PERIÓDICO DE SUCESOS, TRIBUNALES y TRÁFICO DE LAS COMARCAS DEL CAMPO DE CARTAGENA Y DEL MAR MENOR                                                                         booked.net

“Los asesinos no son enfermos, son maldad en un estado límite”

El jueves aparecía el cuerpo sin vida de una de las dos hijas asesinadas por su padre en Tenerife. La noticia causó un impacto nacional, pero especialmente en una persona que estos días está especialmente sensible porque se cumple el primer lustro desde que fue asesinada su hija, Cristina Iglesias. Nos referimos a María C. Betanzos, madre de la joven cartagenera que fue asesinada en 2016 en una localidad de Torre Pacheco. “El tiempo no ha aliviado mi sufrimiento”, indica a Cartagena de Ley, además de un lamento: “Su asesino, desgraciadamente, saldrá de prisión”.

📌  “Tendríamos que tener derecho a saber quién vive en la casa de al lado”



Pacto Internacional de Mujeres de Cartagena convocó una concentración en la Plaza del Ayuntamiento de Cartagena para expresar dolor y repulsa. Lo primero por la muerte de dos niñas, de 6 años y de 14 meses. Lo segundo, porque fueron asesinadas por su padre. Entre las personas asistentes encontramos a María C. Betanzos, la madre de Cristina Iglesias.

El 13 de junio de 2016, sobre las 18.50 horas, la joven profesora cartagenera perdía la vida de una forma violenta en su domicilio de Hoyamorena, pedanía de Torre-Pacheco. Tenía 35 años de edad y el causante fue Daniel Jiménez, uno de sus vecinos, quien estaba casado y tenía una hija que entonces había cumplido 6 años de edad. El 22 de noviembre de 2018 se hacía pública la condena en la Audiencia Provincial al autor: 18 años, 4 meses y 15 días de prisión, además de la responsabilidad civil.

Han pasado cinco años del salvaje crimen y dos y medio de la sentencia, “pero el tiempo no cura mi dolor”, expresa María a esta redacción, para después referirse y agradecer el apoyo recibido por las integrantes de Pacto Internacional de Mujeres y aseverar que la violencia machista hacia las mujeres “no ha mejorado nada en cinco años”. A continuación coge su teléfono móvil para facilitarnos los datos de las cifras luctuosas de este 2021: “En cinco meses y diez días llevamos 42 mujeres asesinadas por hombrs, además de un niño de 7 años, una niña de 6 y, posiblemente, la hermana de esta última, con sólo 14 meses de edad, a lo que hay que añadir el suicidio de una mujer por la situación que sufría”, indica, además de denunciar que hay dos cifras que circulan, unas oficiales y otras reales, “porque a los gobiernos no le interesan los datos reales”.

Para María, la relación debía ser más amplia, “pues hay muchos más asesinos de mujeres, pero resulta que sólo se incluyen si ha existido una relación sentimental”. Fue el caso del crimen de su hija, Cristina Iglesias Betanzos. “Su asesino tuvo un móvil sexual, quería violarla”, recuerda, lamentando que no fuera incluido ese asesinato entre la violencia machista. Al respecto de Daniel Jiménez, tiene un permanente lamento: “Desgraciadamente saldrá de prisión” y volverá a estar en la calle, lo que ya no podrá hacer su hija. “La derogación de la Ley Parod ha supuesto que la justicia española abra la puerta a muchos delincuentes”, dice en referencia a lo sucedido en 2013, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) derogó la doctrina Parot, lo que provocó que España tuviera que excarcelar a decenas de presos condenados a largas condenas de prisión, como terroristas o pederastas, pues afecta al cómputo de la pena máxima que se puede cumplir.

La madre de Cristina tiene muy claro que en este nivel de asesinos “no estamos hablando de enfermos, aunque luego algunos quieren amparar sus comportamientos en la psicología y en la psiquiatría. Simplemente son malas personas, son la maldad llegada a su límite”, afirma, recordando que en su caso fue 'una mala persona' quien acabó con la vida 'de una buena persona', "como ha quedado patente ya no sólo a nivel de su familia, sino con sus compañeros de profesión, que le pusieron el nombre de Cristina a la biblioteca del colegio Hernández-Ardieta", recuerda.

Sus quejas hacia la actuación en España con respecto a los asesinos llega más allá y hace un comentario que tiene directa relación con lo sucedido a su hija a manos de un vecino: “Los ciudadanos deberíamos tener derecho a saber quien vive al lado nuestro”, afirma, en alusión a que las leyes españolas protegen que la sociedad no conozca a los delincuentes condenados.


  • Noticias relacionadas:

Muere por un corte en el cuello una chica agredida en Torre-Pacheco

Detenido el vecino de la profesora asesinada en Torre-Pacheco

Acusada de encubrimiento la suegra del sospechoso de degollar a una profesora

Emotivos recuerdos a la profesora asesinada

La profesora asesinada sufrió dos cortes en el cuello

“A mi hija la degollaron como a los animales en el matadero”

El colegio Hernández-Ardieta pone el nombre de Cristina Iglesias a su biblioteca

Cristina Iglesias siempre ‘estará’ en el colegio Hernández Ardieta

Comienza el juicio por el crimen de Cristina Iglesias

Crimen de Cristina: “Queremos una justicia justa”

Crimen de Cristina: El autor confiesa y el debate se centra en si existen atenuantes para la pena

Crimen de Cristina: “Era evidentísimo quién era el autor”

Crimen de Cristina: Intensa lucha en cada frente

Crimen de Cristina: Pendientes del jurado popular

Cristina fue asesinada con alevosía

Asesinato de Cristina: del crimen al juicio

Crimen de Cristina: 17 años, 10 meses y 15 días

La sentencia del 'asesinato de Cristina' no convence a las partes

Medio año más de cárcel para el autor del crimen de Cristina Iglesias

Etiquetas: Cartagena

Imprimir

Sobre Nosotros

  Cartagena de Ley es un periódico de noticias de sucesos, tribunales y tráfico que edita 21DEhoy agenCYA, empresa fundada en el año 2009 que también abarca los diarios digitales cartagenadehoy.com - launiondehoy.com - elalgarlosurrutiasdehoy.com y las revistas de papel El Puente - Tele Pinacho además de otras publicaciones y trabajar para eventos y gabinetes de prensa


21DEhoy agenCYA
cartagenadeley@gmail.com
Telf: 608 489 063

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.