a los españolitos de a pie y faltarnos el respeto con sus intolerantes acciones de mercadillo medieval, que grande nuestro idioma, con una palabra identificamos a cientos, a miles... Son aquellos y estos, dictadores de la soberbia que después de dos elecciones salpicadas de enjundias, mentiras, soberbias y prepotencias nos siguen condenando al ostracismo de la incompetencia política en este país, un país que se mueve por la inercia de nuestro propio trabajo e inquietudes, no la de ellos, la de los obreros de la sociedad actual que somos todos, parados, trabajadores, empresarios, madres y luchadoras amas de casa, jubilados..., que hacen/hacemos esfuerzos para acabar el mes. Somos los que curiosamente cobramos por trabajar, o ni eso como muchos en este país, al contrario de los designados por las urnas para la vanagloria del inframundo político, que sin hacer nada, bueno chupar cámara, cazar pokemons y decir tonterías con una cámara a cuestas, llevan un año viviendo de las arcas nacionales como parásitos y ocultos tras sus sombras de esparto y caña, pero sin trabajar, y no les da vergüenza.

Todos quieren lo imposible y el sueño de alcanzar la gloria presidencial, a pesar de sus mediocres resultados electorales. Rajoy y el PP, conscientes de las carencias de su líder, conscientes del malogrado caos de corrupción en su partido y por mayoría electoral, es nuestro caos. Impertérrito espera ver pasar delante suyo los cadáveres políticos del resto de contrincantes, sin apenas mover una pestaña, algo que se le da bien, consciente de que unas terceras elecciones le darían sin duda mayor distancia, debido a las extensas y demostradas carencias de sus contrincantes, renunciando al determinante, por necesario relevo de su figura, malograda tras años de dudas y miserias ilícitas en su partido.

El heredero del reino de las tiemblas de Zapatero, Sánchez, sigue ciego y sin miras de estado, contaminado por su propia soberbia, ha conseguido llevar a la ruina y al fracaso político a un partido emblemático y que fue insignia de la socialdemocracia española, hoy son un fraude, tanto en Madrid como en Murcia y Cartagena, eso sí, con el beneplácito de sus congéneres, hoy él, ha hecho buenos a González y a Guerra, entre otros, que ya le vale.

El príncipe de la coleta, en alpargatas y camiseta, metáfora de su mediocre política de progresía y farfullería, encandilado y salpicado por los hechos bochornosos sociales y acosadores de sus colegas de Podemos y arropándose en el fracasado silencio de su descubierta soberbia, esta marioneta del poder encubierto de imperios comunicativos  ha conseguido acabar con los pocos comunistas que quedaban en España con la complicidad del iluminado de Garzón, y con una filosofa errática del “queda bien” de turno, ha visto menoscabado su ansia engañosa de gobierno, vamos, que se le ha visto el plumero y Podemos no engaña ya a nadie, solo acosa, a resultas de las informaciones en prensa, así ha comenzado el declive, los círculos se están convirtiendo en las comunidades afines en ovoides deformes, producto de la mediocre política de hechos banales consumados, Madrid, Barcelona, Cádiz, Zaragoza…

Nos queda el Capitán Trueno de la política española, “quiere y  no puede”, un conjunto de Ciudadanos que cometió un error al salir en zapatillas de Cataluña, era pronto para ocupar el espacio de UPyD, era pronto para dar pasos de abolengo político, era pronto para lidiar miuras, de hecho, las cuadrillas y los diestros en las plazas políticas españolas no alcanzan la categoría de novilleros y algunos, los más numerosos, ya son viejos desahuciados maletillas que nunca llegaron a nada en el ruedo político y ahora ven el salvavidas de su ego hundiéndose en mar abierto.

Estamos cansados de tanta farsa política, de tanto teatro, de ver como celebran victorias de sus propios y monumentales fracasos. Estamos cansados de la falta de conciencia de estado y España se lo merece. Han perdido una oportunidad los nuevos partidos de ganar la confianza de los españoles, quizás el bipartidismo impera en la piel de toro por el fracaso permanente de los nuevos populistas de turno, izquierdas, centro y derecha, no hay color, ebrios de prepotencia y soberbia. Dos cosas claras, que estos gansos políticos no cobren un duro hasta que no haya un gobierno firme, y que estos necios se vayan a su casa, a sus facultades o a sus discapacidades, no se merecen liderar ni siquiera la cola del paro.

Alguien dijo “se tú mismo excepto si eres gilipollas, entonces es mejor que seas otro” …. Y en este país no cabe uno más.

   

Pág. 10 de 34

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information