Domingo, Marzo 29, 2020
   
Texto


'Punto de recarga para vehículos eléctricos'

La vigente Ley 8/2013 de Propiedad Horizontal, establece en si Artículo 17.5: “La instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado del aparcamiento del edificio, siempre que éste se ubique en una plaza individual de garaje, sólo requeriría la comunicación previa a la comunidad. El coste de dicha instalación y el   consumo de electricidad correspondiente serán asumidos íntegramente por él o los interesados directos en la misma”

Expuesto lo anterior, procede desarrollar el procedimiento, que aunque es sencillo, hay que puntualizar que, efectivamente, es una facultad del propietario/s, pero habrá que coordinar donde y como, por lo tanto, antes de que el propietario proceda a la instalación, hay que tener en cuenta de donde toma la electricidad.

La comunidad puede mostrar interés por realizar una preinstalación, y es cuando debe informar al propietario para que no lo haga individualmente, aunque pudiera ser que la comunidad no tenga interés alguno en la instalación colectiva.

El propietario debe de contratar el servicio de un instalador autorizado analizando las opciones, y es conveniente que entregue a la comunidad una memoria técnica en donde conste los trabajos a realizar cumpliendo con el Reglamento de Baja Tensión, además, y dado que los garajes de más de 25 plazas están sujeto a inspección cada 5 años por el Reglamento de Baja Tensión, puede resultar desfavorable para la comunidad al convertirse esa instalación en líneas por elementos comunes y afectan a la inspección..

El propietario tiene derecho a ello, pero no puede olvidar que la acometida pasará por elementos comunes del edificio, y el problema surge cuando hay varios propietarios que quieren hacer la instalación en su plaza de garaje, y la potencia del contador comunitario es superado por este tipo de instalaciones, y es entonces cuando surge un problema que hay que solucionar, pues además de que puede ralentizar la recarga, saltar los automáticos por exceso de consumo, y de utilizarse las mismas líneas del garaje, puede haber problemas al no haberse calculado la sección de cables para una mayor potencia de consumo, y en consecuencia en previsión de futuras instalaciones de puntos de corriente, habría que cambiar las líneas de corriente por otras para más potencia, y llevaría consigo un proyecto técnico para ello que habría que legalizar en la Consejería de Industria, y para el aumento de potencia en la suministradora eléctrica; por ello es aconsejable solicitar por la comunidad que se entregue el boletín de la instalación que ha hecho la empresa, boletín pasado por Industria, que garantice un resultado favorable de la OCA.

Hay tres tipos de soluciones a la instalación de un punto de corriente:
1ª Hacer la instalación individual desde el cuadro de contadores hasta la plaza de garaje y contratar un contador para su lectura.

2ª Hacer la instalación con las líneas de garaje -si lo permite la potencia-, con lo cual habrá que colocar un medidor de consumo y hacer lectura periódica por la comunidad y facturar al propietario.

3ª Realizar la instalación en el garaje desde el contador de la vivienda particular si reside en el edificio y que cumpla normas al Reglamento de Baja Tensión.

Por último informar que a partir de 2021 todos los edificio nuevos tendrán la obligación de instalar punto de recarga, según la Comisión Europea con el objetivo de impulsar la movilidad eléctrica.

 

 

'Contratación de empresas de limpieza por las comunidades'

Varios son los problemas para las comunidades de propietarios que se plantean a la hora de rescindir el contrato de una empresa de limpieza. De una parte, porque producido el cese de la contratada, se produce una subrogación de la nueva empresa en el trabajador que anteriormente desempeñaba sus servicios, por exigirlo así su Convenio Colectivo, esto trae la consecuencia de que algunas empresas no quieran contratar con la comunidad, si ésta no acepta que el mismo trabajador que estaba antes continúe, o se hace necesario esperar el plazo de seis meses.

Como normalmente el cese se plantea porque el trabajo desarrollado por éste no convence a los propietarios, difícilmente de ser absorbido este trabajador por la nueva empresa, la comunidad va a aceptar el contrato. Pero es que además muchas veces por el incumplimiento del convenio entre las empresas, la contrata cesada implica en procesos vía Juzgado de lo Social a la comunidad, la cual no ha participado en el convenio del sector y por lo tanto no puede ser parte.

Por lo tanto todas estas consecuencias derivadas para la comunidad deben ser rechazadas por las razones expuestas de no ser parte, máxime cuando los Tribunales se han manifestado a favor de las comunidades.

El artículo 37 del Convenio Colectivo vigente dispone que, al término de la concesión de una contrata de limpieza, los trabajadores de la empresa contratista saliente pasarán a estar adscritos a la nueva titular de la contrata, quien se subrogará en todos los derechos y obligaciones.
Entendemos que no se puede imponer de ninguna manera a la comunidad de propietarios la obligación o el deber de asumir la posición de empresario, incorporando obligatoriamente a la plantilla al trabajador, cuando la comunidad desee contratar personal propio para atender este servicio, por así reflejarlo el convenio que pretende producir efectos para terceros, que nunca han sido parte, ni se encuentran representados ni forman parte del ámbito de aplicación.

Así lo razona la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 31-12-1996 y 30-12-1994. Efectivamente, las citadas resoluciones vienen a señalar que el convenio colectivo para las empresas de limpieza de edificios, no es fuente de obligaciones para quienes, como la comunidad de propietarios, no está incluido en el ámbito de aplicación, ya que su fuerza vinculante queda reservada exclusivamente a los trabajadores y empresarios, dado que falta la base esencial de la que nace dicha obligatoriedad, no están institucionalmente representados por quienes negociaron ese convenio.

Para finalizar, difícilmente las empresas del sector trataran de llevar al pie de la letra este artículo del convenio, pues en caso de que así fuere, la comunidad no contratará los servicios de la nueva, cuando quizás tengan que mantener al trabajador que tan mal ha estado realizando su trabajo en la comunidad, fruto de la rescisión de la relación mercantil comunidad-empresa de limpieza, y si la adjudicataria empresa de limpieza se hiciera cargo del trabajador, la comunidad puede oponerse a que trabaje en la comunidad ese trabajador.

 

 

Pág. 1 de 32

 

 

Prohibida la publicación de fotografías de este diario digital con la marca 'CYA' en cualquier publicación o en Internet sin autorización.

 

 



Login Form

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information