Los Sánchez o la república del pensamiento

Curioso pero verdadero. No, no son una pedanía de Mazarrón, ni una marca de frutos secos, que podrían…, son la antítesis de la razón y la expresión más firme de la demagogia por interés. Primero fue en Madrid el empecinamiento por atraer a este personaje, menos querido de lo que se piensa, a los estadios de discusión y salva guarda de los intereses neo socialistas de este nuevo a la par que extraño PSOE y como en todo, según soplen las brisas, así se postulan las ideas, los pactos y las confabulaciones. Pero ojo, no descarten en meses ciertos éxitos electorales, esto funciona así, acuérdense de Zapatero pero no de sus zapatos, aunque duelan las sinapsis.

Aquí, en la Región del pimentón y la provincia del aladroque tenemos nuestro ‘Sánchez de guardia’, producto de un empecinamiento del PP, o mejor dicho, del presidente Valcárcel para legarle su cortijo murciano, y esto, a costa de lo que sea. Sobre todo de acceder a todo lo que antes no escuchaba y además omitía o ignoraba, y todo por conseguir la investidura del de Puerto Lumbreras como Presidente de la Comunidad  de Murcia, que no el mío y temo que no es el de muchos, perdiendo las vergüenzas y la dignidad, por mucha mayoría que haya tenido en las urnas. Hay una cuestión de dignidad que se me pierde en el horizonte, será la amnesia y aquí entra también el apellido Sánchez, por lo del de Ferraz, si son Hernández me lo cambio.

Nos acercamos a un festín da anacronismos vivientes que diría Steiner. Nadie en esta región ha entendido el menosprecio y la poca estima hacia Garre por sus colegas, y eso el PP lo va a pagar con humillación, con más puñales de papel en las urnas y con más banderillas negras, como lo está pagando en la ciudad departamental, eso sí, para beneficio de los cartageneros, pocas semanas de castigo político han pasado y ya aparecen los primeros brotes verdes en el entarimado socio económico y también en el nuevo consistorio carmesí.
En la Asamblea se van a realizar muchos cambios continuos, como decía, nos espera un banquete de anacronismos, incoherencias políticas y sobre todo de ansiedad, todo estará sometido a los designios de la Justicia y no la divina, y temo que no acabe el verano este nuevo presidente, hoy no ha sido un éxito ni una victoria su investidura, sino una derrota, una pura humillación a él como vehículo protagonista y al PP como partido. Muchas son las tensiones por la que va a pasar, San Esteban por un lado, La Asamblea y los socios de fortuna por otro y sobre todo, los de Montijo y el de Bruselas por el otro. Ya dejadas las reatas de imputados en la cuneta del cuasi olvido; Cerdá, Bascuñana, Cámara, Ruiz…, la espada de Damocles recae sobre el reciente presidente. Y esto es una realidad no una opinión.

Tengo que dar la razón a los opositores, ¿cómo es posible que la regeneración no se haya llevado a cabo desde dentro del Partido? y ¿cómo es posible que con el decálogo de requisitos solicitados por los socios de gobierno se humille de esta manera con tal de conseguir la investidura? Los murcianos piden “consenso, entendimiento y diálogo a los partidos políticos para afrontar algunos de los retos de los próximos cuatro años”, ¿esto es nuevo?
Tolerancia cero ante la corrupción –tócate los…, narices- y mayor participación ciudadana, y esto en una región donde se abarrotan los procesos por desmanes políticos. Otra más, una “nueva” Política Social en una región donde el índice de pobreza es de los más altos de España.  O nos toman por tontos o este hombre ha sido un reo en el partido camino de su particular Calvario, ¿un nuevo mesías quizás? Esto lo dice quien ha estado con responsabilidades de Gobierno, y lo dice como si pasará por allí, como si no fuera con él. No doy crédito. Espero que para bien de esta Comunidad, se acabe esta crisis de ansiedad judicial cuanto antes, por si alguien no lo entiende, que lo imputen o des imputen ya y se acabe este circo político, este episodio de Godot. Este ridículo permanente en el que está embutida esta región. Lo han tenido a huevo, y solo en Murcia han dado con la media tecla. En la Comunidad tenían a Garre, y lo han desaprovechado (era mayoría absoluta). En Cartagena a Albaladejo y lo dejaron escapar (era mayoría absoluta), y ahora… Entre la tragedia y la compasión.

Toda compasión presupone imágenes de sufrimiento y el grado de aquélla depende de la vivacidad, verdad, plenitud y duración. “Si la finalidad de la tragedia es provocar el afecto compasivo y su forma es el medio con el que se logra ese propósito, la imitación de una acción emocionante tiene que ser el compendio de todas las condiciones, que con más vigor provocan el afecto compasivo. La forma de la tragedia es, pues, la más apropiada para provocar el afecto compasivo. “Deleite trágico” Körner

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information