PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

“La inversión en Defensa genera crecimiento económico, empleo y progreso tecnológico”

José Lorenzo Jiménez Bastida, general de División (R) del Cuerpo de Intendencia del Ejército del Aire, doctor en Ciencias Económicas y profesor de ISEN, es el director del II Seminario en Seguridad ‘Panorama geoestratégico de la seguridad en los albores de la tercera década del siglo XXI’ de ISEN afirma que “España es uno de los países de la OTAN que menos invierte en Defensa”.



Este lunes comienza el II Seminario en Seguridad ‘Panorama geoestratégico de la seguridad en los albores de la tercera década del siglo XXI’, organizado por el centro universitario ISEN, adscrito a la Universidad de Murcia. El evento, que se prolongará hasta  el 23 de julio en modalidad online, pretende, desde la óptica de la geopolítica y geoeconomía, reflexionar, explicar y entender las nuevas relaciones de poder y su evolución futura. El seminario, en el que participarán varios expertos de nivel internacional, está dirigido por José Lorenzo Jiménez Bastida, General de División (R) del Cuerpo de Intendencia del Ejército del Aire, doctor en Ciencias Económicas y profesor de ISEN.   


- ¿Qué supone para usted ser el director del seminario ‘Panorama geoestratégico de la seguridad en los albores de la tercera década del siglo XXI’ organizado por ISEN?

Los seminarios del Grado en Seguridad de ISEN se han convertido en una cita obligada para los más relevantes expertos en Seguridad y Defensa, Geopolítica, Geoeconomía, Geoestrategia e Inteligencia. Esta segunda edición, bajo el título de ‘Panorama geoestratégico de la seguridad en los albores de la tercera década del siglo XXI’, representa una clara consolidación de esta iniciativa, y por ello es todo un reto y un honor asumir la responsabilidad de su dirección. Me gustaría resaltar que la presente edición dirige una mirada muy particular hacia el ámbito de la geopolítica y la geoeconomía. Hoy no se concibe ya la seguridad como tiempo atrás, que miraba más por la protección del orden interno, la integridad territorial y la defensa de las libertades de los ciudadanos. La Seguridad actualmente es un término que define un amplio espectro de objetivos, en el que la Defensa es solamente uno de sus componentes. Parafraseando al profesor Javier Jordán “los estudios en seguridad constituyen un área de trabajo multidisciplinar en la que convergen los Estudios Militares, la Historia, Derecho, la Economía, la Criminología, la informática, las Matemáticas y, por supuesto, la Ciencia Política, entre otras ramas del saber”.

Por tanto, se puede afirmar que la Seguridad hoy es algo multidimensional y poliédrico que de forma transversal abarca todos los órdenes, desde la Economía a la Política; desde el Medio Ambiente a los movimientos migratorios; desde amenazas concretas como el terrorismo, el crimen organizado transnacional y la Ciberseguridad. El mundo está experimentando cambios, a veces desconcertantes, a una gran velocidad y es por eso que la perspectiva geoestratégica, geopolítica y geoeconómica debe estar presente en los análisis prospectivos en el ámbito de la Seguridad. Considero, además, que este Seminario, contribuye también a poner en valor los estudios del Grado en Seguridad, recientemente puestos en marcha por el ISEN Centro Universitario en Cartagena, dependiente de la Universidad de Murcia, y donde se aprecia que cada día está cobrando mayores cotas de prestigio y relevancia, tanto a nivel nacional como internacional. En definitiva, se puede afirmar, que estos Seminarios están en la línea de la apuesta realizada en su día por dicho Centro Universitario, basada en un proyecto educativo de rigor y calidad, especializado en ciencias sociales.

- Su ponencia se titula ‘Estrategia de la Geoeconomía y las cadenas de valor global en el siglo XXI’. ¿Nos puede explicar qué es la estrategia de la geoeconomía?

Una respuesta sencilla, sobre lo que entendemos por estrategia de la geoeconomía, diría que es una forma de explicar cómo los Estados utilizan, o deberían emplear su poder económico en la consecución de objetivos geopolíticos, utilizando todo el instrumental geoeconómico disponible. Dicha estrategia, conlleva delinear unos objetivos, definir unos elementos de actuación y disponer de unos medios concretos, sin los cuales es muy difícil su implementación, como, por ejemplo, la capacidad para controlar la inversión exterior, las características del mercado interno, la influencia sobre los flujos de materias primas y energía, o el grado de centralización del sistema financiero (si se tiene capacidad para ser moneda de reserva, y algunas otras formas de sanciones financieras).
 
Esto nos llevaría a tener que recordar lo que entendemos por geopolítica y geoeconomía. La geopolítica consiste en el conjunto de supuestos en base a los cuales los estados pueden ejercer el poder sobre un territorio, tanto el de carácter nacional, como el asociado a determinadas áreas geográficas de influencia que les pueden ser de interés. La geoeconomía es el empleo de instrumentos económicos para producir resultados geopolíticos beneficiosos para un Estado.

- ¿Qué aspecto destacaría del actual panorama geoestratégico de la seguridad?

En mi opinión, el actual panorama geoestratégico de la seguridad está muy condicionado por la necesidad de medir de una forma más coherente los hechos a los que debe hace frente una sociedad, encaminados a evaluar las vulnerabilidades, los riesgos, y sobre todo los evidentes cambios en las amenazas, entre las cuales subyacen de forma más o menos soterradas, el impacto de fenómenos que pueden incidir en la seguridad económica. La seguridad económica, por otra parte, implica la protección de las necesidades básicas, de los recursos fisiológicos, socioeconómicos, espirituales y situacionales, las tecnologías, la información y los ideales morales, necesarios para poder llevar a cabo una la actividad vital y, en general, de la prosperidad de toda la sociedad. Así, en última instancia, y dentro de ese contexto, se puede decir que el panorama geoestratégico queda condicionado en gran medida por la capacidad para poder descifrar una visión coherente de futuro a nivel globalizado.

- ¿Cree que España invierte lo suficiente en Defensa?

Entre las responsabilidades de todo Estado moderno, y en el plano de las necesidades colectivas, se encuentra el atender a la Defensa nacional. Se trata de una decisión política que fija el nivel de cobertura que se quiera alcanzar. Esta decisión se materializa anualmente, al proponerse por el Ejecutivo y aprobarse por el Parlamento, el correspondiente Presupuesto de Defensa. En España, como es sabido, esas propuestas son realizadas por el gobierno, y presentadas al Parlamento en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de cada año. En ellos, se intenta ponderar la importancia y las prioridades de la política pública de defensa, dentro de un contexto equilibrado de sus políticas públicas. En los PGE de los últimos años, el gobierno ha intentado, fundamentalmente, hacer compatible dichas prioridades de seguridad y defensa, con el objetivo más amplio y complejo de potencian las políticas sociales, y en particular, reforzar nuestro Estado del Bienestar y la protección de los más vulnerables, al tiempo que se ha intentado fomentar un crecimiento económico sostenido, y a su vez, continuar reduciendo el déficit público, o al menos intentar controlar su evolución. Según señalan las estadísticas publicadas por la OTAN, en los últimos cuatro años el esfuerzo realizado por el gobierno de España para apoyar una política pública de defensa, encaminada a disponer de recursos humanos mejor preparados, y más herramientas y capacidades para hacer frente a los riesgos y amenazas de nuestro entorno, así como a los compromisos de nuestra Alianzas con nuestros socios, ha ido en aumento, y de forma sostenida. Las estadísticas facilitadas por la OTAN indican que se ha pasado de gastar en defensa en el año 2016, unos 8.988 millones de dólares, a unos 10.369 millones de dólares en 2017, a 10.896 millones de dólares en 2018, y en 2019 se alcanzaron los 11.123 millones de dólares, todo ello, en dólares constantes de 2015. No obstante lo anterior, esa tendencia creciente y sostenida en el gasto en defensa de estos últimos años no puede conducir a engañarnos, en la medida que dichas estadísticas OTAN muestran un panorama preocupante, ya que indican también que somos uno de los países de la OTAN que menos está invirtiendo en defensa, en relación con su Producto Interior Bruto, y eso es un factor que debe ser tenido muy en cuenta, de cara al prestigio, protagonismo, y responsabilidades de una España que aspira a desempeñar un roll importante en el marco de la UE, además de socio leal y solidario dentro de la OTAN.

- ¿Qué opina de la situación actual de la industria de Defensa en nuestro país?

La industria de defensa integra a un conjunto de em¬presas que, fundamentalmente, suministran equipos, sistemas o servicios de armamento y material, infraes¬tructura, sistemas de información y telecomunicacio¬nes de aplicación militar. Desde el año 2010 el Minis¬terio de Defensa tiene establecida una taxonomía de capacidades industriales que se agrupan en nueve sectores de actividades asociadas a la defensa. Así, por orden alfabético, los sectores que constituyen la industria de defensa son los siguientes: Aeronáutico, Armamento, Auxiliar, Electrónico e Informático, Espacial, Materias Primas, Misiles, Naval y Vehículos Terrestres. En España el Ministerio de Defensa sitúa a la Base Industrial y Tecnológica de la Defensa (BITD) como un elemento primordial para que las Fuerzas Armadas precisen de la capacidad militar necesaria para cumplir su cometido, confiriéndole la importante misión de llevar a cabo políticas industriales con el objetivo de desarrollar las capacidades industriales y tecnológicas vinculadas a la defensa, enfocando especialmente aquellos intereses esenciales de la Defensa y la Seguridad. Por tanto, disponer de una BITD que sea competitiva se considera que es un factor que contribuye a reforzar la seguridad y defensa nacional. En nuestra opinión, se puede afirmar, sin la menor duda que en España, la industria de defensa cuenta con sectores industriales que son impulsores y generadores de una actividad productiva que es competitiva.

- ¿Piensa que se está apostando lo suficiente por la I+D?

Como se ha señalado anteriormente, en los últimos años se está haciendo una apuesta decida por la inversión en I+D en Defensa, ya que las grandes inversiones realizadas por el Ministerio en los denominados Programas Especiales de Armamento (PEAs) contienen un importantísimo componente en I+D. No obstante, este esfuerzo estimo que ha de ser sostenido en el tiempo, y también, como se ha reseñado, en términos relativos respecto a otros países de nuestro entorno, estamos en niveles todavía muy por debajo de lo que se estima serían las cifras de inversión adecuadas.
En cualquier caso, por parte de gran número de expertos y analistas en el tema, se reconoce que la Política Industrial de España adolece de una insuficiencia en la demanda interior en el ámbito particularizado a la industria de la defensa, y es por ello que presenta una serie de debilidades, potencialmente subsanables. Para ello, se precisaría prestar un más decidido apoyo en áreas susceptibles de mejora, como pueden ser: aumentar la masa crítica, consolidar las inversiones en I+D+i, diversificar clientes y actividades, mejorar la competitividad en mercados exteriores, potenciar en ciclo de vida de los sistemas y disminuir las servidumbres tecnológicas en capacidades y productos estratégicos.

- ¿En qué medida contribuye la inversión en Defensa al crecimiento económico en España?

Trabajos recientes, publicados por expertos y analistas en la materia, señalan claramente la importancia de la inversión en defensa en España, como parte de la inversión pública, en la potenciación de la base industrial y tecnológica y en el desarrollo de sectores productivos innovadores. La principal conclusión a la que llegan es que el aumento en la inversión pública, cuando es complementaria del progreso tecnológico asociado a la inversión privada, se traduce en un mayor crecimiento de la producción, el empleo, la inversión y la productividad en el conjunto de la economía.  En consecuencia, en la medida que la inversión pública en defensa es generadora de innovación y progreso tecnológico, también contribuye de forma positiva al crecimiento del país. El análisis al que se hace referencia se suele realizar, fundamentalmente, utilizando modelos de equilibrio general dinámico estocástico (DSGE). Por ejemplo, ver trabajo Jiménez_Bastida J.L. et al. (2017). “Inversión Pública, Inversión en Defensa y Progreso Tecnológico: Análisis con base en un Modelo DSGE”, Universidad Complutense, Papeles de Economía, vol. 30 nº 1, 68-108. Madrid.

- ¿Y cómo influye esta inversión en el progreso tecnológico?

Como se ha destacado anteriormente, hay gran coincidencia por parte de analistas en la materia en la importancia de que el gasto público que se destina a estimular la inversión privada es un posible generador de efectos positivos sobre el conjunto de la economía. Se observa, en algunos estudios recientes que aquellas inversiones procedentes del sector público, orientadas a la I+D+i, y con una alta incidencia en el progreso tecnológico especifico de la inversión privada, poseen un particular impacto en las empresas privadas, con una sólida persistencia temporal, con lo que su efecto sobre el PIB es muy relevante. En el caso concreto de las empresas que producen bienes para el ámbito de la defensa, debido a su intenso esfuerzo en actividades innovadoras, el efecto del gasto público se manifiesta especialmente elevado. En consecuencia, se considera que las políticas orientadas a la adquisición de sistemas de armas cuya complejidad tecnológica es muy elevada y requieren de importantes esfuerzos en I+D, puede generar incrementos de renta elevados y sostenibles temporalmente, al tiempo que estos incrementos son también generadores de empleo y valor añadido.

- ¿Cree que hay algún país en el mundo al que España no debería vender armas?

Como se indica en un estudio reciente del Real Instituto Elcano, la actual normativa reguladora del comercio exterior de material de defensa y doble uso no establece los suficientes controles ni garantiza una adecuada transparencia. Sin embargo, en el Código de Conducta de la UE, aprobado en 1998, los países miembros se comprometen a controlar sus transferencias de armas de acuerdo con ocho criterios, y entre ellos, por ejemplo, están el tener en cuenta la situación del país de destino (países en conflicto armado, con regímenes autoritarios o donde se violan los derechos humanos...), el riesgo de desvío o la existencia de embargos internacionales, etc, …, etc. Considero, por lo tanto, que las ventas de armas que pueda realizar España deberían efectuarse con base al estricto el cumplimiento de esos criterios establecidos en el referido Código de Conducta de la UE, con lo cual, el nombre del país en cuestión debería pasar a ser un aspecto secundario.

- ¿Cómo valora su experiencia como profesor de ISEN en el Grado en Seguridad?

Es una experiencia muy gratificante, sobre todo en lo personal, en la medida que me permite transmitir conocimientos, acompañados de experiencias profesionales vividas en el campo de la seguridad y la defensa, a unos jóvenes ávidos de aprender en el amplio campo de la Seguridad. La Seguridad, como se ha destacado, es un ámbito cada día más multidisciplinar y de amplio espectro. En consecuencia, esta experiencia me permite compartir, y consolidar, no solo el bagaje de los conocimientos que se derivan de la obtención una licenciatura en Ciencias Económicas y Empresariales, de un doctorado en Economía (programa de análisis económico internacional) o de toda una amplia experiencia docente acumulada, sino también el poder trasmitir las experiencias vividas por este veterano soldado, que ha servido, como profesional de las Fuerzas Armadas, casi más de 40 años, de los cuales, más de ocho lo han sido en puestos de responsabilidad en el extranjero (EE.UU), y que al final, han sido culminados desempeñando responsabilidades profesionales, con el empleo de Oficial General en Ejército del Aire, siete en total, y de ellos, cinco siendo General de División (Cuerpo de Intendencia) y Director de Asuntos Económicos del Ejército del Aire. Todo ese bagaje y experiencia profesional, entiendo que, modestamente, permiten transmitir y aportar de primera mano una visión de lo que puede ser una aportación a la difusión de la cultura de seguridad y defensa, al tiempo que puede ser también, un valor añadido que merece la pena compartir y trasmitir a esos jóvenes ávidos de conocer y explorar nuevos campos de conocimiento. En definitiva, todos esos aspectos, no dejan de ser novedosos puntos de referencia, en ese complejo mundo académico, que constituyen los nuevos retos y amenazas a las que se debe hacer frente hoy día en el campo de la seguridad global.

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.