Utilizaban una asociación cannábica para traficar con droga

Escrito por Prensa de Policía Nacional. 26 de enero de 2021, martes.

La Policía Nacional ha detenido en Cartagena a dos hombres y una mujer que utilizaban el establecimiento para dar salida a la marihuana que ellos mismos cultivaban. La investigación se inició por las coacciones que estaba sufriendo un joven tras haber contraído una deuda con los traficantes.



Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de dos hombres y una mujer de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 22 y 23 años, por tráfico de drogas. Además, a los dos varones se les imputa un delito de amenazas y a uno de ellos, otro delito por defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos son los responsables de una asociación cannábica utilizada, presuntamente, como punto de venta de sustancias estupefacientes, principalmente marihuana.

La investigación se inició con motivo de la denuncia de unos padres por las amenazas que estaba sufriendo su hijo de 25 años ya que al parecer habría contraído una deuda con los supuestos traficantes y pese a haber pagado más de seis veces el valor de la deuda, le obligaban a manipular y realizar portes de pequeñas cantidades de droga bajo amenaza de propinarle palizas y hacerle daño a su familia.

Trafico de drogas, amenazas y agresiones
La víctima afirmó haber recibido alguna paliza y manifestó que los ahora arrestados habían llegado incluso a ponerle una bolsa en la cabeza y dispararle de cerca con una escopeta de balines.

Las investigaciones fueron desarrolladas por el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Cartagena, que llevó a cabo tres registros, uno en la sede de la asociación y los otros dos en las viviendas de los ahora arrestados.

Cultivaban en sus domicilios y vendían la marihuana en la asociación
Los policías localizaron en cada domicilio un cultivo interior de marihuana, equipados con aparatos de aire acondicionado, lámparas de calor, ventiladores y extractores. Uno de los domicilios, ni siquiera tenía contratado suministro eléctrico en la vivienda, por lo que además, se le imputó a su morador un delito de defraudación de fluido eléctrico.

En total fueron 93 plantas las que se intervinieron que, junto con la marihuana hallada en los tres inmuebles, arrojaba un peso total de más de doce kilos. También se incautaron 344 gramos de hachís y otros efectos tales como cuatro pistolas simuladas y un arma eléctrica taser, y más de 2000 euros procedente de sus actividades.

Tras finalizar el registro del local que albergaba la supuesta asociación de consumidores, algunos vecinos del inmueble, hartos de soportar la afluencia continua de personas y las molestias de ruidos y malos olores, se acercaron a los agentes para agradecer su labor.

La mujer fue puesta en libertad con cargos, mientras que los dos arrestados, ambos con antecedentes policiales, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Cartagena.


* Texto remitido en el que se respeta íntegramente contenido, redacción y ortografía, salvo en el titular y en la entradilla del artículo

Etiquetas: Cartagena

Imprimir