PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

Postureo con el ‘Saturno judicial de Cartagena’

Sin voluntad política sólo quedan fuegos de artificios. Lo demás es bla, bla, bla… y echarle ‘el muerto’ al otro pensando que así se incita a la ciudadanía a castigarlo en las urnas, cuando la realidad es que ya agota tanto cruce de acusaciones para desviar la necesidad, que, como es una ciudad de la justicia (o ‘campus’ como se le llamó al principio) para un partido judicial que va camino de tener más ‘satélites’ que Saturno (tiene veinte lunas).

El Palacio de Justicia se levantó en la época del cambio de milenio pequeño y antes de cumplir su primera década ya tenía ‘satélites’. Actualmente están fuera de sus instalaciones centrales, además del Registro Civil, el juzgado de primera instancia número 2, el contencioso y dos laborales, mientras que otros esperan soluciones para la ubicación de nuevas salas en el inmueble del Palacio de Molina. Recordemos que el partido judicial abarca a los municipios de Cartagena, La Unión, Fuente Álamo y Torre Pacheco, además de asuntos de los juzgados de Lo Penal y de la Audiencia Provincial de Los Alcázares, San Pedro del Pinatar y San Javier.

Una justicia desperdigada no es buena cuando se puede evitar, pero si hay tan poco voluntad como existe con la regeneración de la Bahía de Portmán, todo es pasar el tiempo. De vez en cuando alguien eleva la voz sobre la lamentable situación y entonces las autoridades quieren convencer que hacen todo lo posible y que la ‘llave’ la tiene el otro, curiosamente, opositor político. Esto no parece una ‘patata caliente’, pues da la sensación de que no le quema a nadie, más bien parece un partido de tenis entre Nadal y Djokovic en el que la bola viene y va. ¿No será que no es un partido y sí un peloteo? Un abogado me lo dijo el otro día. Mientras se echan culpas nadie hace nada. No sé. De este mundo y su fauna, me lo creo todo.

La justicia no es perfecta en España, en absoluto. Es lenta, tiene carencias de medios y discutida capacidad en algunos de los que tienen que aplicarla. Si encima le ponemos el problema de las instalaciones, ya tenemos las cuatro esquinas… Si a alguien le pilla dentro, ¡pobre ciudadano!

Por estas tierras del sureste del sureste español estamos ya acostumbrados a hablar un año tras de otro de esta Ciudad de la Justicia, de la ZAL, de Portmán, de los trenes, de la descontaminación de los terrenos… Parece que están ahí, pero no pasan de espejismos adornados con debates políticos. Mientras no existe auténtica voluntad política, nada de nada. Cuando hay esa voluntad (y he visto varios casos en mi andadura por este mundo), hasta lo que parece imposible es realizable.

Por cierto, no he dicho nada de si los políticos locales y regionales son de un partido y los los nacionales de otro. Son nuestras autoridades. Punto. Lo de los juegos de rol para estar en permanente estado de batalla es cosa de ellos que a muchos no nos importan. Como todos cobran grandes sueldos, que se los ‘curren’ con resultados.

Si seguimos así, dentro de varios lustros vamos a tener ‘satélites judiciales’ hasta en los quioscos de prensa de las calles que se han cerrado, pero lo mismo resulta que estoy equivocado, que desde nuestra autoridades no se puede hacer más y que todo está ‘ferpecto’.



Por cierto, una opinión anterior de un servidor relacionada: ‘Ferpectos desconocidos para un campus judicial que no llega’

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.